Está en la página 1de 11

Teoría químico-parasitaria o teoría de Miller.

Es la más aceptada hoy en día introduce a los microorganismos como factores


esenciales en la producción de caries, la caries se desarrolla como resultado de la
capacidad de las bacterias de producir ácidos a partir de hidratos de carbono
provenientes de la dieta.
Miller creyó que la caries no era causada por un solo germen, sino por varios
microorganismos.
Esto hace que disminuya el pH de la placa dentobacteriana, aumentando la proliferación
de microorganismos y la actividad acidógena, y después se descalcifica la molécula del
esmalte y se forman cavidades.

El ácido que afecta a esta descalcificación primaria se deriva de la fermentación de los


almidones y de los azucares que se almacenan en los centros retentivos de los dientes.”3
Sucede en dos etapas
-Descalcificación de los tejidos
-Disolución del tejido descalcificado y los ácidos producidos por los microorganismos

¿Por qué se produce la caries?


Por la confluencia de varios factores, principalmente las bacterias que producen ácido,
los dientes susceptibles, los hidratos de carbono fermentados (dulces, leches etc…), el
tiempo (la frecuencia con que los dientes están expuestos a los ácidos derivados del
azúcar) y la calidad de la higiene oral. Todo ello provoca un estado idóneo para la rápida
propagación de las bacterias que provocan los ácidos que deshacen el esmalte del
diente.
Cuando se perfora el esmalte, los microbios no se preocupan en abrir más la puerta y
se dirigen hacia el interior del diente, infectando la dentina ya que ésta es una estructura
orgánico mineral mucho más blanda, ideal para estos microbios.
Actualmente, sabemos que en la boca o cavidad oral se produce un ciclo contínuo
de desmineralización y remineralización en la superficie del diente, por lo que
podemos considerar a la caries como un proceso dinámico.
Si el pH, o acidez, en la superficie del diente se sitúa por debajo de 5.5 se producirá una
desmineralización con liberación de iones calcio (Ca++) y fosfato (PO4-), que quedarán
en la saliva. Ya que la saliva es una solución saturada de estos iones, existe la
posibilidad de que éstos vuelvan a la superficie del diente cuando se recupere el pH. Si
el ph de la saliva sube por encima de 5.5, se favorecerá la vuelta de los iones perdidos
y toda lesión, que sólo afecte al esmalte, podrá remineralizarse.
Si este equilibrio se rompiese y predominara la desmineralización (debido a periodos
prolongados de acidez) se producirá la pérdida de componente mineral creando
una cavidad en el diente que supondrá la necesidad de un tratamiento restaurador en
el que se procede a la eliminación de la caries y recuperación del tejido perdido mediante
un material restaurador.

¿Cómo se reconoce?
La caries la ha de diagnosticar el dentista y, en el caso de los niños, el especialista en
Odontopediatría mediante las revisiones periódicas que han de tener lugar cada seis
meses.
Si son los padres los que la observan, ya suele ser tarde porque el proceso de cavitación
se ha iniciado y se ha perdido un tiempo precioso. En todo caso, la primera señal es la
aparición de un cambio de color en el diente que se vuelve blanquecino y sin brillo. En
una fase más avanzada, se observa un borde amarillo, marrón o negro a nivel de la
zona careada. En la fase más visible, aparece la pérdida de sustancia y el socavón del
esmalte, que se acaba rompiendo. La destrucción del diente indica que el proceso de
caries puede llevar hasta varios meses en la boca; el proceso es, pues, lento.
La caries se suele iniciar en los sitios de retención de comida, por eso los molares (los
que mastican y en los que es más habitual que se depositen los alimentos) son los más
susceptibles de padecer esta enfermedad.

El embarazo no provoca caries.


Así es. No se ha podido establecer aún una relación directa con la pérdida de calcio en
los dientes.
Pero sería absurdo negar la evidencia y hay que reconocer que sí existe un mayor riesgo
a padecer caries, sin embargo no por cuestiones de descalcificación sino más en
relación con posibles cambios en los hábitos de higiene bucal, mayor ingesta de
alimentos poco aconsejables para la caries, más frecuencia de vómitos y reflujos ácidos
que debilitarían el esmalte y cambios tanto en la secreción como en la composición de
la saliva.

