Está en la página 1de 11

SEMINARIO TEOLÓGICO NAZARENO

CENTRO: SANTA ANA, EL SALVADOR

NOMBRE DEL CURSO: TEOLOGÍA


SISTEMÁTICA III

NOMBRE DEL TRABAJO:


Monografía acerca de la Ética Cristiana.-

NOMBRE DEL FALITADOR:


Licenciado Antonio Rosales Aquino.

NOMBRE DEL ALUMNO:


Jorge Humberto Cuéllar Hernández

Santa Ana, 12 de Julio de 2007


INTRODUCCIÓN
El mundo no tiene claridad en lo que se refiere a algo bueno o algo malo, el
criterio del mundo es que las cosas son buenas dependiendo de si conviene o no.-

La verdadera ética, no debe definirse basándose en tradicionalismo religioso,


tampoco en el relativismo secular, sino basándose en lo principios de Dios que
encontramos en las Sagradas Escrituras.-
A medida que pasa el tiempo, los valores morales interpuestos por la misma
sociedad decaen a cada año, lo que antes era considerado incorrecto, poco a poco a sido
admitido por la sociedad, y en el peor de los casos se ha convertido en una moda o un
mal necesario.-
Lo mas triste es que la iglesia de Jesucristo ha adoptado este decline en los
valores éticos, y sus estándares ya no son tan altos como antes, mas bien, como los
demanda las Escrituras.-

Contra el relativismo la única respuesta que la iglesia tiene es, el radicalismo de


una vida de santidad.- Dios es radical y contundente, no es parcializado, en base al
carácter firme de Dios, se debe distinguir entre lo que es bueno y es malo.-
LA ÉTICA

1. Concepto:
Ética (del latín ethicus y éste del griego clásico ēthikós, «moral, relativo al carácter»)
Es una de las grandes ramas de la filosofía. Tiene como objeto de estudio la moral y la
acción humana. Su estudio se remonta a los orígenes de la filosofía moral en la Grecia
clásica y su desarrollo histórico ha sido diverso.

1.2 La ética, como una rama de la filosofía:


Está considerada como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas de la
conducta humana, y para distinguirse de las ciencias formales, como las matemáticas y
la lógica, y de las ciencias empíricas, como la química y la física.

Las ciencias empíricas sociales, sin embargo, incluyendo la psicología, chocan


en algunos puntos con los intereses de la ética ya que ambas estudian la conducta social.
Por ejemplo, las ciencias sociales a menudo procuran determinar la relación entre
principios éticos particulares y la conducta social, e investigar las condiciones culturales
que contribuyen a la formación de esos principios.

2. BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA ÉTICA:

2.1 Su inicio:
Desde el inicio de la reflexión filosófica ha estado presente la consideración sobre la
praxis (practica). Platón elabora un completo tratado de ética política, la República.
Aristóteles hace el primer tratado de ética, la Ética a Nicómaco, basada en la
convicción de que todo ser humano busca la felicidad (ética eudemónica).

2.2 Aporte de los estoicos:


Los estoicos y los epicúreos propusieron comportamientos morales basados en
principios opuestos: la virtud, vivida con moderación (estoicismo), y la búsqueda del
placer.
La filosofía del estoicismo se desarrolló en torno al 300 a.C. durante los periodos
helenístico y romano. En Grecia los principales filósofos estoicos fueron Zenón de
Citio, Cleantes y Crisipo de Soles. En Roma el estoicismo resultó ser la más popular de
las filosofías griegas y Cicerón fue, entre los romanos ilustres, uno de los que cayó bajo
su influencia.

Sus principales representantes durante el periodo romano fueron el filósofo


griego Epicteto y el emperador y pensador romano Marco Aurelio. Según los estoicos,
la naturaleza es ordenada y racional, y sólo puede ser buena una vida llevada en
armonía con la naturaleza.

Los filósofos estoicos, sin embargo, también se mostraban de acuerdo en que


como la vida está influenciada por circunstancias materiales el individuo tendría que
intentar ser todo lo independiente posible de tales condicionamientos.

2.3 Los filósofos idealistas:


Los filósofos éticos posteriores elaboraron de diversos modos estos principios, hasta la
revolución de Immanuel Kant, que rechaza una fundamentación de la ética en otra
cosa que no sea imperativo moral mismo. Los filósofos idealistas desarrollaron esta
moral del imperativo categórico.

