Está en la página 1de 1

El Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) de Colombia fue creado en el año de

1993 mediante la (Ley 100). Siendo este un sistema de salud de competencia regulada,
basado en la mezcla pública-privada al igual que de mercado-regulación, cuyas principales
fuentes de financiamiento son las cotizaciones de empleados y empleadores, que financian el
régimen contributivo, y otros tipos de recursos obtenidos por medio de impuestos generales,
que financian al régimen subsidiado. Las Empresas Promotoras de Salud-EPS son entidades
públicas y privadas que operan como aseguradoras y administradoras. Las Instituciones
Prestadoras de Servicios (IPS) se encargan de proveer los servicios de atención a los usuarios,
de acuerdo con las prestaciones o beneficios definidos en el Plan Obligatorio de Salud-POS. El
contenido del POS del régimen subsidiado representa cerca del 60% del que tiene el régimen
contributivo. Donde por medio de la anterior ley se creó El Fondo de Solidaridad y Garantía
(FOSYGA) hoy conocido como (ADRES), el cual se encargaba de reconocer el pago a las EPS,
según el número de afiliados y el valor de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y trasladar
los otros tipos de recursos que se obtenían por medio de los impuestos etc., para el régimen
subsidiado. Las grandes fuerzas que regulan el SGSSS son la macroeconomía (estructura
productiva y salarial, empleo, distribución del ingreso y tendencias económicas) el desarrollo
social, en especial la pobreza, el grado de desarrollo general, el modelo de industrialización, el
sistema productivo y laboral, la concentración del ingreso, los recursos fiscales, la
descentralización y otros similares. Estas regulaciones, y las fuentes de financiación son
importantes para llevar a cabo la debida administración de dichos recursos y garantizar la
financiación de los recursos destinados a los servicios de la salud, al igual que la debida
prestación de los servicios de salud, ya que el sistema de salud colombiano ha sido uno de los
que se ha visto muy afectado en cuanto a la distribución del dinero (recursos) y mejora del
sistema por parte de muchas pérdidas en cuanto al dinero; Creando ya hace unos años un
gran déficit en la cartera del sistema de salud del país. En Colombia, los recursos financieros
que se obtienen por medio de cotizaciones y aportes representan cerca del 70% del total,
mientras que más del 50% de los afiliados se encuentran en el régimen subsidiado. Lo cual
indica que el régimen subsidiado cada día va en aumento y muchas veces los recursos que “se
adquieren o disponen” para el sector salud no alcanzan para toda la población vulnerable o
con afectaciones de salud del país.

También podría gustarte