Está en la página 1de 6

Observaciones y otros: La Universidad Colegio mayor de Cundinamarca es un espacio

diverso, donde interactúan individuos con perspectivas y objetivos distintos, en este marco
llama la atención la existencia de manera especial, cómo varían los estilos de convivencia en
los estudiantes de la jornada diurna y de la jornada nocturna de la universidad Colegio mayor
de Cundinamarca.

Dicha realidad nos mueve a identificar de forma más específica qué elementos y
características ambientales se transforman, cuáles de ellos aunque permanezcan durante todo
el tiempo se comportan opuestamente, cómo son las interacciones de los individuos, entre
muchos otros aspectos susceptibles al cambio en los contextos diurno y nocturno de la
Universidad.

APOYO CONCEPTUAL

La interacción social puede ser vista desde perspectivas diversas, en el ámbito sociológico
por ejemplo, Goffman la concibe como consecuencia de la interacción de dos o más
individuos que se encuentran en presencia de sus respuestas físicas respectivas, en los cuales
están involucrados el estado de ánimo, la emoción, la cognición, la orientación corporal y el
esfuerzo muscular, los cuales suponen un elemento tanto biológico como psicológico (1).

Bajo la corriente fenomenológica en la Sociología empieza a prestarse mayor atención a las


relaciones sociales más pequeñas mostrando la importancia del intercambio subjetivo de
pensamientos y realidades. “Para la sociología fenomenológica, el individuo es un actor
social que reproduce su contexto social a partir de sus interacciones cotidianas. La reflexión
se centra en las relaciones intersubjetivas, bajo el ángulo de la interacción, y se otorga un rol
relevante a los elementos de negociación y de comunicación en la construcción social de los
contextos de sentido. Abordar la interacción desde la sociología fenomenológica implica
hablar de la relación entre el yo y el otro.”(2) De esa manera la realidad social se constituye a
partir de la interacción entre los individuos de determinados grupos humanos.

Dentro de este ,mismo marco, el interaccionismo simbólico, hace un fuerte ahínco en la


importancia de la interacción considerando no las grandes estructuras, sino las micro
relaciones sociales que implican, por supuesto, interacción, como el objeto de estudio clave
para observar la sociedad.

La psicología social por su parte está principalmente orientada a la comprensión del


fenómeno que nos concierne, la interacción social:
“La psicología social se centra fundamentalmente en dos fenómenos: la interacción y la
influencia social. La primera se erige como el objeto básico de la disciplina, y aparece
definida como la conducta o comportamiento de un conjunto de individuos en los que la
acción de cada uno está condicionada por la acción de otros. Es, por tanto, un proceso en el
que una pluralidad de acciones se relaciona recíprocamente. En este sentido, en lo que
concierne a la interacción, la psicología social estudia procesos interpersonales, personas en
relación con otras personas, formando parte de grupos, y no personas aisladas”(2)
Así mismo, la influencia social, que es también parte vital del estudio de la psicología social,
aunque está relacionado se diferencia de la interacción social. “Los dos términos pueden
incluso parecer sinónimos; existe sin embargo una diferencia entre ellos, por si se puede
hablar de influencia entre dos sujetos cuando los comportamientos y las cogniciones de uno
son modificadas por la presencia o la acción de otro, «es la reciprocidad, la conducta en
retorno, lo que confiere a las conductas, a la consideración del otro, su carácter de
interacción» (G. de Montmollin, 1977, pág. 21). El autor precisa que percibir a una persona
no es un hecho de interacción; por el contrario, «en la medida en que la percepción del sujeto
que percibe es modificada por la espera de una reciprocidad, hay interacción social.” (3) La
reciprocidad se postula entonces como elemento esencial de la interacción social.

Cabría entonces preguntarnos, ¿qué diferencia a la interacción social de una relación social?,
sencillamente el concepto de interacción social se construye teniendo en cuenta la
copresencia de los individuos que la constituyen, a diferencia de las relaciones que pueden
mantenerse vigentes sin importar la distancia existente entre los sujetos que la vivencian.
“Este criterio permite distinguir la noción de interacción, de otras cercanas, como las de
«relación» o de «vínculo», que no implican necesariamente la de copresencia (una relación,
un vínculo, pueden mantenerse y proseguir a distancia) o como la noción de «rapport» que
designa la estructura de relación entre posiciones sociales (unidas a la estratificación social, a
los status, roles, identidades). Se hablará así de relación amistosa, profesional, familiar. Si la
interacción implica a menudo relación, lo recíproco no es siempre verificable…”(3)

