Está en la página 1de 14

Taller de sociales

1 La formación del Estado es el proceso de desarrollo de una estructura de gobierno


centralizada en una situación en la que previamente no existía. La formación del Estado ha
sido objeto de estudio por parte de muchas disciplinas de las ciencias sociales. En dicho
estudio se suelen diferenciar los Estados en dos tipologías: los Estados primitivos (aquellos
que se desarrollaron desde sociedades sin Estado y ocupan este artículo) y los Estados-
nación (que se tratan en este otro). Hay distintas teorías que explican tanto los orígenes de los
estados primitivos cuanto los contemporáneos y los debates académicos son abundantes al
respecto.
Los Estados primitivos se subdividen a su vez en dos tipologías: los primarios y los
propiamente dichos primitivos. La lista de ambos grupos estatales no está cerrada, sino que
sigue sujeta a diversas controversias científicas. Entre las teorías que intentan crear modelos
explicativos acerca del origen estatal destacan la denominada hipótesis hidráulica y la
generada desde el materialismo cultural para los Estados primarios, mientras que los modelos
de formación voluntaria, los que utilizan los conflictos como factor clave y otros que
actualmente están bastante desacreditados serían muy utilizados en el ámbito de los Estados
primitivos.

2 Haití fue el primer país en lograr la independencia en América Latina. Tras una


ardua lucha contra el colonialismo francés, la revolución de los esclavos triunfó y
se proclamó como República en 1804, abriendo el camino de independencia de
los países de América Latina y Caribe.

De los que hasta entonces eran


territorios españoles en América, Paraguay fue el primer país en independizarse,
cuando un 14 de mayo de 1811 un grupo de oficiales asentó un golpe
revolucionario que independizó al país del dominio español, en lo que por
entonces se conocía como el Virreinato del Río de la Plata. Argentina y Uruguay
seguirían sus pasos poco después.
Es en este contexto histórico cuando emerge la figura de Simón Bolívar, quien
hacia el año 1813 inició una campaña militar exitosa logrando la independencia de
países como Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia. Su sueño era crear un país
enorme llamado La Gran Colombia formada por toda América Latina.
A principios del siglo XIX, la batalla de independencia mexicana de las garras del
dominio español (1810), imperio en el que formaba la provincia de Nueva
España, desencadenó uno de los conflictos armados más largos de la historia
hispana. Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica se
independizan conjuntamente, aunque un par de años después se separan y
conforman el mapa tal y como lo conocemos hoy.
Caso curioso fue el de Brasil, que por aquel entonces era colonia de Portugal.
Cuando esta fue invadida por Napoleón, su rey Juan VI huye a la colonia, la cual
decide convertir en Metrópolis, proclamando su independencia en 1822.

Hemos realizado un breve repaso a la historia para conocer cuál fue el primer país
de Latinoamérica en independizarse, pero ¿cuál fue el último? Cuba, quien
consiguió sacudirse el dominio de España en 1902 con la ayuda de los Estados
Unidos.

3 Pangea[editar]

Así debió ser Pangea: las líneas divisorias indican los continentes que iban a salir de este

Para ello tenemos que remitirnos al primer continente que existio en la Tierra y al que los
geólogos llaman Pangea (que en griego significa "Toda la Tierra"). Es decir, todos los
continentes que hoy conocemos estaban unidos en un mismo bloque. ´ Pangea existió
especialmente durante la llamada Era Mesozoica que se inició hace 225 millones de años y
terminó hace 65 millones de años. Fue en esta época en la cual reinaron los grandes saurios
(dinasaurios, por ejemplo) y grandes vegetales (coníferas) que desaparecerían para dar paso
al reinado de los mamíferos.
El bloque de América del Norte se separó de África y América del Sur y la India se separaron
de la Antártida que era por entonces fértil. Con el desplazamiento de los dos principales
bloques americanos hacia el occidente, chocaron contra la placa tectónica del Océano
Pacífico, lo que ocasionó violentos plieges en la parte occidental: en América del
Norte crearon las Montañas Rocosas, mientras que en América del Sur creó la Cordillera de
los Andes. Sin embargo, ambos bloques permanecieron aislados por mucho tiempo.
Animación de cómo debió dividirse Pangea y conformar los continentes actuales

Centroamérica: el puente que une dos extremos[editar]


Centroamérica es la parte geológicamente más joven del Continente. El nacimiento empezó
hace unos 60 millones de años debido a la actividad volcánica y levantamiento del fondo
oceánico por subducción de placa de Cocos bajo de la placa del Caribe. En el inicio se creó
una fila de islas separadas y, por último, hace aproximadamente 3 millones de años, se
terminó el proceso que uniría definitivamente el sur con el norte y separó el océano Pacifico
del Atlántico. La actividad volcánica y movimiento de las placas tectonicas todavía no se
detuvo y constantemente en esta parte del continente ocurren terremotos y se despiertan
volcanes.

