Está en la página 1de 19

JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE

LESIVIDAD NÚMERO: 59/2007.

AUTORIDADES ACTORAS: SÍNDICO MUNICIPAL


Y DIRECTOR DE DESARROLLO URBANO Y OBRA
PÚBLICA, AMBOS DEL MUNICIPIO DE JESÚS
MARÍA, AGS.

PARTICULAR DEMANDADA: AXTEL S.A. DE C.V.

TERCEROS INTERESADOS.- 1) y 2) FELIPE DE


JESUS y JUAN MANUEL ambos de apellidos
GUERRERO DÍAZ; 3) RAÚL LÓPEZ MACÍAS; 4)
JOSÉ MANUEL MARTÍNEZ MORENO; 5) ERNESTO
PASILLAS MARTÍNEZ; 6 y 7) TOMÁS Y
SANJUANA, ambos de apellidos SALAS MARTÍNEZ;
8), 9) y 10) CESAR OCTAVIO, JUAN CARLOS y
JESÚS IVAN todos de apellidos VALLES GÓMEZ;
11), 12), 13), 14) y 15) SILVIA, ANTONIO,
AURELIO, ESTEBAN y MA. DEL CARMEN todos de
apellidos SUÁREZ DE LA CRUZ; 16) ISAIAS
GONZÁLEZ GONZÁLEZ

SECRETARIO: LIC. VÍCTOR CISNEROS CASTILLO

Aguascalientes, Ags., a catorce de agosto de dos mil


ocho.
V I S T O S para resolver en definitiva los autos del
juicio de lesividad número 59/2007, en cumplimiento a la ejecutoria
de amparo directo administrativo número 175/2008, dictada por el
Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer Circuito, se deja
sin efecto la sentencia definitiva del siete de febrero de dos mil ocho,
y en su lugar se procede al dictado de una nueva, y:
RE SULTANDO
I.- Mediante escrito presentado en Oficialía de Partes
del Poder Judicial del Estado, el dos de febrero de dos mil siete,
remitido a este tribunal al día hábil siguiente, el SINDICO
MUNICIPAL Y EL DIRECTOR DE DESARROLLO URBANO Y
OBRA PÚBLICA, AMBOS DEL MUNICIPIO DE JESÚS MARÍA,
AGS., demandaron la nulidad de la resolución favorable a un
particular, AXTEL S.A. DE C.V., por los actos administrativos que
precisó en siguientes términos:
2

“...II.- RESOLUCIÓN O ACTO ADMISNISTRATIVO


QUE SE IMPUGNA:
a).- Convenio de reubicación celebrado el día dos de
septiembre del dos mil cinco por una parte AXTEL, S.A. DE C.V.
representada por su apoderado legal Licenciado José Antonio Velasco
Carmona, quien se denomina EL USUARIO y por la otra parte la
Dirección de Desarrollo Urbano y Obra Pública a través del Director
Arquitecto Noel Mata Atilano, a quien en lo sucesivo se le denomina el
MUNICIPIO.
b).- Consecuentemente se demanda la NULIDAD de la
solicitud de Alineamiento y Compatibilidad Urbanística con número de
constancia 545/05 de fecha 11 de agosto del 2005, en virtud de que el
uso de suelo propuesto por la empresa AXTEL S.A. DE C.V., lo es para
la colocación de antena de transmisión y el autorizado en el lugar en
donde se encuentra el inmueble, que lo es en la Priv. Juan de Luna
número 123 de la Comunidad de Tepetates perteneciente a la
Delegación de Maravillas Jesús María Ags., lo es habitacional.
c).- La licencia de construcción con número de folio
1439 de fecha 9 de septiembre del 2005, que le fue autorizada a la
persona moral AXTEL S.A. DE C.V. en la cual se le autorizó la
construcción de la torre de acero estructural de 36 metros que se
colocará dentro del perímetro bardeado (misma que se autorizó de
manera provisional, siempre y cuando no hubiera inconformidad de los
vecinos del lugar en el que se propuso la colocación de la antena, y se
deberían de respetar las cláusulas del convenio de fecha 2 de
septiembre del 2005, de lo contrario sería motivo de CLAUSURA
DEFINITIVA, lo que en el caso aconteció, ya que hubo múltiples
inconformidades de los vecinos del lugar en donde se instaló.”

