Está en la página 1de 6

ORACION PARA PEDIR CAD DIA LO QUE NECESITES AL SEÑOR

Oh señor Jesucristo mi señor, eres mi refugio en momentos de tormento


Eres la paz que llena mi corazón y mi alma, eres la luz que ilumina mis días de
oscuridad
Bendecido Jesús mi señor mi protector. Hoy me levanto con la esperanza, la
ilusiones y la fuerza de tu amor inagotable, te doy las gracias por este nuevo día
en el que necesito de ti, necesito que me auxilies, necesito que me guíes, necesito
que me protejas y me concedas esto que te pido (haga su petición personal)
venerado Jesucristo, señor milagroso y misericordioso. Bendice este día para mi
haz que todos mis proyectos, tareas, peticiones y experiencias sean positivas y
acertadas y tengan un desenlace acertado para mí, bendecido Jesús a ti vengo a
claudicar por esta necesidad que tan importante en este día es para mí. Confió
siempre en ti en tu bondad, en tu fuerza y divinidad por eso comienzo el día con
ilusión, esperanza y buena voluntad.
Prometo ser mejor persona, mas caritativo con quien lo necesita, más tolerante
con mis semejantes, más sincero en mis afirmaciones y más piadoso con mis
enemigos, señor milagroso Jesús de Nazaret hoy será un gran día hoy será un
bello día porque sé que a mi lado estarás, que mis pasos vigilaras y de mis
intereses cuidaras. ¡Gracias señor AMEN!

ORACION PARA PEDIR MILAGRO IMPOSIBLE

Sagrada sangre de nuestro señor Jesucristo. Pura, divina y bendita sangre


milagrosa limpia con ella todos mis pecados, oh Jesús presérvame de todo mal y
lléname de tu inmaculada divinidad. Tu sangre derramada señor que venga a mí y
me purifique, que me de la fuerza necesaria para enfrentar todo lo que obstaculiza
mi camino. Ayúdame Jesús de Nazaret y concédeme esta gran necesidad (haga
su petición) Gracias a tu sangre señor fuimos salvados tus hijos, sálvame ahora en
este preciso momento, y permite que vuelva a sentir ilusión, amor y felicidad Oh
Jesucristo tu sangre sagrada y derramada en la cruz del calvario. Fue nuestra
salvación de por ella vengo a suplicar clemencia, misericordia y bondad sangre de
cristo, sangre gloriosa que nos da fuerza y nos llena de valor, para superar toda
dificultad que nos podamos encontrar. Protégeme señor con tu sangre bendita,
Amado Jesús dame refugio entre tus brazos y vierte sobre mi toda tu bondad.
imprime en la valentía, la fortaleza y la capacidad para enfrentar cualquier
problema o calamidad.
Tu sangre Jesús me hace invencible, me da vida y me llena de esperanza. Tu
sangre inmaculada, pura y sagrada. Bendito sea Jesús y bendita tu sangre.
Libertadora y sanadora de los corazones afligidos poderosa medicina que alivia el
sufrimiento, dame tu auxilio señor, cuando los problemas me asedien, cuando las
adversidades me superen. Cuando no encuentre salida ante las dificultades tu
amor me acompaña por siempre y tu sangre purifica mi alma. Oh, sangre celestial
que nos das el sosiego, nos otorgas el perdón y nos sanas el dolor. Escucha mis
ruegos y atiende mi necesidad. Acudo a ti como mi único salvador, abre las
puertas que tengo cerradas y prende la luz que ilumine mi camino. Solo tu señor
puedes proporcionarme el amparo que preciso. ¡Gracias Amen!

SALMOS 37

1 No te impacientes a causa de los malignos,


    Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.

Porque como hierba serán pronto cortados,
Y como la hierba verde se secarán.

Confía en Jehová, y haz el bien;
Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.

Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.

Exhibirá tu justicia como la luz,
Y tu derecho como el mediodía.

Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
Por el hombre que hace maldades.

Deja la ira, y desecha el enojo;
No te excites en manera alguna a hacer lo malo.

