Está en la página 1de 24

SISTEMA ENDOCRINO

El sistema endocrino será el conjunto de glándulas y células que van a


producir hormonas que se liberan de manera directa en la sangre y
circularán a los tejidos y órganos de todo el cuerpo. El sistema
endocrino controlará el crecimiento, el desarrollo sexual, el sueño, el
hambre y la forma en que el cuerpo usa los alimentos.

3.1. Tipos de glándulas

Las glándulas van a ser órganos que tendrán como función fabricar
productos especiales expensas de los materiales de la sangre. Según su
función se dividen en:

Glándulas endocrinas

  Van a ser aquellas que producirán mensajeros químicos denominados


hormonas que van a poder ayudar a controlar al igual que a regular
partes, sistemas, aparatos y hasta órganos individuales del cuerpo. Los
órganos endocrinos igualmente van a denominarse glándulas sin
conducto o glándulas endocrinas, debido a que sus secreciones se
liberan directamente en el torrente sanguíneo.

Glándulas exocrinas

Se va a referir a las que no poseen mensajeros químicos sino que estos


enviarán sus secreciones a través de conductos, que serán receptores
específicos, como por ejemplo los lagrimales, axilas o tejidos cutáneos.

Glándulas holocrinas

  Van a ser aquellas donde los productos de secreción serán


acumulados en los cuerpos de las células, posteriormente las células
mueren y son excretadas como la secreción de la glándula. De manera
constante, se formarán nuevas células para poder reponer a las
perdidas. Las glándulas sebáceas pertenecen a este grupo.

Glándulas epocrinas
Sus secreciones van a reunirse en los extremos de las células
glandulares. Luego tales extremos de las células se desprenderán para
formar la secreción. El núcleo y el citoplasma restante se regeneran
luego en un corto período de recuperación. Las glándulas mamarias
van a pertenecer a este grupo.

Glándulas unicelulares

Las glándulas unicelulares se encuentran representadas por células


mucosas o coliformes que están en el epitelio de recubrimiento de los
sistemas digestivos, respiratorio y urogenital. La forma de las células
mucosas es como una copa y de ahí el nombre de células caliciformes.
El extremo interno o basal es delgado y contiene el núcleo. Una célula
caliciforme podrá verter su contenido poco a poco y retener así su
forma, o vaciarse rápidamente y colapsarse. Otra vez se llena y se
repite el ciclo. Periódicamente estas células mueren y son remplazadas.

Glándulas multicelulares

Las glándulas multicelulares presentan formas variadas. Algunas


tienen un aspecto de plato aplanado o bien, grupos de células con un
hueco central del epitelio presentando una abertura común.

Glándulas endocrinas y hormonas

Las glándulas endocrinas están constituidas por agrupaciones de


células secretoras que se ven envueltas por tejido conectivo o
conjuntivo de sostén que les proporcionan vasos sanguíneos, capilares
linfáticos y nervios. La parte secretora de la glándula está formada por
epitelio especializado que ha sido modificado para producir
secreciones. Los productos secretados (las hormonas) van a pasar al
espacio extracelular situado alrededor de las células secretoras.

Las glándulas endocrinas del cuerpo humano son: la hipófisis o


glándula pituitaria, la glándula tiroides, las glándulas paratiroides, las
glándulas suprarrenales y la glándula pineal. Además, diversos
órganos van a contener tejido endocrino que, aunque no pueda
constituir una glándula endocrina por sí mismo, formará parte de la
estructura del órgano en cuestión. Esto da lugar en el hipotálamo,
también en el timo, en el corazón, páncreas, el estómago, el hígado, el
intestino delgado, los riñones, los ovarios, los testículos, la placenta, o
en células del tejido adiposo o de la sangre como los linfocitos. Sistema
Endocrino está formado tanto por glándulas endocrinas como por
tejido endocrino.

Partes del riñón

Podemos definir una hormona como una sustancia de naturaleza


química que es secretada por células o bien por grupos de células, con
acción fisiológica en otras células del organismo.

Hay hormonas locales que actúan en células diana próximas a su lugar


de liberación. Van a poder ser paracrinas como la histamina que
actuará sobre células vecinas o autocrinas como la interleucina-2 que
lo hará sobre la misma célula que la secretó.

