Está en la página 1de 59

Colección Conócete a ti mism@

por José Manuel Casado Sierra

La influencia
de la dieta
en tu salud
mental
"La influencia de
la dieta en tu
salud mental"

para José Manuel Casado Sierra


El autor de esta publicación advierte que en ningún momento ha estado en
su ánimo, ni directa ni indirectamente, prescribir o diagnosticar, tan sólo
ofrecer al lector un conjunto de informaciones útiles en el área de la salud.
En el caso de que el lector hiciera uso de tales informaciones para resolver
sus propios problemas de salud, tanto el autor como el editor de esta
publicación declinan cualquier responsabilidad que pudiera serles atribuida.

Reservados todos los derechos. Esta publicación no puede reproducirse


total ni parcialmente, en cualquier forma que sea, electrónica o mecánica,
sin autorización escrita de la editorial.

Copyright 2007 Editorial Higea


Impreso en España por la Editorial Higea

Editorial HIGEA
C/Los Residenciales, 13-5ºD
28770- Colmenar Viejo (Madrid)
Telefax.: 918461176 . E-mail: inf@higea.org
Web: http://www.higea.org

SI NO TIENES E-MAIL Y DESEAS RECIBIR NUESTRO


CATÁLOGO DE PUBLICACIONES EN FORMATO
PAPEL PONTE EN CONTACTO CON NOSOTR@S .

SI TIENES ACCESO A INTERNET TE RECOMENDAMOS


QUE VISITES NUESTRA WEB PARA CONOCER EL RESTO
DE NUESTRAS PUBLICACIONES. SI TE REGISTRAS EN
NUESTRA WEB, TE AVISAREMOS PERIODICAMENTE
DE NUESTRAS NOVEDADES.

¡¡ MUCHAS GRACIAS POR


TU CONFIANZA Y APOYO !!
Contenido

- Introducción 7
- Relación de la alimentación con la salud mental 9
- La salud mental puede verse afectada
por una dieta insana 11
- La nutrición es un factor importante para
el bienestar emocional 13
- Clasificación de los alimentos según
sus efectos en la mente 17
- Ladrones nutricionales y sus efectos
perjudiciales sobre la mente 19
- Un estado emocional de frecuente miedo
perjudica nuestra salud 23
- Cómo ciertas emociones favorecen nuestra salud 27
- Vínculos emocionales con la comida 29
- Nuestras reglas: el camino de la felicidad o desdicha 33
- El conocimiento y la autoimagen positiva
para una vida sana 35
- Afirmaciones 37
- Somos responsables de nuestra salud
mental y emocional 39
-La influencia de las emociones en los
alimentos que elegimos 43
- Una dieta de frutas y verduras contribuye
a la estabilidad mental 47
- Esta publicación está basada en la Filosofía, Principios
y hábitos del Higienismo 49
- Bibliografía 53
- Sobre el autor 54
- Qué es Higea 55
- Libros de Higea recomendados 56
- Asesoramiento de Higea 57
- Hazte Miembr@ de Higea 58

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 5-
Introducción

Estimad@s Amig@s:

En esta guía os mostramos la importancia de una buena nutrición


para tu salud mental. Una dieta a base de alimentos vegetales
favorece de forma directa y positiva en tu salud mental. Cuando
consumimos una dieta compuesta de alimentos sanos, como son
los vegetales, es decir, frutas principalmente, frutos secos, agua-
cates, verduras, y, a su vez, no tomamos sustancias y alimentos
insanos como son los animales, cafeína, sal, azúcar, etc., nuestra
mente funciona mejor y nos sentimos más equilibrados, con mayor
paz y armonía interior. Unido a esto está la importancia de cultivar
una actitud positiva y un predominio de pensamientos positivos y
racionales ante la vida para así fluir mejor con ella, generar menor
sufrimiento, tener un nivel mayor de energía y un estado de
felicidad más estable. No es lo que sucede sino como lo vives a
través de tu mente. Lo de fuera puede provocarte dolor físico pero
el sufrimiento es generado por ti mismo por la interpretación de lo
que ocurre. Cuando te responsabilizas de tus pensamientos, sen-
timientos y acciones, ya no echas la culpa a los demás de tu estado
interior y de tus actos. Esto te libera, te lleva a la paz, a la libertad.

Gracias por tu apoyo y confianza. Recibe un cordial abrazo,


deseándote una vida colmada de salud, amor y paz.

Muy cordialmente, El autor.-


Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 7-
Relación de la alimentación
con la salud mental

1. La nutrición determina nuestra salud mental porque el cerebro


es un órgano que depende de una corriente sanguínea sana que
tenga suficientes nutrientes para funcionar de forma eficaz.

2. Los alimentos que pueden alterar el equilibrio nutricional del


organismo también pueden alterar el equilibrio mental y emocio-
nal.

3. Los alimentos que contienen toxinas favorecen la aparición de


disfunciones mentales y perturbaciones emocionales.

4. Nuestras elecciones alimenticias están determinadas la mayoría


de las veces por nuestro estado emocional más que por un proceso
racional o por una verdadera necesidad fisiológica.

5. Nuestro estado emocional cuando comemos influye considera-


blemente sobre nuestra capacidad para digerir y asimilar los
alimentos.

6. Una dieta óptima para tener una salud mental y emocional es


aquella que nos proporciona todos nuestros nutrientes vitales,
apenas deja toxinas en el cuerpo y nos ayuda a mantener nuestro
equilibrio nutricional natural.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 9-
La salud mental puede verse
afectada por una dieta insana

1. La salud de la mente y emociones puede verse afectada por una


dieta carente de nutrientes vitales o por alimentos que alteran el
equilibrio del organismo. Una nutrición adecuada es aquella que
garantiza el bienestar del cuerpo y de la mente.

2. Comer cuando experimentamos emociones intensas como


miedo, ansiedad, estrés, etc., es perjudicial para el cuerpo. En esos
momentos el alimento no puede digerirse debido a los procesos
fisiológicos que acompañan a dichas emociones fuertes.

3. Se puede mantener una dieta sana si comprendemos que


muchos de los alimentos que comemos los elegimos debido a que
tenemos asociaciones emocionales del pasado y de la infancia con
esos alimentos. Si comemos con el deseo de mejorar la salud,
podemos suprimir esos alimentos perjudiciales que han formado
parte de nuestra dieta debido únicamente a nuestros condiciona-
mientos sociales o culturales.

4. Comer en exceso o comer poco son ambos dos problemas


emocionales. Una dieta adecuada nos ayuda para que no experi-
mentemos esas emociones que nos impulsan a comer excesiva y
compulsivamente.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 11-
5. A medida que mejoramos nuestra dieta, estamos ayudando
también a nuestros estados emocionales y mentales. A medida que
nuestro bienestar emocional y mental aumentan, es más fácil
mantener una buena dieta. Ambos están interrelacionados.

6. Los alimentos no pueden utilizarse para resolver problemas


emocionales. No debemos comer con la intención de calmar
nuestros sentimientos heridos o para «recompensarnos.» Los
alimentos que se comen cuando estamos relajados y felices son los
más beneficiosos.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 12-
La nutrición es un factor
importante para el
bienestar emocional

