Está en la página 1de 10

Nombre: María Fernanda Hernández Santillán

Matrícula: 132831

Grupo: CF76

Materia: Ética y Práctica Profesional.

Docente: Mtra. Ana Lissette Vargas Saucedo.

Número y tema de la actividad:


Actividad 2. Resumen: la convivencia ética.

Pabellón de Arteaga, Aguascalientes 11 de Octubre de 2020

Página
1
INTRODUCCIÓN

La ética no es únicamente el conjunto de normas acerca del bien actuar o una


serie de reflexiones para ser utilizadas en casos de urgencia frente a situaciones
complejas de la vida. Es en realidad una actitud cotidiana. Se explorarán, a través de
conceptos, el respecto, la tolerancia, la solidaridad, la alteridad y el amor, el fundamento
de la ética como base de convivencia en las sociedades.

Está implícita la importancia de estas temáticas, pero además es fundamental que


el estudiante reconozca que todos los temas y áreas de injerencia de la ética están
vinculados por la exigencia fundamental del bien común, para, de la misma manera,
obtener el bienestar individual.

Página
2
LA CONVIVENCIA ÉTICA

¿Por qué la persona humana es considerada un ser relacional y qué


implicaciones tiene esto?

La persona humana es un ser relacional. La relación entre el individuo y la


sociedad es muy estrecha. El ser humano no existe sin la relación que mantiene con los
demás que le rodean. Es un ser social que, por más que a veces insista en no desear ni
necesitar la compañía de sus congéneres, la requiere como algo fundamental. Se han
visto innumerables casos de gente que, estando aislada, disminuye gran cantidad de
capacidades mentales y neurológicas, e incluso su capacidad de reconocerse y
distinguirse a sí mismo se ve socavada.

La sociedad existe para servir a las personas, y no al revés. Es importante


entender esto porque a veces parece que las personas se vieran obligadas a mantener
funcionando, de manera obligatoria, ciertos sistemas sociales, como si el ser humano
fuera su sirviente y no al revés.

La vida humana y la sociedad se han desarrollado históricamente a la par. El


hombre posee entre su arsenal de herramientas todo lo que necesita para poder vivir en
grupo, que se refiere a una serie de herramientas psicológicas, neurológicas y biológicas.
Desde nuestros ancestros más primitivos, hemos desarrollado, a lo largo de muchos
siglos, las habilidades que nos permiten convivir con otros: no sólo nuestro lenguaje
verbal, sino también, y sobre todo, el lenguaje corporal, instintos, sistemas de cortesía
variados, normas y leyes que nos permiten habitar todos juntos de la forma más
armoniosa posible.

Pero no siempre ocurre así, la verdad es que la mayoría de las veces los seres
humanos encuentran la forma de complicarse la vida enfrentándose unos a otros por
culpa de sus egos mal diferenciados de su dignidad, cuando en realidad las relaciones
interpersonales implican conocimiento recíproco, comunicación, diálogo y la posibilidad de
colaboración o cooperación.

Página
3
¿Qué es el bien común y cómo puede ayudar a construir relaciones
interpersonales armoniosas?

Bien común (en latín: bonnum commune) se refiere en general al bien (estar) de
todos los miembros de una comunidad y también al interés público, en contraposición al
bien privado e interés particular; también puede definirse como el fin general o como los
objetivos y valores en común, para cuya realización las personas se unen en una
comunidad.

El bien común puede ayudar a construir relaciones interpersonales armoniosas si


su objetivo consiste en hacer que los sistemas sociales, las instituciones y los entornos de
lo que todos dependemos funcionen de una manera que beneficie a todas las personas.

El bien común a veces requiere de acciones muy importantes, como interesarse en


la política y tratar de participar activamente en ella, en lugar de simplemente mirar hacia
otro lado cuando no nos gusta lo que vemos, en lugar de cambiarlo. La búsqueda del bien
común debería impactar todas las decisiones que tomamos en nuestra vida personal,
familiar, vocacional, financiera, congregacional, comunitaria y pública.

¿Cuáles son las principales actitudes éticas que se ponen en juego al


practicar nuestras relaciones interpersonales?

Según Maquiavelo, hacen falta hombres virtuosos los cuales deben tener las
siguientes cualidades morales.

Lealtad

Expresa que una persona que se ha comprometido de alguna manera con una
cuestión sigue comprometida con ella gracias a que media un sentimiento de respeto y
fidelidad hacia dicho compromiso, comunidad, principio moral o persona. Ser leal significa
que existe una disposición práctica para persistir en un vínculo asociado a algo
intrínsecamente valioso (es decir, que es valioso por sí mismo).

Solidaridad

Implica generar un estado de colaboración y cooperación entre un grupo de


personas. Recupera la noción de que es mejor trabajar por un bien común que por uno
individual, y para que esto ocurra la solidaridad incluye la idea de que debemos valorar a
Página
4
nuestros semejantes y respetar quiénes son como individuos, para así trabajar codo a
codo con ellos.

Tolerancia

Para que en verdad la tolerancia exista, debemos, en verdad, aceptamos unos a


otros. Esto significa, en primera instancia, conocemos a nosotros mismos, aceptamos con
todo y nuestros defectos, y desde esta base podremos aceptar y respetar a todos los
demás.

Honestidad

Ser honesto es decir la verdad, sin fingimientos ni mentiras. Hacer esto requiere de
la condición de valorarse a sí mismo y de tener conciencia de lo que realmente es
significativo. Ser honesto significa elegir no mentir, robar o engañar, por lo tanto, hay que
estar muy convencido de que la acción elegida es la correcta, y se deben tener
argumentos válidos para ella.

