Está en la página 1de 44

EL INCUMPLIMIENTO DE CONDICIONES IMPUESTAS AL APREHENDIDO

EN FLAGRANCIA PARA LA SUSPENSIÓN CONDICIONAL DEL PROCESO EN


EL JUZGAMIENTO DE DELITOS MENOS GRAVES

Autora: Desireé Vitale Urbina

Abogada de la Universidad Católica Andrés Bello. Egresada del Primer Programa


de Formación para el Ingreso a la Carrera Fiscal. Especialista en Ejercicio de la
Función Fiscal. Especialista en Ciencias Penales y Criminológicas. Diplomado en
Derecho Penal, Derecho Procesal y Derecho Constitucional de la Universidad del
Externado, Colombia.

Dentro de su experiencia laboral se ha desempeñado como: Fiscal Auxiliar


Provisorio Undécimo con competencia en Protección Integral de la Familia, Fiscal
Centésimo Vigésimo Octavo Provisorio del Área Metropolitana de Caracas con
Competencia en Defensa para la Mujer. Ganadora del Primer Concurso de
Credenciales y Oposición para el Ingreso a la Carrera Fiscal. Actualmente se
desempeña como Fiscal Trigésima Séptima del Área Metropolitana de Caracas.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 235


RESUMEN

Esta investigación tiene como propósito analizar los efectos que produce el
incumplimiento de las condiciones impuestas al aprehendido en flagrancia,
cuando es acordada la Suspensión Condicional del Proceso en el Procedimiento
Especial para el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves; en este sentido, a
través de una investigación bibliográfica, de tipo documental y con un nivel
analítico se examina la importancia de investigación como presupuesto para la
búsqueda de la verdad, pasando por el análisis del efecto que produce esta figura
cuando es acordada desde el momento de la flagrancia, que no es otro que la
paralización de la investigación; la cual al presentarse desde el momento de la
aprehensión impide que el Ministerio Público pueda ordenar la práctica diligencias
de investigación más allá de las actuaciones preliminares que acompañan las
actuaciones en flagrancia; en este sentido, si pasado el plazo para que el imputado
cumpla las condiciones, no se verifica dicho cumplimiento, la consecuencia es la
reactivación de la investigación; no obstante, al haber transcurrido un lapso de
entre tres a ocho meses, la posibilidad investigativa del Ministerio Público se
verá mermada, pues el transcurso del tiempo podría ocasionar que las
diligencias indispensables para establecer la responsabilidad del imputado ya
no sean obtenidas, ocasionando que deba solicitarse a favor de éste un
sobreseimiento; evidenciándose en consecuencia, un doble beneficio para aquel
que incumple. Finalmente a través de una investigación documental-jurídica se
concluyó que es indispensable que el fiscal del Ministerio Público desde el mismo
momento en que recibe las actuaciones de la presentación en flagrancia ordene
la práctica de las diligencias de investigación tendentes a establecer la
materialidad del delito de modo tal que en caso de incumplimiento de la
Suspensión Condicional del Proceso el ejercicio de la acción penal no se vea
comprometido por el paso del tiempo.

Descriptores: Flagrancia, Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los


Delitos Menos Graves, Suspensión Condicional del Proceso.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 236


ABSTRACT

This article aims to analyze the effects that the breach of the conditions can
imposed on the apprehended in flagrance, when it is agreed a conditional
suspension of the criminal proceedings under the special procedure for the
trial of misdemeanors. In this context, through bibliographic research,
documentary and analytical level it is analyzed the importance of research as a
precondition for the pursuit of truth, through the analysis of the most important effect
that produce this figure when it is agreed from the moment of the flagrance, which is
none other than the suspension of the investigation, which at present from the
moment of apprehension may prevent the Attorney General Office to order the
practice of any investigative action beyond preliminary proceedings that accompany
the performances in flagrance. In this regard, if the time for the accused to fulfill the
conditions ends, no such compliance is verified, the result is the revival of the
investigation. However, having spent a period of between three and eight months,
the investigative possibility for the public prosecutor will be diminished, because the
passage of time could cause that the necessary diligences to establish the
responsibility of the accused are no longer obtained, causing to be requested in its
favor, the dismiss of the process, thus demonstrating a double benefit for those who
fail to comply. Finally, through a documentary-legal investigation it concluded that it
is essential that the public prosecutor from the moment that receives the
proceedings for the presentation in flagrance, mandates the practice of investigation
diligences to establish the materiality of the offense, so that in case of a breach of
conditional suspension in the exercise of prosecution, it won’t be compromised by
the passage of time.

Descriptors: flagrance, special procedure for p rosecuting misdemeanors,


conditional, suspension of the process.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 237


INTRODUCCIÓN

El debido proceso se erige como una de las garantías más importantes


dentro del proceso penal; de allí que el constituyente hubiere considerado
establecer la misma dentro de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela en el año 1999, indicando que arropa a todos los procesos
independientemente de su naturaleza y que en si misma encuentra inmersa una
serie de derechos; que reconocen su existencia y categoría de derecho humano
fundamental.

En este contexto, se redefine la función del Estado y surgen conceptos como


celeridad procesal y reinserción del procesado o penado según sea el caso, todo
ello vinculado al principio del derecho penal como última ratio. De allí que el Código
Orgánico Procesal Penal (COPP) desde su promulgación en el año 1998 (Gaceta
oficial 5.208 Extraordinario del 23 de enero de 1998), estableciera la creación y
regulación de las Alternativas a la Prosecución del Proceso las cuales surgen como
soluciones prácticas para descongestionar el sistema de justicia.

Dentro del marco de esas Alternativas a la Prosecución del Proceso se


encuentra la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), en la cual el sujeto
señalado como autor o partícipe en la comisión de un hecho punible puede
(en el procedimiento ordinario), desde el momento de la emisión del acto conclusivo
tipo acusación y hasta antes de la apertura del juicio, someterse a las condiciones
impuesta por el tribunal a objeto de una vez cumplidas sea decretado en su
beneficio el sobreseimiento de la causa, evitando de esta manera el
desarrollo de la fase intermedia o de juicio según sea el caso.

Del mismo modo, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) implica


primeramente que el mismo se paraliza hasta tanto se verifique el cumplimiento
de las condiciones impuestas; lo que se traduce en la imposibilidad para el

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 238


Ministerio Público (MP) como director de la investigación y titular del ejercicio de la
acción penal en nombre del Estado, de ordenar la práctica de diligencia de
investigación alguna tendente a establecer la materialidad del hecho punible así
como el establecimiento de la responsabilidad de sus autores y/o partícipes.

Ahora bien, la reforma del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012),
incluyó la creación del Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los delitos
Menos Graves aplicable a una categoría específica de delitos, a los que se le otorga
un tratamiento especial entre lo que destaca, la posibilidad de acogerse a las
alternativas a la prosecución del proceso desde el mismo momento en que es
presentado ante el tribunal una vez que es aprehendido; detención ésta que haya
tenido lugar en virtud de la comisión de un delito flagrante o como consecuencia de
una Orden de Aprehensión dictada por un tribunal, todo ello conforme a lo
establecido en el artículo 44 numeral 1 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999).

Una de las alternativas a la prosecución del proceso a las que tendrá


posibilidad de acogerse, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), y sobre esa
posibilidad de que el imputado se acoja a la aludida medida alternativa a la
prosecución del proceso versa la presente investigación, pues el hecho que sea
acordada la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) desde el momento de la
aprehensión en flagrancia, implica que la investigación que para el momento sólo
cuenta con las actuaciones preliminares producto de la aprehensión flagrante,
quedará paralizada hasta tanto se verifique el cumplimento de las condiciones
impuestas al aprehendido cuyo plazo de cumplimiento puede variar desde tres
hasta ocho meses.

Esta paralización del proceso investigativo no tendría mayores incidencias en


tanto pudiera asegurarse que el imputado cumpla las condiciones, pues respecto a
este operará verificado el cumplimiento, el Sobreseimiento de la causa; y siendo

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 239


que la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) incluye dentro de sus
condiciones de procedencia la retribución material o simbólica a la víctima; ello no
sería más que la verificación de una justicia alternativa que asegure la reinserción
del imputado y la reparación a la víctima sin que exista el ejercicio punitivo del
Estado (derecho penal como ultima ratio).

Sin embargo, en aquellos casos donde se verificara el incumplimiento de las


condiciones impuestas al imputado, las consecuencias serán totalmente
disímiles; pues primeramente el Ministerio Público (MP) transcurrido ya el plazo
referido con anterioridad (de 3 a 8 meses); deberá retomar la investigación
ordenando la práctica de las diligencias de investigación que correspondan y emitir
el acto conclusivo en el plazo establecido por el legislador para estos supuestos, a
saber, sesenta días.