Con 6.959 metros de altitud, el Aconcagua es la cima más alta del Continente Americano, producto del
lento pero extraordinario choque entre Suramerica y la placa tectónica del Oceáno Pacífico

Poblamiento de América[editar]
Una hipótesis inicial acerca del poblamiento de América, llegó a proponer que el Continente
no era otro que lugar originario de toda la humanidad. Pero bien pronto dicho planteamiento
fue reemplazado por el contrario: el Continente Americano fue quizá el último en ser poblado e
inicialmente este se dio por la raza amarilla. Para la antropología, se ha sentado como
extrema probabilidad, que el hombre americano original proviene de Asia, sea de las estepas
de Siberia o del Sudeste Asiático.
El Estrecho de Bering visto desde un satélite de la NASA

La primera presencia del hombre en América está datada de hace 20 a 30 mil años. Pero
¿cómo llegó entonces el hombre asiático a América? Para muchos la distancia entre ambos
continentes es inmensa, pero con una observación más detallada de los mapas, se puede
evidenciar que ambos continentes se tocan. Ello ha hecho pensar que el hombre asiático pasó
a América por el Estrecho de Bering, un canal que conecta al Oceáno Pacífico con el Oceáno
Glacial Artíco y que tiene una altitud de tan sólo 64 kilómetros entre Alaska y Siberia.

Visto así el Polo Norte, se puede evidenciar la cercanía de Siberia, Norte de Asia con el Norte de
América apenas separados por un estrecho de tan solo 64 kilómetros de ancho, el Estrecho de Bering

Se piensa que durante las glaciaciones, el estrecho se congeló, hecho que permitió el paso
humano, así como de animales. Si ésta, que es la más probable de las hipótesis, resulta un
hecho, el avance desde el extremo norte del Continente hacia el sur se dio lentamente a
través de pueblos nómades que buscaban siempre mejores condiciones de subsistencia.
El yacimiento arqueológico de Monte Verde en Chile es uno de los más importantes hallazgos
que evidencian la presencia humana en el hemisferio occidental de la tierra. En las primeras
excavaciones se conocieron las fechas de presencia humana con una antigüedad de 12.500
años adP; esta datación ha sido confirmada por un panel de científicos internacionales que
visitó el sitio en 1997 (Museo de Dallas y National Geographic) y por la Sociedad
Estadounidense para el Progreso de la Ciencia en 1998. De este modo, Monte Verde es
actualmente (2006) reconocido por la mayor parte de la comunidad científica como el sitio más
antiguo habitado por seres humanos de América que se haya podido verificar.
Todo el periodo humano anterior a la llegada de los pueblos ibéricos al Continente es materia
de permanentes estudios, dada la poca información y la largueza del periodo. Las primeras
fuentes históricas que se tienen nos vienen de las crónicas españolas del siglo XVI y las
descripciones que se hicieron de los pueblos encontrados entonces, que dejan en el misterio
más de 20 mil años del acontecer humano en el Nuevo M
4 La formación del Estado es el proceso de desarrollo de una estructura de gobierno
centralizada en una situación en la que previamente no existía. La formación del Estado ha
sido objeto de estudio por parte de muchas disciplinas de las ciencias sociales. En dicho
estudio se suelen diferenciar los Estados en dos tipologías: los Estados primitivos (aquellos
que se desarrollaron desde sociedades sin Estado y ocupan este artículo) y los Estados-
nación (que se tratan en este otro). Hay distintas teorías que explican tanto los orígenes de los
estados primitivos cuanto los contemporáneos y los debates académicos son abundantes al
respecto.
Los Estados primitivos se subdividen a su vez en dos tipologías: los primarios y los
propiamente dichos primitivos. La lista de ambos grupos estatales no está cerrada, sino que
sigue sujeta a diversas controversias científicas. Entre las teorías que intentan crear modelos
explicativos acerca del origen estatal destacan la denominada hipótesis hidráulica y la
generada desde el materialismo cultural para los Estados primarios, mientras que los modelos
de formación voluntaria, los que utilizan los conflictos como factor clave y otros que
actualmente están bastante desacreditados serían muy utilizados en el ámbito de los Estados
primitivos.

