Está en la página 1de 46

En este curso aprenderás a fabricar tus propias prendas

de Lencería. Te asombrará ver lo fácil que es coser ropa


interior. Los patrones que te brindamos son fáciles de
confeccionar, además de esto, cada molde cuenta con
una guía explicativa paso a paso. No hace falta gastar
una fortuna para hacer estas prendas, al contrario, la
ropa interior se hace con poca tela y podrás hacerlo
tanto para uso personal como también para vender.

El curso está dedicado a aquellas mujeres que quieren


aprender algo nuevo, aquellas que quieren cuidar sus
bolsillos y para quienes les gustaría comenzar un
negocio. Aquí podrás dar los primeros pasos para crear
tu propio negocio de lencería si así lo deseas y para ello
no necesitarás crear patrones ni diseñar moldes porque
nosotros te brindamos todo, listo para imprimir y
confeccionar.
Máquina: En general no necesitas más que costuras
básicas, por eso es que con una máquina de costura
domestica bastará
Tela y elásticos: Ahondaremos en detalles más
adelante
Tijera
Hilo de nylon o elástico (para la bobina)
Hilo normal

Este es el paso más importante para poder empezar


porque en base a las medidas que tomes de tu cuerpo, se
confecciona cada prenda. Para esto, sólo necesitarás
una cinta métrica.

Para confeccionar las prendas es necesario que éstas


sean de acuerdo a tu talla. Con cada molde que
brindamos hay una guía explicativa y también una tabla
de medidas.

Las medidas se expresan en centímetros y recuerda que


no deben ser ni muy sueltas, ni muy ajustadas, para que
puedas sentirte cómoda.
Los márgenes de costura de los moldes son
de 7mm y todas las piezas ya lo incluyen

En ocasiones ponemos tanto foco en las prendas de


vestir que nos olvidamos de la ropa interior y no nos
fijamos si el conjunto nos favorece. Elegir la lencería
según tu tipo de cuerpo te permite potenciar tus virtudes
y disimular los pequeños defectos para poder sacarle el
máximo partido a tus curvas y sentirte sexy y atractiva.

Elige siempre un sujetador con aros y asegúrate de que


encuentras la copa que se ajusta a tu talla: cambiará
completamente la manera en la que te queda la ropa

Elige unas braguitas de cintura alta: potenciarás todo lo


mejor de tener unos glúteos con forma y además subirás
la atención a la cintura, creando el efecto de piernas más
largas.

Los sujetadores de triángulo son perfectos para ti: te


aportarán la sujeción que necesitas, y conseguirás un
escote elegante. Encontrarás muchos con detalles de
encaje.

La lencería también está a tu servicio: elige un body que


tenga la forma de la braguita brasileña, cubriendo las
nalgas a la mitad. Así tendrás la sensación de haber
hecho más sentadillas en tus entrenamientos.

Aquí tu aliado será el escote halter, ese que dibuja dos


uves (una con los tirantes, la otra -invertida- con el
escote). Tendrás la sensación de afinar tu silueta y
acercarla más al reloj de arena.
La elección de la mejor tela para hacer una lencería
depende de su uso. Debe ser más bien finita, porque telas
más gruesas abultan mucho una vez que coses los
elásticos. Las telas más cómodas son las que tienen
elasticidad en las dos direcciones. Para el forro de la
entrepierna se recomienda usar punto de algodón (allí
incluso podrías reciclar alguna camiseta vieja). Esto te da
la libertad y la oportunidad de hacer algo que se ajuste
perfectamente a tu forma. Una vez que encuentres la
mejor tela y un patrón correcto, ¡nadie podrá detenerte
de crear algo súper lindo!