Ello trae consigo una serie de implicaciones que representan el objeto


de estudio del presente trabajo, donde a través del desarrollo de una investigación
bibliográfica, de tipo documental y con un nivel analítico, se estableció cuáles son
las consecuencias prácticas que derivan de ese incumplimiento de condiciones.
Para ello tal se utilizó el método documental jurídico donde a partir de la regulación
normativa actual se analizaron diversos estudios, tesis y teorías que soportan la
información ofrecida, y que evidencian las consecuencias del mencionado
incumplimiento, ello a los fines que una vez identificados éstos, ofrecer alternativas
a los fiscales del Ministerio Público (MP) que les permitan minimizar los efectos
negativos que la regulación normativa relacionada con el punto pudiera generar.

En este orden de ideas, se abordó el Procedimiento Especial para el


Juzgamiento de los Delitos Menos Graves de conformidad con lo establecido en el
Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012), donde se aborda el concepto,
características y excepciones que prevé el mismo con una breve referencia a

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 240


la regulación que respecto a la aplicación de las Alternativas a la Prosecución
del Proceso contempla.

Por otra parte, se estudió lo atinente a la aplicación de la Suspensión


Condicional del Proceso (SCP) en el Procedimiento Especial para el Juzgamiento
de los Delitos Menos Graves cuando ésta es acordada a favor del aprehendido en
situación de flagrancia durante la audiencia de presentación; allí se estudia lo
atinente a las generalidades de esta alternativa a la prosecución del proceso, para
luego pasar a analizar su aplicación en el Procedimiento Especial para el
Juzgamiento de los Delitos Menos Graves.

Seguidamente se muestra las implicaciones prácticas del incumplimiento de


condiciones impuestas al aprehendido en flagrancia como consecuencia de
acogerse a la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en el aludido
Procedimiento Especial, tanto para el imputado, como para la víctima y para el
proceso investigativo que deberá realizar el Ministerio Público (MP); el cual estará
sometido a un plazo de sesenta días y que deberá asumir las consecuencias del
paso del tiempo transcurrido con ocasión a la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP).

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 241


El procedimiento para el juzgamiento de los delitos menos graves según el
código orgánico procesal penal

Dentro de los aspectos más relevantes que introdujo la reforma del


C ódigo Orgánico Procesal Penal (COPP) en el año 2012, publicada en la Gaceta
Oficial N° 6.078 Extraordinario del 15 de junio de 2012, se encuentra el
Procedimiento para el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves, descrito en el
Título II del Libro Tercero, correspondiente a los Procedimiento Especiales.
El Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los Delitos Menos
consiste en la aplicación de una regulación especial que otorga el legislador a
delitos que califica como menores atendiendo al cuantum de la pena (la cual no
puede exceder de ocho años) y al bien jurídico protegido; excluyendo de su
aplicación aquellos que considera muy lesivos a la sociedad y respecto a los cuales
excluye su aplicación. Específicamente el objeto de este procedimiento fue
precisado en el artículo 354 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012).

Delitos menos graves

Al respecto, puede observarse del referido artículo que el mismo legislador


formuló una definición, y en principio, comprendió dentro de esa categoría a
aquellos delitos de acción pública que comportan la imposición de una menor pena.
Concretamente, indicó que entre ellos se incluyen los que ameritan una sanción
que no excede de ocho años de prisión; en consecuencia, todos aquellos que den
lugar a la aplicación de una pena menor a ese límite quedan comprendidos dentro
de los llamados delitos menores.

Ahora bien, en el segundo aparte de la mencionada disposición, se


regulan casos de excepción que atienden a la entidad de la lesión social

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 242


causada. En esos casos estimó el legislador, que por la gravedad del daño
ocasionado, aunque el delito suponga la imposición de una pena comprendida en
ese límite, el juzgamiento de esos delitos no puede seguirse por las reglas que son
propias del enjuiciamiento de delitos menos graves.

En esos supuestos, atendiendo a la entidad del daño causado y a la relevancia


de los bienes jurídicos protegidos, consideró que al margen de la pena imponible,
no se trata de delitos menores; y por tanto, debe seguirse el trámite previsto para el
procedimiento ordinario.

De modo que el legislador no sólo tomó en consideración el quantum de la


pena imponible, a objeto de calificar un delito como menos grave; sino que además
atendió al bien jurídico protegido, excluyendo a priori la aplicación de este
procedimiento especial a los casos de mayor lesividad social. Esos delitos, que por
disposición del legislador quedan excluidos de la aplicación de este procedimiento
especial, son los siguientes:

(…) homicidio intencional, violación; delitos que atenten contra la libertad,


integridad e indemnidad sexual de niños, niñas y adolescentes; secuestro,
corrupción, delitos contra que el patrimonio público y la administración pública;
tráfico de drogas de mayor cuantía, legitimación de capitales, contra el sistema
financiero y delitos conexos, delitos con multiplicidad de víctimas, delincuencia
organizada, violaciones a los derechos humanos, esa humanidad, delitos contra
la independencia y seguridad de la nación y crímenes de guerra.

Se advierte que los delitos excluidos del procedimiento especial se


encuentran tal y como fue referido supra, relacionados con bienes jurídicos que el
legislador entiende, requieren de una protección especial en atención a lo lesivos
que pueden ser para la sociedad. En este sentido, en el caso del Homicidio, por

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 243


afectar el derechos más importante como es el derecho a la vida, no por estar
jerarquizado sino porque sin él sería imposible disfrutar de cualquier otro derecho.

Los delitos vinculados con la libertad e integridad sexual de la persona, por


constituir hechos delictivos de naturaleza clandestina donde el agente ejerce
violencia (física y/o psicológica) en contra de la víctima, lo cual en si mismo requiere
del ejercicio de todo el poder del Estado para establecer su responsabilidad. Se
excluyen igualmente los delitos cometidos en contra niños, niñas y adolescentes por
ser sujetos de derecho preferentes, cuyo interés superior priva frente a la política
criminal del estado, pues su protección es justamente uno de sus fines.

Incluye dentro de este catálogo el legislador los delitos relacionados con


corrupción, o aquellos que afecten el patrimonio o la administración pública; ello
obedece a la previsión del artículo 271 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999) relacionada con la obligación del Estado
de investigar los hechos de esta naturaleza a los fines de evitar su impunidad;
en este contexto prevé el legislador la imposibilidad de que sean acordados
beneficios procesales en estos casos, pudiendo constituir el Procedimiento Especial
para el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves uno de ellos.

Se incorpora el delito de tráfico de drogas de mayor cuantía, respecto al cual


no existe una definición específica, pues el legislador sustantivo, sólo refiere lo
atinen al tráfico de menor cuantía como una de las modalidades del tráfico de
sustancias estupefacientes y psicotrópicas; no obstante ello, siendo que todas las
modalidades de tráfico en la pena exceden los ocho años de prisión, si se verificará
su comisión, quedaría igualmente excluida de la aplicación de este procedimiento
especial.

Asimismo, encontramos lo atinente a la legitimación de capitales, delitos


contra el sistema financiero y delitos conexos, en este sentido, considera la

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 244


investigadora, que deberá analizarse cada caso en concreto ya que deberá
atenderse al objeto de la ley que prevea este tipo de casos, pues nuestra
legislación no contempla como capítulo específico, de los delitos contra el Sistema
Financiero.

Adicionalmente, en aquellos casos donde un delito se calificara como de


delincuencia organizada, aun cuando no estuviere enmarcado dentro del
apartado que es analizado, deberá excluirse de la aplicación del procedimiento
especial, ello por tratarse de conductas realizadas por un grupo estructurado de
persona que de manera sistemática infringen la ley con un fin específico.

También será improcedente la aplicación de este procedimiento en aquellos


casos donde se verifique la existencia de delitos con multiplicidad de víctimas, ya
que en estos casos se evidenciaría una intencionalidad del agente de realizar la
conducta típica de manera reiterada lesionando el mismo bien jurídico en distintos
sujetos pasivos, pero a través de una conducta similar.

Finalmente, se excluyen las violaciones a los derechos humanos, lesa


humanidad, delitos contra la independencia y seguridad de la nación y crímenes de
guerra; los cuales, salvo los relacionados con los delitos contra la independencia y
seguridad de la nación, responden a la obligación que tiene el Estado de garantizar
el respeto de los derechos humanos y de castigar a todo aquel que los lesione; todo
ello de conformidad con lo establecido en los artículos 29 y 271 de la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999).

Trámite del procedimiento para el juzgamiento de delitos menos graves

El trámite que ha de seguirse en el marco del procedimiento previsto en el


ordenamiento jurídico venezolano para el juzgamiento de delitos menos graves, ha
sido descrito en el artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012).