5 El término «Estado» suele emplearse para referirse a un fenómeno político que surgió en Europa a partir
del hundimiento del feudalismo con las características fundamentales de territorialidad, centralización,
soberanía, diferenciación e institucionalización. Este concepto da lugar a limitaciones, que son consecuencia
de la aplicación de una metodología que resulta incompleta para una comprensión integral del Estado, ya que
no permite diferenciar, dentro de los llamados Estados, los diversos tipos existentes y las consecuencias
políticas y sociales que se derivan de cada uno de estos tipos. Este trabajo defiende el uso de la metodología
empleada por Pierre Birnbaum para analizar el Estado en tanto que hecho histórico y social que supone una
creación a partir de prácticas sociales propias de un tiempo y un espacio concretos, en relación con una
cultura concreta y a lo largo de una determinada trayectoria histórica. Para ello, se expone, en primer lugar, la
teoría sociológica-histórica sobre el origen del Estado con la presentación de su metodología y el análisis de
la relación del capitalismo, la estructura social y la cultura con el Estado (apartados 2 y 3); en segundo lugar,
este trabajo se centra en las ventajas de la metodología propuesta por Birnbaum para analizar el Estado en
tanto que creación original, destacando la división Estado fuerte-Estado débil que propone el autor (apartados
4 y 5); y, por último, plantea los retos a los que se enfrenta el Estado en la actualidad (apartados 6 y 7).

6 La historia de la UE hace referencia a los hechos políticos que han afectado a


esta organización. La historia de los diversos estados que la componen es tratada de
manera separada dentro de cada país.

Evolución territorial de la Unión Europea.

La Unión Europea es una entidad geopolítica que cubre una gran parte del continente
europeo. Se basa en numerosos tratados y ha sido objeto de ampliaciones que han
llevado de 6 estados miembros originalmente a 28 en 2013, todos estados de Europa.
Sus orígenes se remontan al periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, en particular
a la fundación en 1951 de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero en París, tras la
«[[declaración Schuman], y a los Tratados de Roma, el constitutivo de la Comunidad
Económica Europea y el de la Comunidad Europea.

7 La mayoría de dichos estados suelen concluir las disputas con una opción dentro de un
pequeño conjunto:

 una federación que delega a cada nación algunas competencias dentro del estado,


como el caso de Canadá, Suiza, Rusia, India, Nigeria como Estados
Autónomos; Bolivia, Ecuador, Bélgica, España, China, Nicaragua como Regiones
Autónomas; Guyana, Finlandia, Macedonia del Norte como Municipios
Autónomos; Venezuela, México como Localidades Autónomas. Este tipo de Estado es
conocido a menudo como Federación Multicultural.
 secesión de una nación dentro del estado, como la partición amistosa
de Checoslovaquia en Eslovaquia y la República Checa.
 guerra civil que conduce a una secesión, federación o un nuevo equilibrio de poder
que sitúa a una de las nacionalidades subordinada a otra, caso de la guerra
entre hutus y tutsis a mediados de la década de 1990 en Ruanda.
La lengua es una cuestión importante en casi todas las divergencias culturales y políticas.
La colonización ha derivado en muchos estados multiculturales, incluyendo los Estados
Unidos, Canadá, México y casi todos los de América Latina. Haití y la República
Dominicana comparten la isla de La Española y hablan idiomas distintos, siendo una isla
binacional --una isla con dos estados, como Chipre, aunque uno de los estados allí presentes
no está reconocido por ningún otro país que Turquía.
Un estado multinacional requiere un gran esfuerzo para mantenerse junto. El éxito o el fracaso
dependerán de la creación de una sociedad multiétnica. Hay sin embargo presiones militares y
económicas externas que pueden originar la distinción de un grupo social dentro de un estado.
Así pues, un estado multinacional no siempre implica una sociedad multiétnica. Hay diversos
pueblos o naciones unidos por otra cosa que por la etnia, como por ejemplo la religión. Hay
también naciones que no tienen ningún estado, o que están divididas en varios estados, como
los kurdos, poco integrados en varias sociedades débilmente multiétnicas, algunos de los
cuales, como Irak o Turquía, pueden denominarse estados multinacionales.

