Está en la página 1de 4

En la clase anterior conocimos los métodos anticonceptivos que impiden la ovulación y su posible fecundación mediante la acción de

las hormonas que estos contienen al provocar cambios en el ciclo menstrual, en el desarrollo del endometrio y en el flujo cervical o
vaginal.
Además de los métodos anticonceptivos hormonales que hemos estudiado, existen otros que no contienen hormonas y, según su
accionar, pueden dividirse en: anticonceptivos de barrera y quirúrgicos.
A pesar de sus diferencias, todos los métodos anticonceptivos (MAC) impiden la fecundación y garantizan la posibilidad de elegir y
planificar el momento deseado para ejercer la maternidad y paternidad. El acceso a ellos es un derecho. A la hora de tomar
decisiones acerca de estos temas es importante la consulta con un profesional de la salud que brinde asesoramientos acerca de los
MAC disponibles según los hábitos, el cuerpo y los proyectos del consultante. En Argentina existe el Programa Médico Obligatorio
(PMO), una canasta básica de prestaciones médicas que todas las obras sociales o prepagas tienen que cubrir de manera obligatoria,
cualquiera sea el plan del afiliado. Este incluye métodos anticonceptivos a los que se puede acceder de forma gratuita, como
preservativos masculinos; anticonceptivos hormonales inyectables, hormonales para lactancia y hormonales combinados;
anticonceptivos hormonales de emergencia; dispositivos intrauterinos (Diu), sistema de liberación intrauterino (SIu), vasectomía y
ligadura de trompas. Los demás no son gratuitos y su costo es muy elevado.
MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS DE BARRERA
Estos no contienen hormonas. Se denominan “de barrera” porque evitan la entrada de los espermatozoides dentro del aparato
reproductor femenino y, por ende, la fecundación del ovocito. Entre ellos encontramos:
 Preservativo masculino: es el método anticonceptivo más conocido. Consiste en una funda muy delgada de látex (u otro material
apto), la cual tiene poros mucho más pequeños que los virus que causan infecciones y enfermedades
de transmisión sexual, por lo que no permite el paso de los mismos, evitando así su transmisión
durante el acto sexual. Vienen en todas las formas, colores y tamaños y, para los que son sensibles,
en todos materiales, de tal forma que, incluso si tienes alergias o piel sensible, hay un preservativo
adecuado para ti.
-Cómo se usa: Se coloca sobre el pene erecto, apretando la punta del preservativo para quitarle el
aire, y desenrollándolo hasta la base del miembro. Terminada la relación sexual debe quitarse con
cuidado, hacerle un nudo para evitar escapes de semen, envolverlo en papel y tirarse en el cesto de basura (nunca en el inodoro).
Debe colocarse uno nuevo en cada relación sexual. Es muy importante comprobar la fecha de vencimiento y si está pinchado. Esto
último se verifica apretando el envase cerrado: si es como una “almohadita” con aire dentro está bien, si se aplasta o hay signos de
“aceite” o lubricante está pinchado y no debe usarse. También es importante que sean comprados en la farmacia o retirados en
centros de salud, ya que en otros comercios están expuestos al sol y esto los daña. Los preservativos no deben llevarse en los
bolsillos de la ropa porque el calor los daña, ni en la billetera o sueltos en la mochila o cartera ya que pueden perforarse; tienen que
estar guardados evitando siempre el calor y cualquier objeto que pueda pincharlos.
Los preservativos están diseñados para usar uno a la vez. Ponerse dos a la misma vez provoca su rotura por la fricción generada.
Debe usarse en relaciones sexuales pene-vagina, pene-ano, pene-boca.
-Beneficios: son fáciles de colocar, gratuitos (si hay que comprarlos son económicos), fáciles de conseguir y no quitan sensibilidad
debido a que son muy delgados. Es, junto con el preservativo femenino, el único método anticonceptivo que evita el contagio de
I.T.S. Puede usarse durante el embarazo y la lactancia. No necesita receta médica.
- Eficacia: muy alta, si se lo usa de forma correcta y durante toda la relación sexual.
- Efecto reversible: Si no se usa, es posible quedar embarazada.
- Mitos: No es cierto que si no eyaculé, puedo volver a usarlo. No es cierto que usar dos preservativos al mismo tiempo aumenta su
eficacia. No es cierto que si eyaculo afuera no necesito usarlo. No es cierto que disminuya la sensibilidad. No es cierto que su uso es
responsabilidad sólo del varón.