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 245


En esa norma, se distingue entre aquellos casos en los cuales el carácter de
delitos menos graves se ha verificado durante el transcurso de la investigación
penal, y los casos en que desde la misma audiencia de presentación del
aprehendido en flagrancia se advierte la presunta ocurrencia de un delito de esa
naturaleza.

En el primero de los supuestos, la audiencia de imputación tiene lugar, ante la


existencia de elementos de convicción que lo señalan de manera inequívoca como
autor y/o partícipe de la comisión de un hecho punible: en este sentido, una vez
desarrollada la investigación y acreditada la materialidad del hecho punible, el
Fiscal del Ministerio Público (MP) solicitará ante el Juez de Control (estadal o
municipal) sea fijada una audiencia.

En esta audiencia el Fiscal del Ministerio Público (MP) expondrá los hechos
que se le atribuyen al imputado, junto con su calificación jurídica, así mismo
solicitará que se siga la causa por la vía del procedimiento especial para el
Juzgamiento de los Delitos Menos Graves y podrá de ser procedente solicitar
la imposición de una medida cautelar sustitutita de libertad.

En esta oportunidad, el Tribunal acordado el Procedimiento Especial, impondrá


al imputado de las alternativas a la prosecución del proceso, a las cuales
podrá acogerse desde ese mismo momento.

Debe destacarse que en este supuesto la audiencia de imputación


es consecuencia de la solicitud fiscal; es decir; aún cuando se realiza en el tribunal
la misma no podrá verificarse si el Ministerio Público (MP) no lo ha requerido,
ello como consecuencia de la titularidad que tiene del ejercicio de la acción penal en
nombre del Estado, y requiere tal y como le refiere en mencionado artículo que se
hubiere desarrollado una investigación preliminar.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 246


En el segundo caso; es decir, cuando en la audiencia de presentación del
aprehendido en flagrancia se evidencia la presunta ocurrencia de un delito menos
grave, al momento que tenga lugar la misma, el Ministerio Público (MP) expondrá
las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que tuvo lugar la aprehensión
del imputado, junto con la calificación jurídica atribuible a los hechos; en estos
casos igualmente solicitará la aplicación del procedimiento especial para el
juzgamiento de los delitos menos graves, y la imposición de las medidas cautelares
que considere convenientes.

Hecho esto el juez pasará a imponer al imputado de sus derechos


constitucionales, evaluará la legalidad de la aprehensión y decidirá respecto al
procedimiento aplicable; teniendo la posibilidad, el imputado, en caso de
considerar el juez que el caso es susceptible de ser llevado por la vía del
procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos menos graves, de
acogerse a las alternativas a la prosecución del proceso, entre ellas la Suspensión
Condicional del Proceso (SCP).

Puede advertirse entonces, que mientras en el primero de los supuestos


el imputado, puede acogerse a la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), sólo
con posterioridad a la solicitud de audiencia de imputación por parte del
Ministerio Público (MP) y previo desarrollo del proceso investigativo donde como
mínimo ha quedado establecida la materialidad de un hecho punible, y se
desprende de ella una persecución individualizada.

En el segundo de los supuestos, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP)


tiene lugar con ocasión a la aprehensión flagrante, en aquellos casos donde el
delito es calificado como menor; de manera que sólo cuenta el Representante del
Ministerio Público (MP) con las actuaciones preliminares obtenidas al momento
de la aprehensión o con ocasión de ella.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 247


En ambos casos, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) producirá el
efecto de paralizar la investigación; tal y como se estudiará en el apartado
siguiente; pero sólo en casos de la aprehensión de flagrancia, esta no ha podido ser
desarrollada; generándose por tanto efectos disímiles en el proceso penal en casos
de incumplimiento, siendo éste supuesto justamente el objeto de estudio del
presente trabajo de investigación.

Es importante referir igualmente, lo atinente a la competencia para el


conocimiento del procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos menos
graves; el cual según lo dispone el artículo 65 del Código Orgánico Procesal Penal
(COPP, 2012), corresponde a los Tribunales Municipales, creados a tal fin.

Sin embargo, en aquellas investigaciones en curso donde se verifique que


el caso puede llevarse por la vía de este procedimiento especial, del mismo deberá
conocer el Tribunal Estadal que ya venía conociendo del mismo, ello en atención a
lo dispuesto en la Disposición Transitoria Cuarta del referido Código Adjetivo.

Se advierte en relación al referido artículo que aunque no establece de manera


expresa la posibilidad de que sea acordada la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP), se desprende de su redacción su procedencia, en virtud que sólo
excluye lo atinente al Procedimiento Especial por Admisión de Hechos; incluso en los
capítulos subsiguientes de la norma adjetiva establece las modalidades en que serán
aplicadas estas alternativas, estableciendo diferencias sustanciales con la previsión
que respecto a la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) realiza .el Código
Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012) en el artículo 43 y siguientes.

Del mismo modo el Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012)


contempla otras características en relación a este procedimiento especial, la primera
de ellas, relativa a la previsión expresa respecto a la excepcionalidad de la Medida
de Privación Judicial Preventiva de Libertad, la cual sólo aplicará en casos de

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 248


contumacia o rebeldía, indicando además el legislador, debe ser comprobada de
acuerdo a los supuestos que el mismo artículo 355 del Código adjetivo señala en su
único aparte.

Naturaleza jurídica del procedimiento para el juzgamiento de delitos menos


graves

Por tratarse de un procedimiento especial, ha de entenderse que éste procura


la modificación de cualquiera de los aspectos del procedimiento ordinario; es decir;
contempla la suspensión o supresión de cualquiera de sus fases en aras de la
celeridad procesal, atendiendo a situaciones y supuestos especiales, que
requieren un tratamiento distinto a objeto de verificar la obtención de la justicia que a
través del desarrollo del procedimiento ordinario no es posible.

Considerando estos criterios, puede afirmarse que el Procedimiento para el


Juzgamiento de los Delitos Menos Graves guarda la naturaleza de un procedimiento
especial, no sólo porque así lo expresa el legislador al incluirlo en el Título II del Libro
Tercero, sino porque en efecto éste se aplica sólo a determinados delitos (los
señalados en el primer y segundo aparte del artículo 354 del COPP (2012), y
además inserta una regulación que procura abreviar los lapsos con los que
normalmente se da término al proceso penal venezolano.

Así, la reforma del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) en el año 2012, es
consecuencia de los fines del Estado contemplados en la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999) y debe guiar el funcionamiento de
todas y cada una de sus instituciones así como orientar el resto del ordenamiento
jurídico. De allí que la principal base legal se encuentre en el artículo 2 de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV, 1999) que refiere la
definición del Estado.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 249


Es la concepción como Estado de Derecho y de Justicia lo que genera la
promulgación de nuevas leyes que deben procurar alcanzar esos fines
que caracterizan el Estado; una de ellas es justamente la promulgación de las
normas procesales y dentro de ellas la creación de los procedimientos especiales,
dentro del cual encontramos el Procedimiento Especial para el Juzgamiento de
los Delitos Menos Graves.

Dentro de los fines de este procedimiento se encuentra la celeridad procesal,


vinculada ésta a la necesidad de descongestionamiento carcelario, así como en
atención al retardo procesal, en el cual se busca de culminar de forma más expedita
procedimientos cuya durabilidad podría llegar a ser excesiva.

También se procura dedicar mayor esfuerzo en la resolución de casos de


mayor lesividad social, e invertir menos recursos en asuntos que pueden resolverse
alternativamente. Se trata de una política del Estado basada en el principio
del Derecho Penal como ultima ratio, que pretende la reinserción del delincuente y
la retribución de la víctima, sin que ello implique un mayor costo social y económico.

Indica Binder (1993) que las razones que justifican la existencia de los
procesos especiales son justamente “la idea de simplificación, la menor
intervención estatal y el aumento de garantías” (p.250); lo que no se
lograría con el procedimiento ordinario éste comprende un proceso más largo y
complicado que “bajo patrones comunes, permite disciplinar la labor de todos y
cada uno de los intervinientes en el proceso penal” (Binder 1993, p. 249).

La suspensión condicional del proceso en el procedimiento especial para el


juzgamiento de delitos menos graves

La existencia de los Procedimiento Especiales tal y como fue referido,


guarda relación con mecanismos alternativos a la resolución del conflicto penal de

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 250


manera que se asegure una justicia efectiva, expedita, sin dilaciones
indebidas y donde la retribución a la víctima pueda verse asegurada.
En este contexto la Suspensión Condicional del Proceso (SCP). Constituye una
medida alternativa donde a partir de la imposición de condiciones al imputado, se
suspende la fase investigativa con el objeto de que una vez cumplidas estas el
mismo culmine de manera anticipada.

