Está en la página 1de 17

36d

IMPORTANCIA DE LA INFORMACIÓN NO FINANCIERA PARA


LA CONTABILIDAD DE GESTIÓN

Esteban S. Martínez Salinas


Profesor
Grupo de investigación Actualidad Contable
Universidad Autónoma de Colombia–Bogotá

Aura H. López Salazar


Profesora
Grupo de investigación Actualidad Contable
Universidad Autónoma de Colombia–Bogotá

Carlos Alberto Angel Urueña


Profesor
Grupo de Costeo integral
Universidad del Valle-Cali

Área temática: D) Contabilidad y Control de Gestión

Palabras clave: Contabilidad, contabilidad de gestión, información


 
Importancia de la información no financiera para la contabilidad de gestión

Resumen

Mediante la relevancia y clasificación de la información en las dinámicas económicas y sociales


de nuestro tiempo, se presenta la importancia de los sistemas de información no financiera en la
conformación de un nuevo enfoque de la contabilidad de gestión. Una propuesta de contabilidad
integral, previa definición del objetivo de información, contiene relaciones de datos, variables de
información y de control en un tiempo determinado que se presenta de forma inicial en este
escrito.

Presentación

Mediante procesos conjuntos de discusión y construcción los grupos de investigación


Actualidad Contable (Universidad Autónoma de Colombia FUAC) y Grupo de Costeo Integral
(Universidad del Valle) nos orientamos a describir la importancia de los sistemas de información
no financieros para la estructuración de un sistema de contabilidad integral, como una primera
aproximación desde la contabilidad de gestión.

El objetivo antes descrito se logró mediante la utilización de un método descriptivo


analítico que conlleva un itinerario lógico tendiente a abonar la construcción de unas
metodologías de contabilidad integral para las organizaciones. Las pruebas realizadas en
informes de gestión son incipientes y por ello sólo presentamos la fundamentación teórica que
centra en los sistemas de información no financieros las formas de interacción entre elementos
(asociaciones) y variables en la dimensión de tiempo que cada entidad determine.

La complejidad creciente de la información para la toma de decisiones ha sido expuesta


por diversos autores y organizaciones; para el efecto queremos destacar la siguiente
afirmación:

sobre la dirección en la que la información tiene que evolucionar, creando un marco


conceptual para la información que está en mejores condiciones para dar cabida a la
complejidad y, al hacerlo reúne a los distintos aspectos de la información en un todo
coherente e integrado (Asociación Española de Contabilidad y Administración de
Empresas, 2011, pág. 3).

El interés por la estructuración de un sentido de información integral por parte de los


autores tiene sus antecedentes en desarrollos globales como el expuesto en el párrafo anterior.
De igual forma otros autores (Franco R, 2003) han presentado iniciativas para constituir un
marco que permita a la contabilidad dar respuesta a multiples, crecientes y complejos
requerimientos de información en las organizaciones, siendo ésta sólo una aproximación de
orden conceptual.


 
El modelo de contabilidad integral lo particularizamos en este nivel en un modelo de
costeo integral (de forma interna a las organizaciones) que permite relacionar los flujos de
información, la dimensión de tiempo y el sentido u objeto de la información que se expresan de
mejor forma en la información no financiera, aspecto de que se ocupa este trabajo, en lo que la
sociedad de la información y el conocimiento a denominado “la materia prima: información y el
conocimiento, el recurso mental que adiciona valor” (Valdés, 2002, pág. 22)

Un ejemplo de aplicación de los flujos de información no financiero, la tenemos en la


aplicación de la metodología de costeo integral costeo por actividades - cadena del valor,
ampliando las unidades de medida y por supuesto su aplicación como inductores de recursos
de diferente nivel o los inductores de actividades.

1 El siglo de la información

La segunda mitad del Siglo XX se caracterizó por el desarrollo de las tecnologías de


información y comunicación que ha permeado las dinámicas económicas, sociales y culturales,
dentro del contexto globalizado. La información se constituye en una mediación de las
dinámicas económicas de mayor preponderancia para lograr lo que algunos autores han
denominado un nuevo factor de producción, situación entendible si asociamos que a través de
la información podemos generar conocimiento capitalizable o intercambiable en los mercados.

La actividad económica es más compleja por la interacción con la información, situación


que permite caracterizar a la economía como informacional y global, conforme se puede
apreciar en la siguiente afirmación:

En las dos últimas décadas, ha surgido una nueva economía a escala mundial. La
denominada informacional y global para identificar sus rasgos fundamentales y
distintivos, y para destacar que están entrelazados. Es informacional porque la
productividad y la competitividad de las unidades o agentes de esta economía dependen
fundamentalmente de su capacidad para generar, procesar, y aplicar con eficiencia la
información basada en conocimiento. Es global porque la producción, el consumo y la
circulación, así como sus componentes (capital, mano de obra, materia prima, gestión,
información, tecnología de mercados), están organizados a escala global, bien de
forman directa bien mediante una red de vínculos entre los agentes económicos
(Castells, 2000, pág. 93).