La nutrición es un factor vital no sólo para nuestra salud


física, sino también para gozar de un bienestar emocional y
mental. Los griegos de hace dos mil años expresaban esta relación
diciendo: «Mente sana en cuerpo sano». Tras estudios científicos
hoy en día es más evidente que la salud de la mente es inseparable
de la salud del cuerpo. Por ejemplo, las enfermedades y la mala
salud física dan lugar a sentimientos de ansiedad, preocupación y
depresión. Igualmente, el estrés mental y el trastorno emocional
pueden contribuir a muchas enfermedades que normalmente se
piensa que tienen un origen físico. Tan interdependientes son la
salud del cuerpo y de la mente que no puede existir una «persona
deprimida sana» ni un «individuo esquizofrénico físicamente
sano.» Podemos afirmar que la salud física radiante produce
un equilibrio emocional y mental y que una mente tranquila
y clara produce bienestar físico. No cabe duda de que un estado
mental y emocional saludable se puede asegurar gracias a una
buena nutrición. El hecho de que el bienestar mental dependa de
la nutrición debería ser obvio si tenemos en cuenta que la calidad
de nuestra sangre influye en la calidad de nuestros pensamientos.
Al igual que los demás órganos, nuestro cerebro recibe su sustento
a través del oxígeno y nutrientes transportados en la corriente
sanguínea. Si se extrajera casi toda la sangre del cerebro, nos
desmayaríamos. Si se vaciase al cerebro de sangre por un breve
espacio de tiempo, moriríamos.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 13-
Cuando el contenido de oxígeno de la sangre desciende
debido a una mala respiración, el oxígeno del que el cerebro puede
disponer también desciende, y nos sentimos débiles y apáticos.
Nuestros procesos mentales se hacen lentos y confusos. Si a la
corriente sanguínea le faltan nutrientes vitales, o si están circulan-
do toxinas por el cuerpo, el cerebro se verá afectado exactamente
igual que el hígado, los riñones, los huesos y los músculos. En casos
extremos de una corriente sanguínea tóxica o de que las cantida-
des de nutrientes sean escasas, pueden producirse enfermedades
mentales. De hecho, la mayoría de la población nunca ha disfru-
tado de una salud mental completa porque sus corrientes sanguí-
neas, que nutren al cerebro, están contaminadas constantemente.
Pocas personas han experimentado la claridad cristalina de una
percepción mental aguda que acompaña a una corriente sanguínea
purificada. Por consiguiente, la mayoría de la gente acepta sus
temores y frustaciones diarias como algo natural. Sin embargo,
con la nutrición óptima nuestro bienestar mental no tiene porque
verse en esa tesitura.

Cuando seguimos una dieta pura y de alta calidad afín a


nuestras adaptaciones biológicas o cuando consumimos alimen-
tos insanos notamos inmediatamente sus efectos en el estado
mental y emocional. No sólo comer cereales produce problemas
de salud y las consiguientes alteraciones emocionales y mentales,
sino también comer alimentos altos en grasa tienden a embotar la
mente y entorpecer el pensamiento. La digestión de la grasa es tan
pesada que mucha sangre se desvía del cerebro hacia el sistema
digestivo. A causa de eso, los procesos mentales se hacen más
lentos y se produce una depresión leve.Los ejemplos anteriores
representan sólo casos leves. cuando se consumen alimentos de
muy baja calidad, sus efectos sobre la mente y las emociones son
más intensos, causando a veces importantes depresiones mentales
y la transformación de la personalidad.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 14-
Ciertos alimentos hacen estragos en el nivel de azúcar de la
sangre, haciendo que las personas pasen por periodos de depresión
e irritabilidad. Otros alimentos convierten a niños tranquilos en
ruidosos e hiperactivos, mientras que ciertos alimentos, como las
barras de chocolate acarameladas, se sabe que desencadenan
ataques esquizoides en individuos susceptibles.

Es obvio que la nutrición desempeña un papel vital en nuestra


salud mental y emocional. Al estudiar este papel en detalle,
podemos descubrir la dieta óptima y las actitudes mentales y
emocionales adecuadas que fomentan la salud total en el indivi-
duo. Básicamente, los alimentos influyen sobre nuestro estado
mental y emocional de dos maneras:

1) O bien proporcionan o agotan los nutrientes vitales de los


que depende nuestra salud mental y emocional, y

2) O bien producen o no producen subproductos tóxicos en el


cuerpo que envenenan al cerebro y contribuyen a la aparición de
problemas emocionales.

Veamos algunos ejemplos. Comer uvas proporciona a la


sangre azúcares y minerales fáciles de asimilar que favorecen la
actividad mental; consumir azúcar refinado, por otro lado, reduce
las vitaminas del grupo B del cuerpo, y esto terminará por producir
nerviosismo y depresión mental. Comer alimentos crudos y fres-
cos a penas deja sustancias tóxicas en el cuerpo; mientras que
comer alimentos en conserva y cocinados satura a la corriente
sanguínea con toxinas que envenenan al organismo e interfieren
con la función cerebral.

Podemos deducir de las observaciones anteriores que la


nutrición óptima para tener salud física, mental y emocional
consiste en seleccionar alimentos que, en primer lugar, puedan
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 15-
proporcionar al cuerpo todas sus necesidades nutritivas y que no
interfieran con el equilibrio nutricional, y, en segundo lugar, a
penas tienen subproductos tóxicos.

Los alimentos que alteran el equilibrio nutricional del cuerpo


e intoxican el sistema son los culpables nutricionales de la mala
salud mental y emocional. La mayoría de estos culpables son
realmente «sustancias no nutritivas» (como azúcar, alcohol, cafeína,
bebidas, etc.) y no tienen lugar en la dieta humana.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 16-
Clasificación de los alimentos
según sus efectos en la mente

Los efectos de los alimentos sobre al mente han sido estudiados


durante muchos miles de años por los filósofos orientales. Muchos
de estos filósofos han ido tan lejos como a clasificar los efectos que
muchos de los alimentos que se comen frecuentemente tienen
sobre el estado mental.

Alimentos puros

Los alimentos puros, que consisten principalmente de frutas y


verduras frescas, se dice que traen calma y tranquilidad a la
mente. Estos alimentos tienen fama de incrementar la claridad de
la mente y la dulzura del carácter. Se recomiendan especialmente
a aquellos que deseen crecer espiritualmente y lograr una mente
reflexiva.

Alimentos estimulantes

Los alimentos estimulantes incluyen especias, carne, huevos,


cebollas, etc., y se dice que crean pasiones animales y que
provocan un estado mental intranquilo e insatisfecho. Estos ali-
mentos contribuyen a provocar trastornos nerviosos y arranques
emocionales.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 17-
Alimentos impuros

Los alimentos impuros que incluyen alimentos putrefactos,


procesados y en conserva, disminuyen la capacidad de pensar,
embotan los sentidos y contribuyen al desarrollo de enfermedades
mentales crónicas. Aceleran el proceso de envejecimiento y pro-
vocan una muerte temprana.

Independientemente de nuestras creencias religiosas persona-


les, debemos apreciar las concienzudas observaciones hechas
miles de años antes por estos estudiantes de la dieta y de la mente.
Hace tiempo que sabían, lo que ahora están descubriendo los
científicos, que la calidad de nuestro alimento afecta directamente
la calidad de nuestros pensamientos.

En sus relatos sobre Diet and War, J.I. Rodale proporcionó una
correlación entre la tendencia de un país hacia la guerra o hacia la
paz basándose en su dieta nacional. Descubrió que la actitud
nacional era más belicosa y agresiva en proporción a la cantidad
de azúcar, carne, productos de trigo y cebada consumidos por su
población. A lo largo de la historia, han sido los nómadas comedo-
res de carne los que han hecho la guerra a las tribus agrarias
pacíficas.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 18-
Ladrones nutricionales y sus efectos
perjudiciales sobre la mente

Cada día millones de personas ingieren diversas sustancias que


no tienen ningún valor alimenticio. No sólo no proporcionan los
nutrientes necesarios, sino que también roban al cuerpo minerales
vitales, vitaminas, amionoácidos, etc. Estas sustancias no nutriti-
vas privan al cuerpo de nutrientes y sus efectos sobre la mente y
las emociones son muy perjudiciales. Quizás el ladrón nutricional
más dañino y nocivo sea el azúcar blanco.

Azúcar

Los azúcares se encuentran de forma natural en la mayoría de


nuestros alimentos. Especialmente alto es el contenido de azúca-
res de las frutas que suministran al cuerpo y a la mente energía. Los
azúcares en su forma natural tal y como los encontramos en los
alimentos frescos y sin procesar son una parte valiosa de la dieta.
Sin embargo, el azúcar blanco refinado es una amenaza química
porque carece de minerales esenciales y de las vitaminas del grupo
B para su metabolización. Por ello, el cuerpo se ve obligado a
recurrir a sus propios minerales y vitaminas del grupo B para
utilizarlos en la metabolización del azúcar refinado. La reducción
de vitaminas y minerales del cuerpo, causada por el consumo de
azúcar, perturba el equilibrio nutricional del organismo y predis-
pone al individuo a enfermedades mentales y emocionales que
tienen sus raíces en deficiencias nutricionales.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 19-
El azúcar blanco provoca arrebatos emocionales, especial-
mente en niñas y adolescentes. Por ejemplo, los delincuentes
juveniles de Chicago por término medio consumían tres veces más
azúcar blanco en su dieta que los no delincuentes. Las escuelas
que han eliminado las máquinas expendedoras de refrescos y
caramelos han descubierto que el vandalismo y el absentismo
también disminuyen.