De allí que sea necesario el estudios de esta alternativa a la prosecución del


proceso y sus implicaciones dentro del juzgamiento de los delitos menos graves,
pues en casos que es acordado en flagrancia genera unas consecuencias relevantes
para la investigación si se verifica su incumplimiento por parte del imputado, siendo
éste justamente el objeto de estudio del presente Trabajo de Investigación.

Consideraciones generales acerca de las Fórmulas Alternativas a la


Prosecución del Proceso en el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves.

Las fórmulas alternativas a la prosecución del proceso, constituyen


figuras procesales cuyo fin es la terminación anticipada del proceso penal, por
una vía distinta a la emisión de una sentencia finalizado el juicio.
La aplicación de este tipo de formas procesales tradicionalmente tenía lugar
tras la realización de una mínima actividad indagatoria, pues estas fórmulas se
encuentran esencialmente dirigidas a poner fin anticipado al proceso, con la emisión
de una decisión judicial de sobreseimiento que declare la extinción de la acción
penal derivada del delito, una vez verificados los extremos dispuestos por la ley.

Por tratarse de una decisión de sobreseimiento, se entiende necesario


entonces que ésta se encuentre vinculada a un imputado, pues con ella se genera
el efecto de cosa juzgada formal y material, que ha de favorecer siempre a un
sujeto; y para poseer tal condición dentro del proceso penal -en términos

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 251


materiales- se exige que hayan surgido de la investigación elementos de convicción
que permitan presumir la intervención de éste en la ejecución del hecho punible, ya
sea como autor o partícipe.

En Venezuela, las alternativas a la prosecución del proceso fueron


incorporadas al ordenamiento jurídico penal mediante la sanción del Código
Orgánico Procesal Penal (COPP, 1998) publicado en Gaceta Oficial
5.208

Extraordinario del 23 de enero de 1998, específicamente en el Título I del Libro


Primero, Capítulo III. Entre ellas se incluyó al Principio de Oportunidad, los
Acuerdos Reparatorios y la Suspensión Condicional del Proceso (SCP).

Estas fórmulas han sido objeto de diversas modificaciones por el


legislador penal venezolano. Sin embargo, atendiendo al objeto de estudio
propuesto, resulta preciso enfocarse en la denominada Suspensión Condicional del
Proceso.

En general, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) supone que el


imputado luego de aceptar el hecho atribuido, se compromete de manera voluntaria
a la reparación del daño causado (para lo cual habrá de formular una oferta), así
como también al cumplimiento de las condiciones que de conformidad con la
legislación le imponga el órgano jurisdiccional, con el propósito de suspender las
actuaciones correspondientes a las fases subsiguientes.

Una vez comprobado el cumplimiento de los presupuestos antes señalados,


corresponde al juez dictar una decisión de sobreseimiento, mediante la cual se
declare extinguida la acción penal del delito atribuido. De allí que luego de
dictada la decisión judicial, no será posible extender la actividad investigativa o
desarrollar una persecución penal en contra del sujeto favorecido, con relación a la

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 252


misma causa y objeto, todo lo cual es una consecuencia fundamental derivada de la
cosa juzgada material.

La Suspensión Condicional del Proceso aplicable en el Procedimiento para el


Juzgamiento de delitos menos graves.

Siendo el objeto de la presente investigación, el establecimiento de las


consecuencias generadas con ocasión al incumplimiento de las condiciones
impuestas al aprehendido en flagrancia en el juzgamiento de los delitos menos
graves, resulta indispensable realizar un análisis de la aplicación de esta alternativa
a la prosecución del proceso en este procedimiento especial, tal y como se
verificará en los apartes siguientes.

Oportunidad para proceder a la Suspensión Condicional del Proceso en el


Procedimiento para el Juzgamiento de delitos menos graves.

La regulación que hizo el legislador venezolano en el artículo 358 del Código


Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012), acerca de la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP) aplicable en el procedimiento especial previsto para el juzgamiento
de delitos menos graves, permite que pueda solicitarse su aplicación desde la fase
preparatoria, incluso si la actividad investigativa se encuentra en etapa incipiente.
Antes ello no ocurría así, porque de acuerdo con el artículo 42 del Código
Orgánico Procesal Penal (COPP, 2009), no podía acordarse la
Suspensión Condicional del Proceso (SCP) durante la fase preparatoria del
procedimiento ordinario; quedando limitada su procedencia a la fase intermedia y
a la de juicio, salvo que se hubiere celebrado su apertura, porque en este supuesto

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 253


ya no se obraría atendiendo al principio de celeridad procesal que pretendía
fortalecerse con esta institución.

Ello es precisamente lo que da lugar a la problemática que inspiró el desarrollo


de esta investigación, pues la inclusión de la flagrancia como oportunidad para
acogerse a esta alternativa a la prosecución del proceso, permite que el imputado,
admita unos hechos basados en actuaciones preliminares, pudiendo extinguirse
la acción penal, sin que medie un mínimo de actividad investigativa por parte del
Fiscal del Ministerio Público (MP).

Adicionalmente, en casos de incumplimiento podría generarse la imposibilidad


de incorporar nuevos elementos a la investigación, y con ello la determinación de la
responsabilidad que inicialmente fue reconocida por el imputado al momento de su
presentación en flagrancia.

Respecto a la aplicación de la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en


la fase preparatoria del proceso penal, Berrizbeitia (2001) manifiesta lo siguiente:

También resulta censurable que a esas alturas del proceso se produzca


la suspensión condicional del mismo porque podría truncarse la
investigación y no se haría acopio de elementos probatorios
perecederos que después resultarían imposibles de lograr. (…) si no
existe una presunción de buen derecho materializada en la
demostración de un hecho delictivo y en la existencia de fundados
elementos de convicción que señalen al imputado como procesable, no
debería admitirse la suspensión condicional del proceso. Aún más,
aunque esto esté demostrado, si faltan diligencias por practicar con
potencialidad para revertir o modificar la realidad con que se cuenta,
tampoco debería haber pronunciamiento al respecto. (p. 74).

Se advierte de la tesis sostenida por el autor su desacuerdo respecto a la


configuración de la Fase Preparatoria como oportunidad procesal para que opere la
Suspensión Condicional del Proceso (SCP); con lo cual coincide la investigadora;
puesto que no sólo no existirían elementos suficientes que acreditarán la

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 254


responsabilidad del imputado en los hechos; es que incluso podría verificarse (si se
hubiera desarrollado un mínimo proceso investigativo), la ausencia de cualquiera de
los elementos constitutivos del tipo penal.
El concepto de impunidad que asoma el referido autor vinculado a la
ausencia de elementos de convicción por la paralización anticipada del proceso
como consecuencia de una decisión que acuerda la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP) es uno de los elementos coincidentes con la tesis planteada por la
autora en el presente trabajo; pues es justamente éste el efecto negativo que
ofrece el hecho de que sea acordada la Suspensión Condicional del Proceso
(SCP) desde el momento de la flagrancia, tal y como lo prevé el Código Orgánico
Procesal Penal (COPP, 2012) en los casos del Procedimiento Especial para el
Juzgamiento de los Delitos Menos Graves.

De allí que hasta la reforma del Código Orgánico Procesal Penal del año
2012, si bien las medidas alternativas a la prosecución del proceso eran informadas
al imputado desde el momento de la aprehensión en flagrancia, éste no podía
acogerse a ninguna de ellas sino luego de verificado el ejercicio positivo de la
acción penal por parte del Estado, traducido en el escrito acusatorio interpuesto
por el Fiscal del Ministerio Público (MP).

La razón de ello radica en que para proceder a la aceptación de los hechos


que se le atribuyen, el imputado requiere que el objeto del proceso haya sido
debidamente delimitado, y ello sólo ocurre cuando el órgano jurisdiccional, en su rol
de garante, luego de ejercer el control correspondiente a la actuación fiscal, decide
admitir la acusación interpuesta.

Por tanto, no puede el imputado aceptar unos hechos que pudieran ser incluso
desechados por el Juez total o parcialmente, una vez que éste controle la actuación
fiscal, que en el marco del proceso penal no es otra que la necesaria admisión
de hechos por parte del imputado que se acoge a la medida alternativa a la

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 255


prosecución del proceso; hechos éstos que deben ser fijados por el Tribunal
de garantías al momento que decide admitir el escrito acusatorio.

En consecuencia, las fórmulas alternativas a la prosecución del proceso


contemplaban como para ser acordadas, hasta por lo menos realizada la
imputación por parte del Fiscal del Ministerio Público (MP), en caso de los acuerdos
reparatorios, y a partir de la fase intermedia en el caso de la Suspensión
Condicional del Proceso (SCP), que es justo el punto cardinal de la presente
investigación.

