Está en la página 1de 5

TEMA 2

HISTORIA DE LAS MUJERES: PASADO Y PRESENTE

1. LA MUJER EN DIFERENTES ÉPOCAS DE LA HISTORIA

Al igual que los hombres, las mujeres siempre han sido agentes de la historia,
pero su voz siempre ha sido silenciada. Analizaremos, a grandes rasgos, el papel de la
mujer en diferentes etapas históricas.

a) PREHISTORIA: El Paleolítico

La sociedad prehistórica era más igualitaria que la sociedad moderna. Al menos,


por lo que respecta al reparto de tareas entre los hombres y las mujeres. Aunque en
todas las sociedades conocidas existe una división del trabajo por sexos, esta
separación no significa que un grupo realice tareas menos importantes que el otro, sino
que es un mecanismo para poder obtener mejores recursos.

Algunas teorías apuntan a que en este reparto de roles entre hombres y mujeres está
muy relacionada con la maternidad de las mujeres, que requieren una atención
constante al menos durante los primeros años de vida. Parece que en las comunidades
paleolíticas, la alimentación de los individuos infantiles mediante la lactancia era
fundamental y esto pudo hacer que las mujeres se dedicaran a las actividades de
mantenimiento y al espacio domestico en mayor medida que los hombres, pero sin que
eso significara que su rol era menos importante.

Ellas no sólo se ocupaban de los niños; también se dedicaban a la caza menor, a la


pesca o a la recolección. Puede parecer sorprendente, pero no lo es. Las sociedades
que giran en torno a la naturaleza y viven en contacto directo con ella actúan de
manera más igualitaria. Las mujeres han estado a lo largo de la Historia relacionadas
con las llamadas actividades de mantenimiento, es decir, relacionadas con la
preparación del alimento y el mantenimiento de unas adecuadas condiciones de
higiene y salud, además del cuidado del resto de los miembros del grupo y de la
educación de los individuos infantiles. El problema es que se trata de actividades que
siempre se les han dado poco valor y que tenían que ver con “el hogar”, es decir, lo
doméstico.

Tradicionalmente, se ha considerado que no requieren ningún tipo de tecnología,


experiencia o conocimientos para su desarrollo. Aún así, se convierten en
fundamentales para cualquier sociedad, independientemente de cuál sea su modo de
subsistencia (mantener la especie).

Las sociedades paleolíticas recolectaban plantas y otros vegetales en bosques y


prados cercanos a los asentamientos, en el ámbito mediterráneo los espárragos, setas,
fresas, arándanos, moras, piñones, avellanas, plantas aromáticas como el romero o el
tomillo, y multitud de otros frutos, bayas, raíces y hierbas serían recogidos en las
diferentes estaciones. Parte de estas plantas están relacionadas con un aspecto
importante de la vida de la comunidad, como es el cuidado de las personas y la salud
del grupo puesto que tradicionalmente la medicina popular ha tenido como fundamento
la recolección, el procesado y la correcta administración de plantas medicinales
silvestres en forma de infusiones, tisanas, cataplasmas, etc.
Dentro de los grupos paleolíticos jugaba también un papel importante el denominado
“arte”, expresiones ideológicas de los hombres y mujeres que fomentaban la cohesión
entre las personas que lo componían. Actualmente, tenemos constancia de la
existencia de manifestaciones gráficas en Europa desde hace más de 40.000 años,
probablemente realizadas por neandertales. Este arte aparece en las cuevas y
asentamientos al aire libre, documentándose pinturas, grabados y relieves de animales,
imágenes femeninas o de sexo indeterminado, huellas de manos y símbolos. Junto a
estas manifestaciones gráficas aparecen también adornos personales, que son otra
expresión del pensamiento de estas comunidades. Son elementos preparados para
colgar, atar o coser, huesos, dientes y conchas con perforaciones, a veces decorados,
y en muchas ocasiones tiznados de ocre rojo. Su significación ha de estar vinculada a
las relaciones personales, grupales y sociales de las personas que los portaron,
teniendo en cuenta que sólo contamos con una parte de esos adornos ya que las
pinturas, tatuajes o los adornos realizados en materiales perecederos (plumas o
cortezas) se escapan a nuestra interpretación.