El consumo de azúcar a largo plazo produce problemas crónicos


como diabetes o hipoglucemia. Las personas con problemas de
azúcar en la sangre son propensas a periodos de depresión,
irritabilidad y ataques nerviosos. Es frecuente experimentar «sa-
cudidas nerviosas» cuando el nivel de azúcar en la sangre sube y
baja. Una bajada anormal de los niveles de azúcar en la sangre es
terrible pues envía ondas de choque a través de cada célula en el
cuerpo y afecta al cerebro y al sistema nervioso sobre todo. El
resultado es un estado mental errático, y algunos de los síntomas
que lo acompañan son: dolores de cabeza, fatiga, insomnio,
irritabilidad, accesos de llanto, crisis nerviosas, preocupación
excesiva, incapacidad para concentrarse, depresión, falta de me-
moria, pensamientos suicidas, miedos ilógicos, alergias, etc.

Cafeína, nicotina y alcohol

La nicotina, tal como se obtiene al fumar el tabaco, aumenta la


disfunción metabólica. Daña la absorción de vitamina C e interfie-
re con la circulación de la sangre. Al estrechar los vasos sanguí-
neos, la nicotina roba al cerebro sus nutrientes esenciales, espe-
cialmente la glucosa de la sangre, su combustible principal. De
hecho, no sólo la nicotina inhibe la absorción de la vitamina C, sino
que realmente destruye algo o toda la vitamina C que hay en la
sangre. Uno de los efectos mentales de la disminución de vitamina
C es una mayor irritabilidad. Los fumadores tienden a irritarse
fácilmente y a menudo tienen arranques emocionales.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 20-
La droga cafeína que se encuentra en el café, té, bebidas de cola
y chocolate, provoca alteraciones emocionales, incluyendo ansie-
dad. De una a tres tazas de café contienen suficiente cafeína para
causar ansiedad y otras alteraciones emocionales. La cafeína
también estimula la secreción de insulina, perturbando el nivel de
azúcar en la sangre.

El alcohol también perturba el nivel de azúcar en la sangre. De


hecho, entre un 70 y 90% de todos los alcohólicos tienen el azúcar
sanguíneo bajo. Como resultado de una serie de estudios, se
descubrió que la mayoría de los alcohólicos padecen una deficien-
cia de niacina (vitamina B3) que da lugar a periodos de depresión
y sentimientos de falta de autoestima. Estos estados emocionales
pueden hacer que se beba más alcohol en un intento para huir de
esos sentimientos.

Todos los ladrones nutricionales mencionados anteriormente


tienden a ser perpetuadores, es decir, crean las mismas condicio-
nes que a menudo hacen que el usuario de estos artículos vuelvan
a ellos. Los síntomas de abstinencia de la cafeína, por ejemplo,
pueden frenarse bebiendo otra taza de café. La irritabilidad
causada por fumar se calma fumando otro cigarrillo. Las «sacudi-
das» causadas por un periodo de sobriedad pueden eliminarse con
otra copa de whisky. La bajada del nivel de azúcar en la sangre
creada por la ingestión de azúcar puede elevarse temporalmente
comiendo una barra de caramelo u otro «alimento» azucarado. En
resumen todos estos artículos no nutritivos son realmente drogas
adictivas al igual que el opio y la heroína. Si estamos verdadera-
mente preocupados por el «problema de la droga», será mejor que
empecemos primero a poner en orden nuestra casa . Esto suprimi-
ría la causa de muchos de nuestros problemas mentales y emocio-
nales que se producen por una mala nutrición.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 21-
Un estado emocional de frecuente
miedo perjudica nuestra salud

Hasta ahora hemos hablado de cómo la nutrición afecta a la


mente, concretamente de cómo una deficiencia nutricional puede
contribuir a la aparición de enfermedades mentales y emociona-
les. De igual importancia es darse cuenta de que nuestro estado
emocional influencia a su vez la elección de la dieta y su posterior
digestión.

Depresiones, preocupación, nerviosismo, ansiedad, tensión y


otras emociones intensas están basadas en la emoción del miedo.
Cuando nacemos el único miedo natural que tenemos es a caernos,
los demás son adquiridos a través de la educación que recibimos.
Son nuestra creencias arraigadas, los prejuicios antinaturales,
nuestros pensamientos y pautas distorsionadas, las que provocan
que sintamos miedos disfuncionales y ciertas emociones intensas
que nos agotan, nos bloquean, nos tensan y provocan que estemos
en un continuo sufrimiento y dolor. Cuando el ser humano primi-
tivo tenía miedo, generalmente intentaba salir corriendo y huir de
la causa del miedo. Cuando los animales tienen miedo, su primer
impulso es huir. Sin embargo, el ser humano moderno se genera su
propio miedo a través de su menta condicionada e insana. La
mayoría de sus miedos son debidos a factores internos, no exter-
nos, y no puede huir de ellos. Aunque los miedos humanos han
pasado de preocupaciones por los animales salvajes de la selva a
preocupaciones por los pagos de la hipoteca, etc., las respuestas
fisiológicas a estos miedos no han cambiado en millones de años.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 23-
El pánico es una manifestación extrema de miedo, y es instruc-
tivo examinar los cambios fisiológicos en el organismo que acom-
pañan a esta emoción. Tan pronto como una amenaza para el
organismo se manifiesta como un miedo intenso, una compleja
cadena de acontecimientos se pone en marcha y terminará por
afectar a cada célula del cuerpo.

En primer lugar, el hipotálamo, glándula situada en la base del


cerebro, transmite una serie de señales fuertes a través de la
columna vertebral a los centros nerviosos por todo el cuerpo. En
la garganta, se liberan cantidades grandes de la hormona tirotópica
en el sistema para estimular al organismo. Cerca de los riñones, se
produce una gran cantidad de la hormona adrenocorticotrópica
cuando las glándulas suprarrenales se ponen en movimiento. Estas
hormonas entonces desencadenan una serie de respuestas progra-
madas por todo el cuerpo. Los vasos sanguíneos de la piel y el
sistema digestivo sufren un estrechamiento rápido para dirigir la
sangre hacia los músculos de los brazos y piernas . Esto prepara al
cuerpo para la respuesta «huir o luchar» ante el miedo. Al mismo
tiempo, el bazo se contrae y vierte una gran cantidad de glóbulos
blancos y plaquetas en la corriente sanguínea para hacerse cargo
de las heridas que puedan producirse. El hígado también envía una
gran cantidad de azúcar sanguíneo para alimentar las demandas
excepcionales hechas por el sistema estimulado. La saliva en la
boca se seca puesto que las ganas de comer desaparecen ante el
miedo. Las ventanillas de la nariz se dilatan para dejar entrar más
oxígeno y las pupilas se dilatan para abarcar más estímulos
visuales. En casos de miedo extremo, los gases abdominales se
muevan hacia abajo y expulsan fuera del sistema las heces u orina
que haya, aligerando de este modo al cuerpo y preparándolo para
la lucha.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 24-
La emoción del miedo produce las reacciones fisiológicas opor-
tunas en el cuerpo para que pueda salir corriendo rápidamente o
luchar si se ve acorralado. Estos tipos de cambios en el cuerpo
realmente son muy beneficiosos si hay un peligro inminente de
sufrir daño.

Estas mismas reacciones ocurren, generalmente en un gra-


do menor, ante un miedo intangible como si fuera una amenaza
física. Si nos preocupamos por los recaudadores de impuestos, por
la hora punta de tráfico, la hipoteca, nuestra pareja, nuestros hijos,
nuestros cuerpos experimentan reacciones fisiológicas similares
como cuando nuestras vidas se ven físicamente amenazadas. Un
continuo estado de miedo es muy perjudicial para nuestra salud.
Provoca que disminuya nuestra vitalidad, energía (enervación) y
eliminación de toxinas (toxemia). Las células y órganos funcionan
peor. Nos debilitamos. Sufrimos tensiones musculares. Somatizamos
y surgen enfermedades graves. El factor más importante para que
nuestro organismo padezca enervación (disminución de energía)
es nuestros estados emocionales de miedo disfuncional.

Veamos en más profundidad la relación entre el miedo y la


digestión. Generalmente, nadie cuya vida esté en peligro va a tener
apetito. El Dr. Herbert M. shelton describió una vez un experimen-
to realizado con un gato que acababa de comer. Se observó el
estómago del gato por rayos X, y la digestión se desarrollaba
normalmente. Entonces se introdujo un perro en la misma habita-
ción y el gato se dio cuenta. Inmediatamente se detuvieron todos
los procesos digestivos en el gato. Su estómago dejo de moverse
y los jugos digestivos dejaron de segregarse. Cuando se llevaron al
perro, la digestión del gato se reanudó.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 25-
El alimento no puede digerirse o asimilarse cuando se tiene
miedo. Si comemos cuando estamos preocupados, deprimidos,
tensos o temerosos, el sistema digestivo no puede manejar el
alimento de forma adecuada. Puede ser sólo parcialmente digeri-
do y acabar fermentando o pudriéndose en el estómago.