Hay hormonas generales o circulantes que va a difundir desde el


espacio extracelular al interior de los capilares y van a ser
transportadas por la sangre a todos los tejidos del organismo, actuando
exclusivamente en esas células que tienen receptores específicos para
ellas y que por tanto se llamarán células blanco o diana. Algunas de las
hormonas generales van a afectar a todas o casi todas las células del
organismo, como la hormona del crecimiento o las hormonas tiroideas.
Otras hormonas generales pueden afectar sólo a tejidos específicos.
Las secreciones hormonales se ocasionan en concentraciones muy
bajas y poseen efectos muy poderosos. Las hormonas circulantes
permanecerán en la sangre y realizar sus efectos al cabo de minutos u
horas después de su secreción. Con el tiempo, las hormonas circulantes
son inactivadas por el hígado y excretadas por los riñones. En caso de
que falle el hígado o riñones el excesivo volumen de hormonas o sus
productos metabólicos en la sangre podrá causar problemas de salud.

Las funciones del cuerpo humano se encuentran reguladas mediante


dos sistemas principales de control: el Sistema Nervioso y el Sistema
Endocrino. El sistema nervioso va a controlar la homeostasia
(mantenimiento de un medio interno estable) mediante impulsos
nerviosos (potenciales de acción) conducidos a través de los axones de
las neuronas. Al poder alcanzar las terminales axonales, los impulsos
nerviosos ocasionan la liberación de moléculas de neurotransmisores.
El resultado va a ser excitación o inhibición de otras neuronas
concretas, contracción o relajación de fibras musculares y un aumento
o disminución de la secreción de células glandulares. Así, la médula
suprarrenal y la hipófisis posterior van a secretar sus hormonas sólo en
respuesta a estímulos nerviosos y muchas hormonas de la hipófisis
anterior podrán ser secretadas en respuesta a la actividad nerviosa del
hipotálamo. Por su parte, el sistema endocrino libera hormonas que, a
su vez, pueden promover o inhibir la generación de impulsos nerviosos.
Los impulsos nerviosos tenderán a ocasionar sus efectos con una gran
rapidez, en unos pocos milisegundos mientras que algunas hormonas
van a poder actuar en segundos y otras en cambio, pueden tardar
varias horas o más en llevar a cabo sus efectos.
Sistema Endocrino

3.2. Tipos de hormonas

Según su estructura química, las hormonas se clasifican en 4 tipos


básicos:

Hormonas Esferoides

Poseen una estructura química muy parecida a la del colesterol puesto


que son derivadas del mismo y van a ser sintetizadas en el retículo
endoplasmático liso de las células endocrinas. La estructura molecular
de cada una de las hormonas esteroides es distinta debido a los grupos
químicos colaterales. Estas pequeñas diferencias de los grupos
colaterales permiten una sorprendente diversidad de funciones. Las
hormonas esteroides son secretadas por:
 Corteza suprarrenal: aldosterona y cortisol.
 Ovarios: estrógenos y progesterona.
 Testículos: testosterona.

Aminas Biógenas

Son las moléculas hormonales más sencillas. Algunas de ellas se


derivan del aminoácido tirosina como las secretadas por:

 Glándula tiroides: tiroxina y triyodotironina.


 Médula suprarrenal: adrenalina y noradrenalina.
 Glándula pineal: melatonina.

Otras aminas serían la histamina, que como su propio nombre indica,


es derivada del aminoácido histidina, siendo secretada por los
mastocitos y también por las plaquetas. Igualmente la serotonina será
derivada esta vez por el aminoácido triptófano y secretada a su vez por
los basófilos y las plaquetas.

Proteínas o péptidos

Consisten en cadenas de aminoácidos y son sintetizadas en el retículo


endoplasmático rugoso de las células endocrinas. Si tienen grupos
carbohidrato añadidos, se llaman glicoproteínas. Estas hormonas son
secretadas por:
Eicosanoides

Derivan del ácido araquidónico que es un ácido graso de 20 carbonos.


Los dos tipos principales de eicosanoides van a ser las prostaglandinas
y los leucotrienos que siendo secretados por la totalidad de células con
excepción de los eritrocitos. Diferentes células producen diferentes
eicosanoides.

3.3. Producción y almacenamiento de hormonas

No habrá un modo único por el cual todas las glándulas endocrinas


almacenan y secretan sus hormonas. Sin embargo hay distintos
patrones generales.

