Está en la página 1de 29

INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA

JUAN PABLO PERÉZ ALFONZO


I.U.T.E.P.A.L
EXTENSIÓN SAN CRISTÓBAL

Cirugía
“Médico quirúrgico II”
Evolución histórica de la cirugía

 La cirugía en la antigüedad
La primera evidencia de la cirugía es en cráneos trepanados de la edad de piedra. En
algunos adultos se encontraron agujeros en sus cráneos. Se cree que muchas de estas
personas lograron sobrevivir a la "operación" porque el hueso volvió a crecer. No
sabemos el propósito de la «operación». Tal vez se realizaron en personas con lesiones
en la cabeza para liberar la presión en el cerebro.
Los egipcios tenían un conocimiento de la anatomía de hacer Momias. Embalsamaban
los cadáveres y quitaban todos los órganos de estos. Sin embargo la cirugía de Egipto
se limitaba a cosas tales como el tratamiento de heridas y huesos rotos y el
tratamiento de forúnculos y abscesos. Los egipcios utilizaron pinzas, suturas y
cauterización. Tenían instrumentos quirúrgicos como sondas, sierras, pinzas, bisturíes
y tijeras. También utilizaban la miel para ayudar a prevenir las heridas infectadas
además de vestir las heridas con la corteza de sauce, que tiene el mismo efecto que la
miel.
Los antiguos griegos curaban las heridas con vino. En el Roma las técnicas de la cirugía
fueron dominadas por las ideas de Galeno. Él estaba interesado en la anatomía.
Lamentablemente por el aquellos tiempos de disección cuerpos humanos estaba
prohibida. Así que Galeno tenía que diseccionar cuerpos de animales, incluidos monos,
sin embargo los cuerpos de los animales no son lo mismos que los cuerpos humanos y
por lo que algunas de las ideas de Galeno fueron erróneas. Galeno fue un escritor muy
influyente y durante siglos sus escritos dominaron la medicina. Después de la caída del
Imperio Romano la cirugía de Occidente, junto con otros oficios, se redujo en Europa
Occidental. Sin embargo las ideas sobre la anatomía y las técnicas de la cirugía se
mantienen vivas gracias a los árabes y en los siglos 12 y 13 regresaron a Europa.
Mientras tanto, en la India fueron los cirujanos altamente calificados. Ellos fueron los
pioneros de la cirugía plástica. Porque la gente se castigaba a menudo por tener la
nariz cortada una operación para reconstruir la nariz (rinoplastia) era común.

 Del siglo XVI en adelante


La cirugía de este siglo llegó a ser un poco más avanzada siendo el mejor cirujano de la
época Andrés Vesalio (1514-1564). Él hizo muchas disecciones y se dio cuenta de que
muchas de las ideas de Galeno estaban equivocadas. En 1543 publicó un libro llamado
“El tejido del cuerpo humano”, que contiene diagramas exactos del cuerpo humano.
Vesalio fue a la base de la anatomía en la observación y no en la autoridad de
escritores como Galeno. Otro gran cirujano fue Ambroise Paré siendo el diseñador de
la prótesis. La cirugía en el Siglo XVIII hizo algunos progresos, el famoso cirujano John
Hunter (1728-1793) conocido como el padre de la moderna cirugía inventó en este
periodo nuevos procedimientos, como la traqueotomía. En 1865, Joseph Lister (1828-
1912) descubrió la cirugía antiséptica, lo que permitió a los cirujanos realizar
operaciones mucho más complicadas. En 1883 Robert Lawson Tait quitando la trompa
de Falopio de una mujer que sufre un embarazo ectópico logra salvar su vida.
 Actualidad
En la actualidad los procesos quirúrgicos resultan mucho menos complicados gracias al
desarrollo de nuevas tecnologías, no por ello deja de ser un proceso complejo.

Antecedentes históricos de la cirugía

 En la prehistoria: se actuaba por instinto e imitando a los animales, inmovilizando


fracturas y haciendo compresión a hemorragias evidentes.
 En el Neolítico: aparece la primera anestesia, bebidas fermentadas, papiros egipcios
con detalle de cirugías plásticas, oftálmicas de cataratas
 En Grecia en la edad media:
o Medicina Hipocrática: La anatomía y la cirugía va perdiendo terreno, el
médico considera indecoroso el ejercicio de la mano. Esta misma tendencia
tuvo lugar en Roma. Galeno, por su paso por Alejandría, se forma en la
práctica quirúrgica que abandonará al marchar a Roma como médico de la
Aristocracia llegando a decir allí que la cirugía "sólo era una forma de
tratamiento" lo que subordina al cirujano al médico.
 Del siglo V al VIII
• Se produjo claramente el divorcio entre medicina y cirugía.
• Actuaron factores decisivos de separación y degradación de la cirugía:
o Para el Cristianismo de entonces el cuerpo del hombre era una vil
prisión del alma. El organismo humano no merecía mayor estudio.
o La doctrina islámica, que se hizo sentir después, era similar en este
aspecto: el cuerpo de los muertos era sucio e impío y había que
abstenerse de tocarlo y mancharse con su sangre.
• Da vinci aporta conocimiento anatómico.
 Del siglo VIII al XV
 Los barberos cirujanos y los médicos de oficio llegaron al acuerdo de unificar el
conocimiento y dar inicio a la medicina y cirugía como un arte común en la que
la ciencia no puede estar dividida.
 Época moderna
 Con apoyo científico aportado por la Anatomía Patológica se intenta incluso
"exteriorizar" la clásica patología "interna". Sin embargo el acceso a las
cavidades seguía siendo técnicamente dificultoso, estaban los tres grandes
problemas (dolor, infección y hemorragia) y además la escalofriante cifra de
mortalidad del 70%.
 La revolución llegará con tres novedades:
1. ANESTESIA: se intentó con óxido nitroso, éter, cloroformo. Curiosamente
hubo cirujanos que afirmaban que la anestesia daría al traste con el
temperamento quirúrgico por tener delante a un hombre inerte e
inconsciente.
2. ANTISEPSIA: se utilizó el lavado preoperatorio con solución de hipoclorito,
ácido fénico en el tratamiento de fracturas abiertas. Se desarrolla la
asepsia por calor húmedo, aparecen los guantes de caucho.
3. HEMOSTASIA: uso de cauterización, ligaduras vasculares, transfusiones.
 Edad de oro para la cirugía S.XX
 Para la anestesia supuso un gran hito el empleo de los curarizantes
(1942) como relajantes muscular lo que ampliará las posibilidades de
la acción quirúrgica.
 Una vez controlados el dolor, la infección y la hemorragia, puede
abordarse el tratamiento de los procesos de las cavidades craneales,
torácicas y abdominales donde el cirujano encontrará gran cantidad de
problemas técnicos que deberá solventar.
 El gran creador de la Cirugía Digestiva, y que supone el inicio del
desarrollo de otras especialidades quirúrgicas, fue Th. Billroth (1829-
1894). Fue un gran investigador y uno de los primeros cirujanos
experimentales. Con sus resecciones gástricas, demostró la posibilidad
de actuar quirúrgicamente con seguridad sobre el tubo digestivo.
Pioneros en este desarrollo son, junto a Billroth, entre otros: Payr, Mc
Burney, Quenú y Mickulicz, cuyos nombres están unidos a técnicas
quirúrgicas abdominales aún vigentes.

Cirugía moderna

El despegue de las ciencias físicas y biológicas que se produce a partir de este momento
supone el definitivo empujón para la cirugía como disciplina médica con suficiente entidad
propia. Comienzan a proliferar multitud de médicos y cirujanos notables, muchos de ellos
especializados ya en campos concretos. En Europa central se distribuye con éxito un libro
titulado Surgery. Su autor es Lorenz Heister (1683-1758), cirujano alemán que ejerció también
en Holanda, e Inglaterra. Durante una autopsia realizada en Altdorf describe así el hallazgo en
el cadáver de apendicitis, siendo el primer informe documentado sobre esta patología.

Aparece la especialidad de la traumatología, denominada en sus orígenes álgebra, con la que


se hace referencia a la manipulación de fracturas y luxaciones.

William Cheselden, John Hunter o Percival Pott en Inglaterra, Jean-Andre Venel en Suiza, Pedro
Virgili o Antoni Gimbernat en España son algunos de los nombres de una lista interminable de
cirujanos destacados del siglo XVIII.