Asimismo, los actores ofrecieron las pruebas que a su


parte corresponden.
II.- Mediante acuerdo de dieciséis de febrero de dos
mil siete, se admitió la demanda interpuesta por la parte actora, y las
pruebas ofrecidas, ordenando el emplazamiento respectivo a la
persona moral privada demandada AXTEL S.A. DE C.V. y a los
terceros interesados.
III.- Por acuerdo del veintinueve de marzo de dos mil
siete se tuvo por contestada la demanda por la persona moral
particular demandada AXTEL S.A. DE C.V. y se admitieron las
pruebas que ofreció.
IV.- Mediante proveído del once de abril de dos mil
siete se tuvo por contestada la demanda por los terceros
interesados, se admitieron las pruebas que ofrecieron y
posteriormente por acuerdo del diecinueve de junio de dos mil siete
se señaló fecha para la audiencia de juicio.

2
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

V.- En la audiencia de juicio que fue celebrada el


cuatro de julio de dos mil siete, se desahogaron las pruebas
admitidas a las partes, posteriormente se recibieron alegatos y se
citó el asunto para sentencia definitiva, que fue dictada el diecisiete
de julio de dos mil siete.
VI.- Inconforme con la sentencia definitiva, la
demandada formuló demanda de amparo directo, correspondiendo
su conocimiento al Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer
Circuito dentro del Juicio de Amparo Administrativo 637/2007.
VII.- En la sentencia dictada por el Tribunal Federal,
se concedió a la quejosa el Amparo de la Justicia Federal para el
efecto de que éste Tribunal dejara insubsistente la sentencia
reclamada y en su lugar emitiera otra en la que sin perjuicio de
reiterar las consideraciones que no fueron combatidas en los
conceptos de violación, analice lo que alegó la inconforme en su
contestación de demanda en relación a la improcedencia del juicio
de nulidad en contra del convenio de reubicación y la licencia de
construcción de antena de telefonía, por tratarse de actos
extinguidos de pleno derecho en términos de lo dispuesto en el
artículo 9 de la Ley del Procedimiento Administrativo del Estado,
cuyo análisis fue omitido, y resuelva el asunto como en derecho
proceda,
VIII.- En fecha siete de febrero de dos mil ocho, se
emitió nueva sentencia en cumplimiento a la ejecutoria de amparo.
IX.- Inconforme con la nueva sentencia definitiva, la
demandada formuló demanda de amparo directo, correspondiendo
su conocimiento al Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer
Circuito dentro del Juicio de Amparo Administrativo 175/2008.
X.- En la sentencia dictada por el Tribunal Federal, se
concedió a la quejosa el Amparo de la Justicia Federal para el efecto
de que éste Tribunal deje insubsistente la sentencia reclamada y en
su lugar emita otra en la que decrete la nulidad lisa y llana de los
actos impugnados, y

3
4

CONSIDERANDO
PRIMERO.- Este Tribunal de lo Contencioso
Administrativo del Estado de Aguascalientes, es competente para
resolver del presente juicio, de conformidad a los artículos 33 H, de
la Ley Orgánica del Poder Judicial en el Estado y artículos 1º y 59 de
la Ley del Procedimiento Contencioso Administrativo para el Estado
de Aguascalientes, toda vez que la materia de la presente
controversia es de carácter administrativo, suscitada entre el Sindico
Municipal y el Director de Desarrollo Urbano y Obra Pública, ambos
del Municipio de Jesús María, en su carácter de autoridades, en
contra de una persona moral privada AXTEL S.A. DE C.V. con
motivo de una resolución que le fue favorable, advirtiéndose que los
actos impugnados fueron emitidos por una autoridad municipal y por
ende, constituyen resoluciones administrativas cuya impugnación
corresponde conocer a éste Tribunal.
SEGUNDO.- La existencia de los actos
administrativos impugnados precisados en los inciso a) y c) del
resultando primero de la presente resolución, consistentes en el
convenio de reubicación celebrado el dos de septiembre de dos mil
cinco y la licencia de construcción número 1439, expedida a favor de
Axtel S.A. de C.V., en la cual se le autorizó la construcción de una
torre de acero estructural de 36 metros, se encuentran debidamente
acreditados en términos de los artículos 3° y 47 de la Ley del
Procedimiento Contencioso Administrativo del Estado de
Aguascalientes y 228, 235, 335, 338, 341 y 352 del Código de
Procedimientos Civiles del Estado de Aguascalientes, de aplicación
supletoria al primero de los ordenamientos citados, con el original del
citado convenio que obra a fojas 34 y 35 de los autos, y con la copia
certificada de la licencia de construcción número 1439, del veintisiete
de septiembre de dos mil cinco, que obra a foja 40 de los autos;
pruebas ambas documentales públicas que fueron ofrecidas por la
parte demandante, reconocidas por la demandada, que merecen
valor probatorio pleno conforme a los preceptos antes mencionados,
de las cuales se advierte que se emitieron los actos impugnados