8 Artículo principal: Guerra de la Independencia de los Estados Unidos

Estados Unidos fue el primer país de América en independizarse, declarando las 13


Colonias reunidas en varios "congresos continentales" su independencia de Gran Bretaña en
1776, la cual fue reconocida después de una guerra, mediante el Tratado de París en 1783.

Haití[editar]
Artículo principal: Revolución haitiana

Después de la Revolución francesa, muchos de los ideales de la extensión de libertad


surgieron en Haití, donde un levantamiento declaró a Haití una república libre y se afilió
a Estados Unidos como la segunda nación independiente en el hemisferio occidental. Haití es
el único país occidental en el cual un levantamiento de esclavos condujo directamente a la
independencia.
Territorio americano[editar]

Mapa animado de la revolución hispanoamericana (1808-1825):


     Territorios bajo control realista.     Territorios bajo control de movimientos independentistas.      Territorios bajo
control de la Gran Colombia.     España bajo ocupación francesa.     España dominada por el Trienio
Liberal.     Zonas sin un gobierno claro.

Véase también: Expulsión de los españoles de América

Con la Guerra de independencia hispanoamericana, la mayor parte de los territorios


españoles en Hispanoamérica ganaron su independencia en el primer cuarto del siglo XIX.
Paraguay fue uno de los primeros países en independizarse. En el año 1810 Miguel
Hidalgo en México, Simón Bolívar y José de San Martín en Sudamérica, entre muchos
otros libertadores, condujeron las luchas por la independencia. En la América portuguesa,
don Pedro I (también Pedro IV de Portugal), el hijo del rey portugués don Juan VI, proclamó la
independencia del país en 1822 y se hizo el primer emperador de Brasil, hecho pacíficamente
aceptado por la corona en Portugal.
En Argentina, José de San Martín formó un Ejército Libertador en Mendoza como parte de su
plan para liberar el territorio de las tropas Realistas. Cruzó la Cordillera de Los Andes, ayudó a
la independencia de Chile y, utilizando una flota organizada en dicho país, atacó el centro del
poder español en Sudamérica, la ciudad de Lima, declarando la independencia del Perú en
1821. Poco después se encontró en Guayaquil con Simón Bolívar, y tras una breve entrevista
le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú. Argentina proclamó su
Independencia el 9 de julio de 1816.
Durante la Guerra de la Independencia Española, varias asambleas fueron establecidas por
criollos para gobernar las tierras en nombre de Fernando VII de España. Esta experiencia de
la autonomía y la influencia del liberalismo, la francmasonería y las ideas de las Revoluciones
francesa y estadounidense fueron generando un desapego contra la España europea,
reconduciéndose hacia la lucha por la independencia, conducida por los libertadores, también
conocidos como autonomistas. Los territorios hispanoamericanos se separaron de la Madre
Patria, a menudo con la ayuda del Imperio Británico, que pretendió comerciar con América sin
el monopolio español.
Un proceso similar ocurrió en los territorios del norte y Centroamérica de España en los años
1820 tras la Independencia de México.

Territorios portugueses en América[editar]


A diferencia de los españoles, los portugueses no dividieron su territorio en América. Las
capitanías que ellos crearon fueron sometidas a una administración centralizada en Salvador,
desde donde se redactó un informe directamente a la corona portuguesa en Lisboa. Es por
ello por lo que no es común referirse a una "América portuguesa" (como América española,
América holandesa, etc.) sino a Brasil como un territorio unificado desde sus mismos
principios.
Por consiguiente, Brasil no se dividió en varios estados a la hora de la Independencia (1822),
como le pasó a sus vecinos de habla hispana. La adopción de una monarquía en vez de una
república federal en las seis primeras décadas de la soberanía política brasileña también
contribuyó a la unidad nacional.

Canadá[editar]
El 1 de julio de 1867, Canadá creó su dominio dentro del Imperio Británico sin
incluir Terranova, unida con el resto de Canadá en 1949.

Guerra hispano-estadounidense[editar]
Artículo principal: Guerra Hispano-estadounidense

En 1898, los Estados Unidos ganaron la Guerra Hispano-estadounidense y


ocuparon Cuba y Puerto Rico, terminando la ocupación española de América. Cuba recibió
independencia en 1902. De todos modos, durante gran parte del siglo XX se vivió una corriente
de inmigración de la gente pobre y exilios políticos desde España hacia los antiguos territorios,
sobre todo Argentina, Cuba, Venezuela y México. Estados Unidos también intento la
ocupación de la península de Samana en la República Dominicana.