Dominique-Jean Larrey (1766-1842), cirujano de Napoleón e inventor del transporte en


ambulancia utilizado por primera vez durante las guerras napoleónicas. Escribió varios tratados
de cirugía (Mémoires de chirurgie militaire, Recueil de mémoires de chirurgie o Clinique
chirurgicale) y hoy día se conservan en la nomenclatura médica varios términos epónimos en
su honor: «enfermedad de Larrey» (una variante del tétanos), «signo de Larrey», «operación
de Larrey» o «amputación de Larrey».

Entre los siglos XVIII y XIX descuella en Escocia la saga de los Bell. Benjamin Bell (1749-1806)
resumió los conocimientos quirúrgicos hasta ese momento en una enciclopedia denominada
System of Surgery, y fue el primero en aconsejar mastectomías radicales para tratar el cáncer
de mama. Sus hijos, Charles y John Bell continuarían la tradición paterna.
India: La civilización hindú describe en el Atharvaveda algunos procedimientos médicos,
ampliados parcialmente en el Ayurveda, dos de sus libros sagrados. Este último, datado en el
año 800 a. C. es el precursor de un tratado de cirugía hindú conocido como Susruta Samhita.
Susruta es el supuesto autor (aunque no se conoce nada de este individuo o colectivo) y la
datación de esta compilación es confusa, oscilando según los autores entre el 800 a. C. y el 400
d. C. En este tratado se describen técnicas quirúrgicas ingeniosas posteriormente reinventadas
por la medicina contemporánea: la reducción de fracturas mediante férulas, sutura de heridas,
fístulas cauterizadas o drenaje de abscesos. Este manual contiene un anexo que lista y
representa gráficamente 121 instrumentos quirúrgicos diferentes.

La medicina hindú es la primera en desarrollar técnicas específicas de cirugía plástica: desde


reparaciones para deformidades del pabellón auricular tras la perforación para colocar
pendientes hasta una elaborada técnica de rinoplastia, presumiblemente desarrollada en
ladrones tras ser aplicada la ley de amputación de la nariz prevista para este delito.

También se describen métodos quirúrgicos de eliminación de cálculos renales, cálculos


vesicales e incluso un método para intervenir las cataratas

Cirugía contemporánea

Durante el siglo XIX se consuma la integración de la medicina y la cirugía en un mismo cuerpo


de conocimientos y enseñanzas, lo que supone el espaldarazo definitivo a la especialidad
quirúrgica, con la incorporación añadida de la traumatología a su ámbito de actuación. La
derrota de los tres enemigos clásicos de la cirugía: la hemorragia, la infección y el dolor, es la
victoria de esta disciplina; el desarrollo de las teorías microbianas de las enfermedades
infecciosas (Semmelweis, Pasteur, Joseph Lister...), la evolución de las técnicas anestésicas o el
descubrimiento de los rayos X son herramientas fundamentales en su impulso: el cirujano
puede trabajar con el paciente sedado, y, por lo tanto, sin la rapidez que se le requería hasta
ese momento, con mucho mayor conocimiento sobre lo que se puede encontrar y con armas
adecuadas para paliar las posibles complicaciones. Las tasas de morbimortalidad comienzan a
caer, y todo esto se produce en un margen de pocas décadas.

Destacan en este siglo cirujanos como Abraham Colles (1773-1843) (médico irlandés que dio el
nombre a la característica fractura por caída de la extremidad distal del radio), Sir Benjamin
Brodie (1786-1862) (absceso de Brodie), William John Little (enfermedad de Little) o Sir James
Paget (1814-1899) (enfermedad de Paget). En realidad la lista es interminable y se extiende
por las diferentes especialidades quirúrgicas (ginecología, urología, traumatología, cirugía
digestiva, neurocirugía, etc.)

El desarrollo tecnológico ha permitido avances trascendentales en el campo de la cirugía desde


las últimas décadas del siglo XX. Principalmente la cirugía mínimamente invasiva (laparoscopia)
ha permitido disminuir los tiempos de recuperación y las complicaciones postquirúrgicas en
muchas intervenciones. La telemedicina o la robótica han dotado también de nuevas
herramientas a los cirujanos, permitiendo el desarrollo de intervenciones a distancia, o con un
nivel de precisión muy superior al del ojo humano. Por otra parte, la aparición de nuevas
técnicas de detección de imagen como las de Ecografía, Endoscopia, RMN o PET entre otras, ha
posibilitado el desarrollo de intervenciones selectivas mucho menos agresivas y más seguras.

La nanotecnología o el diseño de sistemas quirúrgicos automatizados serán muy posiblemente


los siguientes avances que transformarán el modo de desarrollar esta disciplina médica.

Cirugía

Es una especialidad médica que utiliza técnicas manuales e instrumentales operativas en un


paciente, con el objetivo de investigar o tratar enfermedades o lesiones. El objetivo de la
cirugía es mejorar la función o la apariencia corporal, aunque puede haber otros. Al acto de
realizar una cirugía se le puede llamar también procedimiento quirúrgico u operación, que
puede ser efectuado a una persona o un animal. La duración dependerá del asunto a tratar,
pudiendo ser de minutos a horas.

Los tipos de cirugías y su clasificación

El tipo de cirugía depende del criterio de clasificación que vayamos a utilizar. Por tanto, la


clasificación de cirugías se desarrollará a partir de criterios generales como su localización,
su extensión y el propósito u objetivo de la misma combinados con criterios específicos.

1. Según la extensión de la cirugía.

Según la extensión de la misma la cirugía puede clasificarse en menor y mayor.

 La cirugía menor incluye todas aquellas intervenciones cuyo riesgo no es vital para la


vida del paciente. El abordaje se realiza habitualmente de forma ambulatoria,
refiriéndose a que no requiere de hospitalización pre y posoperatoria. La anestesia que
se utiliza es local, aunque en algunos casos puede ser general dependiendo de diversos
factores.

 La cirugía mayor implica intervenciones que requieren de la hospitalización del


paciente por su mayor riesgo vital. Se realizan bajo anestesia general y presentan
periodo posoperatorio con hospitalización cuya duración dependerá del tipo de
intervención, de la recuperación del paciente y las posibles complicaciones.

2. Según la profundidad o localización.

 Las cirugías externas tratan la zona de la piel y los tejidos adyacentes a la misma y en


este tipo de cirugía podemos incluir las cirugías plásticas. Sin embargo, esto no implica
que sean cirugías menores puesto que existen cirugías plásticas que se pueden
considerar cirugía mayor.

 Las cirugías internas requieren de la penetración en el organismo para intervenir


profundamente en un órgano, aparato o sistema del mismo. En este tipo de cirugía las
cicatrices no son observables desde el exterior y en ocasiones provocan
complicaciones.
3. Según el objetivo o propósito de la cirugía.

Según este criterio clasificador las cirugías pueden tener variados objetivos, desde el
diagnóstico a la curación. En función de los mismos las clasificamos en:

 La cirugía curativa su objetivo es curar al paciente de la afección que presenta. Se


realiza la retirada de una zona, tejidos o partes afectadas. Una apendicectomía entra
dentro de este tipo de cirugías. Se aplica en ciertos tipos de cáncer para lograr por sí
misma o con tratamientos coadyuvantes la curación.

 La cirugía reparadora tiene como objetivo restablecer funcionalidad de órganos o


tejidos, fortalecer las áreas debilitadas por procesos patológicos y corregir las
deformaciones y desviaciones. También se pueden unir tejidos o áreas corporales
separadas. Ejemplo de esta cirugía es la cirugía de reconstrucción mamaria tras
mastectomía.

 La cirugía paliativa cuyo objetivo es reducir los síntomas de un proceso patológico o


enfermedad sin llegar a la curación. El alargamiento de la vida y el aumento de la
calidad de vida del paciente suelen justificar suficientemente su uso médico. En esta
cirugía se debe sopesar los riesgos y los beneficios. Esta cirugía puede, en muchos
casos, reducir el dolor del paciente, lo cual la justifica suficientemente.

 La cirugía estética o cosmética cuyo objetivo es mejorar el aspecto de una parte del


cuerpo del paciente. Su objetivo radica en mejorar la calidad de vida del mismo,
logrando la mejoría psicológica del paciente. Un ejemplo de este tipo de cirugía puede
ser una rinoplastia.

Seguro que has oído a hablar muchas veces de estos tipos de cirugías. Pero no es más que una
de las clasificaciones posibles. Seguimos con más formas de clasificación de las cirugías.

