Está en la página 1de 4

Universidad Nacional de La Plata

Facultad de Bellas Artes

Historia del Arte VI

Alumnos:
Arturo Aristizabal
Gonzalo Franco
Agustin Torres

A partir del texto de Herman Melville de 1857, XLI Moby Dick pp. 163-171 elaborar un escrito
argumentativo que evidencie su contenido en temáticas de la propuesta romántica y la posible
relación del texto con una obra pictórica del siglo XIX que exprese las nociones románticas del
escrito.

Luego de hacer la lectura de las tres páginas tratadas en la catedra del escrito de Herman Melvile
de 1857 “XLI. Moby Dick”, encontramos una vinculación de manera potencial con su escrito, en la
obra del pintor londinense Joseph Mallord William Turner. Aunque estas dos expresiones artísticas
fueron realizadas durante el siglo XIX, tuvieron lugar en continentes diferentes dado que el autor
que escribió sobre las peripecias del capitán Ahab y el cachalote blanco era estadounidense y el
paisajista de 1grandes fuerzas cósmicas en la pintura romántica, era inglés. Sin embargo ambas
encarnan la esencia de la propuesta romántica del siglo.

Para evidenciar esto queremos remitirnos en primera instancia en la obra de Turner al cuadro

El incendio de las Cámaras de los Lores y de los Comunes (1835)


132 x 92 cm. Óleo sobre tela

1
De esta forma se refiere Giulio Carlo Argan sobre el tipo de representaciones e intereses de William Turner
en su escrito “el arte moderno 1770-1970” de 1975 pp. 32
En esta obra podemos ver unos canales de agua al lado izquierdo de una construcción.
Sobre dicho asentamiento de agua y al final del edificio tiene lugar un incontrolable incendio que
consume entre brazas incandescentes y humo, parte del edificio.

Hacia el 1835 tiene lugar sobre el lienzo y por medio del óleo, el cuadro del artista londinense
que da cuenta del planteamiento de un nuevo absoluto, uno en el cual se trataría particularmente
la relación del hombre con la naturaleza. En la obra de Turner, se hace presente la influencia del
paisajismo en el romanticismo alemán propio de Caspar David Friedrich pintor oriundo del
nordeste de Alemania que representaba una nueva forma de concebir aquello en lo que el hombre
no tenía leyes, como en la grandiosidad de la naturaleza. 2Friederich en junio del mismo año en
que se realizó la pintura anteriormente citada, se enfrentaría a un derrame sanguíneo que le
causaría una suspensión súbita y completa de la acción cerebral.
Sin embargo en la obra de Turner la naturaleza no adquiere una representación pasiva para la
posible contemplación de sus magnitudes y exaltación de su belleza. Está por el contrario desgarra
los límites de la credibilidad humana y se transforma en su máxima expresión de poderío e
incontenibilidad, sería la misma sobre la que Herman Meville escribiría veintiún años después en
Moby Dick al describir como la majestuosidad y figura del cachalote blanco excedía la
comprensión humana.
“en ciertos espíritus de credulidad a toda prueba, esta creencia tenía ciertos visos de realidad,
alegando que los secretos de las corrientes de los mares no han sido divulgadas todavía, ni por las
más sabias investigaciones.”p. 166.

Por medio de este ejemplo se hace evidente la combinatoria de géneros propuesta por el
romanticismo de siglo XIX e impulsada desde diferentes campos, la poesía podía alcanzar y
participar al nivel de la pintura y en la pintura puntualmente el artista adquiriría la libertad de
realizar su obra a partir de la singularidad de su experiencia personal con el entorno, la naturaleza
y el mundo en general en el que se encuentra, desligándose completamente con la imposición de
una institución que enmarcaba la elaboración de su obra en un estilo y tipo de representación
particular.
Configurando la propuesta de la superación del yo abriendo la posibilidad al hombre universal y
cosmopolita y en esta medida se comprendería al artista como aquel que tiene una región propia
sobre su visión original del infinito.

Teniendo en cuenta lo anterior podemos agregar en nuestro análisis la visión y propuesta de Jan
Bialostoki sobre la elaboración de nuevos temas en el arte y como resultado de ello una nueva
actitud de la que se apropiaba el hombre ante la existencia humana y lo que consideraba sus
problemas fundamentales.

2
Friedrich, Caspar David. (S.f). Recuperado el 24 de septiembre de 2014, de
http://www.artehistoria.jcyl.es/v2/personajes/1974.htm
Para precisar en ello quisiéramos referirnos a otra obra de Turner y debajo de ella al aparte que
vinculamos directamente con dicha pintura, en el escrito de Melville.

El Naufragio (1805). 170,5 x 241,5 cm. Óleo sobre lienzo

“Piensen, en consecuencia, a que grado debía llegar el loco y ardiente furor de los pescadores más
encarnizados cuando se veían obligados a nadar entre los restos de sus balleneras y los dispersos
miembros de sus compañeros destrozados, bajo un sol sereno y exasperante, que continuaba
luciendo como si se tratara de un bautismo o una boda” Melville 1857 p.167

La particularidad del fragmento que tomamos de ambas obras nos permite explicar en un principio
como en su análisis Bialostoki aborda la elaboración de escenas salvajes de la vida marítima
conteniendo una fuerte vinculación con la iconografía tradicional realizada durante el siglo XVIII.

Lo peculiar en el caso expuesto anteriormente en la obra de Turner y Meville, lo encontramos a


partir de la experiencia sublime de la vivencia de un naufragio. En la parte literaria, el autor
Neoyorkino describe por medio de sus líneas la situación de impotencia y miedo que genera en los
marineros el enfrentarse ante el poderío del océano.
Considerando la tesis de Bialostoki en su escrito “Estilo e iconografía en el capítulo; iconografía
romántica” de 1972 sobre lo rico del arte durante el siglo XIX y la posible variedad de voces
polifónicas, encontraríamos a Turner y Melville en la configuración de un repertorio de imágenes
simbólicas que manifestaban los problemas existenciales del hombre, puntualmente lo que el
autor entiende por “ 3la lucha del hombre contra las fuerzas de la naturaleza, su relación con los
fenómenos incomprensibles para el etc. Así pues, se trataba de imágenes que eran la expresión
artística de mitos creados por la humanidad al principio de su vida psíquica”. Esto nos da pie para
plantear la importancia de “Moby Dick” en su elaboración como mitología que permanecía viva y
real ante los marineros. Que buscaban explicar la vida en su labor como navegantes y la relación
que tenían con la imponencia de la mar en la que los acogía la mayor parte de su existencia.

A nivel artístico esto desemboca en símbolos, atributos y alegorías que expandieron radicalmente
sus posibilidades al salir de la contención exclusiva de la institucionalidad y el marco ideológico, en
Moby Dick por ejemplo la figura del capitán Ahab, encierra todas las posibilidades e
imposibilidades y trastornos mentales y humanos ante el poderío de la naturaleza, cabe como
epilogo la frase de Jan Bialostoki.

“este cargar las propiedades las propiedades emocionales y simbólicas de un mito sobre una
aventura privada, es algo muy característico del romanticismo” Bialostoki (1972). Pp.161

3
Bialostoki. J. (1972). Estilo e iconografía: iconografía romántica, contribución a una ciencia de las
artes .Barcelona