Es Indiscutible la importancia de la información para la toma de decisiones de orden


económico y social, por ello conviene examinar su importancia y vinculación a la contabilidad de
gestión de los negocios. La influencia de la información en los negocios ha sido vista desde
diferentes perspectivas, dentro de las cuales se destaca la siguiente:

La información se está convirtiendo en el centro neural de todos los negocios. Los


adelantos con base en la información se han convertido en la arteria principal para
reactivar los negocios maduros y convertirlos en nuevos. Si un negocio en el futuro
quiere sobrevivir necesita “informacionalizarse” (Valdés Buratti, 2002, pág.37).

El auge e importancia de la información en nuestra era ha posibilitado que ella misma se


convierta en un elemento que puede ser intercambiado en ciertos mercados; en esta
perspectiva la información se constituye en un bien económico, de carácter intangible,
necesario para la manutención y desarrollo de las actividades de producción y prestación de


 
servicios de diversas organizaciones. Algunos ejemplos de la información como intangible se
presentan como intercambio de bases de datos de clientes, proveedores, competidores, análisis
sociales o situaciones de diversa índole presentada como información estructurada o
desestructurada (pues ella permite revelar tendencias).

Es necesario reconocer que una de las grandes transformaciones de la actividad


organizacional está ligada a la preparación, organización, uso e intercambio de información con
fines económicos:

una cuota creciente de la actividad económica de hoy consiste en el intercambio de


ideas información, experiencia y servicios. Con frecuencia la rentabilidad empresarial
viene determinada cada vez en mayor medida por las capacidades organizativas que por
el control de los recursos físicos; incluso el valor de los bienes físicos se debe con
frecuencia a la existencia de intangibles tales como la innovación tecnológica inherente a
los productos, el atractivo de su marca la presentación innovadora o la creatividad de su
contenido (Baruch, 2003, pág. 7)

Conviene destacar que el desarrollo acelerado de las tecnologías de información y


comunicación han contribuido a la transformación y producción de conocimiento y su uso, lo
que hace que las dinámicas de crecimiento empresarial y desarrollo humano tengan estrecha
relación con la capacidad de organizar, producir y manejar información y convertirla en
conocimiento; esta es nuestra característica social y económica actual posicionando en la
historia lo que se ha denominado el siglo (o sociedad) de la información.

2 La información y su taxonomía

Una de las recientes preocupaciones de la humanidad constituye la producción, develación y


difusión de datos de diversa índole que estructurados de una forma particular se constituyen en
información y en otras formas se expresa como conocimiento. En la administración de negocios
la noción de información (y su sistematización) tomó auge desde la escuela de la administración
científica, pero sólo resaltamos una afirmación de Chiavenato cuando afirma que ella (la
información) es:

un conjunto de datos con un significado, o sea, que reduce la incertidumbre o que


aumenta el conocimiento de algo. En verdad, la información es un mensaje con
significado en un determinado contexto, disponible para uso inmediato y que proporciona
orientación a las acciones por el hecho de reducir el margen de incertidumbre con
respecto a nuestras decisiones (Chiavenato, 2006, pág. 110 citado por Thompson,
2008).

Pueden existir diversas consideraciones sobre la definición y clasificación de la


información, pero trataremos de resumir las más comunes asociadas al interés de identificar la
existencia de información no financiera en las organizaciones que posibilita y complementa el
ejercicio de la contabilidad desde una perspectiva integral. Sin embargo conviene destacar que
conforme diferentes objetivos y tendencias de la información existen otro tipo de clasificaciones
que no son de interés para este escrito aunque puedan tener alguna relación (directa o
indirecta).1
                                                            
1
 Un ejemplo de otro tipo de clasificación se asocia a aquella derivada del interés del control de la administración 
pública por parte de ciertos Estados cuya seguridad en el acceso y uso de la información permite considerar una 
primera clasificación derivada de la posibilidad de consulta y conocimiento por parte de la sociedad en general. En 


 
2.1 Por su expresión en términos financieros (Información financiera y No financiera)

En contabilidad de costos Horngren et al (2007) identificó una primera clasificación asociada a


la expresión de la información en términos financieros (de que se ocupa la contabilidad
financiera) y no financieros (que permiten el desarrollo de una contabilidad administrativa o
gerencial), cuando afirmó:

el análisis de los costos relevantes generalmente enfatiza factores cuantitativos que se


pueden expresar en términos financieros, pero el solo hecho de que factores cualitativos y
cuantitativos no financieros puedan medirse fácilmente en términos financieros no los
hace poco importantes. De hecho, en todo momento los administradores le dan más peso
a estos factores. Por ejemplo los administradores de Precision Sporting Goods consideran
cuidadosamente el efecto negativo sobre la moral de los empleados de despedir
trabajadores del manejo de materiales un factor cualitativo antes de elegir la alternativa de
reorganizar. Intercambiar consideraciones no financieras y financiera rara vez resulta
sencillo. (Horgren, Datar y Foster, 2007, pág. 381).

