Está en la página 1de 2

Acto Jurídico y Sus Hechos Voluntarios

Pablo Augusto Zambrano Guerrero

Teoría General Del Derecho

Universidad Simón Bolívar

Para explicar el Acto Jurídico, es necesario seleccionar únicamente a los


hechos jurídicos humanos, ya que el acto jurídico –en estricto- sólo es
generado por el hombre, empero, se requerirá de la voluntad, o no, del
hombre; ello nos conlleva a indicar que los hechos jurídicos humanos pueden
ser voluntarios o involuntarios.

Los Hechos Jurídicos Humanos Voluntarios, son aquellos acontecimientos


que se producen con la voluntad del hombre, a los cuales el derecho le ha
otorgado consecuencias jurídicas.

Pero, además, resulta necesario que dicha voluntad cumpla con la satisfacción
de éstos tres elementos: primero, el discernimiento (aptitud para apreciar),
segundo la intención (querer lo que se sabe), y por ultimo pero no menos
importante, la libertad (Ausencia de presión externa). Por ejemplo: la compra
de un automóvil, el reconocimiento de paternidad de un hijo, etc.

La voluntad del hombre para generar hechos jurídicos se enmarca dentro de la


licitud o ilicitud, a partir de esto se desarrolla la investigación de los hechos
jurídicos humanos voluntarios lícitos e ilícitos.

Los Hechos Jurídicos Humanos Voluntarios Ilícitos, son aquellos


acontecimientos generados con la voluntad del hombre, con relevancia
jurídica, que contraviene el orden público, las buenas costumbres o las normas
imperativas, pues resultan ser prohibidas por el derecho.

En la práctica, estos hechos ilícitos resultan ser atendidos por la Institución


Jurídica de la Ineficacia del Acto Jurídico, la Responsabilidad Civil
(contractual o extracontractual), e incluso, por el Derecho Penal, como delitos,
faltas o infracciones a la ley penal; por ejemplo: un contrato de compra venta
de una pierna humana (contrario a la norma); confeccionar (falsificar) un
documento falso, no cumplir con pagar una deuda (obligación), entre otros.
Por otro lado tenemos los Hechos Jurídicos Humanos Voluntarios Lícitos, son
aquellos acontecimientos generados por la voluntad del hombre, con
relevancia jurídica, acorde al ordenamiento jurídico y conforme al Derecho,
pues son todo lo contrario a los hechos jurídicos ilícitos. Por ejemplo: arrendar
un departamento, contraer matrimonio, otorgar testamento, etc.

Los hechos jurídicos humanos voluntarios lícitos, dentro de lo cual debemos


indicar que, si bien es cierto estos hechos contienen voluntad del hombre,
también, es cierto que dicha voluntad (voluntad interna) puede estar limitada a
que no genere efectos jurídicos, para ello será necesario que el hombre declare
su voluntad (voluntad externa) de allí que, los hechos jurídicos humanos
voluntarios lícitos se otorguen con declaración de voluntad o sin ella.

Los Hechos Jurídicos Humanos Voluntarios Lícitos sin declaración de


voluntad, son aquellos acontecimientos generados por la voluntad del hombre,
con relevancia jurídica, pero que no busca producir efectos jurídicos. Por
ejemplo: Imagínese a un escritor escribiendo una novela pero que no quiere
que sea publicada, en efecto sólo busca hacer lo que le gusta “escribir”, no
quiere que su actuar “escribir” genere efectos jurídicos, como reproducirla y
venderla. Sin embargo, esta situación cambiaría totalmente, si el escritor
escribe una novela por alguien quien le solicitó, publicarlo.

En otra instancia y para concluir tenemos los Hechos Jurídicos Humanos


Voluntarios Lícitos con declaración de voluntad, los cuales son aquellos
acontecimientos generados por la voluntad del hombre, con relevancia
jurídica, que busca producir efectos jurídicos, estos hechos resultan ser todo lo
contrario a los hechos sin declaración de voluntad, ya que, si tomamos el
mismo ejemplo anteriormente presentado, el escritor va a escribir una novela
pero estrictamente para ser publicada por diversas editoriales.