Órganos que forman parte del aparato Endocrino

En el caso de las hormonas esteroides

En las células glandulares se encuentra gran cantidad de moléculas


precursoras, en especial colesterol y moléculas intermediarias entre
éste y las hormonas finales.
Después de una estimulación acorde, los enzimas de las células
glandulares pueden originar, en cuestión de minutos, las conversiones
químicas necesarias para obtener las hormonas finales.

Se secretan enseguida.

En el caso de las hormonas derivadas del aminoácido tirosina

La adrenalina y la noradrenalina van a formarse mediante la acción de


enzimas a nivel de los citoplasmas de las células glandulares y se
almacenan en vesículas hasta que son secretadas.

Las hormonas tiroideas (tiroxina y triyodotironina) podrán ser


formadas como partes de una gran molécula, la tiroglobulina que se
almacena en el interior de la glándula tiroides. En el momento del
estímulo, van a entrar en acción diversos sistemas enzimáticos
específicos dentro de las células glandulares. Tales enzimas romperán
la molécula de tiroglobulina y posibilitan que se descarguen las
hormonas tiroideas a la sangre.

En el caso de las hormonas proteicas

  Va a formarse en el retículo endoplasmático rugoso de la célula


glandular debido a traducción de la información codificada contenida
en el RNA mensajero. La hormona, está definida como precursora: la
prohormona será la situación anterior y contará con los aminoácidos
de la hormona final.

3.4. Glándulas del sistema endocrino y órganos con tejido endocrino

Eje Hipotálamo-Hipófisis

La hipófisis o pituitaria es definida como una glándula de escaso


tamaño (de menos de 1 cm de diámetro y de 0.5-1 gr de peso) y que
podemos encontrar dentro de la silla turca del esfenoides. 

Desde el punto de vista tanto fisiológico como anatómico, la hipófisis se


divide en 2 porciones:

 Hipófisis anterior o adenohipófisis, que confiere el 75% del peso


total de la glándula y su parte secretora se conformará por tejido
epitelial especializado, como sucede con las otras glándulas
endocrinas.
 Hipófisis posterior o neurohipófisis, estará formada mediante
tejido nervioso ya que contiene axones y terminales axonales que
son correspondientes a unas 5000 neuronas siendo situadas en
unos núcleos especializados del hipotálamo. 

Casi toda la secreción de la hipófisis es controlada por el hipotálamo. 

A su vez, el hipotálamo va a controlar todo el sistema nervioso


autónomo y regulará la temperatura corporal, el hambre, la sed, la
conducta sexual y las reacciones defensivas ya sean el miedo o la rabia.
Aunque no solo va a ser el hipotálamo un centro regulador relevante
en el sistema nervioso sino que, además, en él va a encontrarse unos
grupos de neuronas especiales que sintetizarán, al menos, nueve
hormonas distintas con la función de regular la secreción de hormonas
de la hipófisis anterior y otros grupos de neuronas especiales que
sintetizarán dos hormonas que posteriormente van a ser transportadas
hasta la neurohipófisis en la que son liberadas a la sangre. De este
modo, el hipotálamo y la hipófisis en conjunto regularán
prácticamente todos los aspectos del crecimiento, el desarrollo, el
metabolismo y la homeostasia del organismo. Se podrá decir que el
hipotálamo, la hipófisis y sus tejidos diana van a formar una unidad
funcional compleja.

Glándula hipófisis
Hipotálamo

El hipotálamo va a ser una estructura nerviosa que está situada en la


base del encéfalo, por debajo de los dos tálamos (de ahí su nombre), y
constituido por múltiples conjuntos de neuronas formando diversos
núcleos. Hay unas neuronas especiales en unos núcleos que serán
específicos del hipotálamo que sintetizan y secretan las hormonas
liberadoras y hormonas inhibidoras que controlan, a su vez, la
secreción de la adenohipófisis, facilitándola o inhibiéndola,
respectivamente.

 La comunicación entre la hipófisis anterior y el hipotálamo va a


efectuarse mediante pequeños vasos sanguíneos que procederán del
hipotálamo y van a derivar en unos capilares denominados
hipofisarios, capaces de proporcionar conexiones directas.

 Estas comunicaciones  van a formar el sistema hipotálamo-hipofisario.


Así, las hormonas que sean liberadas, podrán pasar por transporte
mediante la sangre a los lugares específicos de recepción para ejercer
su función.

Para cada tipo concreto de adenohipofisaria (hormona) habrá otra,


ésta vez de liberación o bien, en algunos casos especiales, de inhibición.

