Está en la página 1de 2

MISIONOLOGÌA

TESDDD

Docente: Misionero Roso Huertas Seminario

Alumna: María Elena Quiñones Rivas


PABLO: MODELO DE UN MINISTERIO MISIONOLOGICO
Saulo nació en Tarso de Cilicia, de una familia judía de la tribu de Benjamín.
Pablo es la personalidad más influyente en la historia del cristianismo. Desde su conversión en
el camino de Damasco, su vida estuvo siempre dominada por una ardiente devoción a Cristo,
quien se convirtió en el motivo, el objeto y el motor de su predicación, que ha marcado la
dirección del cristianismo desde entonces. Poseía temperamento de jefe, voluntad de hierro,
sentido para la iniciativa, extraordinaria capacidad de trabajo y resistencia. Era un excelente
misionero, o plantador de iglesias en sus diferentes contextos culturales.
Pablo murió decapitado en el año 67 DC.
CARACTERÍSTICAS DEL MINISTERIO MISIONOLÓGICO DE PABLO

 BUEN COMPORTAMIENTO: Tenia su conciencia limpia debido a su buen


comportamiento.
 SER INFLUENCIA: Daba el ejemplo a otros con su comportamiento.
 SER UN REFLEJO DE CRISTO: reflejaba la gloria del Señor en su vida
 CONFIAR EN LA GRACIA DE DIOS: confiaba en la gracia de Dios.
 NO SER FLUCTUANTES
 CONSAGRACION: Dios nos afirma al unirnos a Cristo, y nos ha consagrado
 PENSAR EN EL BIEN DE LOS OTROS: siempre pensaba en las iglesias, y se
preocupaba por ellas, a tal grado que, si alguien enfermaba, él se sentía enfermo por
ello.
 TENER CONFIANZA EN DIOS: Nuestra confianza debe estar completamente en
Dios.
 DARLE LA HONRA Y GLORIA A DIOS: Pablo en todo lo que podía hacer decía que
provenía de Dios, dándole a Él toda la Honra.
 SER SIERVOS DE CRISTO: Predicamos para que los ojos de la gente se pongan en
Jesucristo como Señor.
 SER LUZ PARA OTROS: Debemos poder iluminar a otros, dándoles a conocer la
gloria de Dios.
 ESTAR ORGULLOSOS DE LO QUE HACEMOS: Nunca actuar a escondidas, como
si sintiéramos vergüenza.
 SER SINCEROS: No “corregir” la palabra de Dios a nuestra conveniencia.
 TENER FE
 NO DESANIMARNOS: Porque, aunque por fuera nos vanos deteriorando, por dentro
nos renovamos día a día.
 DEMOSTRAR PUREZA DE VIDA: Esto se demuestra con nuestro conocimiento de la
verdad, por nuestra tolerancia y bondad, por la presencia del Espíritu Santo en nosotros,
por nuestro amor sincero, por nuestro mensaje de verdad y por el poder de Dios en
nosotros.
 SER RECTOS: Ya que la actitud es un arma tanto para el ataque como para la defensa.
 SER JUSTOS: Con nadie ser injusto; a nadie hacerle daño; a nadie explotar.
 SER CELOSOS PARA EVITAR EL PECADO: Debemos someter todo pensamiento
humano a Cristo y estar dispuestos a castigar toda desobediencia.
 RESPETAR EL TRABAJO DE OTROS.
 SER INSTRUIDO: Los conocimientos son buenos