La ética del siglo XX ha conocido aportes importantísimos por parte de


numerosos autores: los vitalistas y existencialistas desarrollan el sentido de la opción y
de la responsabilidad, Max Scheler elabora una fenomenología de los valores.

Autores como Alain Badiou han intentado demostrar que esta principal
tendencia (en las opiniones y en las instituciones), la cuestión de "la ética" en el siglo
XX, es en realidad un "verdadero nihilismo" y "una amenazante denegación de todo
pensamiento".

2.4 Aportes éticos de los filósofos griegos:


En el siglo VI a.C. el filósofo heleno Pitágoras desarrolló una de las primeras
reflexiones morales a partir de la misteriosa religión griega del orfismo. En la creencia
de que la naturaleza intelectual es superior a la naturaleza sensual y que la mejor vida es
la que está dedicada a la disciplina mental, fundó una orden semi - religiosa con leyes
que hacían hincapié en la sencillez en el hablar, el vestir y el comer. Sus miembros
ejecutaban ritos que estaban destinados a demostrar sus creencias religiosas.
En el siglo V a.C. los filósofos griegos conocidos como sofistas, que enseñaron retórica,
lógica y gestión de los asuntos públicos, se mostraron escépticos en lo relativo a
sistemas morales absolutos. El sofista Protágoras enseñó que el juicio humano es
subjetivo y que la percepción de cada uno sólo es válida para uno mismo. Gorgias llegó
incluso al extremo de afirmar que nada existe, pues si algo existiera los seres humanos
no podrían conocerlo; y que si llegaban a conocerlo no podrían comunicar ese
conocimiento. Otros sofistas, como Trasímaco, creían que la fuerza hace el derecho.
Sócrates se opuso a los sofistas. Su posición filosófica, representada en los diálogos de
su discípulo Platón, puede resumirse de la siguiente manera: la virtud es conocimiento;
la gente será virtuosa si sabe lo que es la virtud, y el vicio, o el mal, es fruto de la
ignorancia. Así, según Sócrates, la educación como aquello que constituye la virtud
puede conseguir que la gente sea y actúe conforme a la moral.

3. DIFERENCIA ENTRE ÉTICA Y MORAL:

3.1 Diferencia de terminología:


Conviene diferenciar, no obstante, entre los términos ética y moral: aunque en el habla
común suelen ser tomados como sinónimos, se prefiere el empleo del vocablo moral
para designar el conjunto de valores, normas y costumbres de un individuo o grupo
humano determinado. Se reserva la palabra ética, en cambio, para aludir al intento
racional (vale decir, filosófico) de fundamentar la moral entendida en cuanto fenómeno
de la moralidad o ethos («carácter, manera de ser»). En otras palabras: la ética es una
tematización del ethos, es el poner en cuestión los postulados sobre los cuales se basa la
acción moral, con esta crítica se logra que estos preceptos sean más adecuados a un
determinado proyecto de sociedad.

3.2 Diferencias en sus afirmaciones y juicios:


Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios. Esta sentencia ética, juicio
moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como
'malo', 'bueno', 'correcto', 'incorrecto', 'obligatorio', 'permitido', etc, referido a una acción
o decisión. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a
personas, situaciones, cosas o acciones. De este modo, se está estableciendo juicios
morales cuando, por ejemplo, se dice: "Ese político es corrupto", "Ese hombre es
impresentable", "Su presencia es loable", etc. En estas declaraciones aparecen los
términos 'corrupto', 'impresentable' y 'loable' que implican valoraciones de tipo moral.

3.3 Objeto de estudio de ambas:


La ética estudia la moral y determina qué es lo bueno y, desde este punto de vista, cómo
se debe actuar. Es decir, es la teoría o la ciencia del comportamiento moral. Entre Moral
y ética no existe diferencia pues ambas se ocupan de lo mismo, la moral se acuña a los
problemas religiosos pues al pasar el vocablo ethos del griego al latín, la iglesia se lo
apropia y de esta manera se convierte en la doctrina sobre las acciones buenas o malas
del hombre, al hacer parte de un discurso religioso que las juzga entre buenas o malas.

3.4 Puntualizando:
 La Moral tiene una base social, es un conjunto de normas establecidas en el
seno de una sociedad y como tal, ejerce una influencia muy poderosa en la
conducta de cada uno de sus integrantes. En cambio la Ética surge como tal en
la interioridad de una persona, como resultado de su propia reflexión y su
propia elección.
 Una segunda diferencia es que la Moral es un conjunto de normas que actúan
en la conducta desde el exterior o desde el inconsciente. En cambio la Ética
influye en la conducta de una persona pero desde si misma conciencia y
voluntad.