La hormona de la tirotropina (TRH) será secretada por el hipotálamo


estimulando a su vez, la prolactina; gonadotropinas (GnRH); la
hormona liberadora de la corticotropina (CRH); la hormona
inhibidora (dopamina, PIH) de la prolactina (en seres humanos no está
clara la existencia de una hormona liberadora específica de la
prolactina); la hormona liberadora (GHRH) de la hormona del
crecimiento; la hormona inhibidora (somatostatina, GHIH) de la
hormona del crecimiento que también puede inhibir la prolactina y la
tirotropina y la hormona liberadora e inhibidora de la hormona
melanocito-estimulante.

Hipófisis anterior o adenohipófisis

La adenohipófisis constituye la parte anterior de la hipófisis (está muy


vascularizada) que tiene extensos sinusoides (un tipo especial de
capilar) entre sus células. Hay 5 tipos diferentes de células en la
hipófisis anterior que secretan 7 hormonas principales.
1. Células somatotropas

Producen la hormona del crecimiento humana (hGH) o somatotropina

2. Células lactotropas

Sintetizan la prolactina (PRL)

3. Células corticotropas

Sintetizan la hormona estimulante de la corteza suprarrenal o


corticotropina (ACTH) y la hormona estimulante de los
alfamelanocitos (C-MSH). Otras hormonas son la beta endorfina (D-
LPH 61-91) y la beta-lipotropina (D-LPH)

4. Células tirotropas

Producen la hormona estimulante de la glándula tiroides o tirotropina


(TSH)

5. Células gonadotropas

Producen las hormonas estimulantes de las gónadas (glándulas


sexuales: ovarios y testículos) o gonadotropinas (GnSH) que son la
hormona folículo-estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH).

Las hormonas de la adenohipófisis, a su vez, actúan estimulando otras


glándulas que son sus glándulas diana, como son:

 La glándula tiroides: mediante la tirotropina o TSH.


 La corteza suprarrenal: mediante la ACTH o corticotropina.
 Los ovarios y los testículos: mediante las gonadotropinas que son
la FSH. (hormona folículoestimulante) y la LH (hormona
luteinizante).
 Las glándulas mamarias: mediante la prolactina o PRL.

Cuando se elevan los niveles de las hormonas secretadas por las


glándulas diana, entonces se reduce la actividad de las células
adenohipofisarias corticotropas, tirotropas y gonadotropas, a través un
sistema de retroalimentación negativo, que constituirá un modo de
regulación de la secreción hormonal.

Se establecerá por tanto, un eje de actividad hormonal: el hipotálamo


podrá actuar sobre la adenohipófisis, la adenohipófisis actúa sobre las
glándulas diana y los productos hormonales que son producidos por
éstas actúan, a su vez, sobre el hipotálamo y la adenohipófisis para
regular su acción.

Hipófisis posterior o neurohipófisis

Con la formación del embrión, se conecta la hipófisis posterior con el


hipotálamo a través de fibras que pueden ser nombradas como tracto o
bien, como conducto hipotálamo-hipofisario, motivo por el cual esta
zona de la hipófisis recibe el nombre de neurohipófisis.

 De este modo, las hormonas que se secretan en la neurohipófisis,


realmente son sintetizadas dentro de los cuerpos celulares de grandes
neuronas especializadas que se encuentran en el hipotálamo, que
posteriormente las transportan a través de sus axones hasta las
terminales axonales que están situadas en la neurohipófisis,
necesitando algunos días para llegar a la glándula. Por lo tanto, la
neurohipófisis almacena y libera hormonas, pero no las va a sintetizar.
Estas hormonas son la vasopresina u hormona antidiurética (ADH) y
la oxitocina.

En condiciones de reposo va a acumularse un gran volumen de ADH y


oxitocina en gránulos secretores en las terminaciones nerviosas
situadas en la neurohipófisis. En el momento en que se transmiten
impulsos nerviosos a través de los axones, las hormonas van a ser
liberadas de inmediato y pasan a la circulación sanguínea
distribuyéndose por el organismo para realizar su función. Tanto la
oxitocina como la vasopresina circulan por la sangre principalmente
como hormonas libres y actúan sobre las células diana a través de
receptores de superficie acoplados a la proteína G. Los riñones y el
hígado serán los lugares más destacados en los que se produce la
eliminación de estos péptidos, cuya vida media en el torrente
circulatorio es de alrededor de un minuto.

