Está en la página 1de 3

La comunicación hacia el cliente es un elemento imprescindible para la existencia

de una microempresa y constituye el centro de interés fundamental y la clave de


su éxito o fracaso.

La comunicación entre los actores que forman parte de este servicio, debe ser
fluida para que ésta sea eficaz y satisfactoria para los usuarios. Las expectativas y
la prestación recibida deben ir de la mano.

La comunicación es parte importante para brindar un servicio excelente. ¿Por


qué? Porque de la comunicación que reciben los clientes, ya sea por parte de la
empresa o de otros fuera de la empresa (como puede ser la recomendación de un
amigo), el cliente va formando sus expectativas respecto al servicio que va a

recibir.
Es la persona más importante de la organización
No depende de nosotros, nosotros dependemos de él.
Nos está comprando un producto o servicio y no haciéndonos un favor.

Una empresa exitosa no sólo se mide en relación a su productividad, sino en


función a los deseos y necesidades de sus clientes. La satisfacción de
los clientes es un factor capaz de garantizar la competitividad de la empresa, su
supervivencia y será la clave de su éxito comercial.

Establecer una relación sólida con nuestros clientes es muy importante a la hora
de definir la dirección de nuestra empresa, pues debemos adaptar nuestros
servicios y productos a las expectativas de los clientes, si queremos sobrevivir en
el mundo empresarial.

Por ello es necesario establecer una comunicación eficaz y fluida con nuestros
clientes, mantenerlos informados sobre nuestras actividades, nuestros productos y
también escuchar sus necesidades, sus inquietudes, hacerles saber que son una
parte relevante de nuestro negocio.