Cuánto tiempo les toma a las bacterias formar una


caries y cuánto tarda ésta en destruir los tejidos
dentales?
Lo primero que debes de saber que la CARIES se llega a establecer en un diente
siempre y cuando estén presentes estos cuatro factores:
HUESPED: Es el diente y sus características.
SUSTRATO: Se refiere al tipo de comida que consumes, la comida que más perjudica
es aquella que tiene grandes cantidades de carbohidratos es decir azúcar.
MICROORGANISMOS: Se refiere a la cantidad de bacterias presentes en tu buca y que
son cariogénicas es decir productoras de caries.
TIEMPO: El tiempo es fundamental ya que entre más tiempo tengan las bacterias
contacto con tus dientes y esas mismas bacterias transformen el azúcar que tu
consumes en tus comidas es transformado por las bacterias en ACIDO que
desmineraliza los tejidos duros de tu dientes los cuales son (Esmalte, Dentina y
Cemento).

Mi comentario final es mantén un cepillado por lo menos tres veces al día, usa hilo dental
y si está en tus posibilidades también un enjuague bucal.

Tiempo:
la placa dental es capaz de producir caries debido a la capacidad acidogénica y
acidúrica que poseen los microorganismos que la colonizan, de tal forma que los
carbohidratos fermentables en la dieta no son suficientes, sino que además estos deben
actuar durante un tiempo prolongado para mantener un pH ácido constante a nivel de
la interfase placa - esmalte. De esta forma el elemento tiempo forma parte primordial en
la etiología de la caries. Un órgano dental es capaz de resistir 2 h por día de
desmineralización sin sufrir lesión en su esmalte, la saliva tiene un componente buffer o
amortiguador en este fenómeno pero el cepillado dental proporciona esta protección, es
decir, 20 min posterior a la ingesta de alimentos el órgano dental tiene aún
desmineralización (según la curva de Stephan), la presencia de azúcar en la dieta
produce 18 h de desmineralización posterior al cepillado dental asociado como
destrucción química dental independientemente de la presencia de un cepillado de
calidad en el paciente.
LA ‘CURVA DE STEPHAN’ COMO FACTOR
DETERMINANTE PARA LA FORMACIÓN DE
CARIESNOTICIAS
Casi todos sabemos ya que el principal culpable de que la caries se apodere de nuestros
dientes es el azúcar. Sin embargo, pocos explican exactamente cuál es el motivo de
que este componente existente en muchos más alimentos de los que nos imaginamos
sea tan dañino y cómo podemos evadir los efectos, ya que consumir cero azúcar es
prácticamente imposible.

La caries tiene su origen en la placa dental, unos microorganismos que se acumulan en


nuestros dientes cuando no los lavamos con la suficiente regularidad. El factor tiempo
es muy determinante: cuanto más tiempo se asiente la placa en nuestros dientes,
mayor será la probabilidad de aparición de caries. Esta circunstancia combinada con
el azúcar, cuyo consumo hace que el PH de nuestra saliva se vuelva ácido, provoca que
los dientes estén más vulnerables.

¿Cuáles son los efectos del azúcar en los dientes?


El nivel de PH de la saliva neutra es de 7. Una comida normal nos repercute en un PH
ácido (inferior a 5.5) hasta 20 minutos después de haber comido, incluso aunque
hayamos cepillado los dientes correctamente. A partir de ese momento, el nivel de PH
aumenta, hasta que vuelve a llegar a 7 transcurridos entre 20 y 40 minutos.