16 / 24
GLÁNDULA TIROIDES

La glándula tiroides pesa entre 10-20 gramos y está localizada


inmediatamente por debajo de la laringe, a ambos lados y por delante
de la tráquea. Tiene dos lóbulos que están conectados entre sí por una
masa de tejido tiroideo llamado istmo, está muy vascularizada.

Secreta 2 hormonas que contienen yodo: la tiroxina (T4) y la


triyodotironina (T3). Y una hormona que no va a contener yodo y que
participará en el metabolismo del calcio: la calcitonina.

Glándula tirodes

La glándula tiroides va a estar compuesta por una gran cantidad de


folículos tiroideos cerrados, que son similares a sacos esféricos de un
tamaño entre 20 y 900 micras, con una cavidad en su interior en donde
se almacena una sustancia de aspecto coloide que es realmente una
gran proteína, la tiroglobulina que contiene en su interior aminoácidos
tirosina yodados que constituyen las hormonas tiroideas T3 y T4.

La pared de cada folículo tiroideo está formada por dos tipos de


células:

 Las células epiteliales que forman la pared folicular y están en


contacto directo con la cavidad del folículo. Son las células
foliculares de forma cuboidal, que producen las hormonas T3
(nombrada así por contener tres átomos de yodo) y T4
(nombrada así por contener cuatro átomos de yodo), que son
propiamente las hormonas tiroideas.
 Si las células no consiguen llegar a la cavidad del folículo, hay
menos y además se llaman células parafoliculares o células C.
Sintetizan la calcitonina.

ACCIONES HORMONAS TIROIDEAS

- NECESARIAS CORRECTO DESARROLLO


- ACCIÓN CALORÍGENA Y TERMORREGULADORA
- AUMENTAN CONSUMO DE OXÍGENO
- ESTIMULAN SÍNTESIS Y DEGRADACIÓN DE PROTEÍNAS
- REGULAN MUCOPROTEÍNAS Y AGUA EXTRACELULAR
- ACTÚAN EN SÍNTESIS Y DEGRADACIÓN DE GRASAS
- INTERVIENSES EN LA SÍNTESIS DE GLUCÓGENO Y
UTILIZACIÓN DE LA GLUCOSA
- NECESARIAS PARA FORMACIÓN VIT.A A PARTIR DE
LOS CAROTENOS
- ESTIMULAN CRECIMIENTO Y DIFERENCIACIÓN
- INTERVIENEN EN CONTRACCIÓN MUSCULAR Y
MOTILIDAD INTESTINAL
- Glándulas paratiroides
- Las glándulas paratiroides son 4, dos superiores y dos inferiores,
y se encuentran situadas por detrás y muy próximas a la
glándula tiroides (hay una glándula paratiroides superior y otra
inferior, situadas en la cara posterior de cada uno de los dos
lóbulos tiroideos). Son muy pequeñas, cada una tiene unos 6 mm
de largo y el peso total de las cuatro es menor de 500 mg. En esos
casos de extirpación quirúrgica de parte de las glándulas, incluso
una mínima cantidad de tejido paratiroideo es capaz de
hipertrofiarse para realizar la función correspondiente a las 4
glándulas.
- Sintetizan y secretan la paratohormona u hormona paratiroidea
(PTH) que es una proteína pequeña de 84 aminoácidos con un
papel fundamental en la regulación del metabolismo del calcio.
-
- Glándula tiroides y paratiroides
- Glándulas suprarrenales
- Las glándulas suprarrenales van a ser dos y cada una de ellas
estará situada sobre el polo superior de un riñón y pesa
alrededor de 4 gr. Están muy vascularizadas.

Cada glándula suprarrenal va a estar conformada de dos partes que


son distintas, tanto desde el punto de vista estructural como funcional,
es decir, que cada glándula suprarrenal equivale a dos glándulas
endocrinas: una más externa, la corteza suprarrenal y otra más
interna, la médula adrenal.

Médula adrenal

La médula adrenal va a ser la parte central de la glándula suprarrenal


y representará el 20% de ésta. Deriva de la cresta neural embrionaria
y secreta sus hormonas a modo de respuesta a la activación del sistema
nervioso simpático por lo que actúa como parte del sistema nervioso
simpático.