4. El factor «tiempo» también influye en la clasificación de las cirugías.

 La cirugía de emergencia es una cirugía que se ha de tratar con rapidez y con


suficiente precaución. Es una situación crítica para el paciente si no se actúa con la
suficiente inmediatez.

 La cirugía de urgencia es la que se realiza para evitar el riesgo de la vida del paciente o
para recuperar alguna función vital del organismo. Es una cirugía que se realiza
inmediatamente después de la valoración médica de urgencias. No existe un
horario sino que depende del estado en el que llega el paciente a ser atendido.

 La cirugía electiva se realiza por decisión del paciente o por recomendación médica
pero con tiempo suficiente para sopesar los riesgos y los beneficios. Esta cirugía se
programa en base a varios criterios como si va a ser ambulatoria o con hospitalización,
el posible tiempo de recuperación o la disponibilidad del cirujano o equipo médico.

La cirugía programada es en la que tanto las gestiones como el equipo médico y el paciente
están preparados con tiempo suficiente. Puede ser ambulatoria u hospitalaria.
5. Clasificación según el tipo de material quirúrgico utilizado.

Las cirugías también se clasifican según los materiales con los que se llevan a cabo. Hablamos
pues de casos como el de la cirugía láser o la laparoscopia, por ejemplo.

6. La cirugía clasificada según el tipo de herida operatoria.

Por último vamos a exponer el tipo de heridas que pueden realizarse en los diferentes tipos de
cirugías. Es relevante sobre todo por las posibilidades de contaminación en el proceso
quirúrgico.

 La herida limpia cuando no se accede al interior del órgano o del cuerpo que presenta
contaminación por microorganismos.

 La herida limpia y contaminada es la que se realiza accediendo al interior de el órgano


o del cuerpo que presenta contaminación orgánica. Se realiza bajo condiciones
controladas.

 La herida contaminada se produce cuando la contaminación se da durante la


intervención quirúrgica pero no hay signos de infección.

 La herida sucia. Se produce cuando la intervención quirúrgica se realiza en una zona


del cuerpo u organismo con infección.

Fases del tratamiento Quirúrgico

 Pre-operatorio
Es aquel periodo de tiempo que comprende todos los cuidados y atención que se le
proporciona al paciente.
– Tardío: ambulatorio.
– Mediato: desde el ingreso hasta 24 hrs. Antes de la intervención quirúrgica.
– Inmediato: desde 24 hrs. Antes de la intervención quirúrgica.
 Peri, trans o intra-operatorio:
Es el periodo que abarca las fases de anestesia, antisepsia, diéresis, hemostasia,
exéresis y síntesis e implica todo lo relacionado con la intervención.
– alrededor y en la intervención quirúrgica.
 Post-operatorio
Comprende el periodo posterior a la intervención desde la colocación de la cura hasta
la última consulta.
– Inmediato: desde la finalización de la intervención hasta la recuperación de la
anestesia.
– Mediato: posterior a la recuperación anestésica hasta 8 días.
– Tardío: posterior a los 8 días.
 Enfermería peri-operatoria.
Es la rama de la enfermería que se encarga de valorar al individuo e identificar las
necesidades del paciente de origen fisiológico, psicológico y social basándose en el
conocimiento científico con el fin de establecer o conservar la salud y bienestar del
paciente antes, durante y después de la cirugía.

Efecto de la cirugía

Una cirugía constituye una amenaza potencial o real para la persona y por lo tanto, puede
producir reacciones de estrés fisiológico y psicológico. Las reacciones fisiológicas, o el estrés
fisiológico están relacionados con la extensión de la cirugía, es decir, cuanto mayor sea la
cirugía mayor será la respuesta fisiológica del organismo. Las respuestas psicológicas sin
embargo no se relacionan con el procedimiento mismo más bien, son la reacción a los temores
que las personas presentan ante el solo hecho de un procedimiento quirúrgico no importando
su magnitud.

Efectos de las respuestas fisiológicas a una cirugía

 Sistema nervioso simpático: Se produce vasoconstricción lo que genera que aumente


la presión sanguínea derivando los flujos de sangre hacia el corazón y el cerebro.
 Aumento del gasto cardiaco: Permite mantener la presión sanguínea. Hay una
disminución de la actividad gastrointestinal esto genera en el paciente una
inapetencia, dolores causado por gases y estreñimiento.
 Respuesta hormonal: Aumento de la secreción del grupo corticoide, esto genera
la retención de sodio, a su vez aumenta la retención de agua lo que genera un
aumento en el volumen sanguíneo y permite la
 Mantención de los niveles de presión arterial : Se libera potasio (K) lo que pude generar
dolores musculares y calambres en la etapa post-operatoria
 Aumento en la producción de plaquetas: Las plaquetas evitan el sangrado en el
proceso de coagulación pero pueden generar posibles formaciones de trombos.
Una de las medidas preventivas es la deambulación precoz y la
administración de heparina vía subcutánea generalmente quinientas mil unidades ui
cada doce horas (un CC).En algunos centros se utiliza heparina de bajo peso molecular.

La Enfermera en cirugía

En un quirófano hay diariamente muchos profesionales de Enfermería haciendo diversas


tareas.

Las enfermeras de un quirófano pueden clasificarse bajo tres denominaciones según la labor
que desempeñan. Se propone como número ideal de enfermeras en un quirófano tres:
enfermera circulante o volante, enfermera de anestesia y enfermera instrumentista.

Enfermera circulante o volante:

Es una de las encargadas de supervisar que el quirófano esté limpio y ordenado.


Conjuntamente con la enfermera instrumentista preparará el material quirúrgico. Recibirá al
paciente identificándose e identificándolo, mitigando en lo posible su ansiedad y temor. Se
encargará del correcto traslado del paciente a la camilla quirúrgica. Supervisará y controlará
que el paciente llega al quirófano en las condiciones higiénicas demandadas. en el caso de no
existir enfermero de anestesia colaborará en el desarrollo de la preparación del paciente. Así
mismo vestirá al instrumentista, una vez este se haya lavado quirúrgicamente. Abrirá los
paquetes quirúrgicos. Ofrecerá los guantes y colaborará con el instrumentista a vestir la mesa
auxiliar. Realizará el pintado con antiséptico de la zona a intervenir. Conectará diversos
equipos eléctricos y de monitorización. Entregará al instrumentista cualquier caja o material
demandado, recibiendo y cursando cualquier muestra intraoperatoria que se le entregue.

Al final de la intervención comprobará que el paciente está preparado para el traslado junto
con la documentación clínica propia. Colaborará en la recogida de material e instrumental
utilizado en la intervención reponiendo el quirófano, junto con el resto del equipo de
enfermería, para intervenciones siguientes. En caso de no existir enfermera de anestesia será
la encargada de recoger los fármacos y el material utilizado por el anestesista.

Enfermera de anestesia:

Es la encargada de preparar el material de anestesia, supervisará, comprobará y si fuese


necesario repondrá todo el material que fuese necesario para la intervención. Tomará del
almacén de anestesia los fármacos necesarios anotándolo en el libro de registro
correspondiente. Recibirá al paciente en el quirófano, procediendo, en caso de no ser
portador, a instaurar una vía endovenosa, con el fluido terapia al caso y la premedicación
prescrita. Procederá al registro de las constantes y a la administración de la medicación
indicada por el anestesista. Colaborará en las maniobras anestésicas intraoperatorías siempre
que se le solicite así como en el despertar del paciente.

Anotará el tipo y cantidad de drogas en el registro del paciente y en el de quirófano.


Colaborará en el traslado del paciente desde la mesa a la camilla y desde el quirófano a la sala
de despertar, reanimación o UCI. Repondrá y preparará todo el material que se necesite para
la siguiente intervención.

Enfermera instrumentista:

La enfermera instrumentista debe conocer y estar preparada para colaborar en todos los pasos
quirúrgicos de las intervenciones a realizar. con la enfermera circulante preparará todo el
equipo, material, accesorios, etc, necesarios en la sesión quirúrgica, teniendo en cuenta, las
necesidades específicas de cada intervención y de cada cirujano, comprobando que el
quirófano está en condiciones.
Realizará con anterioridad al equipo médico el lavado quirúrgico, vistiéndose seguidamente,
con la ayuda de la enfermera volante, con ropas esteriles y poniéndose lo guantes. A
continuación montará la mesa general de instrumental y la mesa auxiliar con los instrumentos
necesarios. Una vez que el resto del equipo quirúrgico haya realizado el lavado de manos
entregará a este las batas y los guantes. Colaborará en el montaje del campo quirúrgico.
Entregará el material solicitado por los cirujanos y/o ayudantes. Conservará en todo momento
las mesas limpias y ordenadas, evitará que en el campo quirúrgico existan materiales no utiles,
tomará muestras intraoperatorias y las pasará al volante. Llevará un control riguroso de las
gasas o compresas que se utilicen en el campo quirúrgico.