4
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

anteriormente referidos.
TERCERO.- Respecto del acto precisado en el inciso
b) del resultando primero de la presente sentencia, por ser una
cuestión de orden público y estudio preferente, y con fundamento en
lo dispuesto por el artículo 27, último párrafo, de la Ley del
Procedimiento Contencioso Administrativo para el Estado, se
procede al estudio de la causal de improcedencia que la persona
moral demandada invoca, ya que de actualizarse, provocaría el
sobreseimiento del presente juicio, impidiendo el análisis de los
conceptos de nulidad expresados por los demandantes, respecto del
acto en estudio.
Al efecto, se estudia la causal de improcedencia,
prevista por el artículo 26 fracción II de la Ley del Procedimiento
Contencioso Administrativo, que a la letra dice:
“Artículo 26.- Es improcedente el
juicio ante el Tribunal, contra los actos:
(…)
II.- Cuya impugnación no corresponda
conocer a dicho Tribunal;...”

Así, el artículo 2º del citado ordenamiento legal en


mención señala los asuntos que éste Tribunal puede conocer, sin
que este previsto que se conozca de actos emitidos por
particulares, como lo es la solicitud de constancia de alineamiento
y compatibilidad urbanística formulada por Axtel S.A. de C.V. el once
de agosto de dos mil cinco, que obra a foja 39 de los autos, pues
dicha solicitud no constituye un acto o resolución administrativa,
pues no es una declaración de la voluntad que emane de una
autoridad de la Administración Pública del Estado o de algún
municipio, sino que únicamente es un acto mediante el cual un
particular solicita que le sea expedida una constancia de
alineamiento y compatibilidad urbanística.
Al efecto es aplicable lo dispuesto por el artículo 3º
de la Ley del Procedimiento Administrativo, que establece:

5
6

“ARTICULO 3º.- Para los efectos de esta ley, se


entenderá por acto administrativo, toda declaración
unilateral de voluntad, externa, concreta y generalmente
ejecutiva, emanada de la Administración Pública del
Estado de Aguascalientes y de las de sus Municipios,
en el ejercicio de las facultades que les son conferidas por
los ordenamientos jurídicos en su carácter de potestad
pública, teniendo por objeto crear, reconocer, transmitir,
modificar, o extinguir derechos y obligaciones con la
finalidad de satisfacer el interés general.”

Como corolario de lo anterior, y aunque los formatos


de Solicitud de Alineamiento y Compatibilidad Urbanística,
constituyen en la práctica, el medio utilizado por la autoridad
competente para dar la respuesta respectiva a los particulares que
formulan tales solicitudes, cabe mencionar que en el caso, se afirma
que el documento cuestionado no constituye en sí un acto
administrativo, porque en ningún momento se estampó el sello y
firma de autoridad alguna en el espacio destinado para asentar los
mencionados datos; luego, de ello se obtiene que dicha documental
únicamente contiene la solicitud del particular, mas no así la
respuesta a dicha solicitud por parte de autoridad competente para
que pudiere ser considerado como acto administrativo.
Consecuentemente, al no ser la solicitud de
alineamiento y compatibilidad urbanística, un acto o resolución
administrativa que hubiere emanado de la administración pública ya
sea estatal o municipal, y que además de ello, contenga una
respuesta favorable al particular que pudiere ser susceptible de
nulidad a instancia de la propia autoridad, conforme a lo previsto en
el artículo 2 fracción III de la Ley del Procedimiento Contencioso
Administrativo para el estado de Aguascalientes, se concluye que a
éste Tribunal no le corresponde conocer de la nulidad de dicho acto
impugnado por no estar previsto en ninguno de los supuestos de
competencia contemplados por el artículo 2º del ordenamiento legal
antes invocado, y en consecuencia se actualiza la causal de
improcedencia prevista en el diverso numeral 26, fracción II, de ese
mismo cuerpo de leyes, por tratarse de una acto cuya impugnación
no corresponde conocer a este tribunal.
6
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

En tal virtud, sin que se estudien a plenitud los


conceptos de nulidad por existir impedimento para ello, PROCEDE
DECRETAR EL SOBRESEIMIENTO del presente juicio, respecto
del acto precisado en el inciso b) del resultando Primero de la
presente sentencia, atentos a lo dispuesto por el artículo 27 fracción
II de la Ley del Procedimiento Contencioso Administrativo para el
Estado de Aguascalientes que establece:

“ARTICULO 27.- Procede el sobreseimiento del


juicio.

...II.- Cuando durante el juicio aparezca o


sobrevenga alguno de las causas de improcedencia a que se
refiere el Artículo anterior;...

...El sobreseimiento se podrá decretar en


cualquiera de los casos antes señalados de oficio o a petición de
parte.”