La ingesta de azúcar provoca que ese periodo de protección baja se extienda hasta 18
horas después, independientemente del cepillado. En el gráfico que te muestro a
continuación puedes ver cómo desciende el PH de manera natural después de cada
comida a la izquierda; y cómo lo hace tras ingerir un tentempié con azúcar a la derecha.

pH-saliva1
Compuesto orgánico
Compuesto orgánico o molécula orgánica es un compuesto químico que contiene
carbono.
Las moléculas orgánicas se dividen en dos:
Moléculas orgánicas naturales: son las sintetizadas por los seres vivos, y se llaman
biomoléculas, las cuales son estudiadas por la bioquímica y las derivadas del petróleo
como los hidrocarburos.
Moléculas orgánicas artificiales: son sustancias que no existen en la naturaleza y han
sido fabricadas o sintetizadas por el hombre, por ejemplo los plásticos.
La línea que divide las moléculas orgánicas de las inorgánicas ha originado polémicas
e históricamente ha sido arbitraria, pero generalmente, los compuestos orgánicos tienen
carbono con enlaces de hidrógeno, y los compuestos inorgánicos, no. Así el ácido
carbónico es inorgánico, mientras que el ácido fórmico, el primer ácido carboxílico, es
orgánico. El anhídrido carbónico y el monóxido de carbono, son compuestos
inorgánicos. Por lo tanto, todas las moléculas orgánicas contienen carbono, pero no
todas las moléculas que contienen carbono son moléculas orgánicas.

Compuesto inorgánico

Se denomina compuesto químico inorgánico a aquellos compuestos que están


formados por distintos elementos, pero en los que su componente principal no siempre
es el carbono, siendo el agua el más abundante. En los compuestos inorgánicos se
podría decir que participan casi la totalidad de elementos conocidos.
Mientras que un compuesto orgánico se forma de manera natural tanto
en animales como en vegetales, aunque también el hombre ha logrado crear dichos
compuestos de forma artificial en condiciones de laboratorio, uno inorgánico se forma
de manera ordinaria por la acción de varios fenómenos físicos y
químicos: electrólisis, fusión, etc. También podrían considerarse agentes de la
creación de estas sustancias a la energía solar, el agua, el oxígeno.
Los enlaces que forman los compuestos inorgánicos suelen ser iónicos o covalentes.
Ejemplos de compuestos inorgánicos:

• Cada molécula de cloruro de sodio (NaCl) está compuesta por


un átomo de sodio y otro de cloro.
• Cada molécula de agua (H2O) está compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno
de oxígeno.
• Cada molécula de amoníaco (NH3) está compuesta por un átomo de nitrógeno y
tres de hidrógeno.
• El anhídrido carbónico se encuentra en la atmósfera en estado gaseoso y los
seres vivos aerobios lo liberan hacia ella al realizar la respiración. Su fórmula
química, CO2, indica que cada molécula de este compuesto está formada por un
átomo de carbono y dos de oxígeno. El CO2 es utilizado por algunos seres
vivos autótrofos como las plantas en el proceso de fotosíntesis para
fabricar glucosa. Aunque el CO2 contiene carbono, no se considera como un
compuesto orgánico porque no contiene hidrógeno.
Invertasa
Es una enzima que digiere carbohidratos dividiendo la sacarosa (azúcar común o
azúcar de mesa) en sus componentes que son la glucosa y la fructosa.
La invertasa (β-fructofuranosidasa, EC 3.2.1.26), conocida también con el nombre
de sacarasa (por ser una de las sacarasas más comunes), es una enzima que cataliza
la hidrólisis de los terminales no reductores β-d-fructofuranosílicos de los
fructofuranósidos, rompiendo el enlace β-d-fructofuranosil.
Entre los sustratos sobre los que actúa, el más significativo es la sacarosa, de ahí que la
enzima se conozca también, como ya se ha señalado, con el nombre de sacarasa.
Esta enzima hidroliza la fructosa y la glucosa mediante la siguiente reacción reversible:
Sacarosa ↔ Fructosa + Glucosa

Glucosiltransferasa
Las glucosiltransferasas son un tipo de glicosiltransferasas que catalizan la transferencia
de residuos de glucosa. Gracias a ellos se realiza la síntesis de Polisacáridos debido a la
acumulación de estos residuos.