Cuando estamos alterados emocionalmente o «de mal humor»


es aconsejable posponer la comida. Si estamos molestos física o/
y mentalmente, es mejor no comer hasta que nos sintamos mejor
y recobremos nuestro equilibrio. Más aún, no es una buena idea
tratar de comer mientras conducimos, discutimos, leyendo noti-
cias preocupantes, viendo la televisión o en cualquier situación
que pueda dar origen a emociones intensas.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 26-
Cómo ciertas emociones
favorecen nuestra salud

Hace varios años, la profesión médica diagnosticó a un hombre


con cáncer terminal. Le dijeron que probablemente le quedaban
cerca de seis meses de vida. Le dieron el alta en el hospital y
terminó su tratamiento médico cuando regresó a su casa. Durante
los primeros meses estuvo muy deprimido y se pasaba todo el día
tumbado en la cama viendo la tele. Tenía dolores constantemente.

Cada día a última hora de la tarde veía los programas de dibujos


animados antes de las noticias de la noche. Siempre se reía con los
dibujos y notaba que al final del programa apenas tenía dolores. Sin
embargo, volvía a tenerlos cuando veía las noticias. Decidió que
podría existir una relación entre su risa y la disminución del dolor.
Se hizo instalar un video y entonces compró todas las películas de
humor que recordaba de su juventud. Se veía todas las comedias
de payasadas que pudo encontrar durantes horas. Se compró
docenas de tebeos y los leyó. Tomó la decisión de reírse lo más
posible durante las horas de vigilia. Gradualmente, el dolor des-
apareció. Tras seis meses, todavía estaba vivo y su cáncer se había
detenido.

Las emociones felices influyen sobre los procesos fisiológicos


del cuerpo, al igual que las emociones intensas. Cuando estamos
contentos, despreocupados y felices, raramente nos ponemos
enfermos. Uno de los resultados de un carácter feliz es una mejor
digestión.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 27-
Cuando nos sentimos positivos sobre nosotros mismos y nuestro
entorno, saboreamos nuestro alimento más y lo asimilamos más
fácilmente. Rodearnos de buena compañía, una conversación
agradable y un entorno saludable favorece disfrutar de la comida
y que la digestión progrese fácilmente.

Cuando estamos relajados, nuestro estómago y otros órganos


están menos tensos; se sienten menos constreñidos y pueden
realizar sus tareas más fácilmente. De hecho, el acto físico de
reírse después de una comida permite que el alimento pase más
rápidamente a través del tracto digestivo.

Sentir emociones y tener pensamientos agradables antes y


durante las comidas es muy beneficioso. Rezar, meditar o un
periodo de silencio antes de empezar una comida pueden ayudar-
nos a calmarnos. Un periodo de equilibrio emocional y tranquili-
dad mental antes de comer es muy beneficioso. Esto puede tomar
la forma de una oración, una afirmación sobre los alimentos que
vamos a comer, o simplemente un periodo de silencio para
calmarnos y centrarnos en el acto sagrado de comer para nutrir-
nos. Nos damos tiempo para renovarnos espiritualmente antes de
renovarnos físicamente.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 28-
Vínculos emocionales
con la comida

Los seres humanos tendemos a identificarnos y definirnos con


multitud de cosas, entre ellas, la comida. Cuando nos definimos
por lo que comemos nuestros estados de ánimo fluctúan y se
resiente nuestra autoestima porque no siempre vamos a comer
perfectamente. Si comemos tal cosa somos buenos y si no lo
hacemos somos malos. Esto crea una exigencia muy grande que la
mayoría de las ocasiones provoca atracones de comida, senti-
mientos de culpabilidad, consumiendo aquellos alimentos que
identificamos como malos o prohibidos. Si como todo crudo estoy
sano y feliz pero si como alimentos cocinados soy malo y me siento
culpable. Estos pensamientos distorsionados es interesante cam-
biarlos por unos racionales: “Porque mi dieta no sea perfecta
siempre y no sea capaz de comer totalmente sano, no por ello soy
peor persona y no pueda tener un nivel de salud óptimo para mi
bienestar”. No hay alimentos buenos o malos; o alimentos prohi-
bidos, esas etiquetas provienen de prejuicios, creencias y exigen-
cias contraproducentes. Hay alimentos más sanos que otros
para la salud humana pero mi autoestima y mi autoconcepto
no dependen de lo que coma sino de mis propios pensamientos.
Me quiero y me acepto aunque coma peor o coma mejor. Mi
felicidad es interna.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 29-
Las empresas de alimentación venden sus productos insanos
publicitándonos diariamente intentando crear vínculos emociona-
les entre sus potenciales clientes. De esta forma, conseguirán que
consumamos productos muy tóxicos y antinaturales no porque
sean sanos para nosotros sino porque hemos creado un vínculo
emocional de placer hacia ellos. Por esta razón contratan a
conocidos y afamados actores, actrices, músicos y deportistas
consumiendo sus productos, que, por cierto, la mayoría de las
ocasiones ni ellos mismos los consumirían, para crear en la mente
del cliente potencial un vínculo emocional de placer y, así, cuando
vaya al supermercado, elija, casi automáticamente tal producto
porque le hace sentir muy bien y lo asocia a tal deportista de elite
o a tal actriz maravillosa.

No solo la publicidad crea vínculos emocionales sino también


nosotros mismos. Cuando nos sentimos felices y dichosos muchas
veces nos premiamos con ciertos alimentos y productos con los
que asociamos placer, como por ejemplo, el día de nuestro
cumpleaños tomamos tarta, pasteles, bombones, etc. O cuando
hemos conseguido algo importante para nosotros o nos han dado
una buena noticia, solemos comer alimentos con los que vincula-
mos alegría.

Cuando nos sentimos vacíos emocionalmente por ejemplo ante


una pérdida afectiva y no somos capaces de afrontar el dolor
emocional que producimos, intentamos llenar dicho vacío con la
comida. Cuando tenemos mucha ansiedad y estrés para calmarnos
muchas veces optamos por comer aunque realmente no tengamos
hambre. Los carbohidratos complejos como las patatas fritas, pan
blanco, todo tipo de cereales refinados, suelen ser los alimentos
elegidos para calmarnos porque su consumo provoca que el
cuerpo segregue ciertas hormonas que nos calman como por
ejemplo la seratonina. Anestesiamos el dolor comiendo.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 30-
Si tenemos mucha necesidad de ser amados, solemos consumir
muchos dulces pues anhelamos amor, dulzura, Tenemos hambre
de amor. Si estamos muy hiperactivos, solemos comer alimentos
más picantes. Si tenemos miedo a que nos rechacen, podemos
poner una barrera ante el mundo engordando por lo que comere-
mos excesivamente. Si vivimos una etapa muy mental, donde la
queja y la preocupación nos invaden, tendemos a comer alimentos
más densos para bajar de energía y conectarnos con la tierra. Todas
estas pautas nos perjudican y podrían evitarse su fuéramos capa-
ces de utilizar las herramientas psicológicas que disponemos de
forma natural. Claro está, que después de tantos años con estas
pautas insanas nos es fácil cambiarlas, requieren dosis de pacien-
cia, control, esfuerzo y compasión hacia uno mismo. Muchas
veces es necesario acudir a terapia.