Conforme a lo señalado por Horgren et al (2007, pág. 381) la información financiera se


asocia a una expresión de transacciones económicas, debidamente sistematizadas por la
contabilidad y comunicada conforme a las expresiones cuánticas (numéricas) que caracterizan
la técnica contable. En contraste, existe un cierto tipo de información que no se expresa en la
contabilidad pero que se requiere para el debido control de las organizaciones y que se
denomina información no financiera (asociada a situaciones o aspectos cualitativos y
cuantitativos no sistematizados o comunicados en la contabilidad financiera).

En el campo contable la información financiera se complementa con información no


financiera en las revelaciones de los estados financieros, con propósitos de hacer entendible la
primera.

2.2 Por su contenido (Información cuantitativa y cualitativa)

Desde el punto de vista del contenido y las expresiones que se utilizan (códigos de
comunicación) la información se apoya en estructuras que la particularizan. Existe una
información de orden cuantitativo que se apoya en formas estadísticas y/o numéricas que
permiten la verificación de expresiones medibles tales como nivel de ingresos, antigüedad en un
cargo, el costo de producir y vender un producto, etc.

Por otra parte, existe un tipo de información que privilegia códigos comunicacionales que
requieren del uso de estructuras de sentido diversas y que denotan que en algunas ocasiones
las expresiones numéricas no son suficientes para comprender, explicar o comunicar
situaciones particulares. La comunicación de bases o decisiones que fundamentan la utilización
de métodos de medición es un claro ejemplo de la información cualitativa que se requiere

                                                                                                                                                                                                 
esta perspectiva la información se distingue por ser clasificada (que a su vez puede ser confidencial o reservada) y 
desclasificada  (Mancilla, 2008). Se podría pensar que esa clasificación puede ser aplicada a los secretos industriales 
derivados de la actividad económica que ejercen las organizaciones. 


 
comunicar en las organizaciones y que no se expresan de forma numérica y que al tiempo
permite comprender las cifras presentadas en cierto momento.2

2.3 Por su dimensión en la estructura de la organización (estratégica, táctica y


operativa)

Desde la perspectiva organizacional la información presenta diversas acepciones relacionadas


con su utilidad y uso por parte de los diferentes niveles de decisión. La información no se
considera de forma aislada en esta perspectiva, sino que se asocia a un conjunto de elementos
dispuestos para la consecución de objetivos predeterminados bajo la noción de sistemas de
información.

Los sistemas de información vinculados a su utilidad en las organizaciones se presentan


con diversos nombres tales como sistemas de información decisionales, sistemas de
información estratégicos o sistemas de información para la alta gerencia. Al respecto un sistema
de información gerencial se define como (Gordon y Olson, 1989, pág 6) un sistema integrado
usuario –máquina para proveer información que apoye las operaciones, la administración y las
funciones de toma de decisiones y además. Los componentes del sistema se utilizan para el
análisis, la planeación, el control y la toma de decisiones.

La consideración de un sistema de información gerencial desde la perspectiva de


Gordon y Olson (1989) permite clasificar que su utilidad se inscribe en tres dimensiones
estructurales (estratégica, táctica y operativa) que jerárquicamente establecen tres niveles de
interacción de los diferentes usuarios organizacionales (ver gráfico 1. Jerarquía de la
información gerencial).

Gráfica 1. Jerarquía de la información gerencial

Acceder

Acceso

Ingreso

Fuente: Construcción propia a partir del concepto de sistemas de información gerencial SIG
de Gordon y Olson (1989).

La información estratégica refiere a información agrupada, interna y externa,


comparativa, proyectada, sencilla y útil para la toma de decisiones de alto nivel, planeación de
políticas y estrategias de las organizaciones.

La información táctica está compuesta por datos organizados relativos a la operación


del negocio es decir que son datos estructurados de carácter interno que proporcionan
información de control general; es información que sirve como insumo de proyecciones

                                                            
2
  Un  ejemplo  de  éste  tipo  de  información  se  presenta  en  las  organizaciones  cuando  se  presenta  la  información 
contable en las revelaciones, pues conviene expresar (p.ej) el método de costos utilizado lo cual permite entender 
en forma conceptual los elementos, bases y procedimientos para lograr un determinado resultado. 


 
financieras y las mediciones de riesgo y la modelación de escenarios futuros (mediano plazo)
en diferentes ámbitos de incertidumbre.

Se le llama información operativa a aquella que cumple con ciertas especificaciones de


detalle útil para el control operativo; por ejemplo, en un sistema de inventarios el sistema de
información operativa contempla información de referencias, código, descripción, detalle, color,
número de serie, magnitud, costo unitario, etc.

2.4 Por el modelo de conocimiento que la estructura

La información permite estructurarse desde diversos campos de conocimiento lo cual la


configura como susceptible a diferentes formas de presentación e interpretación en tanto objeto
de conocimiento. Cada campo del saber puede configurar disposiciones disímiles para un
mismo tipo de información permitiendo una amplia clasificación de la cual sólo presentaremos
aquellas relacionadas con las organizaciones empresariales asociadas a las disciplinas
económica, administrativa y contable.

