Está en la página 1de 3

“Creencia y actitudes en la sexualidad”

La sexualidad es parte fundamental en cada individuo, que hace relación no solo con los

cambios físicos y mentales que vamos desarrollando en las diferentes de las etapas de nuestra

vida, es algo más complejo, que necesita ir de la mano de valores y amor propio. La

concepción de sexualidad a través del tiempo ha ido cambiando desde creer que solo hacía

referencia satisfacer instintos sexuales, luego opacada por creencias religiosas y más tarde fue

perseguida y reprimida por la sociedad. Siendo considerada un tabú en muchas culturas.

En nuestros días, la manifestación de la sexualidad ocupa un lugar importante dentro de la

vida y se busca desarrollarla de forma plena y racional promoviendo el respeto por la

diferencia, aunque no podemos dejar a un lado que dependiendo del ambiente cultural la

sexualidad está estrechamente relacionada con el conjunto de reglas que reglamentan el estilo

de vida.

Partiendo de los anterior en mi comunidad logré a hacer un acercamiento con algunas personas

de distintas edades, para conocer su punto de vista acerca de la sexualidad, pude evidenciar

que ha dejado a un lado la idea errada del concepto de “Sexualidad” a tal punto que es un tema

del cual se habla con mayor normalidad y conocimiento. Algo que me llamo mucho la fue

escuchar la opinión de una mujer de 56 años quien me comento que nunca tuvo la

oportunidad de hablar con su madre acerca de los cambios físicos que iba a tener en su

adolescencia, que le tomó por sorpresa su primera menstruación, que nunca le hablaron de

métodos anticonceptivos y que era mal visto que una mujer planificara. Otra persona fue una

adolescente de 15 años ella me expuso “Que la sexualidad para ella significaba una serie de

cambios físicos y mentales, con el cual se van adquiriendo una mayor madurez. que debe ir
acompañado de respeto y aceptación de nosotros mismos. otra de la persona con las que logre

hablar es un joven de 25 años, quien me hablo de “la importancia de hablar de la sexualidad

sin tabúes, que debería darse más clases de educación sexual en Instituciones Educativas

para evitar embarazos no deseados y posibles abusos sexuales.

También hable con un niño de 11 años le pregunte ¿Si los niños y niñas tienen los mismos

derechos? el me respondió lo siguiente: si, los niños y niñas tienen los mismos derechos por

que son personas y ninguno tiene porque ser excluido.

Hubo otra opinión de un hombre de 42 años quien me dijo “Que él no estaba con la

homosexualidad que respeta su condición, pero no lo comparte. Además, agredo que los

niños y niñas no pueden compartir los mismos juegos, que este tipo de conductas fomenta la

homosexualidad”

Esta última realmente me sorprendió, creo que los niños y niñas son libres de jugar lo que les

guste, independiente de su género, toda persona es libre de vivir plenamente su sexualidad

sanamente sim ser juzgado. que debe hablarse aun mas de la sexualidad en nuestro medio

encaminando a buscar el respeto por la diferencia.

Podría concluir que estamos dando grandes pasos en el tema de la sexualidad, pero aun nos

falta mucho para alcanzar sociedad mas trasparentes y sin prejuicios que le permita a

nuestros niños jóvenes expresarse libremente.

La sexualidad es una parte normal, saludable y natural de quienes somos a través de cada

etapa de la vida. Nuestra sexualidad no sólo incluye el comportamiento sexual pero también el

género, los cuerpos y cómo funcionan, y nuestros valores, actitudes, crecimientos y


sentimientos de la vida, el amor y la gente en nuestras vidas. Los jóvenes aprenden sobre su

sexualidad desde el día que nacen. Es importante dejar que los niños se sientan bien acerca de

su sexualidad desde el principio. Así es más fácil que hacen preguntas en el futuro sobre sexo.

Los padres pueden utilizar muchos temas diferentes para iniciar conversaciones sobre la

sexualidad – las relaciones, la comunicación, el respeto, la imagen corporal, la intimidad y el

comportamiento sexual – como una manera de compartir los valores y la información basado

en los hechos que permita a los jóvenes a hacerse cargo de sus vidas, tener relaciones

amorosas y tomar decisiones más saludables, más seguros, y mejor informados en relación con

la sexualidad.

La sexualidad evolucionó junto con la mentalidad del ser humano, comenzó en la prehistoria

como una simple satisfacción del impulso reproductivo, luego ocupó un sitio en las creencias

religiosas y más tarde fue perseguida y reprimida por la sociedad.

En la actualidad, la civilización intenta desarrollarla de una manera plena y racional. En

nuestros días, la manifestación de la sexualidad ocupa un lugar importante dentro de la vida

cotidiana. El cuidado por desarrollarla en forma libre y plena se hace cada vez más evidente y

necesaria en la civilización moderna.

Sobre la evolución sexual del ser humano, hablamos esta semana con Almudena Martínez

Ferrer, sexóloga de Bread and Sex.