Los seres humanos buscamos más evitar el dolor que buscar


placer. Muchas veces utilizamos la comida como una droga para
evadirnos de la realidad que nos desagrada y del dolor emocional
que sentimos. Algunos de los alimentos que elegimos para ese fin
suelen ser: Dulces, helados, bombones, bollos, patatas fritas de
bolsa, alimentos enlatados, salados, azucarados, pan blanco, ham-
burguesas, quesos, embutidos, etc. El consumo de estos alimentos
insanos provoca un gasto energético importante en nuestro orga-
nismo. Al principio, nos sentimos estimulados pero después hay
una depresión energética ante el esfuerzo del cuerpo por digerirlos
y eliminar sus toxinas. Tanto la estimulación inicial como la
depresión posterior nos sirven temporalmente para evadirnos pero
a costa de nuestra salud. Este consumo excesivo de alimentos
insanos provoca que nuestra dieta tenga más grasa, menos
carbohidratos, niveles de fibra muy bajos, un porcentaje muy alto
de pesticidas y residuos tóxicos, niveles de proteína y colesterol
excesivos que superan peligrosamente las recomendaciones ofi-
ciales.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 31-
Nuestras reglas: el camino
de la felicidad o desdicha

Sería importante realizar un trabajo interior con la finali-


dad de cambiar nuestros criterios o reglas respecto a nuestra
felicidad. Muchas veces basamos nuestra felicidad en las cosas
materiales y en cosas que no podemos controlar, como, por
ejemplo, la reacción y la opinión de los demás, sin darnos cuenta
que la felicidad es un estado de conciencia y nuestra autoestima es
autónoma y procede de nuestro interior. Enfocarse demasiado en
las cosas materiales es alimentar la infelicidad y el estrés porque
las cosas externas, materiales son cambiantes e impermanentes.
No podemos basar nuestra felicidad en algo que cambia.

También respecto al dolor que sentimos muchas veces es porque


tenemos unas reglas muy estrictas ante la vida y unas expectativas
poco realistas. La decepción es el resultado. Cuando sentimos el
dolor en vez de escapar de él, podemos sentirlo y observarlo desde
la compasión. Esta consciencia es liberadora y apacigua el dolor.
Hay que intentar tener reglas de vida que podamos activar y
controlar en cualquier momento independientemente de lo
que suceda a nuestro alrededor. Hay que diseñar reglas de modo
que tengamos control sobre ellas, de tal modo que no sea el mundo
exterior el que determine si nos sentimos bien o mal. Establezca-
mos reglas que nos resulte fácil sentirnos bien y muy difícil
sentirnos mal, de forma que no tengamos que depender de nadie
ni de nada para sentirnos bien, para ser felices.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 33-
Si para sentir amor, nuestra regla es que los demás nos amen,
entonces puede suceder que muchas veces suframos, estemos
decepcionados cuando los demás no nos amen o no cumplan
nuestra expectativas, y tienen derecho a ello pues son libres. En
cambio, si cambiamos esa regla por la que sentimos amor cuando
amamos, cuando damos amor, entonces, sentiremos amor cuando
queramos. Veamos ejemplos de reglas saludables conscientes:

AMOR. Siento amor cada vez que me muestro amoroso y cálido


con mis amigos, familia, parejas o personas extrañas. Cada vez que
me muestro amoroso conmigo mismo. Cuando ayudo a los demás.

SALUD. Cuando me cuido, cuando hago algo que incrementa


mi fortaleza, flexibilidad, vitalidad. Cuando tomo alimentos vege-
tales, frutas frescas. Cuando paseo, hago ejercicio, duermo las
horas que necesita mi cuerpo.

LIBERTAD. Me siento libre cuando vivo de acuerdo con mis


convicciones, mis principios y acepto las oportunidades de crear
felicidad para mi mismo.

GRATITUD. Me siento agradecido cuando aprecio todas las


cosas que tengo ahora mismo en mi vida.

FELICIDAD. Me siento feliz por el simple hecho de vivir,


respirar, existir, levantarme cada día.

Cuando le gente suele sentirse bien, tiende a


tratar mejor a los demás y a maximizar su
potencial como seres humanos

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 34-
El conocimiento y la autoimagen
positiva para una vida sana

Muchos hábitos dietéticos insanos están relacionados con un


condicionamiento emocional desde la niñez y en nuestra vida de
adultos. Cambiar nuestros hábitos alimenticios y adoptar una
manera mejor de nutrirse implican cambios a un nivel emocional
además de cambios en nuestras actividades diarias.

El conocimiento es el método más valioso que podemos usar


para superar las asociaciones emocionales con alimentos
destructivos como dulces, alimentos fritos, etc. Si somos cons-
cientes de porqué queremos un cuenco de helado, estamos en una
mejor posición para hacer frente a ese deseo. Al reconocer que el
impulso nace de un condicionamiento emocional del pasado y no
de una necesidad fisiológica actual o real, estamos mejor capaci-
tados para cambiar nuestros hábitos.

Junto con este conocimiento es necesario educarnos sobre los


alimentos que deseamos o evitamos. Si comprendemos cómo
comer azúcar blanco obliga al organismo a utilizar su propio
suministro de nutrientes vitales para su metabolismo, es menos
probable que la comemos. Si sabemos los muchos beneficios para
la salud de los alimentos crudos, estamos en mejor posición de
aprender a disfrutarlos. De modo que primero debemos educar-
nos sobre lo qué es la nutrición adecuada y entonces desarrollar
un conocimiento sobre los alimentos que introducimos en nues-
tros cuerpos.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 35-
Otro importante método para superar el condicionamiento emo-
cional es el desarrollo de una autoimagen positiva. Muchas
personas abusan de hábitos alimenticios autodestructivos con el
deseo de castigarse por «no ser lo bastante buenas.» Si las personas
piensan que no valen gran cosa, les costará bastante querer
mejorar su salud a través de un cambio en la dieta y estilo de vida.
El deseo de una buena salud indica a menudo el desarrollo de
una autoimagen positiva. Muchas personas experimentan senti-
mientos de inadecuación y de inferioridad. No sienten que merez-
can gozar de una salud óptima. De lo que necesitamos darnos
cuenta es que la salud radiante y el bienestar es un derecho de
nacimiento para todos los seres humanos. Todos nosotros mere-
cemos estar completamente sanos en cuerpo, mente y alma, y
debemos recobrar este derecho de nacimiento mediante una
nutrición adecuada, vida sana y una actitud emocional positi-
va.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 36-
Afirmaciones

El uso de afirmaciones y de la meditación pueden ser útiles para


desarrollar el entorno emocional positivo que necesitamos para
hacer mejorar nuestro estilo de vida y nuestra autoestima, nuestro
autoconcepto. Afirmar las cualidades que deseamos desarrollar
dentro de nosotros mismos es un método poderoso para superar el
condicionamiento emocional del pasado. Por ejemplo, si tenemos
una fuerza de voluntad débil para resistir a los alimentos
destructivos, podemos decirnos diariamente:

"Tengo una fuerza de voluntad y un autodominio fuertes.


Como sólo alimentos que son buenos para mí."

Estas declaraciones reciben el nombre de afirmaciones. Una


afirmación es simplemente una declaración positiva que hacemos
sobre nosotros mismos. Al emplear estas declaraciones positivas,
puedes efectuar muchos cambios a nivel emocional y mental.
Estamos acostumbrados a escuchar mensajes negativos desde que
nacemos que provocan con el paso del tiempo y su reiteración que
consciente e inconscientemente nos las creamos. Si desde peque-
ños nos dicen que no valemos nada una y otra vez podemos legar
a creérnoslo y nuestras reacciones ante la vida se filtren desde esa
creencia impuesta y arraigada. Para romper esa tendencia, esa
pauta, son útiles las afirmaciones: "Soy una persona valiosa
aunque los demás no me valoren".

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 37-
Es mejor idear las afirmaciones que son adecuadas para ti en una
etapa determinada de tu vida. Es importante que afirmes las
cualidades emocionales que deseas de una manera positiva. Por
ejemplo, en vez de decir: «No me preocuparé,» es mejor afirmar:
«Estoy tranquilo, sereno y centrado.» También es beneficioso si
expresamos estas declaraciones en tiempo presente, como si
estuvieran ocurriendo ahora mismo.

Estas afirmaciones pueden escribirse diariamente o pueden


repetirse en silencio o en voz alta. Deberían llegar a ser parte de
tu vida diaria durante varias semanas para que realmente funcio-
nen. Las afirmaciones no son mágicas, ni son una forma de
«autohipnosis.» Son un método efectivo para rodearte de un
entorno positivo y de un estado mental saludable en el que crecer.
Permiten que asuman la responsabilidad por tu propia salud
emocional, y que sirvan como medios directos de activar tus
poderes latentes. Son una forma de autoterapia ideada personal-
mente que sólo tiene resultados positivos e inofensivos.