 Una tercera diferencia es el carácter axiológico de la ética. En las normas


morales impera el aspecto prescriptivo, legal, obligatorio, impositivo,
coercitivo y punitivo. Es decir en las normas morales destaca la presión
externa, en cambio en las normas éticas destaca la presión del valor captado y
apreciado internamente como tal. El fundamento de la norma Ética es el
valor, no el valor impuesto desde el exterior, sino el descubierto internamente
en la reflexión de un sujeto.
4. LA ÉTICA CRISTIANA:

4.1 ¿Qué entendemos por ética cristiana?


La ética cristiana se define como la ciencia y la filosofía de la moral cristiana
(Knudson, Brunner, otros). Para Tillich, ética es la ciencia de la existencia moral del
hombre, es la búsqueda de las raíces de un imperativo moral, los criterios de su
validez, la fuente de sus contenidos y la fuerza para su realización.

En una manera más ampliada, ética cristiana es la respuesta obediente en todas


las esferas de la vida humana al evangelio de Jesucristo. De hecho, ética cristiana es,
como lo diría Kart Barth en la "Humanidad de Dios", la ética evangélica. Es decir, la
vida cristiana en la cual participamos todos los días en una nueva realidad de gracia.
Nueva realidad que parte del perdón y la reconciliación con Dios, hecha posible por
medio de la encarnación de nuestro Señor Jesucristo.

Ética cristiana es la ética del evangelio, es la manera como un individuo y la


comunidad misma de fe existen, por medio de la justificación de sus pecados por la fe y
la gracia de Dios. Es la adopción a la vida de las demandas del Reino de Dios para ser
parte y testimonio de esa nueva realidad. Es la extensión del amor reconciliador
ofrecido por Dios a todos los hombres. Es la vida misma que surge de una nueva
relación con el Creador.

Con todo esto lo que se pretende afirmar es que, la ética cristiana nunca se puede
circunscribir a un marco de reglas y procedimientos por más populares o aceptables que
estos pudieran llegar a ser. La ética cristiana es dinámica, creativa, situacional y, en
algunos casos, hasta impredecible. Porque es el impulso mismo de la divinidad, por
medio del Espíritu Santo, en el corazón de la comunidad de fe, en un diálogo intrínseco
en y con la realidad en la cual estamos insertados

Los modelos éticos de la edad clásica fueron aplicados a las clases dominantes,
en especial en Grecia. Las mismas normas no se extendieron a los no griegos, que eran
llamados barbaroi (bárbaros), un término que adquirió connotaciones peyorativas. En
cuanto a los esclavos, la actitud hacia los mismos puede resumirse en la calificación de
‘herramientas vivas’ que le aplicó Aristóteles. En parte debido a estas razones, y una
vez que decayeron las religiones paganas, las filosofías contemporáneas no
consiguieron ningún refrendo popular y gran parte del atractivo del cristianismo se
explica por la extensión de la ciudadanía moral a todos, incluso a los esclavos.

El advenimiento del cristianismo marcó una revolución en la ética, al introducir


una concepción religiosa de lo bueno en el pensamiento occidental. Según la idea
cristiana una persona es dependiente por entero de Dios y no puede alcanzar la bondad
por medio de la voluntad o de la inteligencia, sino tan sólo con la ayuda de la gracia de
Dios.

La primera idea ética cristiana descansa en la regla de oro: “Lo que quieras que
los hombres te hagan a ti, házselo a ellos” (Mt. 7,12); en el mandato de amar al prójimo
como a uno mismo (Lev. 19,18) e incluso a los enemigos (Mt. 5,44), y en las palabras
de Jesús: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22,21).
Jesús creía que el principal significado de la ley judía descansa en el mandamiento
“amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza y
con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo” (Lc. 10,27).

El cristianismo primigenio realzó como virtudes el ascetismo, el martirio, la fe,


la misericordia, el perdón, el amor no erótico, que los filósofos clásicos de Grecia y
Roma apenas habían considerado importantes.

4.2 El hombre como creación de Dios:


El hombre es un ser ético, a diferencia de los brutos animales, el ser humano esta dotado
por Dios de una mente capaz de razonar y de un albedrío responsable. El animal nace ya
hecho, sigue en su conducta las leyes de la herencia y se adapta por instinto a las
situaciones, mientras que el ser humano se va haciendo progresivamente, escogiendo
continuamente su futuro de entre un manojo de posibilidades, a golpe de deliberación
sobre los valores o bienes a conseguir, que le sirven de motivación para obrar o le
empujan a una decisión en cada momento de la existencia.

