Está en la página 1de 30

EL SUEÑO

INFANTIL Y SUS
DIFICULTADES

ESCUELA DE PADRES
C. P Nuestra Señora
del Buen Camino
San Román de los
Montes
Preocupaciones habituales
 Mi hijo no se quiere ir a dormir
 Le cuesta mucho conciliar el sueño
 No quiere dormir solo
 Sólo se duerme con uno de sus padres
 Se levanta demasiado temprano
 Quiere dormir en nuestra cama
 Se despierta muchas veces por la noche
 Se acuesta demasiado tarde
 El niño tiene pesadillas
 Se despierta gritando y no podemos calmarlo
Intentaremos responder a
todas esas preocupaciones
 ¿Qué hacer para que nuestro hijo
se duerma solo?
 ¿Cuántas horas debe dormir el
niño?
 ¿Cómo debemos actuar para que
el momento de dormir no sea
problemático?
 ¿Cómo afrontar las pesadillas y
otras situaciones relacionadas con
el sueño?
 ¿Puede el niño dormir con nosotros?
 ¿Cuándo es conveniente consultar
a un especialista?
Importancia del sueño
 Sirve para descansar y  Influye en:
recuperar energía. - El sistema inmunológico
 Tiene una función y la defensa de
reparadora: se enfermedades.
recomponen tejidos y - En su estado de ánimo
otras estructuras del y bienestar psicológico.
cuerpo que se - En su aprendizaje
deterioran durante el escolar.
día.
 Aumenta la producción
de la hormona del
crecimiento.
Características del sueño
Fases del sueño
Características del sueño
Hábito de adormecimiento
Todas las personas tenemos un hábito de adormecimiento (una forma
de dormirnos). Los niños también. Este hábito lo utiliza el niño para
dormirse al principio de la noche y para volver a conciliar el sueño si se
despierta de madrugada. Cuando este hábito implica dormir fuera de
la cama, en el sofá, en el carrito o dormir con mamá… el niño
necesitará y buscará estas mismas condiciones para volverse a dormir
si se despierta.
Factores que influyen
 Condiciones ambientales
 Bienestar psicológico del niño
 Hábitos alrededor del sueño
 Actividades previas al sueño
 Bebidas excitantes
 Dormir menos horas
 Problemas de salud
¿Cuánto debe dormir un ¿ Cómo saber si mi hijo
niño? duerme lo suficiente?
EDAD HORAS  El niño está alegre y
(mín-máx)
activo durante el día.
3 años 10 – 14 horas
 Signos de que el niño no
4 y 5 años 9 – 13 horas duerme bien:
- Le cuesta levantarse por la
A partir de 6 8 – 10 horas mañana.
años - Está fatigado durante el día.
- Suele estar irritable.
- Presenta problemas para
concentrarse.
- En el colegio trabaja menos que sus
compañeros y se muestra cansado.
Pautas para facilitar el sueño
(Los niños funcionan bien con rutinas porque les hace sentir más seguros)

1. Fijar una hora para estar en la cama.


2. Preparar el momento de ir a la cama.
3. Establecer un ritual previo al momento de
acostarse.
4. Dormir solo y en su cama.
5. Condiciones ambientales adecuadas.
6. Controlar la siesta.
7. Evitar la televisión en el dormitorio.
8. No someter al niño a situaciones estresantes.
1. Fijar una hora para
estar en la cama
- Depende de las necesidades de sueño y de
la hora que tenga que levantarse.
- La hora de acostarse debe variar poco (no más de 15 min
antes o después)
- Se trata de la hora en la que queremos que ya esté en la
cama.
- Que sea regular. Excepciones alguna vez y dejándoselo claro
al niño.
- Al principio para corregir la hora hacerlo progresivamente
(recortar 15 min/sem).
2. Preparar el momento de ir a la
cama
- Suprimir al menos media hora antes de la hora fijada cualquier
tipo de actividad que pueda resultarle excitante al niño
(correr, programa de televisión, videojuegos…)
- Se trata de que sea un tiempo relajado y tranquilo que lo
predisponga para ir a descansar.
- Es un momento privilegiado para hablar con él o leerle un
cuento.
3. Establecer un ritual previo al
momento de acostarse
Antes de irse a la cama los padres de Álvaro le
acompañan a hacer pipí y a lavarse los dientes. Están
con él mientras se pone el pijama y le abren la cama.
Finalmente le dan un beso y las buenas noches.

- Se trata de un momento agradable alrededor de la hora de


acostarse.
- Sobre todo de 3 a 5 años predispone al niño a irse a dormir.
Sirve para que se relaje aún más y abandone la ansiedad que
le supone separarse de los padres en ese momento.
4. Dormir solo y en su cama
La madre de Lucía tiene que acostarse
con ella para que se duerma. Cuando
por fin se queda dormida vuelve a su
cama. Pero en plena madrugada Lucía
comienza a llorar y vuelta a empezar. La
madre resignada tiene que volver a la
cama de su hija hasta que se vuelve a
dormir.