Información económica: Corresponde a la estructuración relacionada con el objeto de


conocimiento de la economía y se preocupa, entre otros aspectos, por la medición y
presentación de datos relacionados el comportamiento de las variables macroeconómicas
(producto bruto, ingresos totales, nivel de empleo, balanza de pagos, entre otros) y
microeconómicas (consumidores, empresas, mercados, etc).

La información económica es importante para las organizaciones porque le permite


contextualizar su actividad frente a ciertas dinámicas establecidas por las variables
macroeconómicas, o dicho de otra forma, por su incidencia en la determinación de ciertas
condiciones de mercado y de los costos de producción.

Información administrativa: las formas de producir han sido atendidas desde la


administración en aras de lograr la optimización de los recursos de una organización en
condiciones determinadas. Dentro de la administración existen diversas escuelas y vertientes,
pero queremos destacar la visión de las organizaciones en la concepción de los contratos de
agencia (teoría de la agencia) por su cercanía con la concepción contable del control. La
preocupación en este sentido corresponde a la determinación de los costos de transacción y su
relación con la actividad de una organización.

La teoría de la agencia concibe las organizaciones como conjuntos de contratos, con


intereses disímiles, que son suscritos por diversos agentes con la finalidad de mejorar su
participación en el desarrollo de sus actividades (Sunder, 1944).

Información contable: La fijación y clasificación que efectúa la contabilidad sobre


hechos económicos y sociales, con diversas intenciones, ha permitido desarrollar vertientes o
escuelas que conciben la información contable con múltiples objetivos y diversos usuarios de
información.

Las estructuras contables se asocian a ciertos modelos que determinan el


reconocimiento, medición y revelación de la información de conformidad con los intereses que
hacen de dicho modelo una construcción (con metasentido) derivado de la combinación de
diversas variables. El producto de la contabilidad se asocia a la presentación en Estados
Contables como representación de la realidad de un ente económico. Al respecto se destaca el
sentido de Fowler (1996, pág. 281) quien señala que un modelo contable puro identifica la


 
siguiente combinación de variables: unidad de medida (moneda corriente u homogénea), el
concepto de capital a mantener (financiero o físico) y el criterio de valuación utilizado (formas de
medición).

Sin adentrarnos al estudio específico de la tradición contable queremos relevar que la


denominación de información contable corresponde a las estructuras dispuestas por la
contabilidad para comunicar los sucesos (esencialmente económicos) de las organizaciones
que permite (a través de los estados financieros) a los diversos usuarios de información la toma
de decisiones respecto de sus intereses.

3 Sistemas de información no financiera

La utilización e importancia de la información para la toma de decisiones de diversa índole ha


suscitado reflexiones desde diversos campos del conocimiento. Importante destacar las
reflexiones sobre la calidad de la información y su acceso por los diversos usuarios que ha
presentado asimetrías que han generado dificultades económicas y sociales de reciente
ocurrencia. Stiglitz (1979, pág. 339) señaló que las siguientes variables son sensibles a la
calidad de la información: Grado efectivo de la competencia, Nivel de precios y su dispersión,
Variedad y carácter de los bienes, Demanda de la información de los consumidores, Suministro
de información de los productores.

Los procesos de medición económica, de carácter cuantitativo, también han sido


criticados respecto de su interpretación; Stiglitz presenta un excelente ejemplo de tal situación
cuando señala:

El PIB per cápita mide lo que gastamos en atención sanitaria, no su resultado, es decir,
nuestro estado de salud, reflejado por ejemplo en la esperanza de vida. Así, siendo
nuestro sistema sanitario menos eficiente puede parecer que el PIB aumenta aunque los
resultados de salud sean peores. (Stiglitz, 2010, pág. 330)

Por su parte la información financiera para un adecuado análisis de la realidad se debe


acompañar de información no financiera (de creciente demanda entre los reguladores y
usuarios) que permita mejorar la calidad de la misma, mediante la reducción y eliminación de
las asimetrías de información.

En el sentido de la necesidad de complementar la información financiera de las


organizaciones el Financial Accounting Standard Board (FASB) conceptuó en 2001 que por
información no financiera se debe entender lo siguiente:

se considera información no financiera aquella que no está reflejada en los estados


financieros tradicionales (Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias), pudiendo
comprender: información revelada con carácter obligatorio (informe de auditoría; hechos
relevantes) e información de carácter voluntario (comentarios de directivos). Aunque la
mayor parte de la información no financiera es de carácter voluntario, buena parte de
esta información es exigida por los organismos reguladores y debe ser incluida en la
Memoria, Informe de Gestión u otros documentos como la Carta del Presidente o el
Informe Medioambiental. La información financiera junto a la no financiera conforma el
total de información sobre el negocio de la compañía, concepto que el FASB (2001)
denomina “Business Reporting”. (FASB, 2001, p. 5, citado por Larrán y García, 2004,
pág. 131).


