Está en la página 1de 13

Primera Guerra Mundial

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Primera Guerra Mundial

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Soldados australianos en 1917 durante la tercera


batalla de Ypres. El osario de Douaumont, cementerio para soldados caídos en Verdún.
Aviones alemanes Albatros D.III en Francia, 1917. Soldados rusos en Petrogrado durante la
Revolución de Febrero. Dos soldados británicos con máscaras antigás y una ametralladora
Vickers en la batalla del Somme de 1916. Trinchera alemana conquistada por los aliados en el
Somme.

28 de julio de 1914-11 de noviembre de 1918 (4 años, 3 meses y 14


días)
Fecha
Tratados de paz[mostrar]
Europa, África, Oriente Medio y brevemente en China, las costas de
Lugar
América y las islas del océano Pacífico
Asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo el
28 de junio de 1914, declaración de guerra por parte del Imperio
Casus belli
austrohúngaro a Serbia, y movilización rusa contra el Imperio
austrohúngaro el 29 de julio.
Resultado Victoria aliada
Consecuencias  Disolución de los imperios alemán, austrohúngaro, otomano y
ruso.
 Inicio de la Revolución rusa y la Guerra civil rusa, el colapso
del Imperio ruso y por consecuente la formación de la Unión
Soviética
 Creación de la Sociedad de Naciones

(más...)
 Formación de nuevos países en Europa y Oriente Medio
Cambios  Transferencia de colonias alemanas y otras regiones del antiguo
territoriales Imperio otomano a los Aliados u otros poderes

Beligerantes
Aliados

Francia
Potencias Centrales  Imperio británico
 Imperio austrohúngaro
Imperio ruso (1914-1917)
 Imperio alemána
Reino de Italia (1915-1919)
 Imperio otomano
Estados Unidos (1917-1918)
Reino de Bulgaria (1915-1918)
 Bélgica
Apoyadas por: Imperio del Japón
Reino de Grecia (1917-1918)
Reino de Montenegro
Emirato de Jabal Shammar
Reino de Rumania (1916-1918)
Estado de Dervish
Reino de Serbia
Sultanato de Darfur
Primera República Portuguesa (1916-1918)
República Democrática de Azerbaiyán
Reino del Hiyaz (1916-1918)
República de China (1917-1918)
... y otros
Siam (1917-1918)

... y otros
Figuras políticas
Raymond Poincaré
René Viviani
Georges Clemenceau
Jorge V del Reino Unido
Herbert Henry Asquith
Francisco José I
David Lloyd George
Carlos I
Nicolás II de Rusia
Guillermo II de Alemania
Víctor Manuel III
Mehmed V
Woodrow Wilson
Mehmed VI
Fernando I de Rumania
Fernando I de Bulgaria
Pedro I de Serbia
Yoshihito
Eleftherios Venizelos
Alberto I de Bélgica
Józef Piłsudski
Comandantes
Franz Conrad von Hötzendorf Philippe Pétain
Joseph Joffre
Ferdinand Foch
Louis Franchet d'Espèrey
Helmuth von Moltke Robert Nivelle
Erich von Falkenhayn John Jellicoe
Paul von Hindenburg Douglas Haig
Erich Ludendorff Nikolái Ivánov
Alfred von Tirpitz Nicolás Nikoláyevich Románov el Joven
İsmail Enver Alexéi Brusílov
Mehmed Talat Luigi Cadorna
Ahmed Cemal Armando Diaz
Nikola Zhekov Gomes da Costa
John J. Pershing
Constantin Prezan
Radomir Putnik
Fuerzas en combate
12 000 0001
8 841 5412
8 660 000
5 615 140
4 743 826
11 000 0001
7 800 000
1 234 000
800 000
2 998 321
707 343
380 000
1 200 000
250 000
95 8673
• 65 166 en Francia
• 30 701 en África4
Bajas
7 143 000 9 150 000
• 1 774 000 muertos • 1 700 000 muertos
• 4 216 000 heridos • 4 950 000 heridos
• 1 153 000 prisioneros de guerra y • 2 500 000 prisioneros de guerra y
desaparecidos1 desaparecidos1
7 020 000 6 161 000
• 1 200 000 muertos • 1 358 000 muertos
• 3 620 000 heridos • 4 266 000 heridos
• 2 220 000 prisioneros de guerra y • 537 000 prisioneros de guerra y desaparecidos1
desaparecidos1 3 190 000
• 908 000 muertos
• 2 090 000 heridos
• 192 000 prisioneros de guerra y desaparecidos1
2 197 000
• 650 000 muertos (42 391 en Francia, Albania o
Macedonia)4
• 947 000 heridos
• 600 000 prisioneros de guerra y desaparecidos1
326 000
• 117 000 muertos
• 204 000 heridos
• 5000 prisioneros de guerra y desaparecidos1
20 973
• 7222 muertos
• 13 751 heridos4
Primera Guerra Mundial→ Segunda Guerra Mundial
[editar datos en Wikidata]
[ocultar] 
Teatros de operaciones de la Primera Guerra Mundial
1914-1918
 Europa
o Frente Occidental
o Frente Oriental
o Frente Balcánico
o Frente Italiano
 Oriente Próximo
o Cáucaso
o Galípoli
o Mesopotamia
o Sinaí y Palestina
o Persia
o Rebelión árabe
 África
o Norte de África
o Este de África
o Sudoeste de África
o Oeste de África
 Extremo Oriente y el Pacífico
 Guerra naval
 Guerra aérea