Debe advertirse, que no se incluye en esta referencia, lo atinente al Principio


de Oportunidad, en virtud que ésta fórmula alternativa a la prosecución del proceso,
está vinculada a la prescindencia total o parcial del ejercicio de la acción penal; en
consecuencia, aún cuando el imputado quisiera hacer uso de ella; ello dependería
del criterio fiscal que al estudiar los supuestos establecidos en la ley es el
único legitimado para solicitar su aplicación, bajo los criterios y en las
oportunidades establecidas en el Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012)
para ello. Volviendo al objeto de análisis, relacionado con la suspensión Condicional
del Proceso (SCP) acordada en la fase intermedia, debe señalarse que en caso de
incumplimiento, ello genera que se reanude el proceso, donde el juez procederá a
dictar sentencia condenatoria sobre la base de la admisión de hechos realizada
previamente por el imputado, como requisito previo para que fuera acordada la
Suspensión Condicional del Proceso (SPC).

También podrá el Juez, en caso de verificarse el incumplimiento, ampliar el


plazo de cumplimiento de condiciones por una oportunidad más hasta por un año;
no obstante ello, debe destacarse que la procedencia de esta decisión sólo será
posible en aquellos casos donde exista una causa que justifique el incumplimiento
por parte del imputado, la cual deberá igualmente, ser objeto de verificación al
momento de celebrarse la audiencia.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 256


En cualquier caso, el fundamento que tiene en el proceso penal venezolano la
Suspensión Condicional del Proceso (SCP) es la celeridad procesal, el
descongestionamiento del sistema de administración de justicia, la reparación
del daño a la víctima (moral o material) y la reinserción social del imputado.

Presupuestos para proceder a la Suspensión Condicional del Proceso en el


Procedimiento para el Juzgamiento de delitos menos graves.

De conformidad con lo establecido en el artículo 358 del Código Orgánico


Procesal Penal (COPP, 2012), la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en el
juzgamiento de los delitos menos graves, podrá operar desde la fase
preliminar siempre que sea procedente; en este sentido, debe verificar el
tribunal todas las consideraciones pertinentes relacionadas a la calificación de
delito menor así como el resto de los elementos estudiados infra en lo atinente a la
audiencia especial de imputación.

Sin embargo, señala el legislador que será posible acordarla desde la fase
preparatoria; no obstante, indica “siempre que sea procedente”, extrayéndose que
se requiere la verificación de los requisitos vinculados a la imputación, los cuales
serán dilucidados en la audiencia respectiva a la que se refiere el artículo 356 del
Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012).

Este requerimiento no tendría inconvenientes cuando dicha audiencia


especial de imputación sea consecuencia de una procedimiento iniciado de oficio
(siempre que no se verificara la aprehensión flagrante), por denuncia o querella;
puesto que en estos casos la mencionada audiencia es requerida justamente ante
la existencia de elementos que evidencian una persecución penal
individualizada, en la cual el señalado tendrá la oportunidad de conocer de
manera plena los hechos, elementos y calificación jurídica que el Ministerio Público
(MP) tiene en su contra y que acreditan la imputación efectuada.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 257


No sucede lo mismo en aquellos casos donde la imputación tiene lugar en la
audiencia de presentación de flagrancia, puesto que será en ese momento que
el Fiscal del Ministerio Público (MP) informará al imputado de las actuaciones
preliminares contenidas en ese procedimiento flagrante, de manera que allí el juez
deberá verificar antes de imponer al aprehendido de las medidas a la prosecución
del proceso, que efectivamente se trate de un delito susceptible de ser calificado
como menor y en consecuencia llevado por el procedimiento especial.

Así mismo, se requiere que el imputado lo solicite en la audiencia de


imputación y que previamente reconozca la comisión de los hechos que le
son atribuidos en la mencionada audiencia de presentación.

El imputado deberá acompañar a su solicitud una oferta de reparación social o


material según sea el caso; ahora, cuando la Suspensión Condicional del Proceso
(SCP) se acuerda en la audiencia de presentación en flagrancia, dicha oferta no se
presenta por escrito sino que es recogida en el Acta que se levanta a tales efectos.

Finalmente, la oferta presentada por el imputado, debe incluir la realización de


trabajos sociales o comunitarios, para los cuales la norma involucra la
participación de los Consejos Comunales los cuales coordinaran la misma; y
adicionalmente, se comprometerá a aceptar cualquier otra condición que imponga
el tribunal; en este sentido, en la actualidad algunos tribunales imponen la
entrega de resmas de papel por ejemplo.

Formulación de la solicitud de Suspensión Condicional del Proceso en el


Procedimiento para el Juzgamiento de delitos menos graves.

Debe ser presentada por el imputado de manera oral o escrita, quien la


dirigirá al Juez de Control (estadal o municipal sea el caso), en la cual explanará
tal y como fue referido en el aparte anterior.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 258


Dicha solicitud deberá incluir una oferta de reparación que comprenda la
reparación del daño causado por el delito la cual en casos de reparación material
debe considerarse junto con lo señalado por la víctima; y en casos de reparación
moral puede ir desde una disculpa a la víctima, hasta la realización de trabajos
comunitarios a realizar en las formas que indique el tribunal. A este respecto, podrá
ser incorporado el imputado a cualquiera de los programas sociales que adelante el
Gobierno Nacional de acuerdo con sus destrezas y sus capacidades, siempre
atendiendo a las necesidades de la comunidad.

Finalmente, deberá el imputado comprometerse a cumplir cualquier impuesta


por el juez de acuerdo al caso concreto; por ejemplo si se tratara de un hurto con
fractura la reparación del muro o defensa dañados, por ejemplo.

Aceptación de los hechos atribuidos

Se caracteriza por la aceptación que hace el imputado de los hechos que le


han sido atribuidos por parte del Fiscal del Ministerio Público (MP), con el propósito
de que se suspenda la continuación del proceso y se alcance una decisión
favorable de sobreseimiento por extinción de la acción penal, en virtud del
cumplimiento de las condiciones impuestas por el órgano jurisdiccional.

Esa aceptación que el imputado hace respecto a los hechos que se le


atribuyen a los fines de que sea acordada la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP), tiene unas implicaciones distintas a las que derivan de la admisión
de hechos realizada por el imputado para la aplicación del procedimiento especial
previsto en el artículo 354 y siguientes del Código Orgánico Procesal Penal (COPP,
2012).

Mientras en este último caso, el reconocimiento que hace el imputado genera


como consecuencia la imposición inmediata de pena, con una rebaja en el quantum
normalmente aplicable; en la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), dicha

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 259


aceptación produce la suspensión de las actuaciones hasta tanto se alcance el
tiempo fijado por el juez para dar cumplimiento a las condiciones impuestas.

Si se verifica su cumplimiento, la acción penal se extingue por así disponerlo el


legislador en el artículo 49 numeral 7 del Código Orgánico Procesal Penal
(COPP, 2012) y debe dictarse el Sobreseimiento de conformidad con lo previsto en
el artículo 300 numeral 3, primer supuesto, del Código Orgánico Procesal Penal
(COPP, 2012).

Oferta de reparación y compromiso respecto al cumplimiento de las


condiciones impuestas por el órgano jurisdiccional

Tal y como fue señalado con anterioridad, el imputado debe presentar


una oferta de reparación la cual debe incluir la reparación del daño causado a la
víctima; el cual debe ser efectivo para ello el juez procurará oír a la víctima a objeto
que la reparación obtenida sea efectiva, y no se corresponda sola con la
naturaleza moral, pues esta debe ser excepcional si es posible la material; tal y
como por ejemplo en casos de hurto simple o estafa, donde es posible
determinar el valor del objeto sustraído.
Otra de las características la Suspensión Condicional del Proceso (SCP)
acordada en el procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos
menos graves es que la misma establece unas condiciones preliminares a objeto de
ser acordada; entre ellas debe incluir una reparación a la víctima; la cual indica el
legislador puede ser material o simbólica, y debe ir acompañada de un trabajo social
o comunitario; el cual no obstaculizará el trabajo q venía desempeñando el
imputado.

En este contexto el propósito de la oferta debe ser por un lado la reinserción a


través del servicio a la comunidad, y retributivo en cuanto a la reparación efectiva
del daño causado a la víctima por la comisión del delito.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 260


El cumplimiento de las obligaciones está sometido a un período que no
puede ser menor de tres meses ni mayor de ocho; en este sentido, se abrirá a
objeto del control y verificación de cumplimiento un régimen de pruebas de
conformidad con lo señalado en el artículo 360 del Código Orgánico Procesal
Penal (COPP, 2012), en el cual se designará un representante del consejo omunal,
de la organización social que corresponda o quien funja de encargado de la
actividad social que le haya sido asignada al imputado.