 
La información no financiera se refiere a los múltiples datos e indicadores no
contemplados en los Estados Financieros, que son necesarios para poderlos complementar,
contextualizar o problematizar, normalmente referidos a situaciones que no tienen cabida en la
presentación de tales Estados (entre las que se pueden señalar situaciones referidas a
procesos administrativos, industriales, comerciales y de servicios, situaciones legales o hechos
que afectan la entidad).

4 La contabilidad de gestión y la información no financiera

La necesidad de proveer información necesaria para la toma de decisiones, con características


o cualidades asociadas a su oportunidad, claridad, relevancia, etc ha sido un reto para la
contabilidad. La contabilidad de gestión, como desarrollo de la disciplina contable, se esfuerza
por complementar la información financiera con otros flujos de información no financiera, que
circulan en el medio interno y externo de una organización, necesarias para la adecuada toma
de decisiones.

El sistema de información en las organizaciones se ha basado en la contabilidad


financiera, hasta el surgimiento de la rama denominada contabilidad de gestión, cuya creciente
utilidad es comentada por diversos autores y tratadistas. Para relevar los sistemas de
información no financieros aunado a los sistemas financieros en la toma de decisiones
empresarias, Ripoll y Urquidi afirmaron los siguiente:

Como señala Kaplan (1988), un solo sistema de información no satisface las


necesidades de información de la empresa, debido principalmente a la importancia que
tienen los objetivos de la contabilidad financiera (obtención de los estados financieros),
los cuales no coinciden con los objetivos de la contabilidad de gestión (suministrar datos
relevantes y oportunos para la toma de decisiones), por lo que los primeros tienden a
dominar el sistema de información y los datos obtenidos no sirven para planificar,
controlar y evaluar nuestra actividad. (Ripoll & Urquidi, 2010, pág. 86)

En la contabilidad de gestión se han incorporado propuestas de diversa índole entre los


cuales se destacan los aportes de Kaplan y Norton (2008), de quienes se toman algunos
aspectos relacionados con la necesaria interacción entre los sistemas de información financiera
y no financiera que permiten mejorar las actividades y la toma de decisiones en las
organizaciones (ver tabla 1).


 
Tabla 1. Interacción de la información financiera y no financiera - mejoras en la
administración de los costos.
N° Función Acción

1 Presupuesto Procesos Borelais

Planificación financiera e
2 Rolling forecasts financieros
impositiva de alto nivel
Definición de metas y
3 BSC
evaluación del desempeño
ABC – informes de tendencias,
4 Control de costes fijos
benchmarking externo

Proyectos pequeños: informes de tendencia


localizados
Autorización y asignación de Proyectos medianos: tasas críticas variables
5
gastos de capital. Proyectos estratégicos grandes: a cargo del
comité ejecutivo sobre una base de análisis
caso por caso.

Fuente: Kaplan y Norton, 2008, pág. 231.

Se identifica en la tabla 1, conforme a los postulados Kaplan y Norton (2008, pág. 231) ,
la forma como interactúa la información financiera y no financiera para lograr mejorar los
sistemas de previsión y pronóstico que permiten a las organizaciones administrar y convivir con
el riesgo, conocer la competencia y hacer de su capital humano un equipo comprometido y
altamente productivo ya que facilita los procesos de empowerment y la organización bajo
estructura que permiten la descentralización en el manejo de proyectos.

La inclusión de información no financiera permite mejorar el uso y la optimización de los


recursos en la toma de decisiones y por ende coadyuva en el logro de los objetivos
estratégicos que cada vez pueden ser más agresivos para permitir la supervivencia de las
organizaciones en el tiempo.

Para la contabilidad de gestión las propuestas de Kaplan y Norton (2008) se constituye


en una mirada interesante que permite relacionar los procesos de planeación estratégica de una
entidad con los recursos (expresados en los presupuestos) y ello se traduce en una relación
directa entre los objetivos de la organización con los planes, las estrategias y recursos. El
modelo planteado trae como innovación “un modelo de costes basado en las actividades e
impulsado por el tiempo (TDABC) que relaciona la planificación estratégica con el presupuesto
operativo y de capital.” (Kaplan & Norton, 2008, pág. 232). El modelo consta de 5 pasos que se
enuncian en la gráfica 2. Modelo de costos basados en TDABC (Tiempo).

10 
 
Gráfica 2. Modelo de costos basados en TDABC (Tiempo)

Uso de la planificación de los ingresos basado en impulsores para 
PI ‐PV obtener el pronóstico de venta

Traducir el pronóstico de ventas a un Plan operativo y de ventas
POV
Incorporar el plan operativo y de ventas con las eficiencias proyectadas a 
TDABC un modelo TDABC, con demanda de capacidad de recursos 

Obtener proyecciones dinámicas de gastos operativos y de capital (OPEX 
(OPEX ‐CAPEX –CAPEX)

Obtener la rentabilidad Financiera proforma por producto, cliente, canal 
y región

Fuente: Construcción propia a partir de los pasos citados por Kaplan y Norton la relación de la
planificación estratégica con el plan de capacidad de recursos y el presupuesto operativo
(Kaplan & Norton, 2008, pág. 232)

En la información no financiera se privilegian los indicadores de gestión (que son parte del
Balance Score Card) que, como parte de la información no financiera, permiten evaluar el grado
de cumplimiento de las metas y los objetivos en las diferentes áreas de responsabilidad.