Una vez finalizada la intervención colaborará en la colocaión del apósito quirúrgico, retirará las
hojas de bisturí, agujas y demás objetos cortantes y punzantes. Una vez el instrumental esté
limpio lo colocará en el orden establecido en la caja quirúrgica, preparandolo para su envio a
esterilización, firmando en la caja con su nombre o clave. Colaborará con el resto del equipo en
dejar la Sala perfectamente preparada.

 Competencias básicas

- Poseer y comprender conocimientos que aporten una base u oportunidad de ser originales
en el desarrollo y/o aplicación de ideas.

- Que los estudiantes sepan aplicar los conocimientos adquiridos y su capacidad de resolución
de problemas en entornos nuevos o poco conocidos dentro de contextos más amplios (o
multidisciplinares) relacionados con su área de estudio.

- Que los estudiantes sean capaces de integrar conocimientos y enfrentarse a la complejidad


de formular juicios a partir de una información que, siendo incompleta o limitada, incluya
reflexiones sobre las responsabilidades sociales y éticas vinculadas a la aplicación de sus
conocimientos y juicios.

- Que los estudiantes sepan comunicar sus conclusiones con los conocimientos y razones
últimas que las sustentan a públicos especializados y no especializados de un modo claro y sin
ambigüedades.

- Que los estudiantes posean las habilidades de aprendizaje que les permitan continuar
estudiando de un modo que deberá ser, en gran medida, autodirigido o autónomo.

 Competencias específicas

Capacidad de:

- Reconocer, valorar e interpretar signos normales y / o cambiantes del proceso salud-


enfermedad, con el fin de hacer el diagnóstico enfermero.

- Responder a las necesidades del paciente y de la familia, planificando actuaciones de


atención individualizada al paciente quirúrgico.

- Mantener la dignidad, privacidad y confidencialidad del paciente quirúrgico.


- Poner en práctica principios de seguridad, que incluyan la ergonomía, la movilización y
manejo del paciente, el control de la infección y procedimientos de reanimación.

- Gestionar las curas emocionales, físicas y personales incluyendo la satisfacción de la


necesidad de confort en todo el proceso quirúrgico.

- Aplicar los conocimientos y la tecnología en los cuidados del paciente quirúrgico.

 Competencias transversales

Capacidad de:

- Gestionar los recursos para utilizarlos de manera eficiente.

- Trabajar y comunicarse de manera efectiva con el resto del equipo asistencial tanto del área
quirúrgica como los servicios relacionados.

- Priorizar y gestionar el tiempo de manera eficiente logrando los estándares de calidad.

- Valorar el riesgo y promocionar el bienestar y la seguridad de todas las personas del equipo.

- Gestionar autónomamente sus aprendizajes.

- Mantener un compromiso ético.

- Buscar información experta, interpretarla, sintetizarla y evaluarla.

- Mantener actualizados sus conocimientos y habilidades con capacidad para tratar situaciones
nuevas y aplicarlos en la toma de decisiones.

Terminología quirúrgica

Prefijo para denominar órganos, tejidos o estructuras

 Adeno- = glándula (ej: adenoma)


 angio- = vasos sanguíneos (ej: angiograma)
 artro- = articulación (ej:artrosis)
 cardio- = corazón (ej: cardiología)
 cefalo- = cabeza (ej: cefalea)
 colecisto- = vesícula biliar (ej: colecistomía)
 colo- = colon (ej: colonoscopia)
 colpo- = vagina (ej: colposcopio)
 cisto- = vejiga (ej: cistoadenoma)
 Dento- = dientes (ej: odontólogo)
 Dermo- = piel (ej: dermatitis)
 Estomato- = boca (ej: estomatitis)
 Encefalo- = cerebro (ej: encefalitis)
 Entero- = intestino (ej: gastroenteritis)
 Flebo/veno- = venas (ej: flebitis, flebotomía)
 Gloso/linguo- = lengua (ej: glositis, nervio lengual)
 Gingivo- = encías (ej: gingivitis)
 Gastro- = estomago (ej: gastritis)
 Hemo/emia- = sangre (ej: hematólogo, anemia)
 hepato- = hígado (ej: hepatits)
 histero- = útero (ej: histerometría)
 laparo- = cavidad peritoneal (ej: laparoscopia)
 Linf/o- = tejido linfático (ej: linfoma)
 Lip/o- = grasa lipoma (ej: liposucción)
 mamo-/masto- = mama (ej: mamoplastia)
 Mi/o- = musculo (ej: mioma)
 Miel/o- = Médula ósea (ej: Mieloma)
 Neumo/pulmo- = pulmón (ej: neumonitis)
 nefro/rene- = riñón (ej: nefritico)
 ooforo- = ovario (ej: ooforopexia)
 orqui- = testículo (ej: orquitis)
 Osteo- = huesos (ej: osteoporosis)
 Procto- = ano/ recto (ej: proctólogo)
 rino- = nariz (ej: rinoplastia)
 toraco- = tórax (ej: toracocentesis)
 Ten/o- ó tendin/o- = Tendón (ej: Tendinitis)

Sufijo para denominar procedimientos

 centesis = punción quirúrgica (ej: toracocentesis)


 desis = fusión (ej: artrodesis)
 ectomía = extirpación quirúrgica (ej: por ejemplo, colectomía)
 scopia = exploración visual (ej: laparoscopia)
 ostomía = creación de una nueva abertura o boca (ej: colostomía)
 otomía = incisión quirúrgica (ej: laparotomía)
 pexia = fijación quirúrgica (ej: orquidopexia)
 plastia = moldear o dar forma (ej: angioplastia)
 rrafia = reparación o refuerzo quirúrgico (ej: herniorrafia
 grafía ó -grafo = registro de una imagen(ej: mamografía)
 grama = la propia imagen en si (ej: mamograma)

Sufijo para denominar condiciones médicas


 a/an = sin, ninguno (ej: anemia)
 algia, algesia = Dolor (ej: Mialgia, analgesia)
 asthenia = Debilidad, pérdida de fuerza (ej: Miastenia)
 itis = inflamación (ej: apendicitis)
 micro = pequeño (ej: microstomía)
 macro = grande (ej: macrostomía)
 mega/-megalia = aumentado (ej: megacolon)
 osis = condición anormal (ej: cianosis)
 trofia = Desarrollo (ej: hipertrofia)

Infección

Se llaman infecciones o enfermedades infecciosas aquellas producidas por la acción de un


microorganismo en nuestro cuerpo (virus, bacteria, parásito, hongo o prión). Estos causan la
mitad de las de enfermedades a día de hoy, para las que son necesarias, muchas veces,
tratamientos específicos para eliminar los microorganismos como antivirales, antibióticos,
antiparasitarios o antifungicos.

Las infecciones suelen ser contagiosas y este contagio puede producirse de muchas formas: a
través del agua contaminada, alimentos en mal estado o contacto/cercanía a personas
enfermas, entre otras. Algunas de estas conocidas enfermedades son la gripe (virus influenza),
conjuntivitis (virus o bacterias), salmonelosis (bacteria), el herpes común (virus), candidiasis
(hongo), solitaria (parásito).

Clasificación

La clasificación de las enfermedades infecciosas puede establecerse en torno a múltiples


criterios. Podrían clasificarse según su evolución temporal en agudas, subagudas o crónicas,
clasificación poco práctica desde un punto de vista diagnóstico. Desde un punto de vista
microbiológico, se estudian de acuerdo con los agentes etiológicos responsables. Por último,
desde un punto de vista clínico, su estudio se puede realizar a través de la presentación
sindrómica de las enfermedades y/o su localización topográfica (neumonía, endocarditis,
gastroenteritis, abscesos hepáticos, meningitis, etc.) teniendo en cuenta otras circunstancias
del huésped o su entorno: adquisición en la comunidad o nosocomial, estado de
inmunocompetencia, grupos de edad, etc.

 Priones
Son los agentes infecciosos más sencillos conocidos: una simple molécula de proteína.
No contienen ácidos nucleicos ni información genética. Se propaga en el huésped
induciendo la conversión (cambio conformacional) de la proteína endógena priónica
PrP en una isoforma PrPsc resistente a proteinasas.