Incumplimiento de las condiciones impuestas por el órgano jurisdiccional

El incumplimiento de la reparación ofrecida a la víctima y las condiciones


fijadas por el órgano jurisdiccional, genera distintas consecuencias según sea la
oportunidad en que ésta haya sido acordada; si ello ocurre en la fase preparatoria,
el incumplimiento ocasionará que la actividad investigativa se reanude y el Fiscal
del Ministerio Público (MP) deberá dictar el acto conclusivo correspondiente en
lapso de sesenta días.
Cuando ello ocurre en casos de flagrancia al fiscal sólo le quedará el aludido
plazo para recabar todos los elementos de convicción relacionados con el
establecimiento de la materialidad del delito y la responsabilidad del imputado en su
comisión; no obstante ello, la paralización de la investigación, desde el momento
de la audiencia de presentación en flagrancia, compromete la posibilidad que esos
elementos sean recabados.

Si se verifica en la fase intermedia, se procederá entonces a la imposición


inmediata de la pena; ello como consecuencia de la admisión de los hechos
que hiciera el imputado en la audiencia preliminar, una vez admitida la acusación.

Adicionalmente, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en el


juzgamiento de los delitos menos graves, suspende el ejercicio de la acción penal

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 261


en aquellos casos de Audiencia Especial de Imputación, puesto que desarrollada la
investigación si el imputado se acogiera a la aludida medida el Fiscal del Ministerio
Público (MP) no podrá ejercer la acción penal hasta tanto haya transcurrido el
plazo de prueba y se halla verificado el incumplimiento, ya que si el imputado
cumpliere el juez decretará el sobreseimiento de la causa.

Diferencia sustancial se advierte en aquellos casos donde el imputado se


acoge a la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en la audiencia de
presentación en flagrancia, pues acordada ésta por el tribunal la paralización
del proceso no irá dirigida solamente a la supresión de la fase intermedia y de
juicio, sino además a la etapa preparatoria, pues no podrá el Ministerio Público
(MP) -terminada la audiencia- ordenar la práctica de ninguna diligencia de
investigación, por lo que quedará suspendida su actividad indagatoria durante el
régimen de pruebas dispuesto por el juez en virtud de la Suspensión Condicional
del Proceso (SCP) acordada, el cual puede durar entre tres y ocho meses; tiempo
éste más corto que el establecido en el procedimiento ordinario, donde el régimen
de prueba para la suspensión condicional del proceso puede variar de un año a dos
como máximo.

Esta diferencia se justifica en la regulación que sobre la oportunidad procesal


para la procedencia de esta figura mantienen cada uno de estos procedimientos;
así en el procedimiento ordinario ya ha sido desarrollada la investigación y
ejercida la acción penal de manera positiva.

Sin embargo, en los casos de juzgamiento de delitos menos graves, cuando la


Suspensión Condicional del Proceso (SCP) es acordada en la audiencia de
presentación por flagrancia, la acción penal en su sentido más estricto (positiva o
negativa) no ha sido ejercida, ya que sólo ha sido ordenado el inicio de la
investigación, con ocasión a la aprehensión de una persona señalada como autora
o partícipe en la comisión de un delito; de manera que el plazo de duración para

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 262


esa paralización del proceso tiene una incidencia diferente según el tipo
de procedimiento.

En el procedimiento ordinario no habrá afectación por el paso del tiempo


para el ejercicio de la acción penal por parte del Ministerio Público (MP), caso
contrario al Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los Delitos Menos
Graves, donde el paso inexorable del tiempo incidirá de manera ineludible en la
investigación al momento que esta sea retomada si se verifica un incumplimiento
por parte del imputado, pues pudiera hacer imposible la práctica de diligencias de
investigación indispensables para acreditar la materialidad del hecho punible así
como la responsabilidad del imputado en su comisión.

Del mismo modo, la decisión que acuerda la Suspensión Condicional del


Proceso (SCP) en el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves tiene una serie de
efectos vinculados al cumplimiento o no de las condiciones por parte del
imputado que decide acogerse a ella; en este sentido, a diferencia del
procedimiento ordinario, en el juzgamiento de los delitos menos graves el juez no
está obligado a celebrar una audiencia para verificar el cumplimiento de las
condiciones impuestas.

Así si verifica el cumplimiento de las mismas dictará el sobreseimiento de la


causa y notificará de dicha decisión a las partes, las cuales de no estar de acuerdo
podrán ejercer el recurso de apelación de la decisión.

Indica el Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012) en su artículo 361


que vencido el plazo el juez procederá a verificar el cumplimiento y en caso
positivo podrá dictar el sobreseimiento; de manera tal que a diferencia del
procedimiento ordinario, la audiencia de verificación de cumplimiento de las
condiciones en el procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos menos
graves es optativa para el juez de control.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 263


Ahora bien, en casos de incumplimiento de las condiciones impuestas en el
Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves; los
efectos serán la reanudación del proceso; que tendrá lugar con la notificación
efectuada al tribunal en la cual señalará al ministerio público que se verificó el
incumplimiento y que deberá reanudarse el proceso investigativo con un plazo de
duración de sesenta días continuos en los términos establecidos en el numeral
1 del artículo 362 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012).

En consecuencia la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) es una


alternativa a la prosecución del proceso que en casos de ser acordada en la
audiencia de presentación en flagrancia en el procedimiento especial para el
juzgamiento de los delitos menos graves produce la paralización de la fase
preparatoria hasta tanto se verifique el cumplimiento de las mismas.

Transcurrido este plazo si el Ministerio Público (MP) no emite acto conclusivo


el juez de control procederá a decretar el archivo de las actuaciones de conformidad
con lo establecido en el artículo 364 del Código Orgánico Procesal Penal
(COPP, 2012).

Implicaciones prácticas del incumplimiento de condiciones impuestas al


aprehendido en flagrancia para la suspensión condicional del proceso en el
procedimiento para el juzgamiento de los delitos menos graves

Estudiados como han sido los efectos que produce la Suspensión


Condicional del Proceso (SCP) en el Procedimiento Especial para el Juzgamiento
de los Delitos Menos Graves, resulta necesario analizar las implicaciones prácticas
que trae consigo el incumplimiento de las condiciones impuestas a tales efectos en
la audiencia de presentación del aprehendido en flagrancia.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 264


En primer lugar, respecto al Imputado o Imputada el incumplimiento de las
condiciones puede resumirse de la manera siguiente:

Una vez que es acordada la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) en el


Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los delitos Menos Graves, el
imputado queda bajo la supervisión del tribunal durante el plazo dispuesto para el
cumplimiento de las obligaciones impuestas.

Para la coordinación del trabajo comunitario que éste ha de ejercer en el


ámbito de dicho régimen, corresponde al Juez designar a un representante de
consejo comunal u otra organización social.

Se ha discutido en la práctica si estas organizaciones deben ser de la


localidad en la que se cometió el hecho, o si acaso debe tratarse del lugar donde
hace vida el imputado u otro; en criterio de la investigadora ello resulta irrelevante
pues siempre que no se genere una doble victimización con la presencia del
imputado, es la reparación y no el lugar de la misma lo que debe asegurarse.

Luego de ello, si se verifica el incumplimiento se reactiva el proceso que le es


seguido y será susceptible de ser impuesto de nuevas medidas cautelares. Si el
Fiscal del Ministerio Público (MP), presentara acusación podrá el imputado en
contra de quien ha sido presentado escrito acusatorio; acogerse nuevamente a
la suspensión condicional del proceso en la oportunidad de la celebración
de la Audiencia Preliminar.

Ahora bien, en este supuesto si fuera acordada la Suspensión Condicional del


Proceso (SCP), esta implicaría una admisión de los hechos expuestos en la
acusación en los términos que fue expuesta y un nuevo incumplimiento de las
condiciones devendría en la imposición inmediata de la pena.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 265


Por otra parte, el imputado que incumple las condiciones impuestas con
ocasión de la Suspensión Condicional del Proceso (SPC) acordada en la audiencia
de presentación, pudiera verse beneficiado con la emisión de un acto conclusivo
distinto al de acusación; pues si el fiscal del Ministerio Público (MP) transcurrido el
plazo de los sesenta días no ha logrado recabar los elementos necesarios que
soporten una acusación deberá en su defecto emitir un acto conclusivo diferente
según proceda a saber decretar el archivo de las actuaciones o solicitar el
sobreseimiento de la causa.