4.1 La contabilidad integral o sistemas de información integral

Conforme se ha complejizado la generación de información para la toma de decisiones


administrativas, la información financiera que produce la contabilidad no ha sido suficiente como
se expresó anteriormente. La contabilidad de gestión (inicialmente fundamentada en la
determinación de los costos de producción) se orienta a considerar la información financiera y
no financiera necesaria para el mejoramiento de la actividad empresarial. En la perspectiva del
control derivada de la contabilidad de gestión (moderna gestión de costos) se resume su
distancia respecto del costeo tradicional (Kaplan & Cooper, 2008) en lo concerniente a la
medición precisa de los costos de las actividades y la reducción de costos por medio de
procesos de mejora continua, que exige la conformación de un sistema de integral de formación
en los términos de Kaplan & Cooper (2008, pág. 8): Para llevar a la práctica todo el potencial de
la moderna gestión de costos, las empresas necesitan su información y esta solo se las puede
proporcionar en un sistema integral de información

La Contabilidad Integral es una propuesta para abordar el sistema de información,


entendiendo que toda la información física y financiera es susceptible de representación y
revelación por parte de la contabilidad, en cuyo caso los flujos monetarios corresponden a
contrapartidas de desplazamientos físicos (de bienes o servicios). De esta forma la contabilidad
se convierte en un sistema de información que permite en la empresa: verificar el cumplimiento
de las metas (a través de indicadores de gestión), conocer la evolución, desarrollo y sus
perspectivas de logro.

La incorporación de diversos flujos físicos transaccionales (información no financiera) en


la contabilidad posibilita la generación de un universo de información; por ejemplo si tomamos la
información financiera y no financiera de una entidad y la relacionamos con sectores
geográficos, estratos sociales y otros elementos culturales, al relacionarlos se construye

11 
 
información social (Franco, 1998) La contabilidad se transforma en un instrumento de
planeación, toma de decisiones, de interpretación, comunicación y auténtico control.

Por ello se puede plantear que un sistema integral de información, es el que recoge,
registra e informa en términos del tiempo y el objeto de los diferentes subsistemas, las
magnitudes físicas y financieras, para mostrar la realidad y prospectiva financiera, económica y
social de las instituciones.

La estructura que constituye la propuesta de un sistema integral de información se


determina con la interrelación de los factores de tiempo, objeto de la información y los flujos de
información correspondiente (ver gráfica 3. Interrelación de factores en la contabilidad integral).

Gráfica 3. Interrelación de factores en la contabilidad integral.

Fuente: Construcción propia a partir del texto de Franco (2003).

Desde la perspectiva de la contabilidad de gestión, la propuesta de contabilidad integral


se puede traducir (desde un enfoque interno a las organizaciones) como una propuesta de
manejo del costo o costeo integral. Conviene precisar que al implementar el costeo integral en
una empresa se generaran beneficios como conocer detalladamente los costos de prestar el
servicio, administrar, vender, gerenciar, etc. Dicha información, utilizada de forma adecuada, le
proporcionara elementos necesarios a la organización para ubicar la competitividad y
comparatividad de sus servicios.

El costeo Integral busca asociar o relacionar, a través de los inductores de recursos y


actividades, los diferentes costos y gastos para que sean asumidos por la actividad, permitiendo
conocer el costo integral de cada producto o servicio prestado. Para ello se requiere hacer
variable durante el periodo lo que antes era fijo, al asociar o relacionar a la actividad a una
unidad, el costeo integral de dicha actividad (costo directo, costo Indirecto y gasto indirecto). Por
lo tanto, la ventaja para la empresa será la de hallar, por medio de la comparación en el tiempo,
su productividad, el costo integral de cada uno de sus productos y servicios, la comparabilidad
con sus émulos o competidores y consigo mismo al cotejar varios periodos y ver la incidencia
en la productividad, y en la organización.

4.2 Relaciones de un sistema de información no financiero en ambientes PED

Con la inserción de las tecnologías de información y comunicación y la presencia de las bases


de datos relacionales, las decisiones organizacionales (por ejemplo de compra y venta) son
cada vez más rápidas. La relación de las tecnologías de información (en ambientes de
procesamiento electrónico de datos-PED) con los sistemas integrales de información no
financiera es fundamental porque facilita la construcción de relaciones de información (bases de
datos relacionales) que la organización necesita, (partiendo de sus datos y la captura de ellos);
12 
 
dicho de otra manera a partir de los objetivos de información se pueden relacionar datos,
variables de información (aquello que quiero informar) y las condiciones que permiten verificar
estas variables (variables de control) en momentos determinados de la actividad organizacional
que podemos sintetizar en una tabla relacional (ver tabla 2 de un sistema de información no
financiera).