Los elásticos de lencería para la ropa interior suelen ser


de 5-10mm de ancho (dependiendo de tu gusto) y son
elásticos que muchas veces tienen un lado con algo
decorativo como por ejemplo la puntilla. Puedes usar el
elástico de lencería para la cinturilla de las braguitas y
para las aberturas de las piernas. También usarlo para
las piernas, por ejemplo bies elástico, puntillas elásticas o
incluso puedes doblar el margen de costura y coser un
dobladillo.
Las telas más comunes y cómodas de usar son:
Algodón
Algodón Satinado
Jersey
Seda
Muselina blanda
Poliéster
Lycra de algodón
Lycra de poliéster
Organza

También puedes usar:


Encaje
Tul
Tul bordado

Para comenzar, debemos contar con todos los materiales.

Necesitamos:
Elásticos de bretel (puede ser de 0,5 cm., de 1 cm. o
de 1,5 cm.), también necesitamos
Argollas y correderas (del mismo ancho del bretel)
Tijera
Centímetro o regla
En el caso de hacer breteles desmontables, necesitamos
también los ganchos desmontables.
Para hacer breteles para un corpiño, debemos cortar dos
elásticos de 45 cm. cada uno. Si vamos a hacerlos para
confeccionar una tanga con los regulables, debes cortar
dos de 30 cm.
Una vez cortados los elásticos, debemos colocar una
corredera en cada uno pasando uno de los extremos
primero por un agujero y luego por el otro.
Luego de haber colocado las correderas en cada uno de
los elásticos, tenemos que atracar con una costura recta
esos extremos. Al coser, pasar sobre la misma costura
varias veces. Si le pasamos pocas veces, lo más probable
es que se rompa la costura.
Para finalizar, nos queda cortar los hilos y el excedente
de elástico, pasar la argolla por el otro extremo, el que
queda libre, y volver a pasar el extremo libre por ambos
agujeros de la corredera. De esta manera tenemos
terminados nuestros breteles.
Buen material. El material de la ropa interior debe
ser cómodo y de calidad. Para el uso diario es mejor
optar por el algodón ya que deja respirar mejor la
piel.

Talla correcta. Debe ajustarse perfectamente a tu


cuerpo

Evita las prendas muy ajustadas. Al quedar prietas a


la piel marcan más la grasa acumulada en zonas
como la cintura.

Atenta a las transparencias. Si te vas a poner un


vestido, camiseta, pantalón o falda de colores muy
claros o blanco evita la ropa interior oscura.

Evita que se vean los breteles. Cuando uses alguna


camiseta o vestido con tirantes finos o sin ellos elige
un sujetador sin breteles, conseguirás un aspecto
más fino y cuidado.

Pantalones de tiro bajo. Para pantalones a la cadera


usa ropa interior de corte bajo para que no se
asomen al realizar gestos.
Recomendamos el uso de una remalladora o
fileteadora. Esta máquina le da un acabado más
profesional a la prenda y hace que el proceso de
confección sea más rápido. Si no tienes una, igual
puedes coser ropa interior en la máquina plana sin
ningún problema.

Para coser tejidos de punto en una máquina plana,


debes utilizar hilo nylon en el carretel de abajo e hilo
normal en la aguja de arriba y calibrar muy bien la
tensión para que el hilo no se reviente.

Te recomendamos utilizar un cortador rotativo para


cortar telas como encaje o prendass que no lleven
costuras (como la bombacha o panty invisible), para
maximizar la calidad de la prenda. Si no tienes uno,
puedes usar unas tijeras, pero debes tener mucho
cuidado y buen pulso para que el corte te quede
bien.
A la hora de imprimir, hay que tener en cuenta que
normalmente los patrones de la talla más pequeña se
pueden imprimir enteros en una sola hoja debido a su
reducido tamaño.

Para el resto de tallas los patrones están divididos para


poderlos imprimir en varias hojas que luego habrá que
unir con cinta adhesiva o pegamento.

En caso de no tener impresora disponible, también se


pueden calcar con papel y lápiz sobre la pantalla de la
computadora.
A continuación, encontrarás los moldes de cada prenda
con su respectivo talle y explicación. Verás que es sencillo
de hacer.

