Está en la página 1de 2

DESARROLLO CONCEPTUAL DE LA METODOLOGÍA DE LA GESTIÓN PARA RESULTADOS

PARA EL DESARROLLO.

Marco conceptual de: Gestión Financiera – auditoría y adquisiciones, Monitoreo y


Evaluación

La Metodología de la Gestión Para Resultados para el Desarrollo - GpRD - consta de 5


pilares: Planificación orientada a resultados, Presupuesto por resultados, Gestión
financiera pública, Gestión de programas y proyectos y Seguimiento y evaluación.

Tal como se ha venido planteando, esta metodología se soporta en cinco pilares que se
visibilizan gráficamente de la siguiente forma:

El pilar de Gestión Financiera – auditoría y adquisiciones, como su nombre lo indica,


está formado por tres componentes interrelacionados: la gestión financiera pública
(GFP), la auditoría y las adquisiciones.

La Gestión Financiera Pública es el conjunto de principios, normas, dependencias y


procedimientos que intervienen en las operaciones necesarias para la captación de
recursos (ingresos) y la aplicación de estos (egresos).

En este escenario, se inicia la efectividad de una Administración Municipal en donde se


es eficaz y eficiente para la captación; igualmente la aplicación debe conducir la
obtención de los objetivos con el valor público como foco de actuación.

Para nuestro estudio, se hará el análisis conceptual desde el desarrollo de cuatro


elementos:

 Gestión de las finanzas públicas


 Sistemas integrados de administración financiera
 Control interno
 Contratación pública

Gestión de las finanzas públicas

Para la correcta aplicación de la Metodología de la Gestión para Resultados para el


Desarrollo – GpRD –, se consideran dos aspectos que son esenciales e imprescindibles:

 La integralidad en la ejecución de la gestión.


 La total claridad en cuanto a los niveles de actuación del ámbito nacional,
departamental y municipal.
La Gestión de las Finanzas Públicas está integrada, entre otros, por:

a. Contabilidad
b. Presupuesto
c. Crédito Público o Administración de la deuda
d. Tesorería
e. Servicios Tributarios
f. Plan de Desarrollo Municipal

Sin desconocer la importancia del Plan de Desarrollo Municipal alrededor del cual giran
las ejecuciones en cada período de una Administración, es el Presupuesto el eje
articulador, dada su doble condición de instrumento para la ejecución de las
actuaciones del ente y Sistema de Administración Financiera.

En anteriores publicaciones fue tratado como un pilar de la GpRD y en este caso se


analiza como Sistema de Administración Financiera.

Para actuar como eje articulador financiero, el Presupuesto debe contar con una
estructura sólida, con funciones muy definidas, autonomía para las ejecuciones y ser
muy eficiente en el recaudo.

Una de las ventajas de adecuar el Presupuesto para que actúe eficientemente como
eje articulador de los ingresos y egresos de la Administración Municipal es evitar al
máximo los actos de corrupción, los cuales se facilitan cuando la información es
fragmentada o duplicada, se presentan transacciones fiscales ocultas o no se tienen los
suficientes mecanismos para confrontar las ejecuciones con la planificación y
administración de dicho presupuesto.

Cuando se trata el tema de los niveles de actuación del ámbito nacional,


departamental y municipal, es necesario afirmar sin lugar a dudas que todo pasa por el
nivel de descentralización y que se resume en la afirmación de Sanguinetti, cuando
dice:

“La descentralización se refiere a las iniciativas de política que implican traspasar


decisiones presupuestarias a las autoridades subnacionales (provincias, regiones,
municipios) elegidas a través de un proceso democrático. Estas decisiones
presupuestarias incluyen la libertad para fijar los niveles y la composición tanto de
gastos como de ingresos, así como la posibilidad de que las entidades subnacionales
puedan elegir libremente su nivel de endeudamiento (Sanguinetti, 2010)”.

También podría gustarte