Por otro lado el fundamento racional de la ética es la condición de ser creado que
es el ser humano. Fuimos creados por Dios y por El y para El. Se enfatiza la relación
creador – criatura, no una propiedad real. La racionalidad humana es una consecuencia
del amor de Dios y no viceversa.-

Además de la racionalidad encontramos la dignidad del ser humano, esta radica


en su capacidad de dirigirse a Dios, esto es, libertad. El ser humano es digno por que es
amado de Dios y por que el es capaz de amar a Dios.-

4.3 Leyes y principios que definen la ética cristina:


La ley de la naturaleza divina: basado en la declaración de Jesús “Yo soy la
verdad” (Jn. 14.6). Solo a través de Cristo, el hombre puede conocer lo que es
bueno y malo, y no con argumentos puramente humanos y filosóficos.-
La ley del teocentrísmo: “Hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Cor.
10.31). Dios debe ser el centro de nuestras acciones y nuestra vida, de poner otra
cosa en lugar de Dios, nos hace caer en idolatría.- Dios debe ser el centro de mi
familia, trabajo, ministerio, etc. No hacer nada sin tomar en cuenta a Dios en mi
dinámica de vida.-
El principio de convivencia: “todo me es licito; pero no todo me conviene” (1
Cor. 10.23) Si mi acción, que me es permitida no es conveniente para aquellos
que son templo del Espíritu Santo, lo mejor es no hacerla.- Por el bien de la
comunidad, debo renunciar a mis derechos personales.-
El principio de necesidad: Acciones que normalmente se consideran ilícitas,
son permitidas en caso de necesidad básica.- Jesús puso un orden de prioridades
en donde los seres humano son mas importantes que cualquier legalismo
religioso.-
El principio de la selección positiva: “Examinadlo todo; retened lo bueno” (1
Tes. 5.21) Podemos tomar cosas en lo que se refiere a filosofías, cultura,
psicología, etc. Que tienen un aporte positivo para el desarrollo del cristianismo,
pero siempre dentro del marco de la Palabra de Dios, y luego de haberlo
examinado detalladamente.-

4.4 La ética del Creyente o ética evangélica:


La ética cristiana esta afincada en la vida eterna, en la vida divina; tanto que la vida del
cristiano es "participe de la naturaleza divina" ("Por medio de las cuales nos ha dado
preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la
naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la
concupiscencia." 2 Pedro 1:4), es decir, de la conducta moral de Dios. De este concepto
ético que comparte la participación de la naturaleza divina, arranca la temática moral de
la Biblia, desde el primer, "Seréis santos, porque yo soy santo" de Levítico 11:44, hasta
el, "Todo aquel que tiene esperanza en El, se purifica a si mismo, así como El es puro."

4.5 La ética teocratica:


Llamamos Ética Teocrática o Teológica a la que identifica el bien con la voluntad santa
de Dios. Incluye la ética hebrea y cristiana.

El elemento común con las demás éticas es que tratan los mismos temas: la conducta
humana y sus normas. También el mismo propósito: elaborar un sistema de buena
conducta; considerar cuestiones de vida personal y social, y las responsabilidades
cívicas. Por otro lado mientras las demás éticas sacan sus normas de muy diversas
fuentes, ya sea del análisis de la conducta humana (la evolucionista), ya sea de la
especulación metafísica (las trascendentales), ya sea de algún factor de la naturaleza
humana como el placer (hedonismo), la utilidad (utilitarismo), la ética teocratica funda
sus normas en el mismo carácter de Dios, tal como se revela en su palabra.
CONCLUSIÓN

La ética tiene que ver con las con las decisiones personales que cada persona
debe de hacer casi constantemente. Y para ello, el individuo se maneja de acuerdo a
códigos aceptados por los demás o no, y según creencias implícitas o explicitas.

Pero la ética cristina, es más profundos de los actos humanos por que va mas allá
de lo que la sociedad determina y de lo que la ley fija. Lo ético tiene que ver con las
decisiones libres y personales, así como actitudes que humanizan y deshumanizan.

De lo anterior expuesto se concluye que la ética cristiana es una ciencia


teológica; y estudia la conducta humana, pero no desde la perspectiva filosófica,
psicológica, o sociológica, sino de acuerdo con la voluntad de Dios tal como ha sido
expresada en las Sagradas Escrituras.-

También podría gustarte