 Si el niño necesita la presencia de sus padres para dormir, también los


necesitará cuando se despierte durante la noche.

 Para facilitar este momento de separación de los padres algunos niños


duermen con un objeto de compañía.
5. Condiciones ambientales
adecuadas
 Sin ruidos
 Sin luz
 Temperatura
adecuada
6. Controlar la siesta
- Debe ser un pequeño descanso de 30 minutos a una hora, no
más.
- La siesta no debe hacerse próxima a la hora de acostarse: el
niño debe despertarse como máximo, unas cinco horas antes
de acostarse por la noche.
7. Evitar la TV en el dormitorio
- Ver la TV en la cama no
ayuda a dormir, al contrario
favorece retrasar cada vez
más la hora de hacerlo.
- Los programas de televisión
suelen mantener la atención
del niño activada.
- Los padres no pueden
controlar los programas que
su hijo ve, que en horario
nocturno no suelen ser aptos
para menores.
8. No someter al niño a
situaciones estresantes
- Esto no tiene que interpretarse como evitar a toda costa
cualquier tipo de contratiempo o concederle todo tipo de
caprichos. Se trata de que evitemos someter al niño a
situaciones continuas de estrés, inseguridad o ansiedad.

1º Reducir el estrés familiar: diferenciar


tiempos de trabajo y familia.
2º Hablar con el niño de su vida, de aquello
que le puede preocupar o interesar.
3º Dedicar tiempo al niño para que se
sienta querido.
Problemas habituales de
3 a 8 años
Niños que
aparecen en
medio de la
noche y se
meten en la
cama de los
padres

Niños que cuando se


despiertan
reclaman la
presencia de los
padres con llantos y
gritos
Por qué se producen
- Un mal hábito de sueño.
- Para los niños pequeños el
momento de dormir es una
situación que les genera
inseguridad:
o Se terminan las actividades
del día.
o Se separa de sus padres sin
saber que es una
separación temporal.
o El niño no sabe que va a
ocurrir a continuación.
Qué pueden hacer los padres
 Adoptar las pautas para facilitar el sueño que hemos propuesto.
 Explicárselo al niño. El niño debe comprender que no se trata de un
rechazo hacia él sino de algo beneficioso.
 Puedes utilizar el siguiente método (nunca antes de los 6 meses).
1. Colocar al niño en la cama con sus cosas para dormir: chupete, peluche, mantita…
2. Despedirse en un tono tranquilo diciendo una frase del tipo “papá y mamá te están
enseñando a dormir. Buenas noches, que duermas bien”.
3. Salir de la habitación pase lo que pase.
4. Si llora o arroja objetos acudir después de unos tiempos breves de espera que se irán
alargando progresivamente. Al entrar recoger lo que haya tirado, colocar al niño y
repetir la frase elegida antes de salir.
5. Cada noche, solo uno de los padres será el encargado de entrar en la habitación
repetir el paso anterior e irse.
6. Al entrar en la habitación el llanto y las llamadas subirán de tono pero esto no debe ser
un impedimento para seguir adelante. Si intentamos ponerlo en práctica y a mitad del
proceso abandonamos, el niño solo aprenderá que si protesta mucho puede conseguir
dormir como quiera.
Y si el niño tiene miedo
 En muchas ocasiones lo que los niños llaman miedo es en realidad
esa inseguridad a la hora de separarse de los padres y el no saber
que ocurrirá a continuación. Este tipo de miedo es normal y se supera
con las pautas que hemos propuesto.