 Virus
Contienen proteínas y ácidos nucleicos, transportando la información genética para su
propia replicación, para lo que utiliza la maquinaria celular. Cada virus posee una única
especie de ácido nucleico (ADN o ARN).

 Bacterias
Son más grandes que los virus. Contienen ADN y ARN, estando el genoma codificado
en su ADN. Recubiertos por una membrana celular y en algunas bacterias además por
una pared celular. Son capaces de una replicación totalmente autónoma,
independiente de la célula huésped.

 Eucariotes
Protozoos, hongos, helmintos (multicelulares). Presentan elevada complejidad celular
con compartimentos subcelulares con funciones especializadas.

Proceso infeccioso: Proceso por el cual el microorganismo entra en contacto con el huésped. O
relación huésped – microorganismo. Que trae una enfermedad (infección).

Cadena de infección:

1. Agente infeccioso: bacteria, hongo, parasito, o virus.


2. Reservorio: fuente donde MO se desarrolla (p.ej. Humano, animales (artrópodos,
perro, pulga etc.) , alimentos (agua, vegetales etc.).
3. Puerta salida o forma transmisión: mecanismo por el cual se transmite la enfermedad
al huésped.
4. Puerta entrada: Mecanismos por el cual los MO colonizan las zonas estériles huésped.
Depende de la patogenicidad microbiana (virulencia y toxicidad).
5. Huésped sensible: Disminución de los mecanismos inespecíficos y específicos de
defensa del huésped.

Ciclo Infeccioso

Según la duración de la fase de la síntesis, se suelen distinguir dos modalidades de ciclo


infeccioso de un virus:

1. Ciclo ordinario: el ácido nucleico vírico procede inmediatamente a la transcripción de


su mensaje genético en los ARN necesarios para su multiplicación, y prosigue
rápidamente el ciclo vital. Este tipo de ciclo es el más extendido en la naturaleza.
2. Ciclo lisogénico: fue descubierto por André Lwoff en bacteriófagos. El ADN vírico se
cierra por sus extremos generando un ADN circular. Este ADN se inserta en el ADN
bacteriano en un lugar específico en el que la secuencia de nucleótidos bacterianos es
semejante a alguna región del ADN vírico.
La bacteria prosigue sus funciones vitales sin que el virus realice ninguna acción, y
cuando el ADN bacteriano se duplica también lo hace el ADN vírico, de manera que el
genoma del virus pasa a las dos bacterias hijas. La multiplicación bacteriana puede
seguir durante generaciones sin que el virus se manifieste. Pero ante una alteración de
las condiciones ambientales, el ADN vírico se separa del bacteriano y prosigue
entonces las restantes fases de ciclo infeccioso, produciendo la muerte de la bacteria y
nuevos ejemplares del virus.
Algunos virus que infectan células animales siguen también el ciclo lisogénico, como
los papilomavirus de las verrugas y algunos retrovirus que producen algunos tipos de
cáncer.
En el caso de los retrovirus, conviene recordar que el ácido nucleico es ARN
monocatenario, por lo que la transcriptasa inversa ha de copiar el genoma vírico en
forma de ADN antes de que pueda insertarse en el ADN celular.

Infecciones quirúrgicas

Se considera infección de la localización quirúrgica (ILQ) a toda infección relacionada con una
intervención quirúrgica, ya sea en el propio lecho quirúrgico o en su proximidad y que ocurre
dentro de los treinta días tras la cirugía o en un año si se ha colocado material extraño
(implante, prótesis). Según los tejidos afectados se clasifican en:

 Infecciones superficiales de la incisión (si afectan a la piel y al tejido subcutáneo).


 Infecciones profundas (si afectan a tejidos blandos profundos como la fascia y el
músculo).
 Infecciones quirúrgicas de órgano o espacio (cuando afectan otra estructura
anatómica, que haya sido abierta o manipulada durante la cirugía, como por ejemplo
peritonitis en cirugía abdominal, meningitis en cirugía craneal, mediastinitis en cirugía
torácica, etc.).

Consideraciones históricas

“La infección de la herida quirúrgica (IHQ) y las complicaciones que de ella se derivan han
constituido un hecho inseparable a la práctica quirúrgica desde sus rudimentarios comienzos
hasta la actualidad. Las primeras medidas activas para luchar contra las infecciones asociadas a
la cirugía se deben a Holmes y Semmelweis en 1846, que estudiaron la alta mortalidad de las
mujeres hospitalizadas con fiebre puerperal en las maternidades de Viena.

A raíz de la muerte de un colega tras participar en la necropsia de una paciente infectada,


postularon que la infección se trasmitía de una manera directa e instauraron el uso obligatorio
de guantes y el cambio de ropa, lo que redujo la mortalidad materna de un 11,4% en 1846 a un
1,3% en 1848. Más adelante, tras el descubrimiento de las bacterias por Pasteur, Lister en
1867 publica Principios de antisepsia, que revolucionó la práctica de la cirugía. La aplicación de
técnicas de asepsia permitió disminuir la tasa de infecciones en cirugía electiva del 90 al 10%.
Otros autores como Holmes, Kocher y Halsted también fueron precursores cuyos trabajos
permitieron, junto con el desarrollo del tratamiento antibiótico, establecer las bases de las
actuales técnicas de asepsia y antisepsia.
A pesar de los avances aparecidos en las técnicas, los materiales quirúrgicos, los antibióticos y
los métodos de esterilización, un número importante de procedimientos quirúrgicos
desembocan en este tipo de complicación. Entre las causas que motivan esto se postulan el
aumento global de la actividad quirúrgica (en Estados Unidos se estima que al día se realizan
más de un millón de procedimientos quirúrgicos), la creciente resistencia antibiótica, la
extensión del espectro de población operable a pacientes cada vez más seniles y con
pluripatología, y la realización de procedimientos más complejos, como trasplantes, prótesis,
etcétera”.

Se ha avanzado mucho para atender este problema cuya mayor complicación en la actualidad
es la resistencia a antibióticos. Existen otras complicaciones en la herida quirúrgica que no son
catalogadas como infección, pero también requieren de mucha atención, motivo por el cual
podríamos escribir en otra ocasión.

Factores predisponentes

Para que se produzca una infección debe haber un desequilibrio entre el huésped, el medio
ambiente y el germen; sin embargo, hay algunos agentes predisponentes directos de infección.

Los riesgos intrínsecos principales son:

 Desnutrición y depleción proteica.


 Edad avanzada.
 Enfermedades asociadas (diabetes, cáncer, enfermedad vascular crónica).
 Obesidad.
 Alteración de la función inmune por enfermedad o por regímenes terapéuticos.
 Falla orgánica crónica (falla renal, falla hepática, enfermedad pulmonar crónica).
 Perfusión tisular disminuida (shock, vasoconstricción, enfermedad isquémica).
 Infección recurrente en un lugar remoto.
 Catéteres invasores.
 Fumadores.
 Hospitalización prolongada.

Riesgos extrínsecos principales son:

 Duración del lavado quirúrgico.


 Rasurado.
 Vestido quirúrgico.
 Duración de la cirugía.
 Ventilación.
 Instrumental.
 Clasificación de la herida quirúrgica.
 Técnica quirúrgica.
 Hemostasia deficiente.
 Espacio muerto.
 Trauma.
 Antisepsia de la piel.
 Preparación de la piel.
 Antibióticos profilácticos.
 Esterilización.
 Cuerpo extraño.
 Microflora exógena.

Modo de contaminación

Algunas causas comunes de las infecciones del sitio quirúrgico son:

 Complicaciones por hipotermia quirúrgica


 Contaminación del área de incisión por flora cutánea
 Contaminación cruzada bacteriana
 Contaminación de instrumentos quirúrgicos

Fuentes de contaminación

Las bacterias transmitidas por el aire en el quirófano se derivan principalmente de la piel y el


cabello de las personas que se encuentran en la sala. Los gorros, las batas y los cubrebocas
están diseñados para evitar esta diseminación. El número de personas presentes en el
quirófano, así como su nivel de actividad, el tipo de cirugía, la calidad del aire suministrado, la
tasa de intercambio de aire, la calidad de la ropa del personal, la calidad del proceso de
limpieza y el nivel de cumplimiento de las prácticas de control de infecciones son factores que
influyen en la contaminación del aire. Si bien estos pueden parecer asuntos triviales para los
procedimientos contaminados o sucios, es importante tomarlos en cuenta en una cirugía
limpia-contaminada.