Fuentes consultadas:
http://www.pastwomen.net/index

ACTIVIDADES:
1ª) Responde a las siguientes cuestiones:
¿A qué actividades se pudieron dedicar las mujeres?
¿Qué son las actividades de mantenimiento?
¿Por qué tenían tanto valor las tareas de mantenimiento?

2ª) Realiza una redacción describiendo un día a día de una mujer o niña en el
campamento paleolítico. Hay que hacerlo en google documentos y subirlo a classroom.

3ª) Escribe al menos dos tweet (140 caracteres) para subirlos al twitter del IES.

4ª) Prepara un guión para un video de menos de un minuto, que explique el papel de
las mujeres en alguna de las facetas del paleolítico: cuidados, alimentación, arte, etc.
La imagen de la mujer en el arte Paleolítico

Una de las muestras más significativas del “arte paleolítico” son representaciones
femeninas desnudas o semidesnudas donde los órganos sexuales suelen estar
resaltados. Tradicionalmente, estas extraordinarias tallas han sido denominadas como
“Venus paleolíticas”, calificativo que cuenta con amplia difusión entre la sociedad en la
actualidad, pero que ha sido rechazado por evidenciar un amplio componente sexista, y
hoy día se propone una denominación más rigurosa como Mujeres paleolíticas o
estatuillas paleolíticas.

Estas representaciones suelen ser de un tamaño que va de los 5 a los 25 cm de alto,


están realizadas en materiales diversos, como piedra, hueso, arcilla, madera o marfil.
La primera de estas piezas se encontró en 1864 en Laugerie-Basse, yacimiento de La
Dordogne (Francia). Se distribuyen geográficamente desde Francia hasta Siberia,
desgraciadamente no han aparecido ejemplares en la Península Ibérica.

Fuente: http://arqueologiacognitiva.blogspot.com/2017/09/la-conducta-simbolica-en-el-
gravetiense.html

Estéticamente no tienen unas características homogéneas, sino que existe una gran
variedad formal, encontrando ejemplares que representan mujeres obesas (estas
suelen ser las más antiguas) y otras más estilizadas, así como tallas relacionadas con
mujeres jóvenes y otras más maduras. Pueden tener o no el rostro tallado. La imagen
más extendida sobre estas tallas paleolíticas es la de mujeres de formas abultadas, con
pechos grandes, vientre prominente y caderas amplias, con el sexo detallado. Sin
embargo, la cara y extremidades apenas se destacan. Estas características son las de
la figura más conocida de todas la “Venus de Willendorf”, una estatuilla hallada en 1908
en Austria en una terraza fluvial del Danubio, la edad estimada de esta se sitúa en
torno a los 23000 años.
Fuente: Wikipedia

Desde finales del siglo XIX han sido más de doscientas las estatuillas femeninas de
época paleolítica descubiertas, como las de Dolni Vestonice en la República checa,
Balzi Rossi en Italia, o Brassempouy y Laussel en Francia entre otras.

En cuanto a las hipótesis sobre su significado, hemos de decir que han cambiado a lo
lardo del tiempo. En un primer momento se consideraron como representaciones de la
Diosa Madre, símbolo de la fertilidad, sin embargo, estas teorías están desfasadas, ya
que parece que muy pocas evidencian un estado de gestación. Los investigadores
actualmente creen que representaban mujeres de verdad, algunas con una evidente
esteatopigia (abultamiento del trasero), con un aspecto físico similar a poblaciones
africanas, continente de procedencia de los primeros Homo Sapiens. Más allá de
conocer el verdadero significado de estas tallas, lo que sí queda patente es el
importante papel de la mujer y el sexo femenino en las sociedades paleolíticas.

Referencias:

Carolina Martínez Pulido en https://mujeresconciencia.com/

- En tiempos paleolíticos. El significativo florecer de la imagen femenina

- En tiempos paleolíticos. Bellos hallazgos en forma de estatuillas

Sanahuga YII, María Encarna (2002). Cuerpos sexuados, objetos y prehistoria.


Cátedra. Madrid.

Vila Mitjà, Assumpció (2018). Venus y Cazadores. Sexo y división del trabajo. Origen,
cuadernos de Atapuerca.