Las afirmaciones son el nexo de unión entre nuestra mente


consciente y nuestras emociones ocultas. A medida que dirigimos
conscientemente nuestras energías hacia una cualidad deseada,
tendemos a alcanzar esa meta. Si empleamos las afirmaciones
regularmente y de buena fe, podremos vencer en seguida esos
estados emocionales perjudiciales que obstaculizan nuestro creci-
miento personal.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 38-
Somos responsables de nuestra
salud mental y emocional

No culpar a los demás de nuestros pensamientos y sentimien-


tos es un paso muy importante para responsabilizarnos de
nuestra vida y ser felices. Esto no significa disculpar la conducta
de los demás, sino, simplemente, no permitir que esa conducta sea
la causa de nuestras emociones dolorosas y a su vez no tomarnos
de forma personal las decisiones de los demás.

Mientras no asumamos la responsabilidad de la propia vida será


más complicado evolucionar y ser felices. Esperamos que los
demás nos hagan felices y les culpamos de nuestras desdichas pero
la única persona que nos puede hacer feliz realmente somos
nosotros mismos. Cuando estemos inmersos en situaciones que
consideramos negativas o nos relacionamos con personas que nos
perjudican, en vez de quejarnos y echar la culpa a lo externo, a los
demás de nuestro malestar, empecemos a responsabilizarnos de
nuestra vida.

Lo que pensamos, lo que sentimos, es responsabilidad nuestra.


No es lo qué sucede sino como lo vivimos en nuestro interior con
nuestros pensamientos y sentimientos. Nuestros pensamientos y
sentimientos los generamos nosotros mismos no las circunstancias
ni las otras personas. Ante un mismo suceso, varias personas
piensan y sienten de forma diferente. Esto supone un inmenso
poder responsabilizarse de nuestro espacio interior. Podemos
tener control sobre el mismo y, por tanto, de nuestra felicidad, de
nuestras decisiones y actos.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 39-
En 1865 Louis Pasteur hizo un descubrimiento que es la base de
la «teoría del germen» de la enfermedad. Esta teoría de la
enfermedad se adaptaba perfectamente al ego del ser humano
moderno. Ya no tenía que culparse por las enfermedades causadas
por sus propias transgresiones de las leyes naturales de la salud,
sino que en vez de eso culpaba a los gérmenes que habían invadido
su cuerpo. La teoría del germen desplazó de forma eficaz la propia
responsabilidad personal del ser humano por su salud a los
hombros de la profesión médica que sabía cómo matar a los
gérmenes ofensores. Por consiguiente, el ser humano percibió
pronto su propia salud personal como algo que ya no estaba en sus
manos.

Esta es la forma de pensar que predomina también en otras


áreas. Si estamos de mal humor o estamos enfadados con el
mundo, la culpa la tienen siempre nuestros padres, nuestra pareja,
la suegra, nuestro jefe, el gobierno o la Iglesia. Alguien o algo es
el causante de nuestros problemas emocionales y mentales. No
decimos que no es culpa nuestra.

Esta tendencia tan generalizada de culpar del fracaso de las


relaciones interpersonales, o incluso de las crisis emocionales y
mentales, a factores «externos» como el estrés, un entorno fami-
liar malo, el trabajo, la pareja, etc., nos permite desplazar la
responsabilidad de nosotros mismos a otra persona o aconteci-
miento. Por ello buscamos ayuda exterior a estos problemas en la
forma de terapeutas, consejeros, psiquiatras, etc. Sin embargo, el
hecho es que una mente sana y un cuerpo sano que está bien
cuidado con una nutrición adecuada es capaz de hacer frente a las
causas principales de enfermedades emocionales y mentales, al
igual que es capaz de hacer frente a las causas principales de las
enfermedades físicas.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 40-
Si asumimos la responsabilidad por nuestra salud física y mental
proporcionamos al cuerpo y mente una nutrición superior y un
estado de paz, podemos también asegurarnos la paz de mente y
estabilidad de emociones que nos permitan hacer frente al estrés
y a otras causas de las enfermedades mentales o emocionales. Una
persona que está bien nutrida puede hacer frente a factores que
podrían provocar crisis mentales y emocionales en personas peor
alimentadas.

En un artículo sobre fracasos matrimoniales, la Dra. Cecilia


Rosenfeld afirmaba: «Una de las causas principales de las desave-
nencias conyugales es la deficiencia nutricional y se pasa por alto
muy a menudo. En el ejercicio de la profesión, he descubierto que,
en un número sorprendente de matrimonios desavenidos, los
cónyuges sufrían de un desequilibrio de azúcar en la sangre.
Muchos de estos maridos y esposas mostraban síntomas de irrita-
bilidad, temperamento violento, sensibilidad anormal y fatiga
extrema. Estos síntomas desagradables desaparecerán con una
adecuada orientación nutricional en la mayoría de los cónyuges y
es probable que durante el proceso se solucione la crisis matrimo-
nial y el matrimonio se refuerce.»

En la misma línea, el Dr. Joseph Nichols, presidente de Natural


Food Associates, escribió: «Las personas que son desgraciadas en
sus matrimonios frecuentemente padecen deficiencias nutricionales
más que las típicas incompatibilidades sociales y tradicionales que
los terapeutas se dedican a analizar.»

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 41-
Culpar de nuestros problemas a un jefe exigente o a un
cónyuge al que le encanta discutir es algo parecido a atribuir todos
nuestros problemas físicos a gérmenes invisibles. Si deseamos
gozar de una buena salud mental y emocional, debemos esforzar-
nos por conseguirla y asumir plena responsabilidad por esta faceta
de nuestro bienestar. Debemos crear las condiciones adecuadas
para lograr una estabilidad mental y emocional a través de una
dieta y nutrición adecuadas y una manera de pensar y de actuar.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 42-
La influencia de las emociones
en los alimentos que elegimos

Comer una dieta saludable sería simple si todos fuéramos seres


racionales, libres del condicionamiento emocional. Sin embargo,
en el reino de la dieta, a menudo las emociones y hábitos del
pasado son los guías en nuestras elecciones gastronómicas.

Comemos helados, alimentos picantes, dulces y otros alimentos


destructivos básicamente debido a necesidades emocionales y a
asociaciones emocionales con estos alimentos. No debido a ningu-
na necesidad fisiológica auténtica.

Las personas se encariñan emocionalmente con los alimentos


como resultado de experiencias de la infancia, asociaciones pasa-
das o autocondicionadas. Por consiguiente, ciertos alimentos se
comen a menudo durante estados emocionales determinados,
como la depresión, etc., o con la esperanza de crear una emoción
específica, como la alegría o la felicidad. Por ejemplo, el helado
frecuentemente se asocia con las recompensas que nos daban en
la infancia. Cuando eramos niños, el helado representaba un
regalo o quizás una señal de la aprobación o tolerancia paternas.
«Si eres bueno, te compraré un helado». Así, a una edad temprana,
el helado se asocia con «ser bueno» y con la aprobación de los
padres. Por consiguiente, cuando hemos sido buenos (como hacer
una buena dieta durante unas pocas semanas), decidimos desem-
peñar los papeles de padre e hijo y premiarnos con un cuenco de
helado.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 43-
Igualmente, si nos sentimos deprimidos o agobiados por los
problemas de la vida, podemos comer otros alimentos «recompen-
sa» de la niñez para escapar temporalmente de nuestros problemas
de adultos. Las fiestas como las Navidades están estrechamente
asociados con fuertes emociones y ciertos alimentos típicos de
esas fiestas. Tan fuerte es esta asociación emocional del alimento
con la diversión en las fiestas que algunos individuos conscientes
de su salud pueden comer pavo, pasteles y dulces en una fiesta en
esfuerzo por recuperar los recuerdos de la infancia, además de por
obtener la aprobación de los padres en el presente.

Pocas personas comemos guiándonos por razones puramente


racionales, ni es necesario hacerlo así. Lo que es necesario, no
obstante, es ser conscientes del papel que las emociones desem-
peñan en nuestras elecciones alimenticias. Si vamos a comer
ciertos alimentos que no son convenientes para la salud debido a
un estado emocional alterado, deberíamos ser conscientes de
nuestro comportamiento y tratar de abordar nuestros problemas
de otra manera además de la comida.

Los propios alimentos no pueden satisfacer las necesidades


emocionales. Si estamos deprimidos, comer galletas de chocolate
puede avivar los recuerdos de una niñez sin preocupaciones, pero
no suprimen la causa de esa depresión. En vez de eso, los alimentos
que estamos comiendo pueden estar creando los problemas emo-
cionales de los que estamos intentando escapar. Por ejemplo, en
nuestra cultura, a muchos niños se les educa para asociar los
alimentos dulces y azucarados con aprobación, amor, afecto, etc.
A menudo un niño recibe un caramelo como premio. Este tipo de
condicionamiento se convierte en una pauta interna que pervive
cuando es adulto.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 44-
Cuando las personas adultas se sienten solas, aburridas o desani-
madas, pueden comprar un helado o echar dinero en la máquina
expedendora de refrescos más cercana. Comen el alimento dulce
como premio y se sienten algo mejor emocionalmente durante
unos breves minutos. Esto es un ejemplo de cómo un estado
emocional etiquetado como negativo: aburrimiento, inseguridad,
soledad, etc., puede influir sobre la selección de comer artículos
no nutritivos como caramelos, galletas, tentempiés, etc.