Medios de control

Tratamiento de las infecciones de la herida quirúrgica

Una vez diagnosticada la infección o si existe una alta sospecha clínica, se debe instaurar
tratamiento, a la par que, si procede, realizar técnicas complementarias de diagnóstico, como
cultivos, hemocultivos o pruebas de imagen.

Los principios generales de tratamiento de IHQ permanecen prácticamente inalterados desde


principios de siglo cuando fueron descritos por Kirschner en 1920.

Los 3 pilares fundamentales del tratamiento son la instauración de un tratamiento antibiótico


adecuado, el drenaje quirúrgico y el soporte metabólico y hemodinámico del paciente, que
evite la aparición de una segunda complicación.

Tratamiento antibiótico
Hasta disponer de antibiograma específico, ante la sospecha fundada de IHQ, debe instaurarse
tratamiento antibiótico empírico de amplio espectro, considerando la naturaleza de los
gérmenes que contaminan con más frecuencia la herida quirúrgica, según su localización. Para
cirugía abdominal y vaginal, en la que predominan las infecciones por gramnegativos y
anaerobios, se recomienda cefoxitina 1-2 g/4-6 h, cefotetan 1-2 g/12 h, ceftizoxima 2 g/8-12 h,
ampicilina-sulbactam 3 g/6 h, ticarcillina-clavulanato 3,1 g/4-6 h, piperacillina/tazobactam
3,375 g/6 h, imipenem-cilastati-na 0,5 g/6 h, meropenem 1 g/8 h o combinaciones de
antiaeróbico + antianaeróbico, como gentamicina 1-2 mg/kg/8 h, o tobramycina 1-2 mg/kg/8
h, o amikacina 5 mg/kg/8 h más clindamicina 600-900 mg/6 h, o metronidazol 500 mg/6
h.Tratamiento quirúrgico

Se debe proceder a la extracción del foco séptico mediante drenaje, que puede ser directo al
exterior o a través de cavidades naturales. Se debe realizar un desbridamiento amplio de los
tejidos, extrayendo los tejidos desvitalizados y demás detritus, destrucción de posibles puentes
de fibrina que puedan formar compartimientos con colecciones purulentas, lavado con
abundante agua oxigenada y suero, lo que tiene efecto dual (mecánico de arrastre y químico
con el aporte de oxígeno que disminuye la proliferación de anaerobios). Por último, se debe
dejar la herida abierta para que continúe drenando y evitar los primeros días su cierre, que se
producirá por segunda intención.

Prevención de las infecciones en las heridas quirúrgicas

 Identificar y tratar cualquier infección preexistente


 Alentar a los pacientes a dejar de fumar en cuanto se prevé cirugía
 Control de la glucemia en todos los diabéticos y mantener el control postoperatorio de
glucosa para los pacientes de cirugía cardiaca mayor
 Evitar la depilación sitio operativo; Utilice tijeras si es necesario
 Utilizar los antibióticos profilácticos apropiadamente
 Mantener la normotermia perioperatoria para los pacientes de cirugía colorrectal
 Siga centros para recomendaciones de enfermedad Control SSI prevención pauta
categoría IA
 Educar a los pacientes en el cuidado de la incisión adecuada y pronta notificación de
señales que indican posible SSI

Asepsia y Antisepsia

Asepsia: Conjunto de métodos aplicados para la conservación de la esterilidad. La


presentación y uso correcto de ropa, instrumental, materiales y equipos estériles, sin
contaminarlos en todo procedimiento quirúrgico practicado.

Antisepsia: El empleo de medicamentos o de sustancias químicas (antisépticos) para inhibir el


crecimiento, destruir, o disminuir el número de microorganismos de la piel, mucosas y todos
los tejidos vivos.
Proceso quirúrgico

Las intervenciones y procedimientos quirúrgicos son operaciones realizadas por un cirujano


para solucionar cualquier trastorno o enfermedad que padezca el paciente.

Mediante la cirugía se pueden solucionar dolencias en determinadas partes del cuerpo. Así,
existen diferentes tipos de prácticas quirúrgicas, que intervienen desde afecciones al corazón
(cirujanos cardiovasculares), a los pulmones(cirujanos torácicos), a la boca (cirujanos orales o
maxilofaciales), al aparato digestivo como la frecuente operación de apendicitis (cirujano del
aparato digestivo) o de belleza como la liposucción o el lifting (cirujano plástico o estético)
entre otras muchas.

La atención primaria

Se llama atención primaria a la asistencia sanitaria esencial que se basa en la aplicación de


técnicas y tecnologías prácticas, que están científicamente comprobadas y al mismo tiempo
son aceptadas por la sociedad. Esta se encuentra puesta al alcance de todos los individuos y
familias de una zona determinada a través de su plena participación y a un costo que dicha
población y el país en general puedan soportar, en todas y cada una de las etapas de su
desarrollo con un espíritu de autorresponsabilidad y autodeterminación. Este tipo de atención
forma parte integral tanto del sistema nacional de salud, del cual constituye la función central
y el núcleo principal, así como también del desarrollo social y económico en general de dicha
comunidad.

Categorías quirúrgicas en la atención primaria

Está diseñado para obtener las capacidades que les permitan abordar cuestiones de técnicas y
manejo diagnóstico y terapéutico de las diferentes urgencias quirúrgicas que pueden
encontrar en el servicio de Atención Primaria mejorando así sus conocimientos teórico-
prácticos sobre la materia estudiada.

Una urgencia médica es cualquier condición de salud que requiera de atención médica en el
lugar más próximo y con la disponibilidad adecuada para tratar el problema por el que el
paciente consulta. Por lo tanto una urgencia quirúrgica es todo aquel proceso que sufre un
paciente y que si no se opera con carácter urgente pone en peligro la vida del enfermo. Un
diagnóstico preciso y rápido es crucial con el fin de evitar intervenciones innecesarias y por el
hecho de que, en ocasiones, la demora del tratamiento puede condicionar graves
complicaciones e incluso ser mortal.

Cirugías básicas y la atención primaria

La cirugía menor incluye un conjunto de técnicas y procedimientos quirúrgicos sencillos y de


corta duración, que se realizan sobre tejidos superficiales o estructuras fácilmente accesibles,
bajo anestesia local y con escaso riesgo, en los que no se esperan complicaciones intra ni
postoperatorias importantes, y que son susceptibles de ser asumidos con los medios
disponibles en Atención Primaria.

Respecto al nivel de complejidad de los procedimientos y los recursos necesarios podemos


dividirla en dos ramas:

1. Cirugía Menor de Consultorio: Abarca aquellos procedimientos quirúrgicos


mínimamente invasivos, de duración menor a 20 minutos y que pueden ser realizados
en una Sala de Curas. Los procesos más frecuentes a tratar son: crioterapia de lesiones
víricas o hiperqueratósicas, fibromas de pequeño tamaño, sutura de pequeñas heridas
y cuerpos extraños de fácil extracción.

2. Cirugía Menor Ambulatoria: Procedimientos para el diagnóstico o tratamiento de


procesos simples recogidos en la Cartera de Servicios, realizados con o sin anestesia
local (por tanto no se requiere la presencia de un anestesista), de tiempo inferior a 45
minutos, pudiendo realizarse en un quirófano de Cirugía Menor o en Atención Primaria
por médicos o enfermeros con capacitación específica.

Respecto al papel de Enfermería en la Cirugía Menor, podemos señalar varios aspectos de


intervención:

 Como papel principal en gran parte de la cirugía menor o de urgencias: valoración


crítica de heridas, curas y suturas de las mismas, desbridamiento de úlceras…

 En el reconocimiento de aquellas lesiones que deben ser derivadas a consulta médica


para su valoración quirúrgica correspondiente (principalmente: lesiones malignas).

 Como colaborador técnico del médico de familia en el soporte de la cirugía menor


programada.

Si bien se entiende que las prácticas médico-quirúrgicas de Enfermería deben ser precedidas
por una labor de diagnóstico, indicación quirúrgica y obtención del consentimiento por parte
del personal de medicina, la mayor parte de estos procedimientos pueden ser delegados a la
práctica enfermera de manera autónoma, segura y efectiva gracias a la experiencia y a la
capacitación personal.

Aspectos éticos legales

Los actos no éticos criminales pueden resultar en multas o prisión. Según la constitución toda
negligencia médica es penada por la ley.