MIEDO A LA OSCURIDAD
- Hacer juegos divertidos con la
habitación a oscuras.
- Dormir con un piloto de luz o dejarle una
linterna en la mesita de noche.
MIEDO A LOS MONSTRUOS
- Dibujar los monstruos que le dan miedo, meterlos todos en una caja y
esconderla en algún lugar.
- Inventar una historia en la que un niño descubre que los monstruos
son buenos.
Problemas habituales
de 9 a 12 años
 El problema más frecuente
suele ser el retraso a la hora
de acostarse, lo que supone
descansar menos horas de
las que necesita.
 El niño se acuesta tarde
entretenido con la televisión,
el ordenador o algún
videojuego.
Qué pueden hacer los padres
 Adoptar las pautas para facilitar el sueño que hemos
propuesto.
 A estas edades no es tan fácil, protestan más y no ceden tan
fácilmente. Por ello es necesario hablar con tu hijo sobre el
tema y negociar con él algunas cosas.
 Los padres deben mostrarse unidos, firmes y actuar sin perder
de vista que están haciendo algo beneficioso para ellos.
Pesadillas Terrores Nocturnos
Está casi amaneciendo. De En las primeras horas de la madrugada,
repente los padres de Marina la los padres de Juan escuchan los gritos
oyen llorar y acuden a la aterradores de su hijo, como si estuviera
habitación. Está despierta, viviendo algo realmente terrorífico.
asustada y cuando llega su mamá Cuando acuden a la habitación
se abraza fuertemente a ella. encuentran a su hijo con los ojos abiertos,
La madre preocupada le sudoroso e incorporado en la cama
pregunta: dando gritos espeluznantes.
_ ¿Qué pasa hija? _¡ Juan, hijo! ¿Qué te pasa? Estamos aquí
_ Que me estaban persiguiendo intentan calmarle los padres angustiados.
unos leones y no podía correr más. Pero Juan parece no darse cuenta de la
_ cuenta la niña entre sollozos. presencia de sus padres. Tras unos
_ No te preocupes hija, es solo un minutos intentando calmarlo sin ningún
sueño, no te pasa nada _ y la éxito Juan vuelve a acostarse y continúa
madre se quedó un rato con ella durmiendo como si nada.
hasta que se tranquilizó. Al día siguiente no recordaba nada de lo
sucedido.
¿ En qué se diferencian?
PESADILLAS TERRORES NOCTURNOS
(+ frecuentes entre 8 y 10 años) (+ frecuentes entre 4 y 7 años)
Sueño terrorífico que termina El niño grita como si viviera una escena
despertando al niño terrorífica, pero no se despierta
El niño reconoce a los padres y se deja El niño no reconoce a los padres y los
consolar por ellos intentos de tranquilizarlo no son
efectivos
Recuerda lo que soñaba Por la mañana no recuerda nada de
los sucedido
Más frecuentes al final de la noche Más frecuentes en las 2-3 primeras
horas de sueño
Por qué se producen
 No hay un causa que los explique, pero existen algunos
factores asociados:
- Situaciones continuadas de estrés
- En las pesadillas, los programas de TV con escenas de
violencia o terror pueden favorecer que el niño tenga
episodios.
- Llegar a la noche demasiado cansado.
- En el caso de terrores nocturnos, que los padres u otros
familiares cercanos hayan padecido estos fenómenos.
 Que un niño tenga este tipo de episodios aislados no debe
preocupar a los padres ni deben asociarlo a que el niño tenga
un problema psicológico.
Cómo actuar ante las pesadillas
 Acudir a consolarle y tranquilizarle, darle seguridad y explicarle que
estaba teniendo un mal sueño.
 En ese momento es mejor no hablar sobre el contenido del sueño.
 Tampoco es conveniente llevarle a la cama de los padres o
acostarse con él.
 Evitar actividades que le puedan excitar demasiado, como
programas de TV violentos o de terror, historias de miedo, hablar de
sucesos..
 Si aparecen con más frecuencia, hablar con el niño del contenido y
tratar de investigar qué le preocupa.
Consultar a un especialista si:
 Son muy frecuentes ( una vez a la semana o más)
 Llegan a provocar en el niño angustia o preocupación hasta el punto
de tener miedo a quedarse dormido por si vuelve a soñar.
Cómo actuar ante los terrores
nocturnos
 Los terrores nocturnos no producen ningún tipo de sufrimiento en el niño ni son
algo dañino para él.
 La actuación es limitada porque, aunque intenten consolarlo o tranquilizarlo,
no responde porque el fenómeno está ocurriendo con el niño profundamente
dormido.
 En todo caso tienen que estar con él, procurando que no se haga daño y en
el caso de que se despierte se muestre menos confuso.
 No despertarlo porque rompería un ciclo de sueño.
 Una vez que el niño vuelva a dormirse, dejarlo tranquilo en su cama.
 Dormir una pequeña siesta a media tarde puede ayudar a que los episodios
de terrores nocturnos sean menos frecuentes.
Consultar a un especialista si:
 Por ser demasiado frecuentes impiden al niño realizar actividades habituales
para su edad, como ir de acampada o dormir con otros familiares o amigos.
 Está afectando significativamente al sueño del resto de la familia.
Sonambulismo
Características: Cómo actuar:
-Se produce durante las 3 o 4 primeras  Reconducirlo a la cama con
horas de sueño, cuando predomina la palabras serenas y breves:
fase más profunda. “vamos a la cama”, “ ven
conmigo”, etc
- En ocasiones ni si quiera se levanta
de la cama. Cuando lo hace, repite  No es recomendable despertarlo
comportamientos que realiza durante porque romperíamos el ciclo del
el día: andar por la casa, beber agua.. sueño.
-Al día siguiente no recuerda nada.  Puede reducir el fenómeno el
hecho de que duerma una
-Este fenómeno aparece a partir de
pequeña siesta. Llegará menos
los 4 años de edad. cansado y el sueño será menos
-Normalmente alguno de los padres profundo.
era sonámbulo o algún familiar  Adoptar algunas medidas de
cercano. seguridad como evitar
-Perturbación benigna. No existe obstáculos o cerrar la puerta de
tratamiento. Desaparece la calle con llave para que no
generalmente en la adolescencia. pueda salir.
GRACIAS
POR
VUESTRA
ATENCIÓN
Araceli Carrillo de la Rosa
ORIENTADORA
C.P. Ntra Sra del Buen Camino
San Román de los Montes