Tabla 2. Relaciones de un sistema de información no financiera


CONSTRUCCIÓN DE RELACIONES DE
INFORMACIÓN
Asociación Variables
de de
Ítem Definición Variable de control
informació informació
n n
1 Organigra Representación de Empleados, Nomina Condición, genero, edad,
ma la línea de poder, contratistas asalariados nivel de formación,
funciones, roles, y demás y experiencia, perfil, salario
unidades creadora contratistas entre otras
de Valor y Costo, y
unidades de apoyo
2 Distribució Espacio físico, Nómina, Nómina Las del organigrama y la
n de planta maquinaria o activos de asalariados relación con el espacio
recursos de Propiedad, y físico, los activos, el vr de
Propiedad, Planta y Planta y contratistas, la nómina, el área donde
Equipos; unidades Equipos ( activos trabaja, roles, etc.
creadora de Valor y m2, salario, asignados,
Costo, y unidades # de roles, (p.e.:
de apoyo empleados m2)
y demás)
3 Productos Productos o Línea, Física y Productos, componentes,
servicios de la Cía. sublinea, financiera materiales, volumen, etc.
producto, Cualquier otra variable o
proceso, relación de información
actividad necesaria para mantener
informada la organización
4 Informació Relacionada con la Salud, Física y Cualquier otra variable o
n social satisfacción de vivienda, financiera relación de información
necesidades de las recreación necesaria para mantener
personas informada la organización
en este ítem.
5 Informació Relaciones con las Con el Física y Cualquier otra variable o
n de conformidades o no proceso financiera relación de información
calidad conformidades de productivo, necesaria para mantener
calidad de informada la organización
mercadeo, en este ítem.
etc.
6 Plan Relaciones con En términos Física y Cualquier otra variable o
estratégico perspectivas de del tiempo financiera relación de información
desarrollo en el necesaria para mantener
tiempo (pasado, informada la organización
presente y futuro - en este ítem.

13 
 
corto, mediano y
largo Plazo)
7 Responsab Contribuciones al Variables Física y Cualquier otra variable o
ilidad social mejoramiento de las sobre la financiera relación de información
condiciones sociales responsabili necesaria para mantener
de un entorno dad social informada la organización
empresarial en este ítem.
Entre los Cualquier otra variable o
Relaciones en
Responsab diferentes relación de información
términos de los Física o
8 ilidad component necesaria para mantener
componentes del financiera
ambiental es del informada la organización
ambiente
ambiente en este item.
Fuente: Construcción propia a partir de los referentes y variables de un sistema de información
no financiera.

Las bases de datos relacionales, corresponden a un enfoque de diseño de sistemas de


información (parametrizada y dinámica), donde el constructor (Ingeniero de Sistemas, Contador,
etc.) deberá pensar las posibles relaciones de información sobre las que necesita informar a los
Stackholders que participan en la organización, de tal manera que a través de un generador de
reportes construya los informes necesarios, previa definición de variables de información y de
control. En este sentido la captura y procesamiento de información se fundamenta en las
variables y la comunicación recae en el diseño de reportes relacionales de las variables de
conformidad con las necesidades de los usuarios.

4.3 Objetivos de la información no financiera

Los objetivos de la información no financiera se orientan esencialmente al control


organizacional, la rendición de cuentas y la sostenibilidad, con los alcances que se describen
seguidamente:

 Control organizacional: Este objetivo se posibilita porque el sistema de medición de


variables no financieras permite desde la contabilidad integral (relaciones entre información
financiera y no financiera) tomar decisiones en la conducción de las organizaciones. El
sistema de información conduce a tomar medidas en la organización que facilita los
procesos de mejora.

 Rendición de cuentas (acountability): el sistema de información no financiera permite


informar a los terceros interesados sobre prácticas financieras, económicas, sociales y
ambientales en un período de tiempo de conformidad con los requerimientos legales, del
mercado, los objetivos misionales y los contratos suscritos entre los diversos agentes.

 Sostenibilidad: este objetivo pretende coadyuvar al logro del desarrollo sostenible de la


organización y del desarrollo humano de sus integrantes (como parte de la sostenibilidad);
Mediante sistemas de información no financiera se pueden normalizar las actividades de la
organización en la mejora permanente de sus procesos con miras a su manutención y
transformación en un ambiente complejo, y a considerar la contribución efectiva en el
desarrollo de la sociedad.

14 
 
5. Conclusiones

La información se constituye en una mediación de las relaciones económicas y sociales que


puede constituirse en algunos casos como conocimiento capitalizable o intercambiable en los
mercados, por ello es menester de las organizaciones consideren las formas de interacción con
la información que les atañe.

