Está en la página 1de 1

Estudiante Yeison Alexander Cortés

Comparación: El Cantar del Mío Cid y el Cantar de Roldán


La comparación entre el cantar de Roldan y el cantar del Mío Cid, empezamos
desde su origen uno es de España y el otro es francés, a pesar de que los dos pertenecen a
los cantares de Gesta, el origen y sus fechas de creación son total mente distantes, el cantar
de Roldán está escrito por monjes, como una visión poética de una historia que tuvo lugar
en el siglo VII, mientras que el Cantar de Mío Cid cuenta la historia y grandes hazañas de
Rodrigo Díaz de Vivar, quien era un héroe llamado el Mío Cid entre 1048 y 1099.
La personalidad de Roldán es agresivo y fuerte, mientras que en el de Mío Cid es
calmado y reflexivo, también sus objetivos son diferentes, Roldán desea fama y honor ante
los militares, mientras que el Cid desea restituir su honor personal y familiar, creado por
confabulaciones de sus enemigos.
En ambas realidades se expresa los diferentes campos de cultura, como lo es la
española y la francesa, en unos se ve la realeza la aristocracia de los reyes y en el otro la
gente del común la cultura germánica, militar y cristiandad.
Es importante destacar que hay temas relacionados como la traición, la religión y
el heroísmo, como lo hizo el Conde García Ordoñez en el Mío Cid, quien realiza una serie
de críticas para generar enemistad contra el Rey Alfonso, Igual mente la traición que
provoca los infantes de Carrión después de casados con las hijas del Campeador.
El Honor, se presenta en el cantar de Roldán cuando se fue traicionado por
Ganelón a Roldán ofreciéndolo a su enemigo, mientras que en Oliveros al darse cuenta que
vienen los serracenos el corre de inmediato a comunicarle a Roldán para que haga sonar su
alarma, para intentar evitar una batalla. En el Mío Cid existe un realismo en su narración,
mientras que el Roldán es más una narración de hechos ficticios de fábula, en el Mío Cid es
un poema que refleja la realidad de la sociedad los hidalgos.
El obispo Jerónimo entra a la batalla nombrando a Dios quien fue a luchar a los
moros donde el enemigo estaba, peleo con valentía y al mismo tiempo el arzobispo Turpín
murió, demostrando la importancia que tenía la muerte bendecida, así como lo hizo Oliver
en el Roldán y Minaya en el Mío Cid. otra de sus similitudes era su forma de batalla la cual
era basada en estrategias, flechas caballos y espadas, La primera ganada en combate al
conde de Barcelona y la segunda ganada en Valencia en busca de Marruecos.
Al llegar en la batalla, accede tarde a tocar el olifante, que era una alarma, pero ya
era muy tarde, el Mío Cid lleva el honor del héroe, lo perdió y luego lo restauro ante el rey,
aunque también trata de temas religiosos, como lo es en el Cantar y la evangelización,
mientras en el Mío Cid se habla de religión y el interés propio.

También podría gustarte