La Primera Guerra Mundial, anteriormente llamada la Gran Guerra,b fue una


confrontación bélica centrada en Europa que empezó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11
de noviembre de 1918, cuando Alemania aceptó las condiciones del armisticio.

Recibió el calificativo de «mundial» porque se vieron involucradas todas las grandes


potencias industriales y militares de la época, divididas en dos alianzas.7 Por un lado, la
Triple Alianza formada por las Potencias Centrales: el Imperio alemán y Austria-Hungría.
Italia, que había sido miembro de la Triple Alianza junto a Alemania y Austria-Hungría, no
se unió a las Potencias Centrales, pues Austria, en contra de los términos pactados, fue la
nación agresora que desencadenó el conflicto.8 Por otro lado se encontraba la Triple
Entente, formada por el Reino Unido, Francia y el Imperio ruso. Ambas alianzas sufrieron
cambios y fueron varias las naciones que acabarían ingresando en las filas de uno u otro
bando según avanzaba la guerra: Italia, el Imperio del Japón y Estados Unidos se unieron a
la Triple Entente, mientras el Imperio otomano y el Reino de Bulgaria se unieron a las
Potencias Centrales. Más de 70 millones de militares, de los cuales 60 millones eran
europeos, se movilizaron y combatieron en la entonces guerra más grande de la historia.910

Hasta antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, esta guerra era llamada «Gran
Guerra» o «Guerra Mundial»,111213 expresión esta última que en Alemania comenzó a
utilizarse desde su comienzo (Weltkrieg), aunque solo se generalizó en Francia (Guerre
Mondiale) y en el Reino Unido (World War) en la década de 1930, mientras que en Estados
Unidos la denominación se impuso a partir de su intervención en 1917,14 ya que allí se la
conocía como «Guerra Europea».15

Aunque el imperialismo que venían desarrollando desde hacía décadas las potencias
involucradas fue la principal causa subyacente, el detonante del conflicto se produjo el 28
de junio de 1914 en Sarajevo con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de
Austria,1617 a manos de Gavrilo Princip, un joven nacionalista serbio.1819 Este suceso desató
una crisis diplomática cuando Austria-Hungría dio un ultimátum al Reino de Serbia y se
invocaron las distintas alianzas internacionales forjadas a lo largo de las décadas anteriores.
En pocas semanas, todas las grandes potencias europeas estaban en guerra y el conflicto se
extendió a muchas otras áreas geográficas.

El 28 de julio, los austrohúngaros iniciaron las hostilidades con el intento de invasión de


Serbia.2021 Mientras Rusia se movilizaba, Alemania invadió Bélgica, que se había declarado
neutral, y Luxemburgo en su camino a Francia. La violación de la soberanía belga llevó al
Reino Unido a declarar la guerra a Alemania. Los alemanes fueron detenidos por los
franceses a pocos kilómetros de París, y se inició una guerra de desgaste donde las líneas de
trincheras apenas sufrirían variación alguna hasta 1917. Este frente es conocido como
frente occidental. En el frente oriental, el ejército ruso logró algunas victorias frente a los
austrohúngaros, pero fueron detenidos por los alemanes en su intento de invadir Prusia
Oriental. En noviembre de 1914, el Imperio otomano entró en la guerra, lo que significó la
apertura de distintos frentes en el Cáucaso, Mesopotamia y el Sinaí. Italia y Bulgaria se
unieron a la guerra en 1915, Rumania en 1916 y los Estados Unidos en 1917.