CUARTO.- Por otra parte, respecto de los restantes


actos impugnados precisados en los incisos a) y c) del resultando
primero de la presente ejecutoria, consistentes el al convenio de
reubicación celebrado el dos de septiembre de dos mil cinco, y la
licencia de construcción número 1439, del nueve de septiembre de
dos mil cinco, se procede al estudio de la diversa causal de
improcedencia, opuesta por la empresa demandada, misma que se
contempla en el artículo 26 fracción VII de la Ley del Procedimiento
Contencioso Administrativo, que a la letra dice:
“Artículo 26.- Es improcedente el
juicio ante el Tribunal, contra los actos:
(…)
VII.- Respecto de los cuales hayan
cesado los efectos del acto impugnado o éste no
pueda surtir efecto legal o material alguno, por haber
dejado de existir el objeto o materia del mismo; y…”

La demandada argumenta que han cesado los


efectos del los actos impugnados, por haber dejado de existir la
materia del mismo, pues por lo que hace al convenio fue vigente del
7
8

dos de septiembre de dos mil cinco al dos de diciembre de ese


mismo año, mientras que la licencia de construcción tuvo una
vigencia de dos meses, del veintiséis de septiembre al veintiséis de
noviembre de dos mil cinco, aunado a que se cumplió la finalidad del
acto, por lo que ya no pueden surtir efectos jurídicos y deben ser
considerados inexistentes.
Siguiendo los lineamientos de la ejecutoria dictada en
el amparo directo administrativo número 637/2007 por el Segundo
Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer Circuito, se advierte, que la
demandada también argumenta que en el caso opera lo dispuesto
por el artículo 9° de la Ley del Procedimiento Administrativo del
Estado, pues los actos impugnados están extintos, porque
cumplieron su finalidad y su plazo expiró.
Contrario a lo manifestado por la demandada, en
principio se reitera que no se actualiza la causal de improcedencia
consistente en la cesación de efectos, pues para que esta opere, no
es suficiente que la vigencia del acto hubiere concluido, o que se
hubiere cumplido con la finalidad del acto, sino que es necesario que
se destruyan todos los efectos en forma total e incondicional,
de modo que las cosas vuelvan al estado que tenían antes de la
emisión del acto sin dejar huella alguna, como si el mismo
jamás hubiere existido, de tal suerte que se restablezca, de modo
total, la situación anterior a su emisión, toda vez que la justificación
de la causal improcedencia en estudio, no es la simple extinción del
acto de autoridad, ya sea, por expiración de su vigencia o por el
cumplimiento de su finalidad, sino la ausencia de necesidad de
examinar la legalidad de un acto que ya no surte ningún efecto, ni
los surtirá, y que no dejó huella alguna que amerite ser borrada
mediante el presente juicio.
Por otra parte, y en relación a la extinción del acto
administrativo a que se refiere el artículo 9 de la Ley del
Procedimiento Administrativo del Estado de Aguascalientes, que a la
letra dice:

8
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

“Artículo 9.- El acto administrativo de carácter


individual se extingue de pleno derecho por las siguientes
causas:
I.- Cumplimiento de su finalidad; y
II.- Expiración del plazo.”

Esta autoridad de manera oficiosa advierte que la


demandada expone como causa diversa de sobreseimiento la
prevista en el artículo 26, fracción VI, de la Ley del Procedimiento
Contencioso Administrativo, que a la letra dice:
“Artículo 26.- Es improcedente el
juicio ante el Tribunal, contra los actos:
(…)
VI.- De cuyas constancias de autos
apareciera, de manera clara que no existe resolución
del acto impugnado ; …”

En la especie, no se actualiza tampoco la causal de


improcedencia consistente en la inexistencia del acto por extinción
del mismo, en virtud de que, tal y como ya se dijo al analizar la
causal de cesación de efectos, pues aunque en el caso, concluyó la
vigencia del convenio de reubicación y licencia de construcción
impugnados, y aunque además de ello, se cumplió su finalidad; no
menos cierto lo es, que los efectos producidos por los mismos
siguen vigentes, es decir, se trata de actos cuyos efectos son de
tracto sucesivo, siendo estos los que provocan el juicio de lesividad,
independientemente de que a la fecha en que se presentó la
demanda de nulidad, hubieren cumplido con su finalidad el
convenio y licencia que dieron lugar a la instalación del antena.
Por el contrario, el que los actos impugnados hubieren
cumplido con la finalidad para los que fueron emitidos, constituye
precisamente la causa que da origen al presente juicio, pues se
pretende con la anulación del convenio y licencia de construcción
impugnados la extinción de los efectos de dichos actos, tal como
ocurriría a manera de ejemplo, con la demolición de la antena.