Existen diversas formas de clasificación de la información, pero en el campo de la


contabilidad de gestión predomina la distinción de su expresión en términos financieros y no
financieros, que no son excluyentes. La información es abordada por diferentes campos del
conocimiento que la disponen e interpretan de conformidad con el objeto de análisis; tal
situación permite identificar que la contabilidad debe considerar la inclusión de información no
financiera para constituir un tipo de contabilidad integral o sistema de información integral, útil a
las organizaciones.

En la contabilidad de gestión, la información no financiera robustece los procesos de


planeación, organización, ejecución, control y toma de decisiones y permite múltiples unidades
de medida, la generación de indicadores no financieros, el uso de ellos como inductores de
recursos y la mezcla de indicadores financieros y situación que facilita las lecturas sobre la
organización.

Los objetivos de la información no financiera se orientan esencialmente al control


organizacional, la rendición de cuentas y la sostenibilidad, bases para construir un sistema de
contabilidad integral en las organizaciones.

15 
 
6. Referencias

Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas. (2011). Hacia la


Información Integrada: La Comunicación de valor en el Siglo XXI (Integrated reporting-
IR). Recuperado el 14 de Febrero de 2013, de AECA:
http://www.aeca.es/comisiones/rsc/iirc_traduccion_espanol.pdf

Baruch, L. (2003). Intangibles: Medición, gestión e información. Barcelona, España: Deusto -


Planeta De Agostini.

Castells, M. (2000). The Information age: Economy Society and culture. Vol 1 Tne rise of the
network society. Barcelona España: Traducción Sigulo XXI editores S. A. cortesia
Alianza Editorial s.A.

Fowler Newton, E. (1996). Cuestiones contables fundamentales. Buenos Aires, Argentina:


Macchi.

Franco R, R. (2003). Hacia una Contabilidad Integral. Revista internacional legis de contabilidad
y auditoria (16), 113-115. julio-septiembre de 2003.

Franco, R. (1998). Reflexiones contables. Pereira: Investigar editores.

Gordon, D., & Olson, M. H. (1989). Sistemas de información gerencial. (A. Pérez, Trad.) México:
McGraw-Hill.

Horgren, C. T., Datar, S., & Foster, G. (2007). Contabilidad de costos un enfoque gerencial
(Decimo segunda ed.). México, México: Pearson Educación.

Johansen Bertoglio, O. (1991). Introducción a la Teoría General de Sistemas. México.

Kaplan, R. S., & Norton, D. P. (2008). Integrando la Estrategia y las Operaciones para Lograr
Ventajas Competitivas. Barcelona: Deusto Planeta De Agostini Profesional y formación.

Kaplan, R., & Cooper, R. (2008). Costo y Efecto. Como usar el ABC, el ABM y el ABB para
mejorar la gestión, los procesos y la rentabilidad. Barcelona España: Gestión 2000.
Prologo.

Larrán, M., & García, E. (2004). La relevancia de la información no financiera en la estrategia


empresarial de divulgación voluntaria: percepciones empresa _ analista sobre su
utilidad. Recuperado el 10 de Diciembre de 2012, de Revista Valenciana de Economía y
Hacienda: http://portales.gva.es/c_economia/web/rveh/pdfs/n12/empresas_12.pdf.
Marzo de 2004

Mancilla, D. (2008). Clasificación de información IFAI. Recuperado el 14 de Febrero de 2013, de


Instituto Federal de Acceso a la Información IFAI (México). Insituto de Acceso a la
Información Pública IACIP:
http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:wIntcmljikAJ:www.iacip-

16 
 
gto.org/ws/files/articles/160/Clasificacion_de_informacion_Dafny_Mancilla_IFAI.pdf+&cd
=8&hl=es&ct=clnk&gl=co&client=firefox-a Febrero de 2008.

Ripoll, V., & Urquidi, A. (2010). Herramientas de contabilidad de gestión utilizadas en la práctica
empresarial: una revisión crítica de los trabajos de investigación. Recuperado el 14 de
Febrero de 2013, de Academia Revista Latinoamericana de Administración:
http://revistaacademia.uniandes.edu.co/index.php/Cladea/article/viewFile/315/299

Stiglitz, J. (1979). Equilibrium in Product Markets With Imperfect Informations. Wasington: The
American Economic Review, vol 69 N° 2.

Stiglitz, J. E. (2010). Caída Libre: el libre mercado y el hundimiento de la economía mundial.


Madrid: Taurus.

Sunder, S. (1944). Teoria de la contabilidad y el control (2005 ed.). (N. G. al), Trad.) Bogotá,
Colombia: Universidad Nacional de Colombia.

Thompson, I. (2008). Definición de información. Recuperado el 14 de febrero de 2013, de


PromonegocioS.net: http://www.promonegocios.net/mercadotecnia/definicion-
informacion.html. Octubre de 2008

Valdés Buratti, L. (2002). La Reevolución Empresarial del Sigulo XXI:Conocimiento y Capital


Intelectual las Nuevas Ventajas Competitivas de la Empresa. Bogotá D. C., Colombia:
Norma.

17 
 

También podría gustarte