Tras años de relativo estancamiento, la guerra empezó su desenlace en marzo de 1917 con
la caída del gobierno ruso tras la Revolución de Febrero y la firma de un acuerdo de paz
entre la Rusia revolucionaria y las Potencias Centrales después de la Revolución de
Octubre, en marzo de 1918. El 3 de noviembre de 1918, el Imperio austrohúngaro firmó un
armisticio. Tras una gran ofensiva alemana a principios de 1918 a lo largo de todo el frente
occidental, los Aliados hicieron retroceder a los alemanes en una serie de exitosas
ofensivas. Alemania, en plena revolución, solicitó un armisticio el 11 de noviembre de
1918, poniendo fin a la guerra con la victoria aliada.

Tras el fin de la guerra, cuatro grandes imperios dejaron de existir: el alemán, el ruso, el
austrohúngaro y el otomano. Los Estados sucesores de los dos primeros perdieron una parte
importante de sus antiguos territorios, mientras que los dos últimos se desmantelaron. El
mapa de Europa y sus fronteras cambiaron por completo y varias naciones se
independizaron o se crearon. Al calor de la Primera Guerra Mundial se fraguó la revolución
rusa, que concluyó con la creación del primer Estado en la historia autodenominado
socialista: la Unión Soviética.

Tras seis meses de negociaciones en la Conferencia de Paz de París, el 28 de junio de 1919


los países aliados firmaron el Tratado de Versalles con Alemania, y otros a lo largo del
siguiente año con cada una de las potencias derrotadas. Más de nueve millones de
combatientes y siete millones de civiles perdieron la vida (el 1 % de la población
mundial),2223 una cifra extraordinaria, dada la sofisticación tecnológica e industrial de los
beligerantes. Es el quinto conflicto más mortífero de la historia de la Humanidad.c La
convulsión que provocó la guerra allanó el camino a grandes cambios políticos, sociales y
económicos, con revoluciones de un carácter nunca visto en varias de las naciones
involucradas.24 Se fundó la Sociedad de Naciones, con el objetivo de evitar que un conflicto
de tal magnitud se repitiese; sin embargo, dos décadas después estalló la Segunda Guerra
Mundial. Entre sus razones se pueden señalar: el alza de los nacionalismos, una cierta
debilidad de los Estados democráticos, la humillación sentida por Alemania tras su derrota,
las grandes crisis económicas y, sobre todo, el auge del fascismo.

Índice
 1 Antecedentes
o 1.1 Imperialismo y colonialismo europeo
o 1.2 Sistema de alianzas
o 1.3 La Paz armada
o 1.4 Conflictos y equilibrio de poderes
 2 Preludio
o 2.1 Asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo
o 2.2 Crisis de julio
 3 La guerra
o 3.1 1914
 3.1.1 Campaña serbia
 3.1.2 Ofensiva alemana sobre Bélgica y Francia
 3.1.3 Apertura del frente oriental
 3.1.4 Entrada del Imperio otomano
 3.1.5 Asia y el Pacífico
 3.1.6 África
o 3.2 Guerra naval
o 3.3 1915
 3.3.1 Frente occidental
 3.3.2 Frente oriental
 3.3.3 Campaña de Galípoli
 3.3.4 Entrada de Italia en la guerra
 3.3.5 Otros frentes y sucesos
o 3.4 1916
 3.4.1 Frente occidental
 3.4.1.1 Batalla de Verdún
 3.4.1.2 Batalla del Somme
 3.4.2 Entrada de Rumanía en la guerra
 3.4.3 Otros sucesos
o 3.5 1917
 3.5.1 Entrada de Estados Unidos en la guerra
 3.5.2 Revolución rusa
 3.5.3 El frente occidental: Alemania a la defensiva
 3.5.4 Otros frentes
o 3.6 1918
 3.6.1 Ofensiva alemana de primavera
 3.6.2 Ofensiva final y victoria aliada
 3.6.2.1 Avance aliado a la línea Hindenburg
 3.6.2.2 Revolución y rendición alemana
 3.6.3 Resto del mundo
 3.6.4 Armisticios y capitulaciones
 4 Reclutamiento
 5 La experiencia de los soldados
o 5.1 Prisioneros de guerra
 6 Apoyo a la guerra
 7 Oposición a la guerra
 8 Tecnología
o 8.1 Guerra terrestre
 8.1.1 Gas venenoso
o 8.2 Naval
o 8.3 Aviación
 9 Aspectos económicos
o 9.1 Economía de guerra e intervención del Estado
 9.1.1 Empeoramiento del frente interior
o 9.2 Consecuencias económicas
 10 Consecuencias de la guerra
o 10.1 Pérdidas humanas
o 10.2 Costes y destrucción
o 10.3 Tratados de paz
o 10.4 Identidades y cambios en las fronteras nacionales
o 10.5 Efectos sobre la salud
o 10.6 Influencia en el ascenso del fascismo y el nazismo
 11 Testimonios, literatura y filmografía
 12 Véase también
 13 Notas
 14 Referencias
 15 Bibliografía
 16 Enlaces externos