9
10

Luego, si el efecto de la sentencia en un juicio de


nulidad es, conforme a los artículos 62 y 63 de la Ley del
Procedimiento Contencioso Administrativo para el Estado de
Aguascalientes, es la restitución de los derechos que en su caso
pudieren haberse afectado al particular o autoridad demandante, se
concluye que no puede operar la extinción del acto o cesación de
sus efectos como causa que impida el análisis de fondo de la
controversia, pues para ello es necesario que dicha extinción o
cesación no hayan dejado huella alguna que amerite ser borrada
mediante el presente juicio.
Al efecto, son aplicables por analogía las
jurisprudencias de la novena época, emitidas por la Segunda Sala
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicadas en el
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, consultables en la
página 38 del tomo IX de junio de mil novecientos noventa y nueve y
en la página 210, del tomo VII, de febrero de mil novecientos
noventa y ocho, respectivamente, cuyos rubros y textos dicen:
“CESACIÓN DE EFECTOS EN AMPARO. ESTA CAUSA
DE IMPROCEDENCIA SE ACTUALIZA CUANDO TODOS
LOS EFECTOS DEL ACTO RECLAMADO SON
DESTRUIDOS EN FORMA TOTAL E INCONDICIONAL.
De la interpretación relacionada de lo dispuesto por los
artículos 73, fracción XVI y 80 de la Ley de Amparo, se
arriba a la convicción de que para que la causa de
improcedencia del juicio de garantías consistente en la
cesación de efectos del acto reclamado se surta, no basta
que la autoridad responsable derogue o revoque tal acto,
sino que es necesario que, aun sin hacerlo, destruya todos
sus efectos en forma total e incondicional, de modo tal que
las cosas vuelvan al estado que tenían antes de la violación
constitucional, como si se hubiera otorgado el amparo, es
decir, como si el acto no hubiere invadido la esfera jurídica
del particular, o habiéndola irrumpido, la cesación no deje
ahí ninguna huella, puesto que la razón que justifica la
improcedencia de mérito no es la simple paralización o
destrucción del acto de autoridad, sino la ociosidad de
examinar la constitucionalidad de un acto que ya no está
surtiendo sus efectos, ni los surtirá, y que no dejó huella
alguna en la esfera jurídica del particular que amerite ser
borrada por el otorgamiento de la protección de la Justicia
Federal.”

“SOBRESEIMIENTO. CESACIÓN DE LOS EFECTOS


DEL ACTO RECLAMADO. Para aplicar el artículo 73,

10
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

fracción XVI, de la Ley de Amparo, es necesario que la


revocación del acto que se reclama o la cesación de sus
efectos sean incondicionales o inmediatas, de tal suerte
que restablezcan, de modo total, la situación anterior a la
promoción del juicio, produciéndose el resultado que a la
sentencia protectora asigna el artículo 80 de la Ley de
Amparo.”

Por lo anterior, es de concluirse que no han cesado


los efectos del acto impugnado, ni se actualiza la inexistencia del
acto impugnado por el hecho de éste hubiere cumplido con su
finalidad para el que fue emitido, pues en la especie se construyó
una antena de retransmisión tal como se acredita con la afirmación
de los demandantes en el inciso f) del capitulo de hechos de su
demanda, y con el reconocimiento por la persona moral demandada
en el último párrafo del inciso e) de la contestación de los hechos,
reconocimientos que merecen valor probatorio pleno de conformidad
con lo dispuesto por el artículo 338 y 352 del Código de
Procedimientos Civiles del Estado, de aplicación supletoria de la Ley
del Procedimiento Contencioso Administrativo, según su numeral 47,
siendo que dicha construcción tuvo como origen precisamente la
licencia de construcción impugnada, la cual a su vez, estuvo
condicionada a la suscripción del convenio combatido; por lo que
no se han destruido todos los efectos de los actos administrativos
impugnados en forma total e incondicional, ni las cosas han vuelto
al estado que tenían antes de la emisión, así como tampoco hay
inexistencia del acto impugnado que no deba ser analizado,
pues para que esto suceda, debió acreditarse mediante el presente
juicio que no fue construida la antena de telefonía o que fue
demolida dicha construcción, restableciendo con ello las cosas a la
situación anterior, y por ende, sólo así, se haría innecesario
examinar la legalidad de un acto, supuesto que no acontece en el
presente asunto, por lo que devienen infundados los argumentos de
la demandada.
QUINTO.- Analizadas que han sido las causales de
improcedencia y al no advertirse de oficio alguna otra causal, ni las

