Está en la página 1de 3

EXP.  Nº      : 074 -2020.

APELA SENTENCIA

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO DE UNICA NOMINACION AA. HH TACALA –


CASTILLA.

VALENCIA QUISPE EDWIN, en los seguidos con CHIROQUE MORE


MARLENI, sobre Proceso de Alimentos;  a Ud. digo:

I.    PETITORIO:
Dentro del término de ley y al amparo del Art. 364º concordante con el Art. 365º inciso
1 del Código Procesal Civil, recurro por vuestro despacho con la finalidad de interponer
RECURSO IMPUGNATORIO DE APELACIÓN CONTRA LA SENTENCIA DE
FECHA 31.08.2020, a fin de que el Órgano Jurisdiccional Superior REVOQUE Y
REFORMULE EN EL EXTREMO DEL MONTO DE LOS ALIMENTOS
DEBIENDO DECLARARLA INFUNDADA, en mérito a los siguientes fundamentos
fácticos y jurídicos:

II.   FUNDAMENTACION  FACTICA  Y  JURIDICA:


PRIMERO: Que, mediante Resolución N° 04 de fecha 31/08/2020, se emitió sentencia
en el presente proceso, en la cual se establece una pensión alimenticia ascendente a la
suma de S/. 300.00 soles mensuales, la cual deberá ser abonada mensualmente a favor
del menor alimentista VALENCIA CHIROQUE JUDITH JHONG (11), fallo que no
lo encuentro arreglado a ley, es por eso que impugno dicha sentencia.

SEGUNDO: Que, el Ad quo, al momento de establecer la pensión alimenticia, no ha


valorado correctamente la prueba aportada por la recurrente, toda vez que se ha
establecido un monto mensual ascendente al QUINCE POR CIENTO (15%) de los
haberes mensuales del demandado, resultando irrisorio e insuficiente dada las
necesidades del menor alimentista y considerando que el menor a la actualidad cuenta
con seis años de edad y cursa estudios primarios y además teniendo en cuenta su etapa
de desarrollo tanto físico como psicológico y los gastos por alimentación, vestido,
educación y otras necesidades para el alimentista incurriendo en error y vulnerando así
el primer presupuesto para establecer el QUANTUM de la pensión alimenticia, 
prescrito en el art. 481 del Código Civil: “Los alimentos son regulados por el Juez en
proporción a las necesidades de quién los pide…”. De acuerdo a éste primer
presupuesto, las necesidades del menor alimentista están debidamente  acreditadas
en el escrito postulatorio dada su minoría de edad y sumado a ello que se
encuentra realizando estudios primarios, lo cual eleva su costo de vida. Por lo cual
fijarle la pensión mensual ascendente al monto del 15% (Quince por Ciento),
deviene en insuficiente para cubrir satisfactoriamente sus necesidades básicas
vitales.
TERCERO: Que, si bien es cierto, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 311º del Código Civil, uno
de los presupuestos que debe valorar el juzgador es el estado de necesidad del alimentista, sin embargo
este no es el único elemento objetivo que debe valorar el juez al momento de determinar la pensión de
alimentos, sino que también es de carácter obligatorio valorar también las posibilidades económicas de
quien debe prestarlos. Así queda ratificado con el artículo en mención cuando establece que debe existir
proporción entre las necesidades del alimentista y los ingresos de quien debe prestarlos. De esta manera,
“si al momento de fijar la pensión de alimentos se deben tener en cuenta los ingresos del alimentante, y
si la necesidad del alimentista no está restringida a lo estrictamente necesario para sobrevivir sino que
se trata de un concepto subjetivo más amplio, entonces se puede concluir que el verdadero limite a la
pensión de alimentos lo constituye la posibilidad del alimentante u obligado[1]. E incluso esta puede
llegar a afectar la modalidad de pago de la obligación alimenticia que puede ser fijada en dinero o in
natura. Sin embargo, tal como se puede evidenciar de la sentencia impugnada, el señor juez no ha
valorado este segundo presupuesto (posibilidades del obligado), que tal como se exponía en líneas
precedentes, constituye el verdadero límite al fijarse los alimentos; toda vez que el juzgador no ha tenido
en cuenta que el hijo del demandado, JULIO ALBERTO MIRANDA GUZMÁN, tiene a la actualidad
24 años de edad, y ya no cursa estudios profesionales en la Universidad Privada Cesar Vallejo de Trujillo,
sino que se encuentra en dicha casa de estudios universitarios estudiando el curso de ESPECIALISTA
EN REDES CCNA, EXPLORACION V4.0-CISCO CERTIFIED NETWORK ASOCIATE, el mismo
que es posterior a los estudios universitarios que exige una carrera profesional y, que también a la
actualidad debe de haber concluido, por haber excedido el plazo establecido para cada semestre
académico. Asimismo, conforme se aprecia de la constancia de estudios adjuntadas por el demandado, los
gastos escolares de la hija del demandado SHARON MARGARITA MIRANDA GUZMÁN, asciende a
S/. 180.00 (CIENTO OCHENTA Y 00/100 NUEVOS SOLES) mensuales, monto que sería
aproximadamente la pensión alimenticia del alimentista de darse el 15% de los ingresos del demandado
que como sabemos incluye alimentos, vestido, educación y recreación.      
CUARTO: Asimismo, tampoco se ha tenido en cuenta que el órgano jurisdiccional ordenó una medida
cautelar temporal de asignación anticipada, la cual fue acudida por el demandado José Luis Miranda
Vásquez por el monto equivalente al TREINTA POR CIENTO (30 %) DE LA REMUNERACIÓN
MENSUAL QUE PERCIBE COMO MIEMBRO ACTIVO DE LA POLICÍA NACIONAL DEL
PERÚ, incluidas gratificaciones, bonificaciones y demás beneficios con carácter permanente, y que
respecto a dicha medida cautelar, dentro del plazo de ley, el demandado no presentó medio
impugnatorio alguno, por lo que se puede presumir se encontraba conforme con la misma.

QUINTO: Señor Juez, que la recurrente a la actualidad no cuenta con un trabajo estable
y bien remunerado, puesto que debido a la edad en la que se encuentra el menor
alimentista y por su delicado estado de salud, no puede desempeñarse tranquilamente en
un trabajo u oficio, ya que debe dedicarse al cuidado exclusivo de su menor hijo; por lo
cual el monto establecido en la sentencia resulta irrisorio para el mantenimiento del
menor.

III. NATURALEZA DEL AGRAVIO:


Que, la referida sentencia es de naturaleza patrimonial, en ese sentido no fijar una pensión alimenticia
mensual ascendente al TREINTA POR CIENTO (30%) DE LOS HABERES MENSUALES QUE
PERCIBE EL DEMANDADO, a favor del menor alimentista se estaría perjudicando y atentado contra
su derecho constitucional, fundamental e irrenunciable como así está consagrado el derecho a los
alimentos ya que el monto establecido en la sentencia no cubre los gastos que requiere la manutención del
menor.

POR LO EXPUESTO:
A Ud. Sr. Juez, pido se sirva admitir el recurso de Apelación y elevar los actuados al
Superior Jerárquico a fin de que sea examinada y Revocada en su oportunidad.

Castilla, Setiembre del 2020.

También podría gustarte