Antecedentes
Toda fuerza se agota, la facultad de dirigir la historia no es una propiedad perpetua. Europa,
que la heredó de Asia hace 3000 años, tal vez no la conservará siempre.
Ernest Lavisse, 1890.

Imperialismo y colonialismo europeo

Artículos principales: Nuevo imperialismo, Segunda Revolución Industrial, Primera


globalización y Belle Époque.
Véanse también: Imperialismo, Colonialismo, Reparto de África y Colonización de África.

En 1914, Europa dominaba toda África, con la excepción de Abisinia (actual Etiopía) y
Liberia, una muestra del imperialismo europeo, que también provocó continuas tensiones
entre países durante la colonización del continente, visto como muy desfavorable para Italia
y Alemania y muy beneficioso para Francia y Reino Unido. Otros países como Portugal,
España o Bélgica tenían unas pocas colonias.

En 1914, Europa estaba en el cenit de su dominio mundial. Tras la Revolución Industrial y


la explosión demográfica, Europa había logrado establecer una dominación política,
económica y militar a nivel mundial, basada en una abrumadora superioridad técnica e
intelectual. Reunía a una cuarta parte de la población mundial y cada año cientos de miles
de europeos emigraban a países de Ultramar, una emigración que no hacía sino cimentar el
dominio europeo sobre el resto del mundo.25 A principios del siglo XX, el mundo estaba
configurado para beneficio de Europa y la explotación económica de los territorios fuera
del continente se guiaba sobre la máxima: «dirigida por Europa y para Europa».25 Sin
embargo, en su interior aún existían muchas diferencias: Francia y Reino Unido poseían el
70 % de la mano de obra cualificada y capacidad industrial de todo el continente, por lo que
la dominación de Europa era más bien la de Europa occidental; un selecto grupo de países:
Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia, eran responsables de más del 60 % de
las exportaciones mundiales y detentaban en la práctica el monopolio en la fabricación de
productos manufacturados.25 En vísperas de la Primera Guerra Mundial, Londres ejercía de
«centro de la economía mundial»26 y Europa, la «fábrica del mundo», poseía el dominio
absoluto del comercio internacional y los mercados financieros.26 Sin embargo, antes de
1914 esta hegemonía ya amenazaba con resquebrajarse, producto de las tensiones
imperialistas entre las grandes potencias, el ascenso de Japón en Asia y los Estados Unidos
en América y en su interior la creciente influencia del marxismo y la agitación en aumento
de la clase obrera europea, que amenazaban con subvertir el capitalismo liberal y el orden
social existente.27

El colonialismo europeo afectó a gran parte del mundo, con la excepción de China y otras
naciones orientales que mantuvieron su independencia, también hubo casos de
descolonización exitosos en algunos dominios británicos habitados por colonos o
descendientes de colonos blancos, y en las antiguas y diversas colonias españolas en
América que alcanzaron su independencia en el siglo XIX. El establecimiento del
protectorado francés sobre Túnez de 1881, la ocupación británica de Egipto de 1882 o el
reparto más o menos pactado de África tras la Conferencia de Berlín, animó a las potencias
europeas a la dominación de vastos territorios. Sin embargo, las crecientes tensiones en la
carrera por la conquista de nuevos territorios fuera de Europa intensificaron las rivalidades
y crearon alianzas entre las naciones del continente, en especial desde la década de 1890,
dado que la división del mundo estaba completa y a ella había llegado tarde el Reino de
Italia y el Imperio alemán, por lo que su parte era menor en relación a las demás naciones
europeas.28

Sistema de alianzas

Véanse también: Triple Entente, Triple Alianza (1882) y Relaciones internacionales de las
Grandes Potencias (1814-1919).