11
12

demandadas invocaron alguna otra, respecto de los diversos actos


administrativos impugnados, lo que procede es analizar los
conceptos de nulidad expuestos por los actores que son del tenor a
que se contrae el escrito de demanda, mismos que se reproducen
en obvio de repeticiones, sin que se haga necesaria su transcripción
por no ser un requisito formal de las sentencias.
Sirve de apoyo a lo anterior, la jurisprudencia de la
novena época sostenida por los Tribunales Colegiados de Circuito,
publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, en
el tomo VII de abril de 1998, localizada en la página 599, cuyo rubro
y texto dicen:
“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN. EL JUEZ NO ESTÁ
OBLIGADO A TRANSCRIBIRLOS. El hecho de que el Juez
Federal no transcriba en su fallo los conceptos de violación
expresados en la demanda, no implica que haya infringido
disposiciones de la Ley de Amparo, a la cual sujeta su
actuación, pues no hay precepto alguno que establezca la
obligación de llevar a cabo tal transcripción; además de que
dicha omisión no deja en estado de indefensión al quejoso,
dado que no se le priva de la oportunidad para recurrir la
resolución y alegar lo que estime pertinente para demostrar,
en su caso, la ilegalidad de la misma”.

De igual forma, se tienen por reproducidas en obvio


de repeticiones las defensas opuestas por la persona moral
demandada Axtel S.A. de C.V. y por los terceros interesados, los
cuales son del tenor a que se refieren los escritos de contestación,
sin que se haga necesaria su transcripción, por no ser un requisito
formal de las sentencias.

SEXTO.- El concepto de nulidad expuesto por el actor


en su demanda, es FUNDADO.
En efecto, los demandantes adujeron en lo toral, que
según el Programa Ordenación de la Zona Conurbada
Aguascalientes, Jesús María y San Francisco de los Romo, el uso
de suelo donde se instaló la antena de telefonía, que se encuentra
en la calle Juan de Luna Moreno número 123 en Tepetates,
Maravillas, de Jesús María, Aguascalientes, es habitacional, por lo
que el convenio del dos de septiembre de dos mil cinco, celebrado

12
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

por el Director de Desarrollo Urbano y Obra Pública y la licencia de


construcción número 1439, expedida por dicho funcionario, son
indebidos, pues está fue expedida en virtud del convenio, siendo que
el Director de Desarrollo Urbano y Obra Pública, no está facultado
para celebrar convenios, ya dichas facultades le corresponden al
Presidente Municipal y Síndico Municipal, por lo que el convenio es
nulo de pleno derecho y como consecuencia de dicha nulidad son
nulos los demás actos que de el deriven.
Por su parte, la demandada Axtel S.A. de C.V. alegó a
este respecto, que en la celebración de convenios debe atenderse a
la voluntad de las partes por ser la máxima fuente de los contratos,
siempre y cuando no contravengan disposiciones de orden público e
interés general, por lo que al celebrar el convenio ambas partes
quedaron obligadas a su cumplimiento, como en la especie
aconteció con el acto en el cual se involucran la voluntad del Director
de Desarrollo Urbano y Obra Pública y de la demandada, por lo que
es improcedente anular dicho acto, por violaciones al principio de
legalidad por carecer de competencia para celebrarlo el Director de
Desarrollo Urbano y Obra Pública.
Asiste la razón a los demandantes por cuanto a la
falta de competencia de la autoridad que emitió el convenio,
provocando con ello su ilegalidad y la de la licencia de construcción
a que se refiere dicho convenio.
En efecto, el convenio del dos de septiembre de dos
mil cinco, mismo que fue suscrito por el Director de Desarrollo
Urbano y Obra Pública, es ilegal, toda vez que dicho funcionario
carece de competencia para celebrar el citado convenio, en virtud de
que no existe precepto legal alguno que faculte al Director de
Desarrollo Urbano y Obra Pública del Municipio de Jesús María de
celebrar convenios, con los particulares con el propósito de cambiar
el uso de suelo y autorizar la licencia de construcción, pues a quien
en todo caso le corresponde suscribir dichos convenios del Municipio
con los particulares, atento a lo que establece el artículo 3º de la
Constitución Política del Estado, es al Presidente Municipal y al

13
14

Síndico Municipal, que son quienes tienen la representación del


Municipio, y por lo tanto, son competentes para obligarse en su
nombre, de conformidad con lo dispuesto en los artículo 22 y 28 del
Código Municipal de Jesús María Aguascalientes, que disponen:

“ARTÍCULO 3º.- El Poder Público solamente


puede actuar en uso de facultades expresas mientras que
los particulares pueden hacer todo lo que las leyes federales y
locales no les prohiban.”
“Artículo 22.- Corresponde al Presidente
Municipal la ejecución de los acuerdos del
Ayuntamiento, la celebración de todos los actos o
contratos necesarios para el desempeño de los
negocios administrativos y eficaz prestación de los
servicios públicos municipales;…”
“Artículo 28.- El Síndico es el encargado
del aspecto financiero del Municipio, deberá procurar su
defensa y conservación, representa al Municipio
jurídicamente,…”

Robustece lo anterior el hecho de que en el convenio


celebrado por el Director de Desarrollo Urbano y Obra Pública del
Municipio de Jesús María, que obra en autos, la citada autoridad no
fundó su competencia para celebrar dicho convenio.