La descolonización en el siglo XX[editar]


Varios países se independizaron hasta el siglo XX:

 Bahamas: Los británicos concedieron a las islas una autonomía interna en 1964 y, en
1973, su independencia plena, permaneciendo como miembro de la Mancomunidad
Británica de Naciones.
 Guyana: del Reino Unido, en 1966.
 Surinam: de los Países Bajos, en 1975.
 Trinidad y Tobago: del Reino Unido, en 1963.
 Belice (hasta 1973, Honduras Británica): del Reino Unido, en 1981.
 Puerto Rico: de los Estados Unidos en 1952 desde entonces es un Estado Libre
Asociado.

Colonias subsistentes[editar]
Algunas partes de América están controladas por poderes europeos en la actualidad:

 Anguila (Reino Unido).
 Aruba (Países Bajos).
 Bermudas (Reino Unido).
 Bonaire (Países Bajos).
 Curazao (Países Bajos).
 Isla Clipperton (Francia).
 Islas Caimán (Reino Unido).
 Islas Malvinas (Reino Unido).
 Islas Turcas y Caicos (Reino Unido).
 Islas Vírgenes Británicas (Reino Unido).
 Guayana Francesa (Francia).
 Guadalupe (Francia).
 Martinica (Francia).
 Montserrat (Reino Unido).
 Saba (Países Bajos).
 San Bartolomé (Francia).
 San Eustaquio (Países Bajos).
 San Martín (Francia).
 San Martín (Países Bajos).
 San Pedro y Miquelón (Francia).
 Groenlandia (Dinamarca).
Además, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos son controladas por los Estados Unidos. En
sentido estricto:

 Aruba se separó de las Antillas Neerlandesas el 1 de enero de 1986, y se convirtió en


un estado autónomo dentro del Reino de los Países Bajos. El proceso hacia una
independencia plena en 1996 fue detenido a petición del gobierno de Aruba en 1990.
 Las Antillas Neerlandesas son políticamente disueltas el 15 de
diciembre de 2008. Curazao y San Martín adquirieron un estatus similar al de Aruba, en
tanto que Bonaire, Saba y San Eustaquio se incorporaron a los Países Bajos, como tres
nuevos municipios con un status especial.1
 Guayana Francesa, Guadalupe y Martinica no son colonias de Francia pero forman
parte de Francia, como departamento de ultramar (DOM, Départements d'outremer).
El Movimiento de Descolonización y Emancipación Social de Guayana Francesa es un
partido que lucha por la independencia.

9 Portugal: separado en 1640 con su propia corona


- Bélgica: formaba parte de los Países Bajos Españoles que se
emanciparon de la monarquía española en 1648. Bélgica se escindiría a
su vez más tarde en 1840 de los Países Bajos modernos, es decir la
actual Holanda.

- En América Latina todos los países que se independizaron de España


durante el siglo XIX: Colombia (en 1810), México (1810-1821), Argentina
(1816), Costa Rica (1821), Uruguay (1825) y Panamá, que tras
independizarse de España en 1810 se unió junto a Colombia y
Venezuela para forman la Gran Colombia hasta 1858.

Además, muchos otros estados Europeos también pueden medirse


con sus antiguas colonias:

- Portugal contra Brasil, independizado en 1824.

- Inglaterra contra Nigeria, independizada en 1960 y Egipto, en 1921.

- Francia contra Senegal (1960) y Túnez (1956)

- Además de Marruecos, protectorado francés y español, incluyendo el


Sáhara Occidental, hasta 1956.

Los antiguos estados europeos y su larga historia también dan para


más:

- Lógicamente, Croacia y Serbia formaban parte de la antigua Yugoslavia


hasta los años 90, una pregunta recurrente en el mundo del deporte es
qué selección de fútbol podría tener dado su talento conjunto, así como
en baloncesto, plagados de NBA.

- Además, Islandia también perteneció a Dinamarca hasta 1918.

- Polonia ha sido independiente gran parte de su historia, pero entre el


comienzo de la II Guerra Mundial hasta unos años después fue invadida
por el régimen nazi y por los rusos, que por cierto, aquí podría tener
muchos antiguos territorios, pero no se ha clasificado ninguna antigua
república soviética.

Y por último, ya fuera de Europa:

- Corea del Sur logró su independencia del Imperio Japonés en 1915,


con quien podría enfrentarse en el Mundial.
- Y Australia se independizó de Reino Unido en 1901, aunque pasaron
varios años hasta finalizar su vinculación, que aún mantienen en la
Commonwealth.