Sistema de alianzas en Europa antes de la guerra:


     Triple Entente
     Triple Alianza
     Países neutrales
Durante todo el siglo XIX, las principales potencias europeas hicieron un gran esfuerzo por
mantener el equilibrio de poder en toda Europa, dando como resultado una compleja red de
alianzas políticas y militares en todo el continente para comienzos del siglo XX.29 Aunque
sus orígenes pueden remontarse a 1815, con la formación de la Santa Alianza entre Prusia,
Austria y Rusia, fue en octubre de 1873, con la negociación de la Liga de los Tres
Emperadores, cuando se empezó a fraguar el sistema de alianzas puesto en marcha durante
la Gran Guerra. Ideado por el canciller alemán, Otto von Bismarck, la Liga de los Tres
Emperadores prometía ser una alianza entre las monarquías de Austria-Hungría, Rusia y
Alemania, aunque finalmente fracasó por la falta de acuerdo entre Austria-Hungría y Rusia
sobre la política a seguir en los Balcanes. Esto condujo a la formación de la Doble Alianza
entre Austria-Hungría y Alemania en 1879, vista como una forma de contener la influencia
rusa en los Balcanes, donde el Imperio otomano continuaba debilitándose.30 En 1882, Italia
se unió a la alianza, por lo que se convirtió en la Triple Alianza.31

A lo largo de su gobierno, Bismarck había trabajado por mantener a Rusia del lado alemán,
en un esfuerzo por evitar una guerra en dos frentes contra Francia y Rusia. A pesar de ello,
cuando Guillermo II llegó al trono y se convirtió en káiser, sus diferencias con Bismarck
obligaron a este último a retirarse y su sistema de alianzas fue progresivamente
desmantelado, incluido el Tratado de reaseguro con Rusia, que el emperador se negó a
renovar en 1890. Así pues, solo dos años más tarde se creaba la Alianza franco-rusa para
contrarrestar a la Triple Alianza. Francia deseaba la revancha tras la derrota sufrida frente a
Prusia en la guerra franco-prusiana de 1870-1871. Mientras París estaba asediada, los
príncipes alemanes habían proclamado el Imperio (el llamado Segundo Reich) en el palacio
de Versalles, lo que significó una ofensa para los franceses. La III República perdió Alsacia
y Lorena, que pasaron a ser parte del nuevo Reich germano. Su recuperación era ansiada
por el presidente francés, Raymond Poincaré, lorenés.32 En general, las generaciones
francesas de finales del siglo XIX y, sobre todo, los estamentos militares, crecieron con la
idea nacionalista de vengar la afrenta recuperando esos territorios. Como ejemplo de los
aires que se respiraban en Francia en 1914, solo un 1,5 % de los reclutas del Ejército
francés se resistieron a la movilización,33 en comparación con el 30 % de 1870. Aunque
reacio a establecer alianzas con sus potenciales aliados —rasgo habitual de la política
exterior del Imperio británico, que él mismo denominaba como «espléndido aislamiento»,
Reino Unido temía cada vez más la expansión militar y naval alemana, por lo que en 1904
firmó una serie de acuerdos con Francia, conocidos como la Entente Cordiale y tres años
después firmó la Entente anglo-rusa (1907). Si bien estos acuerdos no representaban una
alianza formal entre el Imperio británico, Francia y Rusia, y en la práctica eran sobre todo
un arreglo respecto a cuestiones coloniales, dieron pie a la posibilidad de que Gran Bretaña
pudiera entrar de parte de Francia o Rusia en futuros conflictos, por lo que este sistema de
acuerdos bilaterales pasó a conocerse como la Triple Entente.30

La Paz armada

Véase también: Paz armada


La construcción del acorazado británico HMS Dreadnought en 1906 reavivó la carrera
armamentista entre las potencias.

Tras la unificación alemana y la fundación del Imperio alemán en 1871, después de la


victoria teutona en la guerra franco-prusiana, el poder industrial y económico alemán creció
enormemente y con él la carrera de armamentos se puso en marcha. Desde mediados de la
década de 1890, el gobierno del emperador Guillermo II empezó a dedicar cuantiosos
recursos económicos para la construcción de la Marina Imperial alemana. Bajo el mando
del almirante Alfred von Tirpitz, la marina alemana pretendía rivalizar con la Royal Navy
británica por la supremacía naval en el mundo.34 Como resultado, las dos naciones
empezaron a competir y a dedicar esfuerzos cada vez mayores en la construcción de buques
capitales. La construcción en 1906 del HMS Dreadnought, un acorazado revolucionario
para la época que volvió obsoletos todos los diseños anteriores a él, amplió la ventaja del
Imperio británico sobre su rival alemán.34 La carrera armamentista entre Reino Unido y
Alemania, aunque los germanos consideraban a Francia su principal rival dentro de las
fronteras europeas, acabó extendiéndose al resto de Europa, y todas las grandes potencias
dedicaron su industria a la producción de equipos y armas necesarias para un futuro
conflicto paneuropeo.35