Luego, al haber comparecido la Dirección de


Desarrollo Urbano y Obra Pública, a la firma de un convenio en el
que se concedió la autorización de licencia de construcción, sin
tener facultades para ello, además de que con tal autorización pasó
por alto uso de suelo permitido para la zona en la que se ubica el
inmueble objeto del convenio, se contraviene a lo dispuesto por el
artículo 3° de la Constitución Política del Estado, 22 y 28 del Código
Municipal de Jesús María, al invadir la esfera de competencia del
Presidente Municipal y del Síndico, ejerciendo las facultades que
legalmente le corresponden a dichas autoridades, sin tener las
atribuciones para tal efecto.

Cabe mencionar que se arriba a la conclusión


anterior, sin que asista la razón a la demandada Axtel S.A. de C.V.
respecto a su argumento vertido en el escrito de contestación de la
demandada relacionado con el análisis antes realizado, en el que

14
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

afirma que es válido el convenio impugnado, porque en la


celebración de los convenios debe atenderse a la voluntad de las
partes por ser la máxima fuente de los contratos, sin embargo, como
ella misma lo sostiene dicha voluntad no debe contravenir
disposiciones de orden público e interés general, ya que, la voluntad
del poder público, sólo produce efectos jurídicos cuando la ley lo
determine, dicho de otra manera, los órganos del Estado, como ya
quedó precisado anteriormente, sólamente obran en virtud de
facultades expresas, pues no rige para ellos el principio que norma
el derecho civil, de que está permitido todo lo que la ley no prohibe,
toda vez que en la especie, la finalidad u objeto del convenio en
cuestión, ésta íntimamente vinculado al cumplimiento de las
atribuciones del Municipio en materia de control urbano, es
decir, que en la celebración del convenio el Municipio actúa como
autoridad y no como particular, por tanto, si el Director de Desarrollo
Urbano y Obra Pública carecía de facultades para celebrar un
convenio, es incuestionable la ilicitud de lo convenido, y si el
convenio se otorga al margen de la las facultades concedidas al
Presidente y al Síndico Municipales previstas en los artículos 22 y 28
del Código Municipal de Jesús María, en contravención a lo
dispuesto por el artículo 3º de la Constitución Política del Estado,
contrario a lo manifestado por la persona moral demandada, no
puede dudarse que sea nulo, por lo que al celebrar el convenio
viciado de nulidad, las partes no están obligadas a su cumplimiento.
Al efecto, resulta aplicable la tesis de jurisprudencia
de la quinta época, sostenida por la Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de
la Federación, consultable en la página 154, del tomo LIV, cuyo
rubro y texto dicen:

“CONTRATOS ADMINISTRATIVOS, VALIDEZ DE LOS


La voluntad del poder público, sólo produce efectos
jurídicos cuando la ley lo determine, es decir, los órganos
del Estado, solamente obran en virtud de facultades
expresas, pues no rige para ellos el principio que norma el
derecho civil, de que está permitido todo lo que la ley no

15
16

prohibe, por tanto, si el gobernador de un Estado, al


celebrar un contrato, no se sujeta estrictamente a las
normas que le señaló el Poder Legislativo, es
incuestionable la ilicitud de lo contratado, y si el contrato
se otorga al margen de la autorización concedida, no
puede dudarse que la obligación pactada sea nula de
pleno o derecho, nulidad que resuelve el contrato en
razón de que se halle falto de alguno de los requisitos
esenciales o porque contenga un vicio intrínseco que
impida sus efectos.”