Estos artículos no nutritivos contribuyen a un desequilibrio


nutricional que puede, a su vez, recrear el estado emocional del
que se está intentando escapar. Por ejemplo, el azúcar refinado en
los alimentos dulces da una subida temporal de energía y una
«subida» emocional falsa. Después de esta oleada de energía, el
azúcar tiene el efecto de privar al cuerpo de las vitaminas del grupo
B y de otros nutrientes. Esta privación creada por el azúcar
prepara el escenario para más alteraciones emocionales y depre-
sión. Un ciclo aparentemente inevitable se crea: Una persona está
comiendo continuamente alimentos llenos de azúcar en un intento
por escapar a la depresión que los propios alimentos están ayudan-
do a crear.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 45-
Una dieta de frutas y verduras
contribuye a la estabilidad mental

Un régimen alimenticio a base de frutas y verduras protege los


equilibrios físicos y psíquicos. Se ha observado a personas que
consumen esta dieta tienen menos tensiones emocionales y físi-
cas. Al aportar esta dieta minerales alcalinos contribuye a la
eliminación mayor de ácidos de la sangre y que el pH sea más
alcalino intensificándose la actividad del Hipotálamo. En cambio,
si el pH se vuelve más ácido (7' 32, 7' 30, etc.), la descarga
emocional se realiza mucho más lentamente y se hace más
manifiesta la inclinación hacia el bloqueo emocional y la retención
de las tensiones.

El hipotálamo está situado en la base del cerebro, debajo del


tercer ventrículo. Es el verdadero cerebro de la vida vegetativa,
que rige la expresión de las emociones. Cuando el pH posee una
tendencia ligeramente alcalina, la actividad del hipotálamo se
intensifica por encima de lo normal, produciéndose entonces
subidas aceleradas de tensiones y desbloqueos emocionales acen-
tuados. En ejercicios de respiración como en el Rebirthing o
Biorespiración provocan una hiperventilación de los pulmones,
evacuándose más ácido carbónico lo que tiende a volver paulati-
namente el pH sanguíneo más alcalino y en consecuencia los
desbloqueos emocionales durante las sesiones.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 47-
Esta publicación está basada
en la Filosofía, Principios
y hábitos del Higienismo

El HIGIENISMO considera que la vida debería estar llena de


belleza, bondad y felicidad.

El HIGIENISMO considera que los seres humanos son por natu-


raleza buenos, honrados y virtuosos, y que hallarán el máximo
bienestar bajo las condiciones de vida ideales.

El HIGIENISMO considera que el estado de máximo bienestar es


algo normal para los seres humanos y necesario para la consecu-
ción de los ideales humanos más altos.

El HIGIENISMO considera que la superioridad sólo se encontrará


en aquellos que acepten los preceptos y hábitos que se traduzcan
en un estado de bienestar.

El HIGIENISMO, que se encarga de estudiar todo lo relacionado


con el bienestar de los seres humanos.

El HIGIENISMO es la única ciencia que se encuentra en armonía


con la naturaleza y con los principios de la existencia orgánica
vital. Se considera como una ciencia exacta, sólida en lo que se
refiere a la filosofía y la ética, de acuerdo con el sentido común,
goza de un gran éxito en la práctica y supone una bendición para
la humanidad.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 49-
El HIGIENISMO reconoce que el cuerpo humano es un organis-
mo totalmente autosuficiente que se autodirige, autoconstruye, se
preserva a sí mismo y se autosana. Además, si goza de todas sus
necesidades, es capaz de mantenerse en un orden de funciona-
miento magnífico, completamente libre de enfermedad. Entre
estas necesidades es preciso destacar el aire fresco, el agua pura,
el descanso y el sueño, la comida sana, la limpieza, una tempera-
tura idónea, la luz del sol, ejercicio, un trabajo constructivo,
equilibrio emocional, autocontrol, recreación y un entorno agra-
dable.

El HIGIENISMO reconoce que los seres humanos se encuentran


adaptados por naturaleza a una dieta de frutas, verduras, nueces
y semillas, digeridas en combinaciones compatibles, siempre y
cuando éstas se encuentren en su estado puro, fresco y natural.

El HIGIENISMO afirma que las enfermedades son causadas por


estilos de vida insanos, especialmente las dietas inadecuadas. La
enfermedad aparece por una disminución de la energía nerviosa
y la consecuente toxemia. Esta insuficiencia energética se puede
producir por el estrés, el abuso, el exceso de deficiencia de los
elementos necesarios para la vida, o por una contaminación del
organismo con sustancias anormales a éste. Por lo tanto, la
recuperación de la enfermedad sólo se consigue interrumpiendo
sus causas y suministrando las condiciones favorables para la
sanación.

El HIGIENISMO reconoce que el descanso profundo e inaltera-


ble es la condición más favorable para que un organismo enfermo
se purifique y recupere.

El HIGIENISMO, que enseña que el bienestar idóneo sólo se


puede alcanzar y mantener a través de una forma de vida bioló-
gicamente correcta, no es en absoluto un arte o un culto curativo.
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 50-
Considera como un error y causa de un gran dolor la idea de que
la enfermedad pueda prevenirse o superarse por medio de sustan-
cias anormales a nuestro ser natural. Por esta razón, el HIGIENIS-
MO condena rotundamente todos los fármacos, medicamentos,
vacunas y tratamientos, puesto que minan la salud al interferir o
destruir los procesos y tejidos del organismo vivo.

En definitiva, el HIGIENISMO considera el organismo y la mente


como el santuario inviolable del ser humano. Del mismo modo,
sostiene que todo individuo tiene un derecho inalienable de gozar
de un cuerpo puro y no contaminado, de estar libre de coacciones
y controles anormales y de poseer la libertad de encontrar sus
necesidades como un miembro responsable de la sociedad.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 51-
Bibliografía

- "Aprendiz de sabio" por Bernabé Tierno, 2005 Grupo Editorial Random


House Mondadori.

- "Aunque tenga miedo, hágalo igual" por Susan Jeffers, 2002 ediciones
Robinbook.

- "Bienestar, autoestima y felicidad" por Raimon Gaja Jaumeandreu, 1999


Debolsillo.

- "Caminando hacia la salud" por José Manuel Casado Sierra, 2003,


editorial Higea.

- "Controle su destino" por Anthony Robbins, 1992 Ediciones Grijalbo.

- "El poder del ahora" por Eckhart Tolle, 1991 Gaia ediciones.

- Lecciones del curso higienista Instituto Life Sciencie.

- Recopilación de datos en diversas webs de Internet.

- Recopilación de información en diversos artículos del José Manuel


Casado Sierra.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 53-
Sobre el autor

El autor de esta publicación lleva desde 1988 activo y comprometido en el movimiento


de la salud. Técnico de Dirección y Administración de Empresas por la Universidad de
Comillas. Se graduó en el prestigioso Instituto Americano Life Sciencie donde obtuvo el
título de Experto y Maestro en la Ciencia de la Nutrición, la Ciencia de la Salud e Higiene
Natural. Es asesor de la salud y de la Ciencia de la Vida. Autor de una amplia lista de libros,
diversas publicaciones, revistas y multitud de artículos sobre la temática de la salud,
Higienismo, vegetarianismo, defensa animal, desarrollo personal y espiritualidad. Sus
interesantes y didácticas publicaciones pueden adquirirse directamente a través de la
editorial. Destaca en su obra la sencillez y buen humor para expresar sus conocimientos,
ideas y argumentos, lo que conlleva una lectura más amena y comprensiva para todo aquella
persona que se acerca a sus publicaciones con deseos de aprender y mejorar.