Así pues, desde mediados de la década de 1870 y hasta 1913 los gastos militares de
Alemania y Reino Unido se triplican, se doblan los franceses y suponen una gran carga en
los presupuestos gubernamentales de Rusia e Italia;36 entre 1908 y 1913 la carrera
armamentística llegó a su apogeo y se estima que los gastos militares aumentaron en ese
lustro en un 50%.37 Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el gasto estatal era escaso en
comparación con el crecimiento experimentado en las décadas posteriores; por ejemplo, en
plena carrera de armamentos con Alemania, el gasto total del Estado británico apenas
suponía un 8 % de la renta nacional y en otros países industriales ajenos a este rearme era
mucho menor, como en el caso de Estados Unidos, cuyos gastos del gobierno federal
apenas supusieron el 2,5% de la renta nacional entre 1900 y 1916.38

Conflictos y equilibrio de poderes

Véanse también: Crisis Balcánica, Primera guerra balcánica y Segunda guerra balcánica.
Un soldado búlgaro junto a su compañero caído durante la primera guerra balcánica, en
1912.

Austria-Hungría precipitó la «crisis bosnia» con la anexión oficial de la provincia de


Bosnia y Herzegovina, un antiguo territorio otomano ocupado desde 1878 por Austria. Esto
enfureció al Reino de Serbia y a su protector, el Imperio ruso, que seguía una política
basada en el paneslavismo y compartía la religión ortodoxa con sus aliados eslavos. Las
maniobras de la diplomacia rusa en los acuerdos de paz provocaron que la región se
desestabilizara, lo que sumado a la fractura que ya existía en los Balcanes, hizo que la
región fuese conocida como el «polvorín de Europa».39 Entre 1912 y 1913, la Liga de los
Balcanes y el Imperio otomano libraron la primera guerra de los Balcanes, cuyo resultado,
plasmado en el Tratado de Londres de 1913, redujo aún más las fronteras del Imperio
otomano, y aumentó las ganancias territoriales de Bulgaria, Serbia, Montenegro y Grecia, al
tiempo que se creaba un nuevo Estado albanés independiente. La segunda guerra de los
Balcanes, producto del ataque búlgaro a Serbia y Grecia del 16 de junio de 1913,
desestabilizó aún más la región40 y la contienda acabó con un reparto territorial
principalmente favorable a los vencedores: Serbia obtuvo el grueso de la Macedonia
septentrional, Grecia de la meridional (incluyendo Salónica), Rumanía la Dobruja
meridional41 y el Imperio otomano Tracia oriental con Adrianópolis.41 Bulgaria, a pesar de
considerar la guerra como una catástrofe, obtuvo una pequeña parte de Macedonia, la
Tracia occidental y territorios al sur de los montes Ródope.42 Mientras, las grandes
potencias europeas soslayaron la situación y fueron capaces de contener los conflictos
balcánicos.

En vísperas de la deflagración que daría comienzo a la guerra, las Potencias Centrales


tenían una producción industrial y un gasto militar significativamente inferior al de la
Entente. En 1914, las Potencias Centrales, incluyendo a Turquía, tenían una población de
138 millones de personas, de las que unos 33 millones de hombres podían ser reclutados
para el combate; por su parte, la Entente y sus colonias agrupaban a 708 millones de
habitantes y unos 179 millones de hombres válidos para la guerra. El gasto militar total de
la Entente en 1913 era aproximadamente el doble que el de las Potencias Centrales, aunque
Alemania tenía un arsenal de artillería mucho más moderno que el de todos sus adversarios,
lo que le daría una ventaja significativa en la futura e inesperada guerra de trincheras.43 El
armamento ligero de la infantería era de una calidad similar en todos los países y tan solo
los británicos poseían rifles superiores a la media. En el mar, la Entente, gracias al Imperio
británico, era muy superior a sus oponentes y un bloqueo naval sobre Alemania era más que
posible. Sin embargo, el aislamiento de Rusia respecto a sus mayores aliados y las ventajas
de las Potencias Centrales por su situación geográfica redujeron la superioridad de la
Entente