Estructura de los glucanos extracelulares


bacterianos
Los polisacáridos extracelulares sintetizados por las bacterias incluyen glucanos
(aquellos formados por polimerización de unidades de glucosa), fructanos (los
constituidos por unidades de fructuosa) y heteropolisacáridos, entre otros.11

Los glucanos constituyen uno de los componentes principales del biofilm de la placa
dental. Se pueden distinguir 2 tipos fundamentales de glucanos extracelulares
bacterianos: uno similar al dextrano y el denominado mutano. Ambos están formados
por la polimerización de unidades de alfa D-glucosa unidas por enlaces o-glicosídicos
alfa (1-3) y alfa (1-6) con diferente grado de ramificación.12

Dextrano
Su aspecto es gelatinoso y es soluble en agua. Se considera que puede servir de base
para la síntesis de mutano.12,13

Mutano
El alto grado de ramificación, le confiere aspecto fibrilar y lo hace insoluble en
agua. 12,13,14 Así, la habilidad del E. mutans de sintetizar mutano, es esencial para la
colonización eficiente y el desarrollo de la caries.14

Síntesis de los glucanos extracelulares bacterianos


Este proceso se produce por la acción de enzimas extracelulares sintetizadas por las
bacterias, denominadas glucosiltransferasas (EC.2.4.1.5), que constituyen un factor de
virulencia significativo en el inicio de la caries dental.8

Reacción que catalizan las glucosiltransferasas bacterianas

Las GTFs hidrolizan a la sacarosa en sus unidades de glucosa y fructuosa


componentes, los residuos de glucosa resultantes son polimerizados originando a los
glucanos.8

La enzima continúa transfiriendo residuos de glucosa al polímero, a partir de la sacarosa


e introduce ramificaciones.

La reacción general puede representarse como:

Función que desempeñan los glucanos extracelulares bacterianos

Los glucanos tienen 2 funciones fundamentales: mediar la adherencia bacteriana y


servir como fuente nutricional.

1. Adherencia.

Los variados grados de ramificación del mutano y el predominio de enlaces alfa (1-
3), ocasionan que este polisacárido presente alto grado de adhesividad.15 De esta
forma, los glucanos adhesivos como el mutano, median la unión de las bacterias
a la superficie del diente, así como a otras bacterias. Por lo tanto, promueven la
adherencia y co-adherencia, así como la permanencia y maduración de la placa dental.
Constituyen así elementos críticos en el incremento de las proporciones del E.
mutans en la placa y de su cariogenicidad, es decir, su capacidad de producir caries
dental.14,17

2. Fuente nutricional.

Los polisacáridos extracelulares pueden también ser utilizados por las bacterias como
fuente de nutrientes, gracias a la síntesis de enzimas glucanohidrolasas como la
dextranasa [alfa-(1-6) glucanasa; EC 3.2.1.11], y la mutanasa [alfa-(1-3) glucanasa; EC
3.2.1.59], por parte de las propias bacterias.32

Se conoce que la dextranasa puede ubicarse en la superficie de la pared o ser liberada


al espacio extracelular. En ambos casos, su acción permite la utilización de los glucanos
como fuente nutricional. La dextranasa unida con la pared, se considera que también
participa en el control de las propiedades adhesivas del glucano extracelular. En su
anclaje a la pared celular bacteriana interviene una proteína denominada sortasa.33

Ambas glucanohidrolasas, presentes en el biofilm de la placa dental, pueden influir sobre


la síntesis y estructura de los glucanos formados por las glucosiltransferasas a partir de
la sacarosa. Las glucanohidrolasas, incluso en presencia de las GTFs, influyen en la
síntesis de glucanos, el remodelado de sus enlaces polimerizantes y sus ramificaciones,
lo que puede tener un impacto en la formación, maduración, propiedades físicas y sitios
de unión bacteriana de los polisacáridos de la matriz de la placa dental.32
Síntesis de polisacáridos intracelulares:
Como el glucógeno, sirven como reserva alimenticia y mantienen la producción de ácido
durante largos periodos aún en ausencia de consumo de azúcar.

¿CÓMO SE FORMAN LAS CARIES?