Algunos moldes están cortados por la mitad. Debes


cortar el patrón con la tela doblada. Así al desdoblarla
obtendrás la pieza completa.
Paso a paso:
1. Cortar los moldes en tela
1. Colocar el refuerzo, la parte trasera y la parte
delantera uno encima del otro. Coser los tres juntos
por la parte inferior

2. Colocar bies elástico en los contornos de las


piernas, estirándolo ligeramente
3. Unir cosiendo los costados. Surfilar o remallar
4. Colocar elástico o bies elástico en la cintura según
prefieras (te recomendamos comenzar colocándolo
por el frente y al finalizar colocarle un aplique)
*Todas las medidas están expresadas en centímetros

Para ingresar al molde clic aquí


Paso a paso:
1. Cortar los moldes en la tela
2. Coser la parte delantera y el refuerzo por la parte de
abajo
3. Colocar bies elástico en la parte superior de la
prenda. Cortar los sobrantes
4. Colocar bies elástico en uno de costados
empezando desde la parte inferior
5. Al llegar al final de la prenda, seguir cosiendo el bies
solo, para formar el elástico de la cadera
6. Luego, unir ese bies al otro costado.
Aquí te dejamos una imagen para que entiendas mejor:

7. Cuando llegues a la punta inferior, continúa


cosiendo el bies solo
8. Después, cóselo en el centro de la parte trasera:
*Todas las medidas están expresadas en centímetros

Para ingresar al molde clic aquí


Paso a paso:
1. Cortar los moldes en tela
2. Colocar el refuerzo, la parte trasera y la parte
delantera uno encima del otro. Coser los tres juntos
por la parte inferior

2. Colocar bies elástico en los contornos de las


piernas, estirándolo ligeramente.
3. Unir cosiendo los costados. Surfilar o remallar.
4. Colocar elástico o bies elástico en la cintura según
prefieras (te recomendamos comenzar colocándolo
por el frente y al finalizar colocarle un aplique)

*Todas las medidas están expresadas en centímetros


Para ingresar al molde clic aquí
Paso a paso:
1. Cortar los moldes en la tela
2. Colocar bies elástico en el borde interno de las
tasas, comenzando desde abajo y dejando 3cm de
bies en la punta de la tasa
3. Luego, ubicar y alinear las tasas una encima de la
otra. Coser
4. Colocar bies en el bode externo de las tasas,
comenzando desde abajo y dejando 3cm de bies en
la punta de la tasa
5. Pasar una argolla por los dos bies libres de cada
punta de las tasas, doblar hacia dentro, coser y
cortar los sobrantes
6. Tomar un elástico de 2 cm de ancho
aproximadamente y coser un broche de corpiño en
los extremos
7. Ya terminado el elástico, coserlo en el revés de la
base con puntada recta
8. Luego, pasar sobre el derecho una puntada zigzag,
para una mejor terminación
9. Coser los breteles a la parte trasera y pasarlos por
las argollas de la parte delantera

*Todas las medidas están expresadas en centímetros


Para ingresar al molde clic aquí
Paso a paso:
1. Cortar 4 piezas de los moldes sobre la tela
2. Unir cada copa por el revés
3. Coser los breteles en los extremos de las copas
4. Para la base del corpiño, puedes utilizar
simplemente un elástico que convine con las copas
o forrarlo con una tela.
Para forrar el elástico:
a. Cortar una tela por el doble de ancho y además
dejarle medio centímetro
b. Doblar la tela (derecho con derecho) y coser por
encima el elástico. Surfilar o remallar
c. Girar la tela con ayuda de un alfiler de gancho

5. Coser los broches de corpiño a los extremos del


elástico
6. Alinear y coser el elástico y las copas con puntada
zig zag
7. Coser los breteles a la parte trasera