10 Portugal: separado en 1640 con su propia corona

- Bélgica: formaba parte de los Países Bajos Españoles que se


emanciparon de la monarquía española en 1648. Bélgica se escindiría a
su vez más tarde en 1840 de los Países Bajos modernos, es decir la
actual Holanda.

- En América Latina todos los países que se independizaron de España


durante el siglo XIX: Colombia (en 1810), México (1810-1821), Argentina
(1816), Costa Rica (1821), Uruguay (1825) y Panamá, que tras
independizarse de España en 1810 se unió junto a Colombia y
Venezuela para forman la Gran Colombia hasta 1858.

Además, muchos otros estados Europeos también pueden medirse


con sus antiguas colonias:

- Portugal contra Brasil, independizado en 1824.

- Inglaterra contra Nigeria, independizada en 1960 y Egipto, en 1921.

- Francia contra Senegal (1960) y Túnez (1956)

- Además de Marruecos, protectorado francés y español, incluyendo el


Sáhara Occidental, hasta 1956.

Los antiguos estados europeos y su larga historia también dan para


más:

- Lógicamente, Croacia y Serbia formaban parte de la antigua Yugoslavia


hasta los años 90, una pregunta recurrente en el mundo del deporte es
qué selección de fútbol podría tener dado su talento conjunto, así como
en baloncesto, plagados de NBA.
- Además, Islandia también perteneció a Dinamarca hasta 1918.

- Polonia ha sido independiente gran parte de su historia, pero entre el


comienzo de la II Guerra Mundial hasta unos años después fue invadida
por el régimen nazi y por los rusos, que por cierto, aquí podría tener
muchos antiguos territorios, pero no se ha clasificado ninguna antigua
república soviética.

Y por último, ya fuera de Europa:

- Corea del Sur logró su independencia del Imperio Japonés en 1915,


con quien podría enfrentarse en el Mundial.

- Y Australia se independizó de Reino Unido en 1901, aunque pasaron


varios años hasta finalizar su vinculación, que aún mantienen en la
Commonwealth.
11

11 Pangea fue el gran supercontinente que existió al final de la era Paleozoica y


comienzos de la era Mesozoica que agrupaba la mayor parte de las tierras emergidas
del planeta. Se formó por el movimiento de las placas tectónicas, que hace unos 335 millones
de años unió todos los continentes anteriores en uno solo; posteriormente, hace unos 175
millones de años, comenzó a fracturarse y a dispersarse hasta alcanzar la situación actual de
los continentes, en un proceso que aún continúa.1 Este nombre, aparentemente usado por
primera vez por el alemán Alfred Wegener, principal autor de la teoría de la deriva
continental en 1912, procede del prefijo griego "pan" que significa "todo" y de la palabra en
griego "gea" que es "suelo" o "tierra" (Γαῖα Gaîa, Γαῖη Gaîē o Γη Gē), y significaría "toda la
tierra".
Se cree que la forma original de Pangea era una masa de tierra con forma de "U" o de "C"
distribuida a través del ecuador. Ya que el tamaño masivo de Pangea era muy amplio, las
regiones internas de tierra debieron ser muy secas por la falta de precipitación. En el gran
supercontinente los animales terrestres habrían podido emigrar libremente de un extremo a
otro.
Entre los animales que vivieron durante los 160 millones de años de existencia de Pangea se
encuentran los traversodóntidos o el alokotosaurio Shringasaurus indicus, que habitó en lo
que hoy es la India. Las investigaciones también sugieren que posiblemente los primeros
dinosaurios caminaron por Pangea.2
Se estima que Pangea se formó a finales del período Carbonífero (hace aproximadamente
335 millones de años) cuando los continentes, que antes estaban separados, se unieron
formando un solo supercontinente rodeado por un único mar, Panthalassa.

Mapa físico de Pangea basado en el de Christopher R. Scotese.

Pangea habría comenzado a fragmentarse entre finales del Triásico y comienzos


del Jurásico (hace aproximadamente 175 millones de años), producto de los cambios y
movimientos de las placas tectónicas. El proceso de fragmentación de este supercontinente
condujo primero a dos continentes, Gondwana al oeste y Laurasia al norte, separados por un
mar circumecuatorial (mar de Tetis) y posteriormente a los continentes que conocemos hoy.
Dicho proceso geológico de desplazamiento de las masas continentales se mantiene en
marcha al día de hoy.34

12

También podría gustarte