Sus células cromafines poseen gránulos de almacenamiento que


contendrán las hormonas adrenalina y noradrenalina (llamadas
también epinefrina y norepinefrina, respectivamente) que van a ser
liberadas como reacción a una estimulación general del sistema
nervioso simpático y preparan al organismo para afrontar una
situación de estrés. Químicamente son catecolaminas y derivan del
aminoácido tirosina. La adrenalina es más potente que la
noradrenalina, liberándose en mayor cantidad, un 80% de adrenalina
y un 20% de noradrenalina, y son inactivadas de un modo muy rápido
por lo que sus vidas medias en el plasma son de 1 a 3 minutos. Son
captadas por las terminales simpáticas o inactivadas en tejidos como el
hígado, los riñones o el cerebro.

Corteza suprarrenal

La corteza suprarrenal va a ser la parte externa de la glándula


suprarrenal y representa el 80% de ésta. A su vez, en el interior de la
corteza suprarrenal existen 3 zonas constituidas por células diferentes:
la zona glomerular que es la más externa y secreta unas hormonas
llamadas mineralcorticoides, la zona fascicular, intermedia y la más
extensa, que secreta unas hormonas llamadas glucocorticoides y la
zona reticular, que es la más interna y delgada, y secreta esteroides
sexuales. Al este conjunto de hormonas se les llama genéricamente
corticoesteroides o corticoides por proceder de la corteza suprarrenal.

Todas ellas son sintetizadas a partir del esteroide colesterol y tienen


fórmulas químicas similares. El colesterol es captado por las células
glandulares de un modo directo desde la sangre porque la membrana
de estas células tiene receptores en donde se fijan las lipoproteínas de
baja densidad (LDL) que transportan concentraciones elevadas de
colesterol. Al fijarse estas lipoproteínas a los receptores de la
membrana celular se fomenta la entrada de colesterol en la célula por
un mecanismo de endocitosis mediada por receptor. Las células
glandulares también pueden sintetizar colesterol a partir del Acetil-
CoA, pero este proceso se da en menor proporción. El colesterol es
luego almacenado dentro de gotas de lípidos en el citoplasma de las
células de la corteza suprarrenal.

Las glándulas suprarrenales o adrenales son órganos pares que, desde


el punto de vista funcional, constan de tres diferentes tejidos, cada uno
de los cuales cuenta con un control independiente:
1. La corteza externa
Controlada sobre todo por el sistema renina-angiotensina-aldosterona,
que regula la liberación de aldosterona, la cual afecta la homeostasia
de sodio y de potasio.

2. La corteza interna
Controlada por el sistema hormona liberadora de corticotropina
(CRH)-corticotropina (ACTH)-cortisol, que regula la respuesta
fisiológica al estrés mediante la liberación de cortisol y también
produce andrógenos.

3. La médula
Que forma parte del sistema nervioso simpático y produce adrenalina.

Glándulas suprarrenales

Las glándulas suprarrenales o adrenales poseen forma piramidal y se


encuentran en posición medial y superior con respecto a los riñones.
Por lo regular cada una pesa 4 g, pero en estado de estrés pueden
llegar hasta 22 g. Con frecuencia, la médula alcanza 10% del peso total
de la glándula.

De los adultos sanos, 3% posee nódulos macroscópicos y hasta 65%,


microscópicos, los cuales pueden constituir variantes normales; los
primeros pueden ser autónomos o estar condicionados por la
estimulación anormal de la glándula.
Glándulas suprarrenales

En diversas estructuras (plexo celíaco, hilio esplénico, tejido adyacente


a los ovarios, ligamentos anchos, escroto, hígado, vesícula biliar y
cráneo) es posible encontrar tejido suprarrenal ectópico compuesto de
manera exclusiva por células corticales.

La irrigación de las suprarrenales está proporcionada por 10 a 12


ramas arteriales pequeñas derivadas de la aorta, las renales,
intercostales, frénicas y, en ocasiones, la ovárica o la espermática
izquierdas; éstas se anastomosan y forman un plexo vascular que se
une y configura la vena central.

La médula recibe irrigación independiente de la que alimenta a la


corteza. La vena suprarrenal derecha es corta y drena en forma
directa en la vena cava; la vena suprarrenal izquierda, más larga,
drena en la vena renal ipsilateral.