En caso que sea decretado el archivo fiscal de las actuaciones cesará


la condición de imputado, así como cualquier medida cautelar que le haya
sido impuesta, y quedará suspendida la investigación hasta tanto aparezca algún
nuevo elemento que de lugar a la apertura del archivo y reanude la investigación;
en este contexto, el fiscal deberá, si así fuere procedente, solicitar la celebración
de una nueva audiencia especial de imputación en los términos que establece el
artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012).

En esta audiencia podrá el imputado volver a solicitar la aplicación de la


suspensión condicional del proceso de conformidad con lo establecido en el
artículo 47 numeral 3 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012), aplicable
supletoriamente según lo previsto en el artículo 353 ejusdem. Debe destacarse en
este punto que serían tres as oportunidades que el imputado tendría para acogerse
a la Suspensión Condicional del Proceso.

Podrá el Fiscal del Ministerio Público (MP) solicitar el sobreseimiento de la


causa de conformidad con lo establecido en el artículo 300 del Código Orgánico
Procesal Penal (COPP, 2012) a favor del imputado que incumplió por verificarse
una de las causales de procedencia, en cuyo caso terminaría la persecución
penal del imputado.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 266


Finalmente, si el Fiscal del Ministerio Público (MP) no presentara el acto
conclusivo en el plazo de los sesenta días continuos a la notificación de
incumplimiento el juez procederá a decretar el Archivo de las actuaciones, el cual
tendrá los mismos efectos que el archivo fiscal, salvo que su reapertura ante la
existencia de un nuevo elemento de convicción, estará supeditada a la solicitud que
realice el Fiscal del Ministerio Público (MP) ante el juez de control y la declaratoria
con lugar de ésta.

En segundo lugar, respecto a la Investigación y al ejercicio de la Acción Penal,


dentro de las consecuencias prácticas del incumplimiento de condiciones por parte
del imputado puede destacarse que acordada la Suspensión Condicional del
Proceso (SCP) en favor del aprehendido en flagrancia por un delito menos grave es
la paralización de la investigación que apenas había alcanzado sus pasos
iniciales, con las actuaciones practicadas de manera preliminar en el procedimiento
que dio lugar a la aprehensión flagrante.

Esto supone un inconveniente para alcanzar los fines del proceso descrito en
el artículo 13 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012), porque aunque en
algunos casos durante el mismo hecho flagrante surgen elementos que permiten
evaluar y valorar la intervención del aprehendido en el hecho, en supuestos de
cuasi flagrancia estos elementos podrían requerir de una verificación posterior, o de
la obtención de pruebas técnicas que sólo será posible a través del desarrollo de
una investigación posterior.

Por otra parte, considerando que la Suspensión Condicional del Proceso


(SCP) en estos casos podría paralizar la investigación por un lapso variable entre
tres y ocho meses, resulta probable que durante ese período algunos los elementos
de convicción importante desaparezcan o sean objeto de alteración. Debe
destacarse en este punto la importancia de la existencia de los elementos de

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 267


prueba (que son justamente la consecuencia de la obtención de los elementos
de convicción) para obtener los fines del proceso.

De esta manera el incumplimiento de condiciones por parte del aprehendido,


generaría una reactivación de la investigación de forma tardía, en incluso que
podría calificarse de extemporánea, toda vez que estaría imposibilitada de
desarrollarse de manera eficaz, a objeto de establecer certeza respecto a las
circunstancias de tiempo, modo y lugar en que acaecieron los hechos.

Ello indefectiblemente evidenciaría un incumplimiento de los fines de la


investigación que no es otro que la determinación de la ocurrencia de un hecho
punible, el aseguramiento de los objetos activos y pasivos del delito y el
establecimiento de la responsabilidad de sus autores y/o partícipes. Así lo sostiene
Florian (2009) al comentar los fines especiales de la instrucción: “...En particular la
instrucción preparatoria sirve para recoger elementos probatorios que el tiempo
puede hacer desaparecer, como en los casos en que es precisa una autopsia
o la determinación del estado de hecho en un accidente ferroviario, por ejemplo” (p.
120).

La obtención de elementos de convicción por tanto en este tipo de casos,


podría verse comprometida por el tiempo transcurrido durante la Suspensión
Condicional del Proceso, y al ser reactivada con el incumplimiento, traspolando
estas consecuencias al ejercicio de la acción penal.

El ejercicio de la acción penal corresponde al Ministerio Público (MP) quien la


ejerce en nombre del Estado, en aquellos casos donde -desarrollada la
investigación de manera completa e imparcial- se establezca la procedencia de
cualquiera de los actos conclusivos.

En este sentido, la acción penal se traduce en el ejercicio del poder punitivo


del estado y en un sentido lato se corresponde con la orden de inicio de la

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 268


investigación y en un sentido estricto se materializa a través de la presentación de
los actos conclusivos.

Así la acción penal se entenderá ejercida en un sentido positivo cuando se


presenta una Acusación, será ejercida de forma negativa cuando se materializa
una solicitud de Sobreseimiento y se considerará suspensiva en caso del
Decreto del Archivo de las actuaciones.

Cuando es acordada la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), el


ejercicio de la acción penal se paraliza hasta tanto se verifique el cumplimiento de
las condiciones impuestas; en este sentido si éste se da, no habrá ejercicio de la
acción penal (positiva, negativa o suspensiva), pues el juez decretará el
sobreseimiento de la causa, siendo una de las modalidades excepcionales donde el
mismo opera sin que exista solicitud por parte del Ministerio Público (MP).

Sin embargo, en aquellos casos donde el Ministerio Público (MP) es


notificado del incumplimiento de las condiciones impuestas al aprehendido en
flagrancia en el Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los Delitos Menos
Graves, la acción penal que ha sido paralizada se reactiva y es sometida a un plazo
de ejercicio preclusivo a saber sesenta días continuos a partir de la notificación del
incumplimiento.

Este ejercicio de la acción penal, tal y como fue referido con anterioridad,
debe ir acompañado del desarrollo de una investigación, de manera tal que en
casos de revocatoria de la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) por
incumplimiento el aludido proceso investigativo habrá sido iniciado de manera tardía
afectando la efectividad de la acción penal que no será consecuencia
necesariamente de una investigación formalmente desarrollada con la cual se
obtuviere la verdad de los hechos, sino de la obtención de elementos posibles a
pesar del paso del tiempo. La acción penal por tanto en estos casos no podrá
ofrecer certeza respecto a la verdad de los hechos sino que deberá
atender a los elementos que puedan ser obtenidos luego de transcurrido el
Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 269
plazo de la suspensión y luego de los sesenta días fijados para la emisión del acto
conclusivo luego de notificado el incumplimiento.

Más aún cuando ante la imposibilidad de acreditar la materialidad del hecho


punible el Ministerio Público (MP) se vea en la obligación de solicitar el
sobreseimiento de la causa, pues existe la imposibilidad, como consecuencia del
paso del tiempo, de obtener los elementos de convicción necesarios para
establecer la responsabilidad del imputado, que será doblemente beneficiado con
la declaratoria del Sobreseimiento que operará igualmente independientemente que
el mismo no hubiere cumplido las condiciones impuestas.

De allí que se hace necesario que el fiscal del Ministerio Público (MP) desde
el mismo momento de la presentación del detenido de manera flagrante ordene la
práctica de las diligencias urgentes y necesarias a objeto de acreditar la
materialidad del hecho punible, así como cualquier otra cuya práctica podría
hacerse imposible por el paso del tiempo, tales como reconocimientos médicos
legales, entrevistas a testigos, pruebas forenses entre otras.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 270


CONCLUSIONES

Finalizada la investigación y en relación con el Procedimiento Especial para


el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves, se pudo concluir que:
El Procedimiento para el Juzgamiento de los Delitos Menos Graves constituye un
procedimiento especial por su naturaleza, que fue insertado en la más
reciente reforma del Código Orgánico Procesal Penal (COPP), publicada en la
Gaceta Oficial N° 6.078 Extraordinario del 15 de junio de 2012,
específicamente en el Título II del Libro Tercero, dado que su tramitación
resulta distinta a la aplicable en el marco del procedimiento ordinario, en tanto que
se aplica sólo a determinados delitos, y se procura con él la abreviación de lapsos
y fases usualmente requeridos para la conclusión del proceso penal
venezolano.

Los delitos menos graves se definen no sólo por merecer penas menores a ocho

años de privación de libertad, sino por tratarse de hechos punibles de menos


afectación social, razón por la cual se excluyen expresamente en la regulación
normativa de esta especie delictiva, aquéllos delitos que aun mereciendo penas de
menor cuantía, se consideran graves por los bienes jurídicos que protegen.

En el procedimiento previsto en Venezuela para el juzgamiento de delitos

menos graves, la aplicación de la Medida de Privación Judicial Preventiva de


Libertad se limita de manera excepcional los casos de contumacia o rebeldía del
imputado.