La boca se infecta a partir de la bacteria Streptococcus mutans, que se encarga de
producir mucho ácido para disminuir el pH del medio, así como biofilmes o películas. De
esta manera, se crean ambientes con una cierta densidad y una característica de
adherencia, lo que permite a los organismos unicelulares asociarse con ellos. A pesar
de que no llegan a ser pluricelulares, sí son unicelulares en contacto, lo que les facilita
el ataque a otra célula.

¿Qué precisan las bacterias para llevar adelante este procedimiento? Demandan
energía, la cual se puede obtener a través de azúcares, cuando éstos abundan.

Tener conocimiento de las rutas metabólicas utilizadas por las bacterias y la manera
en la que se regulan da lugar al desarrollo de mejores maneras de atacarlas.
GLUCÓGENO ES IGUAL A ENERGÍA
Las bacterias almacenan glucógeno para tener la glucosa disponible en caso de
escasez o para proceso que demanden más carbono y energía. Asimismo, esto les
permite atacar, parasitar o alimentarse de otra célula. Esto sucede en el caso de
Streptococcus mutans: la bacteria que participa en el proceso de formación de
caries.

Estos resultados sirven para entender de qué manera la bacteria acumula glucógeno y
a su vez, provee información para delinear estrategias que frenen el proceso bacteriano
y de esta manera, se pueda disminuir la capacidad.

La caries de biberón
(conocida también como: Caries del lactante, Síndrome del biberón nocturno), cuya
característica es la presencia de caries a nivel de los incisivos superiores en niños en
edad de lactancia, es considerada una caries rampante por tener un avance rápido, esto
gracias a las condiciones y al medio en que se reproduce esta enfermedad.

Las condiciones para crear esta enfermedad, son:

• Dieta alta en azúcar y carbohidratos.


• Dar biberón o pecho en la noche. Ya que los restos de leche se quedan en la boca y
al fermentarse atrae las bacterias generadoras de caries.
• Endulzando el chupón o el pezón con azúcar o miel.
• No fluorizar sus dientes.

La caries rampante
Tiene una serie de características que son:

• Afecta al niño muy joven, antes del primer año de vida, donde ya puede ser
observada.
• Tiene una evolución muy rápida.
• Muchos dientes están involucrados, generalmente más de tres incisivos.
• Afecta básicamente, y primeramente los incisivos superiores, así como en las molares
superiores e inferiores.
• Tiene siempre un componente socio-cultural relacionado con la alimentación nocturna
y ausencia de limpieza.
• En los casos más graves afecta también los incisivos inferiores.
Características de la caries rampante
• Tiene una evolución muy rápida afectando muchos dientes, generalmente
están involucrados más de tres dientes.
• Se relaciona con la alimentación nocturna y falta de limpieza.
• En los casos graves llega a afectar a los dientes inferiores.
• La primera señal apreciativa de que tu bebé pueda tener caries de biberón es
la aparición de unas manchas blancas en los dientes superiores.

Síndrome de Sjögren
El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune. Esto significa que el sistema
inmunitario ataca partes de su propio cuerpo por error. En el síndrome de Sjögren, éste
ataca las glándulas que producen las lágrimas y la saliva. Esto provoca boca seca y ojos
secos. Es posible que tenga sequedad en otros órganos que necesitan humedad, como
la nariz, la garganta y la piel. El síndrome también puede afectar otras partes del cuerpo,
incluyendo las articulaciones, pulmones, riñones, vasos sanguíneos, órganos digestivos
y los nervios.
La mayoría de las personas con síndrome de Sjögren son mujeres. Por lo general,
comienza después de los 40 años, a veces vinculado a otras enfermedades como
la artritis reumatoide y el lupus.
Para hacer un diagnóstico, los médicos pueden utilizar la historia clínica, un examen
físico, algunas pruebas para los ojos y la boca, análisis de sangre y biopsias.

El tratamiento se centra en aliviar los síntomas. Puede ser diferente para cada persona
dependiendo de la parte del cuerpo afectada. Puede incluir lágrimas artificiales para los
ojos y chupar caramelos sin azúcar o tomar agua a menudo para la boca seca. Los
medicamentos pueden ayudar con síntomas severos.