- Consideraciones: Dado que se coloca durante la relación sexual puede interrumpir el juego previo, por eso se recomienda incluirlo
en el mismo. Todos los participantes de la relación sexual deben participar e insistir en su uso. Siempre debe llevarse un
preservativo, aun cuando no se ha iniciado la vida sexual. Comprobar siempre su fecha de vencimiento y que no esté pinchado. Debe
colocarse correctamente para evitar escape de semen y roturas. Debe colocarse desde el inicio de la relación sexual hasta su
finalización. Debe usarse uno nuevo en cada acto sexual. Es el único método que protege contra I.T.S. No deben utilizarse
lubricantes que no sean aptos para preservativos, recomendándose siempre que sean a base de agua para evitar que se rompa.
 Preservativo femenino: es una funda de poliuretano con un anillo en cada extremo, uno de los cuales es cerrado.
- Cómo se usa: En cada relación sexual, se inserta en el interior de la vagina y queda en el
exterior uno de los extremos (el abierto).
- Beneficios: Brinda autonomía a la mujer y es una alternativa para la negociación del uso del
preservativo. Protege de infecciones de transmisión sexual. No interrumpe la relación sexual
porque puede colocarse previamente a la misma. No es de látex con lo cual puede utilizarse
con cualquier tipo de lubricante.
- Eficacia: es del 79 %
-Frecuencia de uso: En cada relación sexual.
- Efecto reversible: Es reversible al momento de dejar de usarlos.
- Consideraciones: Solo previene el contagio de I.T.S. en relaciones sexuales pene-vagina. Aún
no se encuentran disponibles en Argentina. No son gratuitos. Debe retirarse terminada la relación sexual.
 Diafragma: es un disco de goma que se usa para cubrir el cuello del útero e impide que ingrese el semen. Viene en diferentes
tamaños y puede reutilizarse.
- Cómo se usa: un profesional de la salud debe medir cuál es el que se ajusta a cada mujer. Lo
coloca la mujer en la vagina hasta 6 horas antes de la relación sexual. Después de la
eyaculación, se debe esperar entre 6 y 8 hs. para retirarlo. De lo contrario se debería recurrir
a la anticoncepción hormonal de emergencia. Se usa junto con cremas espermicidas para
evitar posibles embarazos.
- Eficacia: muy baja. Usada con espermicidas su eficacia aumenta a un 88%
- Beneficios: Puede ser colocado por la mujer antes de la relación sexual. Se lava y se guarda
para ser reutilizado. Duran hasta 5 años (para reutilizarse en cada relación sexual).
- Efecto reversible: Es reversible al momento de dejar de usarlo.
- Consideraciones: no previene el contagio de I.T.S. No son gratuitos. Debe combinarse su
uso con espermicidas que, en su uso repetido y en altas dosis, pueden incrementar el riesgo
de lesiones genitales. Son muy caros. Deben lavarse bien y guardarse un lugar adecuado para evitar su deterioro.
 Dispositivo intrauterino o DIu: es una pequeña pieza de plástico pequeña en forma de T, muy parecido al SIU, pero en vez de
contener hormonas, este tiene un alambre de cobre que impide que los espermatozoides se junten con el óvulo al
cambiar la consistencia del fluido cervical en el canal vaginal, evitando así el embarazo.
- Cómo se usa: se coloca en el interior del útero por un profesional en un consultorio. La mujer debe encontrarse
menstruando para su colocación.
- Beneficios: su efecto dura entre 3 y 10 años. La efectividad no depende de sostener un hábito por parte de la
mujer. Evita las dificultades que pueden presentar otros métodos, por olvido o equivocaciones. Sólo hay que
controlarlo una o dos veces por año. Pueden usarlo todas las mujeres, de todas las edades, hayan tenido hijos o
no. Son gratuitos.
- Frecuencia de uso: debe cambiarse por otro dispositivo luego de 3-10 años de la colocación. No es necesario hacer
un descanso.
- Eficacia: es del 99%.
- Efecto reversible: Se recupera la fertilidad inmediatamente después de retirarlo y puede ser retirado en cualquier momento.
- Consideraciones: no previene la transmisión de I.T.S. Si no se controla con el especialista puede moverse de lugar y perder su
eficacia para evitar embarazos no deseados. Puede aumentar el sangrado durante la menstruación. Debe ser colocado y extraído por
un médico.
MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS QUIRÚRGICOS
Son intervenciones quirúrgicas realizadas por un especialista y en un centro médico. Evitan el encuentro de las gametas sexuales y
así su fecundación.
 Ligadura tubaria o de trompas: Es un método quirúrgico permanente para mujeres, esto quiere decir que no es reversible.
- Cómo se usa: consiste en ligar (atar), cortar u obstruir las trompas de Falopio de
manera que los óvulos no puedan pasar hacia las trompas de Falopio y estar en
contacto con los espermatozoides. La cirugía es sencilla. La realiza un profesional
en un quirófano y requiere anestesia total o epidural.
- Beneficios: no hay ninguna condición médica que restrinja la posibilidad de
elección de este método, aunque algunas condiciones o circunstancias requieren
ciertas precauciones. No tiene efectos secundarios a largo plazo. Cualquier mujer
mayor de edad puede acceder gratuitamente, haya o no tenido hijos.