Expuesto lo anterior queremos observar en las interacciones sociales aquellas acciones


repetitivas y propias de la interacción que la constituyen como tal, pues, “al ser considerada la
interacción como el proceso en el cual se conforman, internalizan y expresan las pautas, patrones,
costumbres y normas de la sociedad, se debe tener en cuenta que, en casi toda interacción, los
actores han de tener en consideración otros actores para decidir un determinado curso de acción. Es
decir, en la interacción social los individuos emprenden un proceso de influencia mutua.” (4) Por lo
tanto nuestra observación se enfocará principalmente en identificar aquellas pautas conductuales o
hábitos que constituyen la interacción y las formas diversas en que se manifiestan de acuerdo con
cada individuo o pequeño grupo de interacción.

Podríamos afirmar que ciertos patrones de comportamiento están presentes en muchas de las
interacciones de los individuos y que constituyen por su constante reproducción lo que es la
sociedad, así mismo debe ocurrir en nuestra Universidad, características sociales reiterativas
en la vida diaria del compartir universitario constituyen la masa de una sociedad universitaria,
en la cual nos enfocaremos.

Seleccionaremos a un grupo de mínimo 3 personas que estén compartiendo un proceso de


interacción juntos en los diferentes lugares escogidos, a fin de identificar cuáles son sus
formas de comportamiento al estar con sus compañeros, seguidamente a las observaciones
compararemos los resultados para identificar cuáles son los patrones, costumbres y normas
presentes en los individuos al encontrarse en sociedad
Para ello recolectamos los datos necesarios a través de la observación, entendida como “la
forma más sistematizada y lógica para el registro visual y verificable de lo que se pretende
conocer; es decir, es captar de la manera más objetiva posible, lo que ocurre en el mundo real,
ya sea para describirlo, analizarlo o explicarlo desde una perspectiva científica; a diferencia
de lo que ocurre en el mundo empírico, en el cual el hombre en común utiliza el dato o la
información observada de manera práctica para resolver problemas o satisfacer sus
necesidades.”

La observación es considerada entonces un instrumento de recolección de información que


caracteriza por:
1. Seguir normas, reglas y procedimientos.
3. Acumular, sistematizar y registrar los
datos obtenidos.(5)

Dentro de la observación encontramos derivaciones propias en el momento de su aplicación


por ello, optamos por el tipo de observación no participante, la cual hace referencia a una
observación realizada por agentes externos que no tienen intervención alguna dentro de los
hechos; por lo tanto no existe una relación con los sujetos del escenario; tan sólo se es
espectador de lo que ocurre, y el investigador se limita a tomar nota de lo que sucede para
conseguir sus fines.

Según Sampieri y otros es de suma importancia establecer unidades de análisis, las cuales
pueden comprender el ambiente físico, el ambiente social y humano, las actividades
individuales y colectivas, los artefactos que usan, los hechos relevantes y los retratos
humanos de los participantes, sin embargo no son elementos predeterminados, ya que se van
estableciendo de acuerdo con el campo de observación.(6)

En cuanto al instrumento, decidimos utilizar un esquema básico para la primera inmersión, de


esa forma, podremos ir dilucidando las categorías necesarias para las siguientes
observaciones.

Después de una primera observación hemos estimado la importancia de delimitar al máximo


nuestra observación y centrarla principalmente en los elementos del ambiente social y
humano según Sampieri y otros
INSTRUMENTO

Fecha:
Lugar:
Observador:
Hora de inicio: Hora de terminación:
Episodio:
Lugar específico en que se encuentran:

Características del grupo:


Edades:
Orígenes étnicos:
Niveles socioeconómico:
Ocupaciones:
Género:
Vestimenta:
Impresiones iniciales: .

Temas y propósitos de la interacción:


Dirección de la comunicación:

Formas de organización en el grupo (posición y ubicación física y de participación):

Elementos verbales (palabras más usadas, características de vocabulario, etc.)

Elementos no verbales (Gestos, lenguaje kinestésico, expresiones faciales):

Jerarquías y procesos de liderazgo:

Costumbres:

Actitudes y estado de ánimo de los participantes:

Actividades de los participantes:

Implementos materiales utilizados durante la interacción:

Estado general de la interacción al terminar la observación:


La observación a realizar será de tipo no participante, ya que con esta nos encontramos en
unconsideramos l