Porque los malignos serán destruidos,
Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.
10 
Pues de aquí a poco no existirá el malo;
Observarás su lugar, y no estará allí.
11 
Pero los mansos heredarán la tierra,
Y se recrearán con abundancia de paz.
12 
Maquina el impío contra el justo,
Y cruje contra él sus dientes;
13 
El Señor se reirá de él;
Porque ve que viene su día.
14 
Los impíos desenvainan espada y entesan su arco,
Para derribar al pobre y al menesteroso,
Para matar a los de recto proceder.
15 
Su espada entrará en su mismo corazón,
Y su arco será quebrado.
16 
Mejor es lo poco del justo,
Que las riquezas de muchos pecadores.
17 
Porque los brazos de los impíos serán quebrados;
Mas el que sostiene a los justos es Jehová.
18 
Conoce Jehová los días de los perfectos,
Y la heredad de ellos será para siempre.
19 
No serán avergonzados en el mal tiempo,
Y en los días de hambre serán saciados.
20 
Mas los impíos perecerán,
Y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros
Serán consumidos; se disiparán como el humo.
21 
El impío toma prestado, y no paga;
Mas el justo tiene misericordia, y da.
22 
Porque los benditos de él heredarán la tierra;
Y los malditos de él serán destruidos.
23 
Por Jehová son ordenados los pasos del hombre,
Y él aprueba su camino.
24 
Cuando el hombre cayere, no quedará postrado,
Porque Jehová sostiene su mano.
25 
Joven fui, y he envejecido,
Y no he visto justo desamparado,
Ni su descendencia que mendigue pan.
26 
En todo tiempo tiene misericordia, y presta;
Y su descendencia es para bendición.
27 
Apártate del mal, y haz el bien,
Y vivirás para siempre.
28 
Porque Jehová ama la rectitud,
Y no desampara a sus santos.
Para siempre serán guardados;
Mas la descendencia de los impíos será destruida.
29 
Los justos heredarán la tierra,
Y vivirán para siempre sobre ella.
30 
La boca del justo habla sabiduría,
Y su lengua habla justicia.
31 
La ley de su Dios está en su corazón;
Por tanto, sus pies no resbalarán.
32 
Acecha el impío al justo,
Y procura matarlo.
33 
Jehová no lo dejará en sus manos,
Ni lo condenará cuando le juzgaren.
34 
Espera en Jehová, y guarda su camino,
Y él te exaltará para heredar la tierra;
Cuando sean destruidos los pecadores, lo verás.
35 
Vi yo al impío sumamente enaltecido,
Y que se extendía como laurel verde.
36 
Pero él pasó, y he aquí ya no estaba;
Lo busqué, y no fue hallado.
37 
Considera al íntegro, y mira al justo;
Porque hay un final dichoso para el hombre de paz.
38 
Mas los transgresores serán todos a una destruidos;
La posteridad de los impíos será extinguida.
39 
Pero la salvación de los justos es de Jehová,
Y él es su fortaleza en el tiempo de la angustia.
40 
Jehová los ayudará y los librará;
Los libertará de los impíos, y los salvará,
Por cuanto en él esperaron.

ORACION PARA ENFERMEDADES


Padre Dios todo poderoso, fuente de la salud y del consuelo que has dicho yo soy
el que te da la salud, acudimos a ti en este momento que por la enfermedad
experimentamos la fragilidad en nuestros cuerpos ten piedad señor de los que
están sin fuerza devuélveles la salud y quedaran sanos, haz efectivos los
tratamientos médicos líbrales de los efectos secundarios de la medicina y haz lo
que la medina no puede hacer, realiza un milagro de tu amor y condésele la
sanidad del cuerpo la paz en el alma para que libres de toda enfermedad que
recobradas las fuerzas puedan servirte mejor a ti y nuestros hermanos lo pedimos
en el nombre de tu hijo Jesucristo con la virgen maría nuestra orando en la fuerza
del espíritu santo a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Mi buen Jesús te alabo y te adoro te amo con todo mi corazón, te agradezco tu
entrega por nosotros en la cruz, acudo ante ti sabiendo que estas siempre de
nuestro lado toda lo vez, todo lo sabes y nunca abandonas tu que concedes vida
en abundancia y eres medico verdadero y dador de salud, tu que eres el buen
pastor y cuidad de tu rebaño, te ruego desciendas y concedas tu protección y
amparo a este ser querido que tanto padece por su enfermedad, apelo a tu infinito
amor y tu bondad y clemencia solicito la gracias de salud para mí que estoy
pasando por este mal momento, tu que dijiste yo soy la resurrección y la vida que
recibiendo y llevando en ti mismo nuestras enfermedades curabas la dolencias y
males de cuanto se te acercaban a ti acudo lleno de esperanza lleno de seguridad
para implorar de tu sagrado y divino corazón.
Señor Jesús compasivo que al ciego de Jericó que sentado junto al camino te
decía a alta voz ¡Jesús hijo de David ten piedad de mí! Le respondiste recupera tu
vista tu fe te ha salvado y al momento pudo ver te pido con toda mi fe señora
devuélveme la salud que estoy pasando por un mal momento omnipotente y
sempiterno Dios eterna salud de los que creen escúchanos en bien de tus siervos
enfermos por quien imploramos el auxilio de tu misericordia a fin de que el
recobrara la salud

También podría gustarte