- Eficacia: realizada correctamente, su eficacia es del 99%.
- Frecuencia de uso: La intervención es por única vez.
- Efecto reversible: Es un método anticonceptivo permanente para la mujer. La
reversión es a través de una cirugía difícil, costosa y no disponible en el sistema público de salud.
- Consideraciones: no previene la transmisión de I.T.S. No es reversible. Es gratuita y no es necesario haber tenido hijos para
realizarla. Se sigue menstruando.
 Vasectomía o esterilización masculina: Es un método quirúrgico permanente, seguro y sencillo.
- Cómo se usa: Consiste en cortar y ligar los conductos deferentes del aparato
reproductor masculino de manera de impedir el paso de los espermatozoides
desde los testículos hacia el pene. Puede realizarse con anestesia local y sin
internación.
- Beneficios: No requiere anestesia general. No modifica el aspecto físico de los
órganos sexuales masculinos. No tiene efectos colaterales. No afecta el deseo ni la
actividad sexual. Se sigue liberando semen, pero sin espermatozoides. No es
necesario haber tenido hijos para poder realizarla.
- Eficacia: es del 99% luego de tres meses de haber sido realizada.
- Frecuencia de uso: La intervención es por única vez.
- Mitos: No es cierto que afecte el deseo sexual del varón. No es cierto que afecte
la erección. No es cierto que cambie el aspecto de los genitales.
- Efecto reversible: En general es irreversible. La reversión es a través de una cirugía difícil y costosa, no disponible en el sistema
público de salud.
- Consideraciones: no previene el contagio de I.T.S. Es efectiva tres meses después de haber sido realizada. En ese período, debe
usarse otro método anticonceptivo.
A continuación, se presenta el campo de látex, que no es un método
anticonceptivo, sino un método para evitar la transmisión de I.T.S. en relaciones
sexuales ano-boca, vagina-boca. El mismo consiste en un rectángulo de látex que se
pone sobre el ano o la vagina para evitar el contacto de fluidos en las relaciones
sexuales orales. Estos se consiguen en las farmacias pero son muy caros. Los
mismos pueden hacerse con un preservativo, extendiéndolo y cortando
cuidadosamente sus extremos y a lo largo para obtener la lámina de látex. Debe
tenerse mucho cuidado al cortarlo para evitar perforarlo.

Hacia una sexualidad placentera, saludable y responsable


LA IMPORTANCIA DE ESTAR INFORMADO
La adolescencia es una etapa de experimentación y descubrimiento del propio
cuerpo, de la sexualidad, de las relaciones con amigos y con personas que ocupan un
lugar diferente al de la infancia.
La curiosidad, la impulsividad y la falta de información pueden conducir a
comportamientos sexuales riesgosos para la salud.
Diversas investigaciones sobre las conductas adolescentes detectaron que las mayores
inquietudes de los jóvenes relacionadas con la salud sexual y reproductiva son el
embarazo, la anticoncepción, la masturbación, el SIDA, las infecciones de transmisión
sexual (I.T.S.), las primeras relaciones sexuales, el aborto y que se les brinde
educación sexual. Otro resultado que se obtuvo de las investigaciones es que, en
general, las fuentes de información de los jóvenes acerca de la sexualidad son los amigos, Internet, los libros y las
revistas. Esto llevó a los especialistas a determinar que es imprescindible realizar programas de educación sexual con
temas que se tratan muchas veces informalmente fuera del ámbito escolar y que, a su vez, promuevan acciones de
comunicación entre pares, es decir, de adolescente a adolescente, o que fomenten la comunicación en el ámbito
familiar. Para ello, en nuestro país se creó la Ley n° 25.673 “Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación
Responsable” (PNSSyPR), la cuál está dirigida a toda la población del territorio argentino y promueve los derechos de las
personas en cuanto a la salud sexual y su acceso a métodos anticonceptivos gratuitos, como así también, a la asistencia
médica y acceso a información correspondiente a la salud sexual y reproductiva. Por otra parte, los programas de
educación sexual dentro del ámbito escolar deberían fortalecerse mediante la aplicación de diferentes estrategias de
comunicación sobre sexualidad para brindar información y promover cambios de conducta en los jóvenes, formando
líderes en la promoción de la salud sexual.
Es importante que entre docentes y alumnos exista un espacio de confianza, en el que los jóvenes puedan sentirse
contenidos y escuchados. A partir del respeto y la empatía se pueden construir estrategias que promuevan una
sexualidad responsable y saludable.
La Ley N° 26.150 de “Educación sexual integral” (E.S.I.) está dirigida a todos los niños, niñas y adolescentes de nuestro
territorio en edad escolar (desde jardín de infantes hasta el nivel de educación terciario), tanto de escuelas públicas
como privadas. Esta conlleva múltiples beneficios: la información permite acceder a los programas de salud, desterrar
prejuicios y crear conciencia sobre los factores que favorecen o perjudican la salud.