INERVACIÓN

Inervación

La inervación está constituida por neuronas simpáticas eferentes del


plexo torácico y el lumbar, neuronas preganglionares y neuronas
eferentes parasimpáticas de la rama celíaca del nervio vago.
Los esteroides suprarrenales son transportados unidos a proteínas
plasmáticas, en concreto a una globulina llamada transcortina. El 70-
80% del  total de cortisol que circula, lo podemos encontrar unido de
manera reversible a la transcortina, mientras que un 15% lo
encontraremos unido a la albúmina, es por ello que solo un 5-10%
estará en manera libre o activa. La transcortina también se une a la
progesterona con una afinidad muy alta y también a la aldosterona
pero con una afinidad mucho menor ya que la aldosterona se
transporta sobre todo unida a la albúmina. Una vez realizada su
función, los corticoides se degradan en el hígado. Luego un 25% se
excretan en la bilis y en las heces y un 75% en la orina.

Glándula pineal

La glándula pineal es una glándula endocrina con un peso de 100-200


mg. Se localiza por encima y detrás del mesencéfalo. Secreta la
hormona melatonina que se va a derivar de la serotonina y se libera en
un mayor volumen si la situación es oscuridad y al contrario,  en
menor cantidad si hay luz diurna intensa. 

Aunque su función no está totalmente conocida, sí se sabe que la


podemos relacionar con los períodos de sueño, situación en la que hay
un aumento de hasta diez veces, precipitándose antes de despertar a
niveles basales. Pequeñas dosis de melatonina que serán administradas
mediante vía oral pueden inducir el sueño y reajustar los ritmos
circadianos. Debido a que se ha observado que la melatonina produce
atrofia de las glándulas sexuales o gónadas en varias especies animales,
se recomienda prudencia en su uso ante la posibilidad de efectos
adversos en la reproducción humana.

Páncreas endocrino

En el páncreas podemos encontrar dos tipos de células según sus


funciones, y además, bien diferenciadas: por un lado células
productoras de secreciones exocrinas (que tienen funciones en la
digestión) y que formarán el páncreas exocrino y por otro, células
secretoras endocrinas que formarán el páncreas endocrino.
El páncreas humano posee alrededor de 1 millón de islotes de
Langerhans que van a estar organizados alrededor de capilares por lo
tanto estarán muy vascularizados y además están inervados por fibras
simpáticas y parasimpáticas del sistema nervioso autónomo. Podemos
encontrar en los islotes 3 tipos de células: las células alfa que secretan
glucagón, las células beta que secretan insulina y las células delta que
secretan somatostatina. Los estrechos vínculos que existen entre los
distintos tipos de células de los islotes permitirán la regulación directa
de la secreción de algunas de las hormonas por las demás. Así, la
insulina inhibe la secreción de glucagón y la somatostatina inhibe la
secreción de insulina y de glucagón.

Timo

El timo va a ser una masa de tejido linfoide con una forma aplanada y
lobular que se va a encontrar por detrás del manubrio esternal. En los
recién nacidos va a poder extenderse mediante la abertura torácica
superior hacia el cuello debido a su gran tamaño, aunque a medida que
el niño crece va disminuyendo hasta casi desaparecer en el adulto.
Produce hormonas que promueven la maduración de los linfocitos T.

Ovarios

Los ovarios van a ser los órganos femeninos de la reproducción, o


gónadas. Serán estructuras pares con una forma almendrada situadas
a ambos lados del útero. Los folículos ováricos van a producir óvulos, o
huevos, e igualmente segregan un grupo de hormonas llamadas
estrógenos, que son necesarias para el desarrollo de los órganos
reproductores y de aquellas características sexuales secundarias, como
una distribución de la grasa, amplitud de la pelvis, un crecimiento de
las mamas y vello púbico y axilar.

La progesterona va a ejercer su acción principal sobre la mucosa


uterina en el mantenimiento del embarazo. Igualmente, unida a los
estrógenos, ayuda al crecimiento así como a la propiedad elástica de la
vagina. En esta elasticidad, también participa una hormona que
producen los ovarios, y que facilitará en el parto, relajaciones del
útero.

Testículos
Las gónadas masculinas o testículos van a ser cuerpos ovoideos pares
que estarán suspendidos en el escroto. Las células de Leydig de los
testículos originan una o más hormonas masculinas, llamadas
andrógenos. La más relevante es la testosterona, que va a estimular el
desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, va a influir sobre el
crecimiento de la próstata y vesículas seminales, y estimulará la
actividad secretora de estas estructuras. Los testículos igualmente van
a contener células que producen el esperma.