Está en la página 1de 4

FACULTAD DE INGENIERIA DE

PROCESOS
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA DE
MATERIALES

CURSO : BIOMATERIALES

TEMA : PROTEÍNAS, PLAQUETAS Y


COAGULACIÓN SANGUÍNEA EN BIOMATERIAL
INTERFACES

ALUMNO: CAHUI MEDRANO OLIVER FRANCO


CUI: 20150921

2020
Proteínas, plaquetas y coagulación sanguínea en
biomaterial Interfaces

Cuando un biomaterial entra en contacto con la sangre, una capa de proteínas


plasmáticas generalmente se adsorbe en la superficie y median las respuestas
biológicas a los biomateriales. La sangre contiene muchos cientos de proteínas
con una amplia gama de funciones y actividades biológicas, y están presentes
en concentraciones muy diferentes. La albúmina, inmunoglobulinas y
fibrinógeno son las proteínas más abundantes en plasma y representan más
del 50% de todas las proteínas plasmáticas. Al considerar la trombosis inducida
por la superficie, la albúmina generalmente se considera inerte frente a la
adhesión y activación plaquetaria.

Otras proteínas plasmáticas como la fibronectina 23,24, vitronectina 25,26, y


factor von Willebrand 27,28, han demostrado ser capaces de mediar la
adhesión de las plaquetas a los materiales cuando se adsorben previamente en
la superficie. Estas proteínas adsorbidas pueden unirse a las plaquetas a
través de receptores de la membrana celular como GPIIb / IIIa , GPIb y otros
receptores, y dicha unión inducirá la adhesión y agregación plaquetarias. La
capacidad de las proteínas para promover la adhesión plaquetaria varía según
los sustratos y las condiciones de flujo. 29 y juega un papel destacado en el
desarrollo de la trombosis inducida por la superficie debido a su función
multifuncional que sirve como ligando para la adhesión plaquetaria, uniendo los
agregados plaquetarios y estabilizando los trombos como polímero de fibrina.

La fibronectina juega poco o ningún papel en la mediación de la adhesión


plaquetaria en superficies de material pre-adsorbidas con plasma normal o
fibrinógeno, pero sí apoya la adhesión plaquetaria en plasma con depleción de
fibrinógeno 34.

Las propiedades de la superficie influyen en la adsorción de proteínas

Entre estos se encuentran la concentración en solución de las proteínas, las


propiedades de la superficie y la «actividad superficial» intrínseca de la
proteína. Propiedades de la superficie que han demostrado ser importantes
energía libre de la superficie y humectabilidad, química de la superficie y grupo
funcional, y topografía y rugosidad de la superficie 37,47,48. Energía superficial
y humectabilidad La introducción de una superficie de biomaterial en la sangre
crea una nueva interfaz entre los componentes celulares y fluidos de la sangre
y el material. La adsorción de proteínas es un proceso impulsado por la energía
que involucra las propiedades tanto de la superficie del sustrato como de las
proteínas mismas.

El cálculo de la energía interfacial de la interacción de las proteínas con la


superficie de la energía libre de la superficie de un biomaterial es útil para
comprender cuantitativamente los mecanismos de adsorción de proteínas en
superficies variadas. La humectabilidad de la superficie impulsada por la
energía de la superficie es un factor clave para determinar la cinética de
adsorción y la cantidad de proteínas adsorbidas en la superficie. Generalmente
ángulo de contacto con el agua se mide y representa por la tensión de
adherencia del agua , , para estimar la humectabilidad de la superficie . Una
definición más precisa de los términos relativos hidrofóbico e hidrofílico para su
uso en biomateriales se derivó además del cálculo de la energía de
humectación, donde la humectación de la superficie hidrofílica gasta> 1,3 kJ /
mol de superficie-sitios y la humectación de superficie hidrofóbica gasta 1
enlace de hidrógeno por molécula de agua, mientras que las superficies
hidrófobas se humedecen con 150 °, denominado superhidrofóbico, debido a
que mejora la repelencia al agua por el aire atrapado entre las estructuras,
mientras que los materiales hidrofílicos se pueden hacer más humectables con
texturizado debido al aumento del área de contacto del líquido con la superficie
114.

Las superficies superhidrófobas o superhidrófilas preparadas mediante la


adición de topografía superficial pueden disminuir o aumentar la adsorción de
proteínas en las superficies dependiendo del tamaño, la forma y la composición
de las características de la superficie y el tipo de proteínas. La Figura 11 ilustra
imágenes SEM y AFM representativas de una superficie PUU texturizada que
tiene un patrón de 500/500 nm. El análisis de estas superficies reveló que la
superficie superior de este patrón de 500/500 nm es solo aproximadamente el
24,5% del área superficial nominal. Las reducciones en el área de contacto de
la superficie reducen la posibilidad de que las plaquetas o bacterias se
adhieran a la superficie.

Otra característica de las superficies texturizadas puede ser un aumento de la


hidrofobicidad de la superficie. Ángulos de contacto con el agua de alcance de
superficie PUU con patrón submicrónico casi 145 °, cerca del
«superhidrofóbico», mientras que el ángulo de contacto del agua para una
superficie PUU de superficie lisa era de solo 93 ° 183. Las superficies
topográficamente modificadas dependen tanto de las características de la
superficie como de las proteínas, como se describe en la Sección 2.2.3. Es
difícil obtener imágenes o detectar directamente proteínas moleculares
individuales en la superficie, especialmente en superficies de biomateriales
poliméricos con topografías texturizadas.

También hemos caracterizado la adsorción de proteínas acopladas con perlas


de nano oro de 6 nm en una superficie texturizada mediante microscopía
electrónica de barrido de emisión de campo y microscopio electrónico de
transmisión . La imagen de FESEM demuestra que las perlas se distribuyen
alrededor de las superficies superior e inferior, y se detectaron más perlas en la
superficie inferior que en la superficie superior de los pilares. Estos resultados
sugirieron que la adsorción de proteínas en la superficie texturizada con pilares
submicrónicos ocurrió no solo en la superficie superior de los pilares, sino
también en las áreas de las paredes laterales e inferiores. Como resultado, la
cuantificación de la adsorción de proteínas por otros métodos debe
normalizarse a toda la superficie, incluidas las paredes laterales de los pilares y
otras características topográficas.

Los resultados demostraron que se adsorbió menos proteína en las superficies


texturizadas, lo que sugiere que la superficie texturizada submicrónica puede
producir microambientes locales heterogéneos en el área de la superficie del
pilar y altera el comportamiento de adsorción de proteínas, lo que da como
resultado diferentes densidades de proteína adsorbida. Adhesión plaquetaria
en la superficie texturizada del biomaterial. La superficie topográfica está
influenciada por las características físicas de la superficie y la composición
química del sustrato.