La ley divide a los daños en estas categorías:

 Negligencia: Barandas, soportes y ubicación del paciente


 Quemaduras
 Shock eléctrico
 Identificación de paciente, lado y lugar de la cirugía.
 Elementos extraviados en el interior del paciente Agravios Intencionales
 Difamación
 Calumnia.
 Invasión de la privacidad
 Medicaciones y soluciones
 Abandono del paciente
 Consentimiento informado

Implicación en el ejercicio de la enfermería quirúrgica

ANTECENDENTES

En la actualidad el enfermero (a) quirúrgica utiliza la formación del vínculo terapéutico como
la principal base. Este proceso exige que el personal mantenga conocimientos teóricos y
científicos, todo esto ligado con diferentes capacidades como comunicación, amor, empatía,
una conciencia crítica y teniendo una base ética y legal.

TIPOS DE RESPONSABILIDADES.

Existen diversos tipos de responsabilidades tales como:

· Ética y moral.
· Administrativa.
· Civil.
· Penal.

DIAGRAMA DE LA RESPONSABILIDAD.

Este diagrama contiene diversos aspectos entre los cuales resaltan:

· Causa.- Es aquella acción que puede darse por error, negligencia, fuerza
mayor, imprevisibilidad y/o caso fortuito.
· Actuación profesional.-De igual forma se relaciona con las causas entre las que
destacan las mencionadas anteriormente.
· Efecto.-Es decir la aparición de un daño sobre el paciente.
· Responsabilidad.-Se deben enfrentar las consecuencias de sus actos, es decir
responder sobre el daño causado.
· Demanda.-El personal involucrado pasará por este proceso.
· Sentencia.- Se dictará y esta concluirá en sentencia penal o sentencia por
reparación del daño, es decir, se le puede retirar la cédula profesional o se le
hará retribuir el daño por medios económicos, dependiendo de la gravedad
del daño.

La irresponsabilidad del personal le puede llevar a sanciones que van desde lo administrativo
hasta de carácter penal.
La práctica profesional de enfermería debe de tomarse con responsabilidad, con énfasis en
sus juicios y acciones, de igual forma está regida por criterios legales, civil, penal y éticos que la
misma maneja.

Es el saber responder a las consecuencias que resultan de cualquier acción mal realizada. La
responsabilidad que involucra el campo de la enfermería con mayor frecuencia se relaciona
con malapraxis (mala práctica).

CAUSA POSIBLES DE IMPLICACIONES LEGALES DE ENFERMERÍA.}

1. PREOPERATORIO: Existen diversas causas por las que el personal se puede involucrar
antes de la cirugía.
 Identificación del paciente.-Es decir confundirle con otro paciente.
 Comunicación documentada.- Todo aquello que no esté escrito o
documentado no existe, sin importar si el proceso se le realizó al paciente.
 Caída del paciente.-Puede darse por descuido del personal, y
mayoritariamente con pacientes de la tercera edad o discapacidad mental.
 Registro inexactos o erróneos.-Cuando no se toman las cifras reales que se
obtienen después de un procedimiento o se inventan por no haber realizado el
mismo.
 Divulgación de información confidencial.-Es decir esparcir la información que
existe en el expediente del paciente por ejemplo, tipo de patología.
 El negarse a otorgar atención de salud al paciente.-Por ejemplo cuando el
enfermero(a) cubre su turno y decide no atender al paciente en la espera o
por motivos de discriminación social.
 El contestar alguna agresión ya sea verbal o física por parte del paciente,
familiar, compañeros de trabajo o su jefe inmediato.-Cuando el enfermero(a)
responde a cualquier tipo de insulto por los personajes ya mencionados.

2. TRANSOPERATORIO: Algunos puntos mediante la cirugía.


 Identificación del paciente.-Es decir confundirle con otro paciente.
 Comunicación documentada.- Todo aquello que no esté escrito o
documentado no existe, sin importar si el proceso se le realizó al paciente.
 Registro inexacto o erróneo.-Cuando no se toman las cifras reales que se
obtienen después de un procedimiento o se inventan puede perjudicar en el
proceso la salud del paciente.
 Conteo de gasas.-Puede deducirse como la falta de material al realizar la
cirugía o al término de ella.
 Olvido de compresas dentro de la cavidad operatorio.-Errores que se
comenten al no observar de nuevo el no dejar algún material dentro del
paciente.
 Quemaduras y caídas.-Ya sean por mal uso del equipo al momento de
proceder con la cirugía, y el no colocar al paciente en un sistema seguro
respectivamente.
 Información equivocada a los pacientes.-Confundir la zona a someterse a
cirugía o cambiar expedientes.
 Fallas en la técnica aséptica.-. Puede llevar consigo una infección en esa zona
 Administración equivocada de medicamentos.-Cambiar el tipo de
medicamento o en una dosis ya sea por encima o por debajo de la cantidad
normal.
 Abandono de pacientes.-Dejar al paciente mientras el efecto del anestésico
transcurre.
 Omisión en la prevención de accidentes.-Es decir no realizar alguna acción
para evitar los accidentes.
 Pérdida de biopsia y cuerpo extraño.-Provocar pérdida de cuerpos sin
referencia alguna a la intervención quirúrgica.
 Pérdida de propiedades del paciente.-Es decir realizar la intervención en zona
errónea.
 Identificación del paciente.-Es decir confundirle con otro paciente.
 Comunicación documentada.- Todo aquello que no esté escrito o
documentado no existe, sin importar si el proceso se le realizó al paciente.

3. POSTOPERATORIO.- Entre los puntos involucrados después de la cirugía.


 Identificación del paciente.-Anteriormente mencionado.
 Información documentada.-Lo que no está documentado no existe.
 Registros inexactos.-Cambiar cifras o inventarlas.
 Caídas.-No colocar los barandales para evitar el descenso del paciente.
 Abandono del paciente.-Descuido del paciente.
 Administración equivocada de medicamentos.-Confundir el medicamento o la
dosis.
 Omisión en la prevención de accidentes.-No realizar alguna acción para evitar
un accidente.
 Error e interpretación de órdenes escrita o verbal.-No realizar las
intervenciones del personal sobre el paciente por error al interpretar las
mismas.
 El negarse a otorgar atención de salud al paciente.-Al término del turno del
personal entre otras causas.
 El contestar alguna agresión ya sea verbal o física por parte del paciente, su
familiar, compañeros de trabajo o su jefe inmediato.- Responder algún
estímulo provocado en el ambiente laboral.
Conciencia quirúrgica

Cuando un miembro del equipo escoge una conducta que pone el bienestar del paciente por
sobre todas las cosas, él o ella demuestran una firme conciencia quirúrgica. Aquel miembro de
salud escoge medidas que favorecen la seguridad del paciente aunque estas puedan ser
difíciles. La conciencia quirúrgica y la conducta ética afectan al paciente en el quirófano en dos
modos diferentes: físicamente y mentalmente

Áreas afectadas por la conciencia y ética quirúrgica

Este compromiso implica cuatro conceptos fundamentales:

 Humanización
 Honestidad
 Vocación
 Capacitación

Y que incluyen:

1. Protección física contra:

 Quemaduras
 Caídas
 Tiempo perdido
 Agentes anestésicos
 Técnica aséptica

2. Protección emocional

 Psicológica
 Dignidad
 Medio ambiente
 Ansiedad y miedo

Situaciones que debilitan la conciencia quirúrgica

 La apatía en el equipo
 Estrés, fatiga, mala salud
 Trato en el plantel.

El paciente geriátrico y la cirugía

Los pacientes geriátricos representan un reto quirúrgico singular por la complejidad de las
enfermedades asociadas, aunado a los cambios fisiológicos que ocurren con el envejecimiento.
Como consecuencia de estas consideraciones y en respuesta a la investigación y protocolos
especializados de atención, que se ajustan para el intervalo de edad, la cirugía geriátrica ha
surgido como una subespecialidad de la cirugía, tanto como la cirugía pediátrica se desarrolló
hace varias décadas.
La fisiología del envejecimiento es de gran importancia en el tratamiento preoperatorio de
pacientes quirúrgicos en edad avanzada más que la edad cronológica, porque toma en
consideración la carga de enfermedades asociadas. Por lo tanto, es un predictor preciso de la
morbilidad y mortalidad posoperatorias.

