Está en la página 1de 4

La cañihua, grano andino con gran valor nutricional

La cañihua es un grano andino con alto valor nutricional, inclusive más que la
propia quinua, pero se consume muy limitadamente, solo como harina.

Actualmente, la harina de cañihua o cañihuaco como se le conoce, se le consume


en bebidas o panecillos, en yogurt, leche, tortas o mazamorras de leche, pero sus
hojas también se usan para
preparar ensaladas por la
cantidad de proteínas que
contienen.  

Consumir el cañihuaco regula el


colesterol, los triglicéridos y
combate la anemia por el alto
contenido de hierro. 

“Es una maravilla pues además tiene grasa, carbohidratos, un tipo de


aminoácido que es la lisina, que no tiene el trigo ni la cebada, y que sirve para
fortalecer el sistema inmunológico tanto en niños como en adultos”.

Además, es rico en aceite de uso comestible y la mayor fuente de fibra dietética,


por ende de energía que tiene un efecto importante en la salud de las personas,
reduce riesgos cardiovasculares y previene el cáncer.

“El cañihuaco es extraordinario; puede consumirse como ingrediente para helados,


o dulces como el brownie”. 
 
Ocho razones para tomar linaza

La han considerado como una


semilla mágica por tener
propiedades curativas para todo el
cuerpo: bajar de peso, mejorar la
digestión, controlar los niveles de
glucosa y colesterol, entre muchas
otras.
Esta pequeña semilla se extrae de
la planta de lino cuyo cultivo se
realiza en regiones de clima
templado en todo el mundo, aunque la más famosa es la que se trae de Canadá por ser
seleccionada cuidadosamente, además, gracias al clima frío de este país, el nivel de
ácidos grasos y aceites en las semillas aumenta considerablemente.

1. El mejor laxante
La ingestión de linaza ayuda en el tratamiento del estreñimiento crónico, aunque
también es recomendable para regenerar la flora intestinal, los daños causados al colon
por el uso de laxantes y previene la formación de pequeñas apéndices en el trayecto del
esófago o intestino.

2. Anticancerígeno
Aunque no se ha probado esta propiedad, se han hecho varios estudios al respecto que
apoyan la especulación de que sustancias contenidas en la linaza como los lignanos, el
ácido graso y otros 27 compuestos, pueden identificarse como anticancerígenos, pues
favorecen el bloqueo a desarrollar tumores malignos.

3. Controla al colesterol y la diabetes


Se sabe que la fibra ayuda a controlar el colesterol, pues ésta impide que se absorban las
grasas en el intestino, por lo que la linaza puede ayudar si tienes este padecimiento.
4. Una piel tersa
Al consumir con regularidad esta semilla por algunas semanas, la piel se nota más tersa
y suave; además, si tienes problemas en la piel, como psoriasis y eczema, éstos
mejorarán dramáticamente.

5. Otras enfermedades
Hay otros padecimientos que pueden mejorarse al consumir linaza como algunas
enfermedades inflamatorias: gastritis, tendonitis, colitis, artritis o nefritis.

Las enfermedades del corazón también tienen una mejoría, pues esta semilla contiene
una sustancia que se asemeja a la protaglandina que tiene la propiedad natural de
regular la presión y las funciones arteriales, el metabolismo del calcio y la prevención de
coágulos sanguíneos.

6. Pierde peso en un 2 por 3


Gracias a sus funciones para no absorber la grasa saturada en el intestino, la linaza
también puede consumirse para perder peso. Y por su gran contenido de fibra dietética
da la sensación de estar satisfecho, por lo que no existe el apetito constante.

7. Afrodisiaco en semillas
La linaza se considera un afrodisiaco natural,
pues evita tanto la impotencia del hombre
como la frigidez de la mujer, cuyas causas se
deben al bloqueo de la circulación sanguínea
en las arterias.

8. Fuera líquidos
Entre sus características, los ácidos grasos de la linaza ayudan a los riñones a secretar
sodio y agua, así que puedes olvidarte de la inflamación de tobillos, algunas formas de
obesidad y el famoso síndrome premenstrual, entre otros padecimientos.
ALFAJORES CON KAÑIHUA Y LINAZA
Ingredientes
 350 gramos harina pastelera
 150 gramos cañihua molida
 250 gramos margarina sin sal o manteca
 100 gramos azúcar en polvo
 50 gramos de linaza
 50 gramos azúcar en polvo (para espolvorear)
 1 yemas
 1 cucharada de vainilla
 1 cucharada de polvo de hornear

Preparación:
1. Batir margarina, azúcar y las yemas hasta que quede cremosa.
2. Agregar vainilla harina, polvo de hornear, linaza y cañihua.
3. Mezclar los ingredientes hasta obtener una masa compacta.
4. Espolvorear la mesa con harina y estirar la masa aproximadamente con un espesor
de 0.5 cm.
5. Cortar la masa en círculos y colocar a las bandejas enmantequilladas y enharinadas.
6. Hornear por 20 minutos a 180 grados.
7. Una vez frías rellenar con el manjar y espolvorear azúcar en polvo.

También podría gustarte