Está en la página 1de 2

Aporte al Tema: “¿La Tolerancia y la Resiliencia, Virtudes individuales o

Colectivas?”

Q:.H:.Víctor Guzmán C.

La Tolerancia en primer lugar la considero la base de la fraternidad, y la buena


convivencia en sociedad, dado que no puede haber verdadera fraternidad y por
ende convivencia, si nos dejamos llevar por nuestros impulsos de personalidad
mal entendida, ego, sentimientos de superioridad sobre nuestros semejantes,
vanidad etc. Esta implica el respeto absoluto al otro, comprendiendo sus
debilidades y errores, formas de ser, pensar y sentir, teniendo en cuenta que cada
ser va aprendiendo según sus vivencias en forma de” ensayo y error”, siendo cada
microcosmo único y tan valido como el nuestro.

Entonces para nosotros CC:.MM:., la tolerancia debe ser el cemento que permite
la unión de los todos los materiales y todas las piedras, del tamaño y formas que
tengan, en la construcción de la Gran Obra a la cual estamos llamados a realizar,
tanto en nosotros mismos y en sociedad.

Pero es sin duda un gran desafío desarrollar y aplicar esta virtud en la vida
profana, conlleva una lucha diaria con los oscuros matices que se asoman
tratando de opacar nuestra alma.

Muchas veces ocurren situaciones que nos afectan e impactan de maneras que no
esperamos, tanto personal como colectivamente, en el hoy, la pandemia global de
COVID19 y hasta hace poco el llamado “estallido social” han provocado en cada
uno de nosotros un estrés severo y prolongado que en menor o mayor medida que
nos han generado situaciones de resistencia y vulnerabilidad.

Es ahí entonces donde de forma innata aparece en nosotros la Resilencia, llámese


una capacidad o un impulso que todos tenemos para hacer frente y poder
adaptarse a las adversidades de la vida. Esta muy relacionada a la Inteligencia
Emocional, por tanto, es distinta en cada uno de nosotros, y como ya mencioné
anteriormente, cada microcosmos personal es único, brillando con luz propia entre
todos los demás.
Esta Virtud que desde siempre ha sido la que ha hecho posible que civilizaciones
enteras hayan podido resistir desastres naturales, cambios sociales y todo tipo de
adversidades, es la que hoy necesitamos más como individuos y como un
colectivo que tiene que la responsabilidad de resistir unidos los embates de esta
pandemia y a futuro la continuación de un cambio que no tiene para cuando
terminar.

Pero este proceso psicológico toma tiempo y esfuerzo, por eso es importante
trabajar nuestra Tolerancia en esta nueva realidad en la cual todos, muchas
veces deseamos que termine, cual mal sueño. Este cemento permitirá la Unión
para que el súmmum de nuestro esfuerzo, motivación y voluntad potencie nuestra
Resilencia para adaptarse cada día mejor esta nueva Normalidad.