*Todas las medidas están expresadas en centímetros


Para ingresar al molde clic aquí
Paso a paso:
1. Cortar los moldes en la tela
3. Colocar el refuerzo, la parte trasera y la parte
delantera uno encima del otro. Coser los tres juntos
por la parte inferior
2. Colocar bies elástico en los contornos de las
piernas, estirándolo ligeramente.
3. Coser el elástico de bretel por el revés de la parte
delantera y trasera (te recomendamos comenzar
colocándolo por el frente)
4. Opcionalmente puedes hacer que este elástico sea
regulable (¿Cómo hacer breteles? Pág.)
5. Después, por el derecho de la prenda pasar una
puntada de zig zag.
6. Ubicar y coser 2 elásticos de bretel por el revés, en
diagonal y en el cetro de la parte delantera y trasera
de la prenda
7. Cortar los excedentes y colocar un moño o aplique
para tapar las costuras (opcional)

*Todas las medidas están expresadas en centímetros


Para ingresar al molde clic aquí
Paso a paso:
1. Cortar 2 piezas de cada molde en la tela
2. Unir cosiendo cada tela por la parte más curva para
formar el patrón completo de la parte trasera y
delantera
3. Surfilar o remallar los costados del refuerzo
4. Colocar la parte delantera, la parte trasera y el
refuerzo, uno encima del otro. Coser los tres juntos
por la parte inferior. Surfilar o remallar
5. Abrir la prenda y coser el refuerzo por los costados
para sujetarlo
6. Unir cosiendo los costados
7. Coser el bretel o elástico en el derecho de la cintura,
estirando ligeramente la prenda
8. Girar el elástico hacia dentro y coser por el derecho

Para ingresar al molde clic aquí


Paso a paso:
4. Cortar los moldes en tela
5. Surfilar o remallar la parte más larga y recta del
refuerzo (opcional)
6. Luego colocar la parte delantera, la parte trasera y
el refuerzo uno encima del otro. Coser los tres juntos
por la parte inferior
7. Colocar bies elástico en los contornos de las
piernas, estirándolo ligeramente.
8. Unir cosiendo los costados. Surfilar o remallar.
9. Colocar elástico o bies elástico en la cintura según
prefieras (te recomendamos comenzar colocándolo
por el frente y al finalizar colocarle un aplique)

*Todas las medidas están expresadas en centímetros

Para ingresar al molde clic aquí


Paso a paso:
1. Cortar el molde en la tela doblada por la mitad
como se indica en el mismo
2. Unir cosiendo el refuerzo por los costados (derecho
con derecho). Surfilar o remallar
3. Girar la prenda y doblarla nuevamente por la mitad
4. Unir cosiendo la parte de atrás. Opcionalmente
pasar puntada de zig zag por encima para asegurar
bien la costura.
5. Luego unir la parte de abajo (derecho con derecho).
Surfilar o remallar

Para ingresar al molde clic aquí


Paso a paso:
1. Cortar dos piezas del molde en la tela
2. Unir cosiendo los costados (partes curvas)
3. Acomodar la prenda para que las costuras queden
en el centro
4. Coser la parte inferior (entrepierna)
5. Coser el refuerzo en el centro de la entrepierna por
los costados y con puntada zigzag

Para ingresar al molde clic aquí


Queremos agregar valor a tu compra, por eso te
obsequiamos un molde extra de un bolsa de red para
lavar tu ropa interior... ¡Es muy lindo y útil!

Paso a paso:
1. Cortar los moldes en tela
2. Colocar el cierre encima de una de las partes
superiores frontales (derecho con derecho) y coser
3. Repetir el proceso para la otra parte
4. Coser nuevamente por el derecho para una mejor
terminación
5. Luego, unir cosiendo la tela con el cierre ya
terminada a uno de los extremos de la bolsa de red
(derecho con derecho)
6. En el otro extremo, coser la parte superior trasera
7. Acomodar la bolsa y coser los costados y la parte
superior

Para ingresar al molde clic aquí

También podría gustarte