Por lo anterior, considerando que en el antecedente


número dos del convenio se preciso que “MANIFIESTA EL
MUNICIPIO AUTORIZAR LA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN DE
LA ANTENA EN CUESTIÓN SIEMPRE Y CUANDO EL PRESENTE
CONVENIO SEA SIGNADO Y ACEPTADO POR LAS PARTES.” De
lo que se desprende que la licencia de construcción estuvo
condicionada a la suscripción del convenio, lo cual se robustece con
la restricción impuesta en la licencia de construcción número 1439
impugnada, consistente en que “DEBERÁ RESPETAR LAS
CLÁUSULAS DEL CONVENIO DE FECHA 2 DE SEP. DEL 2005,
DE LO CONTRARIO SERÁ MOTIVO DE CLAUSURA DEFINITIVA.”
Luego, como lo aducen los demandantes, la nulidad
del convenio celebrado el dos de septiembre de dos mil cinco,
provoca la nulidad de la licencia de construcción, pues la misma
estaba condicionada a la suscripción del convenio el cual se
determinó que es ilegal y por lo tanto nulo, en consecuencia también
es nulo, todo acto que de él derive.
Como corolario de lo anterior, y al resultar fundado el
concepto de nulidad expresado por los demandantes, se hace
innecesario entrar al estudio de los restantes conceptos de nulidad
de su parte expresados, y de los correspondientes argumentos de la
persona moral demandada, así como de los argumentos de los
terceros, ya que cualquiera que fuera el pronunciamiento que al
efecto se resolviere, en nada cambiaría el sentido del presente fallo.
SÉPTIMO.- Como consecuencia de lo anterior, con
fundamento en el artículo 62 fracción II de la Ley del Procedimiento
Contencioso Administrativo, así como en la ejecutoria de amparo
16
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

que se cumple, se declara la nulidad lisa y llana, tanto del


convenio celebrado entre el Director de Desarrollo Urbano y Obra
Pública del Municipio de Jesús María y la persona moral AXTEL
S.A. DE C.V. el dos de septiembre de dos mil cinco, como de la
licencia de construcción número 1439, expedida el veintisiete de
septiembre de dos mil cinco.

Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en lo


dispuesto en los artículos 2º, 26, fracción II, 27, fracción II, 59, 60,
61, fracción I y 62 fracciones II de la Ley del Procedimiento
Contencioso Administrativo para el Estado de Aguascalientes, es de
resolverse y se resuelve:

PRIMERO.- En cumplimiento a la ejecutoria de


amparo directo administrativo 175/2008, emitida por el Segundo
Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer Circuito, se deja sin efecto
la sentencia definitiva de siete de febrero de dos mil ocho, dictada
por este Tribunal dentro del juicio de nulidad número 59/2007; y en
su lugar, se dicta nueva sentencia que concluye en los resolutivos
posteriores.
SEGUNDO.- Se SOBRESEE el presente Juicio
respecto de solicitud de Alineamiento y Compatibilidad Urbanística
con número de constancia 545/05 de fecha 11 de agosto del 2005,
misma que se precisa en el inciso b) del Resultando PRIMERO de
ésta Sentencia, por las razones expuestas en el considerando
TERCERO del presente fallo.
TERCERO.- Los actores probaron su acción respecto
de los actos impugnados consistentes en el convenio de fecha dos
de septiembre de dos mil cinco y la licencia de construcción número
1439 del veintisiete de septiembre de dos mil cinco, precisados en
los incisos a) y c) del Resultando Primero de ésta Sentencia.

CUARTO.- Se declara la NULIDAD LISA Y LLANA de


los actos impugnados consistentes en el convenio de fecha dos de
septiembre de dos mil cinco y la licencia de construcción número
1439 del veintisiete de septiembre de dos mil cinco, precisados en

17
18

los incisos a) y c) del Resultando Primero de ésta Sentencia, por las


razones expuestas en el Sexto Considerando de la presente
Ejecutoria.

QUINTO.- NOTIFÍQUESE PERSONALMENTE.

Así lo resolvió y firma el LICENCIADO ALFONSO


ROMÁN QUIROZ, Magistrado del Tribunal de lo Contencioso
Administrativo en el Estado, ante el Licenciado Víctor Cisneros
Castillo, Secretario que autoriza y da fe.

La resolución anterior se publicó en la lista de


acuerdos con fecha dieciocho de agosto de dos mil ocho.-Conste.

18
TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
SENTENCIA DEFINITIVA EN CUMPLIMIENTO AL A.D.A. 175/2008
2º TRIBUNAL COLEGIADO DEL XXIII CIRCUITO
EXPEDIENTE 59/2007

A continuación se estampan las firmas del Magistrado, así


como del Secretario de Estudio, por lo que ésta Secretaría General de
Acuerdos,
CERTIFICA
Que las anteriores copias concuerdan fielmente con su
original que obran en el expediente número 59/2007, las que se autorizan
para notificar a las partes. Va en dieciocho páginas, a los catorce días
del mes de agosto de dos mil ocho.- Doy fe.

LA SECRETARIA GENERAL DE ACUERDOS DEL TRIBUNAL DE LO


CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO.

LIC. MARÍA HILDA SALAZAR MAGALLANES

19

También podría gustarte