Está en la página 1de 6

INSTITUTO DE EDUCACION SUPERIOR TECNOLOGICO

PUBLICO

“APARICIO POMARES”

INDUSTRIAS
ALIMENTARIAS
MODULO PROFESIONAL nº 03: Tecnología para productos cárnicos e
hidrobiológicos

Unidad didáctica nº 06: Procesos para productos cárnicos e


hidrobiológicos

DOCENTE: ING LILIANA BALDEON DAMIAN


SEMESTRE: IV
ESTUDIANTE: SOTO VELASQUEZ ZULEMA

2020
I.INTRODUCCION

Los compuestos que contienen nitrógeno son de naturaleza no proteica, solubles en agua y de

bajo peso molecular esta fracción constituye en los teleósteos entre el 9 y 18% del nitrógeno.

Los principales componentes de esta fracción son: bases volátiles como el amoniaco y el óxido

de trimetilamina (OTMA), creatina, aminoácidos libres, nucleótidos y bases purínicas y, en el

caso de peces cartilaginosos, urea.

El OTMA constituye una parte característica e importante de la fracción NNP en las especies de
agua de mar y merece, por lo tanto, una mención más amplia. Este compuesto se encuentra en
todas las especies de peces de agua de mar en cantidades del 1 al 5 por ciento del tejido muscular
(peso seco), pero está virtualmente ausente en especies de agua dulce y en organismos terrestres
(Anderson y Fellers, 1952; Hebard et al., 1989).

II. OBJETIVOS
☺ Reconoser sus compuestos extractables
☺ Reconocer el otma que constituye las especies de agua y mar.
☺ Reconocer que cantidades del tejido muscular ausente en especies de agua dulce y
en organismos terrestres.
III. MARCO TEORICO
Los compuestos extractables que contienen nitrógeno pueden definirse como compuestos de
naturaleza no proteica, solubles en agua, de bajo peso molecular y que contienen nitrógeno. Esta
fracción NNP (nitrógeno no proteico) constituye en los teleósteos entre un 9 y un 18 por ciento del
nitrógeno total.

En la Figura 4.5 se muestra un ejemplo de la distribución de los diferentes componentes de la


fracción NNP en peces marinos y de agua dulce. Cabe señalar que la composición varía no sólo
entre especies diferentes sino también dentro de la misma especie, dependiendo de la talla,
estación del año, muestra de músculo, etc.

Figura 4.5 Distribución del nitrógeno no proteico en el músculo del pez: dos especies marinas con
estructura ósea (A,B), un elasmobranquio (C) y una especie de agua dulce (D) (Konosu y
Yamaguchi, 1982; Suyama et al., 1977)
El OTMA constituye una parte característica e importante de la fracción NNP en las especies de
agua de mar y merece, por lo tanto, una mención más amplia. Este compuesto se encuentra en
todas las especies de peces de agua de mar en cantidades del 1 al 5 por ciento del tejido muscular
(peso seco), pero está virtualmente ausente en especies de agua dulce y en organismos terrestres
(Anderson y Fellers, 1952; Hebard et al., 1989).

Una excepción fue encontrada recientemente en un estudio sobre la percha del Nilo y la tilapia del
Lago Victoria, en las cuales se encontró tanto como 150-200 mg de OTMA/100g de pescado fresco
(Gram et al; 1989).

Aunque se han efectuado muchos trabajos sobre el origen y el papel del OTMA, hay todavía
mucho por esclarecer. Stroem et al. (1979) han demostrado que el OTMA se forma por biosíntesis
de ciertas especies del zooplancton. Estos organismos poseen una enzima (TMA monooxigenasa)
que oxida la TMA a OTMA. La TMA comúnmente se encuentra en plantas marinas, al igual que
otras aminas metiladas (monometilamina y dimetilamina). El pez que se alimenta de plancton
puede obtener OTMA de su alimentación (origen exógeno). Belinski (1964) y Agustsson y Stroem
(1981) han demostrado que algunas especies de peces son capaces de sintetizar OTMA a partir de
TMA, pero esta síntesis se considera de menor importancia.

El sistema de la TMA-oxidasa se encuentra en los microsomas de las células y es dependiente de la


presencia de Dinucleótido de nicotinamida y de adenina fosfato (NADPH):

(CH3)3N + NADPH + H+ + O2 ® (CH3)3NO + NADP+ + H2O

Resulta enigmático que esta monooxigenasa pueda ser encontrada tan extensamente en
mamíferos (en los que se cree funciona como desintoxicante), mientras que en la mayoría de los
peces la actividad de esta enzima es baja o imperceptible.

Un estudio japonés (kawabata, 1953) señala que hay un sistema OTMA-reductor presente en el
músculo de ciertas especies pelágicas.

La cantidad de OTMA en el tejido muscular depende de la especie, estación del año, área de pesca,
etc. En general, las mayores cantidades se encuentran en elasmobranquios y calamares (75-250
mg N/100 g), el bacalao tiene algo menos (60-120 mg N/100 g), mientras que los peces planos y
pelágicos tienen el mínimo. Una extensa recopilación de datos fue hecha por Hebard et al. (1982).
Según Tokunaga (1970), los peces pelágicos (sardinas, atún, caballa) presentan mayor
concentración de OTMA en el músculo oscuro mientras que los demersales, peces de carne
blanca, tienen más alto contenido en el músculo blanco.