Respeto

El respeto significa escuchar con amabilidad y discreción, y si no estamos de


acuerdo, podemos debatir con calma o simplemente agradecer y retirarnos.

El respeto es la llave de oro de la convivencia, pues se refiere a tratar a otros


como quisiéramos ser tratados. Si no queremos que nos insulten o descrediten, no
debemos hacerlo con los demás, sin importar qué tan lejos estemos de sus ideas.

¿Qué es la responsabilidad social, porqué es importante y qué es la


responsabilidad social empresarial?

La responsabilidad social se puede definir como “Actuar con preocupación y


sensibilidad, consciente del impacto de sus acciones en los demás, especialmente en los
desfavorecidos” (Entrepeneur). De esta manera, el esfuerzo por la responsabilidad social
ayuda a las personas, las organizaciones y los gobiernos a tener un impacto positivo en el
desarrollo, los negocios y la sociedad, con una contribución positiva a los resultados
finales.

Página
5
La responsabilidad social empresarial es invertir en alguna causa, y ha
demostrado ser un pilar efectivo en la construcción y sostenimiento de una buena
reputación empresarial. Incluso, algunos inversionistas utilizan la responsabilidad social
de una empresa, o la falta de ella, como un criterio para decidir si invierten o no en dicha
empresa.

¿Qué son la otredad y la alteridad? ¿Por qué debemos ser conscientes de la


otredad pero también desarrollar la alteridad? ¿De qué manera este último
concepto enaltece la dignidad de la persona?

La otredad es la cualidad de pensamiento que se atribuye a alguien o algo que es


diferente de nosotros o de nuestro grupo de identidad.

En contraste con el concepto de otredad, está el de la alteridad. Esta idea implica


alterar entre mi visión del mundo para intentar acomodarla a la suya.

Es decir, es claro que los otros son diferentes, pero la alteridad implica tratar de
ver desde sus perspectivas, y con esto se reconoce la dignidad y fuerza de las otras
personas, su riqueza y sobre todo una voluntad de entendimiento que fomenta el diálogo.

La alteridad enaltece la dignidad de la persona siendo empáticos, asimismo, se


basa en el respeto del valor intrínseco de cada individuo así como el respeto a cada
persona en sí. Cada individuo debe actuar reconociendo que en sí mismo al otro y
viceversa, de modo que el trato que dé a sus semejantes sea el mismo que se procura a
sí mismo, bajo el supuesto de que cada individuo es relevante por el solo hecho de ser
humano.

¿Por qué y cómo es que el amor y la ética están relacionados?

Ética proviene de ethos, palabra griega que significa “costumbre y conducta”, de


ahí que la ética sea la ciencia que se ocupa de la correcta y adecuada forma de actuar de
las personas.

Ahora bien, el amor a uno mismo, el cual es fundamental para poder entregar
amor a los demás. Cuando la gente se ama a sí misma, cuando tiene un buen
autoconcepto y una buena autoestima, entonces la calma entra en su vida y es capaz de
ver en los demás las mismas cualidades buenas que ve para sí mismo.

Página
6
Es entonces cuando asume que el otro, aunque es diferente y está más allá de sus
límites, con sus propios intereses y su libertad, de todas formas está en estrecha relación
con la primera persona. Porque cuando se asume que el otro no está tan distante de mí
mismo, al grado que me puedo reconocer un poco en él, que soy capaz de actuar con
amor hacia esa otra persona.

Tomemos en consideración que, desde el punto de vista de la ética, el amor es


altamente meritorio cuando busca la felicidad ajena, aun en medio de sacrificios
personales.

Página
7
COCLUSIÓN

Como ya lo vimos, la ética es el instrumento que va ayudar al ser humano a


regular la convivencia con sus semejantes para que, a través del diálogo, de la
confrontación sana y constructiva, del respeto a los demás, de la tolerancia, y de una
actitud limpia y honrada… se construya una sociedad de personas libres, que se
necesitan mutuamente, y creadores de un clima de entendimiento, de confianza y de
sinceridad mutua. Es lo que llamaríamos convivencia ética.

La convivencia ética se desarrolla en una sociedad tolerante y plural, donde tienen


acomodo todo el mundo sin que sus concepciones religiosas o de otro tipo, sean
obstáculo para asumir los dictados que nos hemos ido dando con el tiempo y el desarrollo
humano. Y es un patrimonio de todos. Porque, a lo largo de la historia, hemos ido
descubriendo líneas de conducta necesarias para que los humanos nos pudiéramos
entender y generar así una sociedad más libre y agradable para vivir.

Página
8
REFERENCIAS

1. Barrera Duque, E. (2007). La empresa social y su responsabilidad


social. Innovar, 17(30), 59-76. Obtenido el 11 de octubre de 2020 de
https://revistas.unal.edu.co/index.php/innovar/article/view/19677

2. Giménez Giubbani, Analía. (2011). EMMANUEL LEVINAS: HUMANISMO DEL


ROSTRO. Escritos, 19 (43), 337-349. Obtenido el 11 de octubre de 2020 de
https://lic.ieu.edu.mx/pluginfile.php/1533/mod_folder/content/0/Base%20S2.pdf?for
cedownload=1

3. Ieu Online. (s.f.). Unidad 3. La convivencia ética, lugar por excelencia de la concreción
ética. [Apuntes]. Puebla, Puebla, México: Instituto de Estudios Universitarios:
Ética y Práctica Profesional.

4. Sánchez de la Barquera y Arroyo (2016), Antologías para el estudio y la enseñanza de


la ciencia política. Volumen I. Fundamentos, teoría e ideas políticas, México:
UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, obtenido de
https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/8/3710/13.pdf

Página
9
Página
10

También podría gustarte