Sus estudios en empresariales, informática, lenguajes de programación y salud los ha


orientado a sus proyectos alternativos. Así, en 1992 fundó junto a su hermana Natividad, su
propia editorial, llamada Higea. Una de las primeras editoriales españolas especializadas
en temas tan importantes como la salud natural, alimentación humana, higienismo y
vegetarianismo. Desde entonces su propósito y compromiso ha sido difundir los
principios y requisitos físicos, mentales, emocionales y espirituales necesarios
para lograr y mantener un nivel excelso de salud y un estado de felicidad interior. El
mensaje que han querido transmitir a lo largo de todos estos años es que la salud y la
felicidad son condiciones inherentes al ser humano y dependen de uno mismo. Lo
más importante para nuestra salud y nuestra felicidad es el AMOR INCONDICIONAL
que emana de nuestro interior. Este principio profundo es la mayor de las maestrías
y ser consciente del mismo es vital para nuestra felicidad.

Entre 1995 a 1996, publicaron un Boletín bimensual que destacaba por sus enseñanzas
y consejos para aprender a vivir de forma sana y natural a nivel físico y emocional, teniendo
en cuenta además, nuestra naturaleza espiritual. En 1993 creó la primera base de datos
sobre esos temas a través de la red de comunicación telefónica Ibertex que fue la base para
que años después, en 1997 tuviera la feliz idea de fundar y crear el interesante y didáctico
portal en Internet llamado redalternativa.com ( http://www.redalternativa.com) en el que se
informa de todo lo relacionado con la vida alternativa y salud. Hoy en día, este portal es uno
de los más conocidos del sector, convirtiéndose en una plataforma ideal para promocionar
esta importante temática. Destacan sus campañas solidarias en favor del bienestar de los
animales, que han recibido el apoyo de miles de personas de todo el mundo y la atención
de los medios de comunicación.

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 54-
¿Qué es Higea?

Nuestro estado natural es estar sanos, ser felices y amorosos.


Nuestro cuerpo es autocurativo y atesora una sabiduría innata. La mente es
una herramienta muy valiosa. Nuestro ser interior está conectado con la
Energía Amor del Universo. Este poder inherente y latente que poseemos,
puede manifestarse en su plenitud practicando un estilo de vida sano,
natural y consciente. La forma de vivir tan materialista y antinatural que
predomina nos desconecta de nuestra esencia. Tu estilo de vida diario
puede favorecer o perjudicar tu salud, el bienestar global de la Tierra y
de todos sus habitantes.

La salud, la felicidad y el amor son estados inherentes al ser


humano y dependen de la práctica de sus requisitos. Desde año
1992, en el que fundamos Higea, estamos comprometid@s en enseñarlos
a través de nuestras publicaciones, PDF, páginas web, asesoramientos,
servicios y actividades. La persona que practique estos requisitos univer-
sales basados en las Leyes de la Naturaleza y Cósmica, puede lograr un
estado de salud importante y un incremento de la frecuencia vibratoria de
sus energías que se manifestará en una forma de vivir guiada por el
amor, solidaridad y felicidad.

Si no tienes e-mail, solicita


nuestro catálogo a esta dirección postal
Higea, C/ Los Residenciales, 13, 5º D,
28770 - Colmenar Viejo (Madrid)
TeleFax: 918461176. E-mail: inf@higea.org

Nuestra Web: http://www.higea.org


Hazte Miembr@ de Higea
http://www.higea.org/haztemiembro.html
Gana Dinero con Higea
http://www.higea.org/ganadinero.html
Nuestro Portal Alternativo
http://www.redalternativa.com
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 55-
Libros de Higea Recomendados

Aprendiendo a vivir. La felicidad depende de tu interior y del conoci-


miento de tu naturaleza espiritual. Páginas: 123. Tamaño: 15x21 cms. Cu-
bierta: Rústica a color. Autor: José Manuel Casado Sierra (JMC). Precio:
10 •. http://www.higea.org/aprendiendoavivir.html

Caminando hacia la salud.Experimentar un nivel de salud y felicidad


elevados es el resultado del conocimiento y práctica de sus requisitos. Este
libro es una guía útil y transcendente que nos enseña de forma clara y amena
cómo llevarlos a la práctica en nuestra vida diaria. Páginas: 184. Tamaño:
15x21 cms. Cubierta: Rústica a color cosida. Autor:JMC. Precio: 12,50 • .
http://www.higea.org/caminandohacialasalud.html

El mito de la enfermedad. Con este libro revolucionario eres consciente


que la enfermedad no la cogemos sino que la creamos nosotr@s mism@s
al practicar un estilo de vida insano. Páginas: 116. Tamaño: 14,5x20,5
cms. Cubierta: Rústica a color. Autor: JMC. Precio: 10 •. http://
www.higea.org/elmitodelaenfermedad.html

Preguntas y respuestas sobre salud y alimentación vegetariana. Esta


guía imprescindible contiene más de 50 preguntas sobre salud natural,
Higienismo y alimentación vegetariana. Páginas: 45. Tamaño: 14,5 x 20,5
cms.Encuadernación: grapada. Cubierta: A color. Autor: JMC. Precio: 6,50
•. http://www.higea.org/
preguntasyrespuestassobresaludyalimentacionvegetariana.html

Recetas sanas para vivir feliz. Frutas, aguacates, frutos secos, semillas
y verduras son los protagonistas de esta obra única en su género ya que
sus 100 sabrosísimas recetas son totalmente crudas además de sanas,
sencillas, económicas y solidarias.Páginas: 134. Tamaño: 15x21 cms. Cu-
bierta: Rústica a color cosida. Autora: Natividad Casado Sierra. Precio:
11 •. http://www.higea.org/recetassanasparavivirfeliz.html

Para comprar estas publicaciones


- Por carta: Higea, c/ Los Residenciales, 13-5ºD, 28770 - Colmenar
Viejo (Madrid)
- Por teléfono: 918461176
- Por Internet: http://www.higea.org/pedidos.html

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 56-
Asesoramiento Higea Salud
Natural, Higienismo,
Autoayuda y Bienestar

Desde 1992 Ayudamos a miles de personas a


Mejorar su Salud y Bienestar
sin terapias de forma natural, Sencilla y permanente

Adelgazar, ganar peso, tener digestiones más fáciles,


mejorar la vista, rejuvenecer, recuperarte de una
enfermedad cardíaca, reumática, dolores de espalda,
tener más energía, más autoestima, más felicidad, etc.

- Dossier Personalizado: Elaboramos un completo dossier so-


bre el tema que nos pidas y te lo enviamos directamente. For-
ma de pago: ingreso bancario o tarjeta. Precio: 100 Euros.-

- Personal: Te atendemos personalmente. Cita concertada.


Duración: una hora aprox. Forma de pago: Al contado. Pre-
cio: 50 Euros.-

- Por teléfono: Te atendemos personalmente. Cita concertada.


Duración: 45 minutos aprox. Forma de pago: Ingreso banca-
rio o tarjeta. Precio: 30 Euros.-

- Por E-mail: Te enviamos la información a tu e-mail. Máximo


tres preguntas.Forma de pago: ingreso bancario o tarjeta. Pre-
cio: 20 Euros.

Para solicitar estos servicios


llama al 918461176 ó accede a
http://www.higea.org/pedidos.html
Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 57-
¡Hazte Miembr@ de Higea!
Consigue de forma económica y fácil información
valiosa y útil para tu salud y bienestar desde
el enfoque Higienista y Natural

Beneficios como Miembr@ de Higea

* Descuentos de un 10% en todas nuestras publicaciones,


servicios, asesoramientos y actividades

* Tus pedidos sin importe mínimo

* Recepción periódica vía e-mail de nuestro Boletín


de novedades y ofertas

* Contacto con otr@s miembr@s a través de


nuestro Foro de Miembr@s
( http://www.higea.org/foro.html )

* Acceso Ilimitado y Gratuito a nuestra base de


datos de Imágenes ( http://www.higea.org/imagenes.html ),
Artículos ( http://www.higea.org/articulos.html ) y
Preguntas-Respuestas ( http://www.higea.org/preguntas.html )
sobre Salud Natural, Higienismo, Vegetarianismo,
Ecología, Desarrollo personal y Espiritualidad

* Posibilidad de ganar entre un 3 a un 12%


de comisión al promocionar Higea
http://www.higea.org/ganadinero.html

Hazte Miembr@ de Higea AHORA...


Llámanos: 918461176
ó Visita nuestra página web
http://www.higea.org/haztemiembro.html

Copyright 2007 Higea. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción en cualquier forma sin el permiso previo de Higea
Higea, c/Los Residenciales,13-5ºD, 28770-Colmenar Viejo (Madrid). Telefax. 918461176. Web: http://www.higea.org
- 58-

También podría gustarte