En elasmobranquios, el OTMA parece desempeñar un papel en la osmorregulación y ha sido


demostrado que al pasar pequeñas rayas por una mezcla de agua dulce y agua de mar (1:1) se
origina una reducción del OTMA intracelular en el orden del 50 por ciento. En los teleósteos el
papel del OTMA es más incierto.

Se han propuesto varias hipótesis respecto al papel del OTMA, a saber:

· El OTMA es esencialmente un residuo, la forma desintoxicada de la TMA.

· El OTMA es un osmorregulador.

· El OTMA tiene funciones "anticongelantes".


El OTMA no tiene una función significativa. Se acumula en el músculo cuando el pez ingiere
alimentos que contienen OTMA.

Según Stroem (1984), actualmente se acepta el papel osmorregulador del OTMA.

Dado que la presencia del OTMA había sido determinada previamente y virtualmente sólo en
especies marinas, hasta las observaciones publicadas por Gram et al. (1989), se especulaba que el
OTMA, junto con altas cantidades de taurina, podrían tener efectos adicionales por lo menos en
pescados de agua dulce (Anthoni et al., 1990a).

Cuantitativamente, el principal componente de la fracción NNP es la creatina. Cuando el pez está


quieto, la mayor parte de la creatina es fosforilada y proporciona energía para la contracción
muscular.

La fracción NNP contiene también una cierta cantidad de aminoácidos libres. Estos constituyen en
la caballa (Scomber scombrus) 630 mg/100 g de músculo blanco, en el arenque (Clupea harengus)
350-420 mg/100 g y en el capelán (Mallotus villosus) 310-370 mg/100 g. La importancia relativa de
los diferentes aminoácidos varía con la especie. En la mayoría de los peces parecen predominar la
taurina, alanina, glicina y aminoácidos que contienen imidazol. De estos últimos, la histidina ha
concentrado la mayor atención debido a que la misma puede descarboxilarse
microbiológicamente a histamina. Especies activas, veloces, con músculo oscuro como el atún y la
caballa, tienen un alto contenido de histamina.

La cantidad de nucleótidos y fragmentos de nucleótidos en el pescado muerto depende del estado


del pescado.

IV. VITAMINAS Y MINERALES

La cantidad de vitaminas y minerales es específica de la especie y, además, puede variar con la


estación del año. En general, la carne de pescado es una buena fuente de vitamina B y en el caso
de las especies grasas, también de vitaminas A y D. Algunas especies de agua dulce, como la carpa,
tienen una alta actividad tiaminasa razón por la cual el contendido de tiamina en esta especie es
por lo general bajo. Respecto a los minerales, la carne de pescado se considera una fuente
particularmente valiosa de calcio y fósforo, así como también de hierro y cobre. Los peces de mar
tienen un alto contenido de yodo. En los Cuadros 4.5 y 4.6 se indican los contenidos de algunas
vitaminas y minerales. Debido a la variación natural de estos componentes no es posible dar cifras
exactas.

Los principales componentes de esta fracción son: bases volátiles como el amoniaco y el óxido de
trimetilamina (OTMA), creatina, aminoácidos libres, nucleótidos y bases purínicas y, en el caso de
peces cartilaginosos, urea.

El contenido de vitaminas es comparable con el de los mamíferos excepto en el caso de las


vitaminas A y D, que se encuentran en grandes cantidades en la carne de las especies grasas y en
abundancia en el hígado de especies como el bacalao y el hipogloso. Debe señalarse que el
contenido de sodio en la carne de pescado es relativamente bajo lo cual le hace apropiado para
regímenes alimenticios de tal naturaleza.

En los peces de acuicultura, se considera que el contenido de vitaminas y minerales refleja la


composición de los constituyentes en el alimento del pez, aunque los datos deben ser
interpretados con gran cuidado (Maage et al., 1991). A fin de proteger los ácidos grasos
poliinsaturados n-3, considerados de gran importancia tanto para el pez como para la salud
humana, debe añadirse vitamina E en el alimento del pez, como antioxidante. Se ha demostrado
que el nivel de vitamina E presente en los tejidos del pescado se corresponde con la concentración
añadida en el alimento (Waagbo et al., 1991).

V. CONCLUSIONES

Llegamos reconoser que compuestos extractables se utilizan para la bioquimica de pescado

Llegamos a reconocer el otma que constituye algunas especies del agua y mar tambien se
reconocio las cantidades del tejido ausente en especies de agua dulce y organismos terrestre.

VI. BIBLIOGRAFIA

☺ http://www.fao.org/3/v7180s/v7180s05.htm#:~:text=4.4%20Compuestos%20extractables
%20que%20contienen%20nitr%C3%B3geno,-Los%20compuestos
%20extractables&text=Los%20principales%20componentes%20de%20esta,caso%20de
%20peces%20cartilaginosos%2C%20urea.

También podría gustarte