En el procedimiento para el juzgamiento de delitos menos graves, la imputación

que realiza el Ministerio Público no se realiza en sede Fiscal, sino que se


formula en audiencia ante el Juez competente, es decir, el Ministerio Público (MP),
presenta una solicitud ante el Tribunal correspondiente a objeto que éste fije una
oportunidad para que se realice la audiencia especial de imputación, donde serán

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 271


explanados los hechos que se le atribuyen al imputado y conforme al procedimiento
especial éste podrá acogerse a las alternativas a la prosecución del proceso.

Si el procedimiento especial para el juzgamiento de delitos menos grave se

aplica con ocasión a la aprehensión en flagrancia de un sujeto por la comisión de


un delito menor, la imputación se formula en la audiencia de presentación
correspondiente, oportunidad en la cual se le brindará al imputado la
posibilidad de acogerse a alguna de las fórmulas alternativas a la prosecución del
proceso.

Igualmente, en relación a la aplicación de la Suspensión Condicional del


Proceso (SCP) en el Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los
Delitos Menos Graves acordada a favor del aprehendido en flagrancia, durante la
audiencia de presentación, se concluyó:

La Suspensión Condicional del Proceso (SCP) constituye una fórmula de

terminación anticipada del proceso, con la que se pretende brindar celeridad a la


resolución de los casos, descongestionar el Sistema de Administración de Justicia,
y propiciar la reinserción inmediata del sujeto al que le favorece.

La aplicación de esta fórmula alternativa a la prosecución del proceso amerita

de una mínima actividad indagatoria que permita recabar los elementos de


convicción suficientes para sostener una imputación aún en sentido material, porque
en general éstas acarrean el efecto de cosa juzgada, como consecuencia de la
extinción de la acción penal, declarada mediante sobreseimiento; y para que opere
la cosa juzgada es presupuesto esencial la vinculación del hecho con el imputado.

La aplicación de la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) no debería

preverse durante la fase preparatoria, y menos aún al inicio de ésta, porque en este
estado no se ha delimitado el objeto del proceso (circunstancia ésta que ocurre
cuando -después de ejercer el control que a éste se le atribuye- se admite total o
Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 272
parcialmente el escrito acusatorio. Si el imputado desconoce los hechos que
definitivamente conformarán ese objeto, mal puede aceptarlos.

Sólo excepcionalmente podría acordarse desde la audiencia de imputación la

aplicación de la suspensión condicional del proceso, esto sería cuando el caso


sea llevado por la vía del Procedimiento Especial para el Juzgamiento de los delitos
Menos Graves.

En el caso del procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos menos

graves, la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) puede ser acordada desde el
momento de la audiencia en flagrancia y no representa admisión de responsabilidad
por parte del imputado que decide acogerse a ella; de allí que en caso de
incumplimiento, la consecuencia será la reactivación de la investigación suspendida
con ocasión a la medida, y no la imposición de una pena; ya que ello sólo operará
en aquellos casos donde la suspensión tenga lugar a partir de la audiencia
preliminar.

Las condiciones de la Suspensión Condicional del Proceso (SCP) acordada en

el procedimiento especial para el juzgamiento de los delitos menos graves


deben incluir una reparación a la víctima (material o simbólica), y el desarrollo de un
trabajo social o comunitario, ello como consecuencia de la finalidad de reinserción
social de este procedimiento.

La Suspensión Condicional del Proceso (SCP) acordada en el procedimiento

especial para el juzgamiento de los delitos menos graves limita en casos de


flagrancia la fase preparatoria y suprime la fase intermedia del proceso. Así mismo,
en este procedimiento el juez no está obligado a celebrar una audiencia para
verificar el cumplimiento de las condiciones impuestas.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 273


En casos de incumplimiento, el tribunal notificará al Ministerio Público (MP), a

objeto que se reanude la investigación y sea emitido el acto conclusivo

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 274


correspondiente en un plazo que no podrá exceder de sesenta días, si el Ministerio
Público (MP) en ese período no dictare el acto conclusivo el tribunal decretará el
archivo de las actuaciones.

Finalmente, en relación a las implicaciones prácticas del incumplimiento de


condiciones impuestas al aprehendido en flagrancia para proceder a la Suspensión
Condicional del Proceso (SCP) en el Procedimiento Especial para el Juzgamiento
de los Delitos Menos Graves, se concluye:

Verificado el incumplimiento se reinicia la investigación en contra del

imputado y será susceptible de ser impuesto de nuevas medidas cautelares, así


como de ser objeto de acusación por parte del Ministerio Público acogerse
nuevamente a la Suspensión Condicional del Proceso al momento de ser
celebrada la Audiencia Preliminar.

La Suspensión Condicional del Proceso (SCP) acordada en Audiencia

Preliminar implicará el reconocimiento de los hechos, de manera que un


nuevo incumplimiento de las condiciones por parte del imputado ocasionaría la
imposición inmediata de la pena correspondiente al delito por el cual fue acusado.

En casos de incumplimiento de las condiciones impuestas con ocasión de la

Suspensión Condicional del Proceso (SCP) acordada en la audiencia de


presentación, en el juzgamiento de los delitos menos graves, si el ministerio público
decreta el archivo de las actuaciones cesará la condición de imputado, así como
cualquier medida cautelar que le haya sido impuesta, y en caso de apertura del
archivo si el fiscal considerara que existen elementos suficientes en contra del
imputado, deberá solicitar sea fijada nueva audiencia especial de imputación.

Si fuera solicitada nueva audiencia especial de imputación en los términos que

establece el artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP, 2012), el
imputado podrá solicitar acogerse a la Suspensión Condicional del Proceso (SCP);
Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 275
en estos casos, tendrá tres oportunidades el imputado para acceder a esta
alternativa a la prosecución del proceso.

La consecuencia de la Suspensión Condicional del Proceso (SCP), es la

paralización de la investigación, la cual en casos de flagrancia sólo cuenta con las


actuaciones practicadas de manera preliminar en el procedimiento, de manera
que se paraliza la investigación durante un plazo que puede ir desde tres a ocho
meses, la práctica de algunas diligencias de investigación, tales como entrevistas a
testigos, peritajes forenses, podría no ser posible.

La reanudación de la investigación transcurrido el plazo de la suspensión

condicional del proceso, podría comprometer su efectividad pues se


dificultaría la posibilidad de establecer certeza respecto a las circunstancias de
tiempo, modo y lugar en que acaecieron los hechos, lo cual evidenciaría un
incumplimiento de los fines de la investigación y del proceso.

Ante la decisión que acuerda la Suspensión Condicional del Proceso (SPC), se

paraliza igualmente el ejercicio de la acción penal; y en caso de cumplimiento de


las condiciones no se verificará la misma pues el dictamen de sobreseimiento de la
causa por parte del Tribunal representa una de las excepciones donde el mismo
opera sin que medie requerimiento por parte del Ministerio Público (MP).

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 276


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Becerra, H. (2015). La Suspensión Condicional del Proceso en los Delitos menos


graves. Caracas:Vadell Hermanos.

Berrizbeitia P., (2001). Suspensión Condicional del Proceso. Segundas Jornadas


de Derecho Procesal Penal. La Vigencia Plena del Nuevo Sistema. Caracas:
Universidad Católica “Andrés Bello”.

Binder, A., (1993). Introducción al Derecho Procesal Penal. Primera Edición.


Buenos Aires: Ad Hoc, s.r.l.

Código Orgánico Procesal Penal (2008). Gaceta Oficial N° 5.894 del 26 de agosto
de 2008.

Código Orgánico Procesal Penal (2012). Gaceta Oficial N° 6.078 del 15 de junio de
2012.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Gaceta Oficial N°


36.869 del 30 de diciembre de 1999.

Florian, E., (2009). Elementos del Derecho Procesal Penal. México: Editorial
Jurídica Universitaria.

Palella, S. y Martins, f. (2006). Metodología de la Investigación Cualitativa.


Caracas: FEDEUPEL.

Parra, S., (2008). Los Medios Alternos de Resolución de Conflictos como


Apertura del Sistema Penal en la Relación Víctima – Victimario. Trabajo
Especial de Grado. Maracaibo: Universidad del Zulia.

Pérez Sarmiento. (2003). Comentarios al Código Orgánico Procesal Penal. Cuarta


edición. Caracas: Vadell Hermanos.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 277


Vásquez, M. (2001). Nuevo Derecho Procesal Penal Venezolano. Las
Instituciones Básicas del Código Orgánico Procesal Penal. Caracas:
Universidad Católica “Andrés Bello”.

Revista Científica Virtual N°4 –RECAMPI 278