En ocasiones, la educación sexual se basa exclusivamente en las infecciones, patologías y los aspectos negativos
vinculados con la sexualidad debido a que algunas personas consideran que la educación sexual tiene efectos negativos,
ya que puede fomentar o adelantar las relaciones sexuales de los adolescentes. Sin embargo, esto puede provocar
temor o inseguridad y generar en los jóvenes una relación entre el sexo y las circunstancias patológicas lo cual se
distancia enormemente de la sexualidad fundada en el amor, el deseo, la alegría y la vida. La información y la educación
permiten tomar buenas decisiones y disminuir el desconocimiento que facilita la enfermedad y disminuye la calidad de
vida.
El conocimiento es la base para encontrar en la sexualidad salud, bienestar y alegría, y adquirir comportamientos
responsables, sin violencia, libres de abusos y discriminación, que permitan planificar la vida, con proyectos y
expectativas, previniendo embarazos no planeados y enfermedades.
Por lo tanto, y desterrando la creencia de que educar en base a la sexualidad hace que los jóvenes inicien más
tempranamente su vida sexual, la ESI promueve el conocimiento necesario para que las personas puedan ejercer sus
derechos en cuanto a la salud sexual de manera responsable, detecten situaciones de abuso y violencia en cualquier
ámbito social y a cualquier edad, puedan planificar un proyecto de vida de forma saludable y consciente, sepan cuidarse
a ellos mismos y a los otros, etc.
La ESI es tan importante en la vida de las personas que, gracias a su implementación, el 80% de personas abusadas
sexualmente pudo contarlo y actuar en consecuencia, entre otros tantos hechos.
LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR Y EL PROYECTO DE VIDA
Es muy frecuente, cuando se habla de relaciones sexuales, que aparezcan preguntas acerca del cuidado., ¡Y está muy
bien! Pero... ¿de qué es necesario cuidarse específicamente? La planificación familiar es un aspecto fundamental del
proyecto de vida que elija cada persona, es decir, de los objetivos y metas que cada uno se plantea para su vida, aunque
estos puedan cambiar con el tiempo, como ser el estudiar una carrera, seguir una profesión, adquirir bienes (como una
casa, un auto, etc.), proyectar o no una familia, los nombres que tendrán sus hijos, viajar, etc. Esto es tan importante
que está explicitado dentro de los derechos sexuales y reproductivos, que son derechos humanos: "todas las personas
tienen derecho a elegir si casarse o no y a formar y planificar una familia, así como a decidir tener o no hijos y cómo,
cuándo y con quién tenerlos".
Pero esto no es lo único a tener en cuenta al momento de pensar en una relación sexual. Disfrutar las situaciones
placenteras es un aspecto fundamental del acto sexual y debe estar presente desde el inicio hasta el final. Esta faceta es
muchas veces descuidada o dada por cierta, pero no siempre ocurre. El sexo es comunicación con un otro y en este
intercambio es fundamental poder expresar aquellas cosas que cada uno desea y las que no, poder tomar decisiones y
sentirse seguro. Pensar en estos y otros aspectos ayuda a mantener vínculos respetuosos, placenteros y sin violencia de
ningún tipo.
OCUPARSE ES MEJOR QUE PREOCUPARSE
Vivir una sexualidad plena y responsable es fundamental para una vida sana. El primer paso para lograrlo es acceder a
información que esté científicamente validada. Para esto es recomendable, antes de iniciar una vida sexual, consultar a
un profesional de la salud que brinde un asesoramiento adecuado para evitar embarazos no deseados y posibles
enfermedades, muchas de ellas incurables y hasta letales.
Desde la medicina se habla de infecciones de transmisión sexual (I.T.S), para definir al conjunto de dolencias
infectocontagiosas que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual. En algunos casos, como
el VIH y algunas hepatitis, la transmisión también se da por contacto directo con algunos fluidos corporales o durante la
gestación y la lactancia.
Las I.T.S. son causadas por virus, bacterias y parásitos y afectan a todas las personas, sin importar el género ni la edad.
Gran parte son curables con un tratamiento adecuado y sencillo. En cambio, otras pueden ser controladas y convertirse
en infecciones crónicas. Algunas de las I.T.S. pueden no dar síntomas, y la mayoría son prevenibles si se siguen algunos
consejos. Como en casi todas las acciones que se llevan a cabo en la vida, el sexo también requiere tomar recaudos. Es
importante pensar el cuidado de forma integral y no asustarse. Informarse y actuar de manera responsable permite
minimizar los aspectos no deseables dentro de una relación sexual, a cualquier edad. Ampliaremos este tema la próxima
clase.

También podría gustarte