En términos generales se acepta a los 70 años como el inicio de la senescencia, porque se


incrementa súbitamente la disfunción orgánica relacionada con la edad y el desarrollo de
enfermedades asociadas entre los 70 y 75 años. Estos criterios para la senescencia contrastan
con los estudios clínicos publicados hace 50 años, en los que se clasificó a los pacientes
ancianos como aquellos con más de 55 años. Con la mejoría en las tecnologías y ampliación de
los criterios para intervenciones quirúrgicas en pacientes con edades extremas, se necesita
mayor conciencia de las necesidades especiales de esta población para asegurar una
valoración preoperatoria amplia, proporcionar la atención quirúrgica óptima y reducir las
complicaciones posoperatorias.

Factores del proceso de envejecimiento que influyen en el tratamiento quirúrgico

“Senescencia” hace referencia al proceso biológico de envejecimiento inherente al organismo.


Este proceso, que tiene como principales determinantes lo hereditario y el estilo de vida, es
invariablemente involutivo y sufre influencias del ambiente físico y social.

Son diversas las alteraciones fisiológicas del envejecimiento, como la reducción de la turgencia
y la elasticidad de la piel, y la disminución del 20% al 30% del agua corporal total, con mayor
riesgo de deshidratación aguda y cambios en la distribución de drogas hidrosolubles. Por otro
lado, hay un aumento del 20% al 30% en la grasa corporal total, principalmente de deposición
abdominal y visceral, y una prolongación de la vida media de las drogas liposolubles . Se
observan también alteraciones degenerativas que reducen la movilidad: pérdida de masa
muscular y ósea, disminución de estatura de aproximadamente 1 cm por década a partir de los
40 años, disminución del arco del pie, hipercifosis – contribuyendo a la dificultad de
posicionamiento del paciente en la cama –, aplastamiento de los discos intervertebrales y
dolores en tendones y tractos nerviosos tendinoso-radiculares.

En cuanto a las alteraciones cardiovasculares, tienen lugar el endurecimiento y espesamiento


de la pared ventricular y de las válvulas cardíacas, menor frecuencia cardíaca en reposo o
inducida, soplos, aumento progresivo de la presión arterial, rigidez vascular y aterosclerosis,
alteraciones de la caja torácica, pérdida de la retracción elástica de los pulmones y de la
capacidad respiratoria de intercambios, reflejos pulmonares de tos, y función ciliar reducida,
con predisposición a la acumulación de secreciones.

Las alteraciones digestivas se caracterizan por atrofia de la mucosa intestinal, debilidad


muscular (con aumento de la constipación), predisposición a divertículos, dilatación del
conducto pancreático, tendencia de formación de quistes y pérdida del 30% al 40% de la masa
de los hepatocitos, conduciendo a una menor síntesis proteica y cambios en la farmacocinética
de medicamentos y en la capacidad de metabolización de drogas. Se observan, además,
declive en la producción de secreción ácida del estómago y aclorhidria con deficiencia en la
absorción de hierro; mayor tiempo de vaciamiento gástrico y alteraciones en los mecanismos
de protección gástrica; reducción de la inervación esofágica y aumento de la frecuencia de
contracciones no propulsivas; y, finalmente, alteraciones en el paladar y en la deglución, con
atrofia de las papilas gustativas, pérdida de dientes y dificultades de habla.

Los autores concluyeron que la edad es un determinante crítico de complicaciones y


mortalidad en el postoperatorio.

Se observó que el 59,7% de las cirugías cardíacas se realizaron en pacientes por encima de 60
años, debido a Factores modificables y no modificables ligados al envejecimiento fueron las
causas de las principales cirugías: implante valvular aórtico, revascularización miocárdica
derivada de enfermedad arterial coronaria e implante de marcapasos.

Además de los procedimientos cardíacos, es expresiva la cantidad de pacientes ancianos


sometidos a diversas cirugías: abdominales, ortopédicas, vasculares y plásticas, además de
cirugías en el aparato digestivo, principalmente colecistectomías video laparoscópicas. Sin
embargo, las intervenciones agresivas en el caso de enfermedades malignas no suelen ser
frecuentes. Los autores señalan que hay reticencia en recomendarlas debido a la mayor
morbimortalidad de ancianos.

Paciente en la etapa terminal

Paciente terminal es la persona que se encuentra en la etapa final de algunas enfermedades


crónicas, especialmente de las cancerígenas. Esta fase se inicia en el momento en que es
preciso abandonar los tratamientos de finalidad curativa, ya que no le aportan beneficios a su
estado de salud, para sustituirlos por otros cuyo objetivo es controlar y paliar los síntomas,
tanto físicos como psíquicos que origina la enfermedad.

A veces, se usa sólo la palabra "terminal". Es sinónimo de enfermo o paciente desahuciado.


Pero no debe confundirse con "enfermo o paciente agónico", que se refiere a la fase de agonía
de un paciente (la previa al fallecimiento).

A menudo, un paciente se considera que sufre una enfermedad terminal cuando su esperanza
de vida se estima en seis meses o menos, bajo el supuesto de que la enfermedad sigue su
curso normal. La norma de los seis meses es arbitraria, y las mejores estimaciones disponibles
de la longevidad pueden ser incorrectas.Por consiguiente, aunque un enfermo diagnosticado
correctamente puede ser considerado terminal, esto no es una garantía de que el paciente va
a morir dentro de los seis meses. Del mismo modo, un paciente con una enfermedad que
progresa lentamente, como el SIDA, no se puede considerar una enfermedad terminal, ya que
las mejores estimaciones de longevidad son mayores de seis meses. Sin embargo, esto no
asegura que el paciente no muera de forma temprana.

Necesidades del enfermo quirúrgico

Preparación del paciente

Generalmente la preparación comenzará la tarde anterior, a menos que la intervención


conlleve una preparación más concisa.

El paciente debe acudir a la sala de quirófano con:


Preoperatorio completo

Éste consta de ECG, analítica completa (hemograma, bioquímica y coagulación) y radriografía


de tórax. Dependiendo de la edad del paciente, se sacarán unas u otras pruebas:

 De 0 a 14 años: Hemograma y coagulación.

 De 14 a 20 años: Hemograma, coagulación y bioquímica.

 De 20 a 40 años: Hemograma, coagulación, bioquímica y electrocardiograma.

 A partir de los 40 años: Hemograma, coagulación, bioquímica, electrocardiograma y Rx


de tórax.

Vía venosa periférica

Preferiblemente se debe canalizar en el miembro superior derecho. Evitaremos las venas del
dorso de la mano y valoraremos primero las de la flexura del codo, el número de catéter que
introduciremos no debe ser inferior al 20, lo ideal sería canalizar un nº 18 en adultos y un nº 22
en niños.

Limpieza de la zona intestinal

Se realizará si fuese una cirugía abdominal y siempre bajo criterio médico. Lo haremos
mediante el uso de enemas jabonosos, se administrará uno la tarde anterior a la intervención y
otro unas horas antes de ésta.

Alimentación

Dejaremos al paciente en ayunas desde las 24h.

Preparativos finales

El día de la intervención terminaremos su preparación:

 Higiene completa: Si el paciente es autosuficiente le pediremos que se duche, sino lo


fuera le realizaremos un aseo general en cama, en ambos casos debe acudir a la sala
de quirófano sin ropa interior.

 Rasurado de la zona quirúrgica: Si la zona a intervenir tiene poco vello, no lo


rasuraremos.

 Medición de constantes vitales: Las tomaremos y las registraremos en la gráfica de


enfermería.

 Retirada de joyas, protesis dentales, lentillas, etc., que daremos en custodia a un


familiar.

Cuando el celador acuda a buscar al paciente para llevarlo al quirófano, éste debe ir
acompañado de un familiar y con su historia clínica completa.

Cuidados de enfermería post-operatorio


Cuando el paciente vuelve a la unidad de hospitalización, lo primero que haremos es hacerle
una valoración en la que:

 Vigilaremos el nivel de consciencia.

 Tomaremos las constante vitales y las registraremos en la gráfica de enfermería.

 Observaremos que el apósito o vendaje venga limpio de quirófano.

 Comprobaremos el buen funcionamiento de vía venosa, de sondas y drenajes, si los


tuviera.

 Actualizaremos la medicación que prescribe el cirujano, si ésta hubiera cambiado.

 Comprobaremos la analgesia pautada y la comenzaremos a administrar cuando fuera


necesario.

 Miraremos la hora para iniciar la tolerancia de la dieta. Comenzaremos administrando


sólo líquidos y si los tolerase, en la siguiente comida ya podremos administrar
alimentos blandos. Si no viniese indicada, esperaremos unas 4 horas para iniciarla.