Está en la página 1de 3

Respuesta Colombiacheck

La frase completa del señor Ministro de Defensa durante su intervención


ante la Cámara de Representantes fue la siguiente:

“A mí también me dolió mucho la muerte de Dylan. Aquí nadie es propietario


exclusivo del dolor respecto de la muerte de un colombiano.

La muerte de Dylan nos dolió a todos, la muerte de Dylan fue una tragedia,
ese muchacho no debió haber encontrado la muerte en esas circunstancias,
me dolió lo que sintió su familia, me dolió lo que sintieron sus amigos, me
dolió ver todo lo que se generó a raíz de su memoria porque francamente es
muy doloroso ver cómo muere un joven colombiano, pero ese dolor de
ninguna manera podría llevar a nadie a calificar como homicidio la
conducta del hombre del ESMAD.

Medicina legal ese día cometió un error después de la necropsia,


avanzó en la tipificación de la conducta que no le correspondía y
pese a ese sentimiento de dolor y de congoja, lo institucional, lo que manda
la Constitución, lo que reclama la ley es que la autoridad competente avance
en la investigación que se está haciendo a fin de que de ella se deriven las
responsabilidades que puedan existir.

Y vuelvo en este punto a reiterar que tenemos que cuidar muy celosamente
el debido proceso y la presunción de inocencia”.

Al respecto, es preciso señalar lo siguiente:


1. En Colombia, por mandato constitucional, la Fiscalía general de la
Nación1 y la Justicia Penal Militar y Policial 2 son las autoridades
competentes para investigar las conductas que revistan las
carácterísticas de delito y acusar ante las autoridades judiciales a
los presuntos responsables. Corresponde al Estado, en ejercicio de la
titularidad de la acción penal (Fiscalía y Justicia Penal Militar y
Policial), encuadrar un comportamiento en un tipo penal, en este
caso, homicidio3. Para ello, deberá analizar si se trata de una

1
Constitución Política de Colombia, art. 250. Corresponde a la Fiscalía General de la Nación, de oficio o mediante
denuncia o querella, investigar los delitos y acusar a los presuntos infractores ante los juzgados y tribunales
competentes. Se exceptúan los delitos cometidos por miembros de la fuerza pública en servicio activo y en relación con
el mismo servicio.

2
Constitucion Política de Colombia, art. 221. De las conductas punibles cometidas por los miembros de la Fuerza Pública
en servicio activo, y en relación con el mismo servicio, conocerán las cortes marciales o tribunales militares, con arreglo
a las prescripciones del Código Penal Militar. Tales Cortes o Tribunales estarán integrados por miembros de la Fuerza
Pública en servicio activo o en retiro.
3
Código Penal Colombiano, art. 103. Homicidio. El que matare a otro, incurrirá en prisión de doscientos ocho (208) a
cuatrocientos cincuenta (450) meses.
conducta típica4, antijúrídica5 y culpable6, adicionalmente
constatará la inexistencia de una causal de ausencia de
responsabilidad7.

Lo anterior, en consonancia con lo consignado en la “Guía de


procedimientos para la realización de necropsias medico legales 8” según la
cual, frente a la causa de la muerte, el perito deberá referirse siempre a la
causa básica de la muerte (enfermedad o evento que desencadena la
secuencia que lleva a la muerte), así:
1. Muerte en estudio,

4
Código Penal Colombiano, art. 10. Tipicidad. La ley penal definirá de manera inequívoca, expresa y clara las
características básicas estructurales del tipo penal.
5
Código Penal Colombiano, art. 11. Antijuridicidad: Para que una conducta típica sea punible se requiere que lesione o
ponga efectivamente en peligro, sin justa causa, el bien jurídicamente tutelado por la ley penal.
6
Código Penal Colombiano, art. 12. Culpabilidad: Sólo se podrá imponer penas por conductas realizadas con
culpabilidad. Queda erradicada toda forma de responsabilidad objetiva.
7
Código Penal Colombiano, art. 32. Ausencia de responsabilidad.  No habrá lugar a responsabilidad penal cuando: 

a) En los eventos de caso fortuito y fuerza mayor. 


b) Se actúe con el consentimiento válidamente emitido por parte del titular del bien jurídico, en los casos en que se puede
disponer del mismo. 
c) Se obre en estricto cumplimiento de un deber legal. 
d) Se obre en cumplimiento de orden legítima de autoridad competente emitida con las formalidades legales. 
No se podrá reconocer la obediencia debida cuando se trate de delitos de genocidio, desaparición forzada y tortura. 
e) Se obre en legítimo ejercicio de un derecho, de una actividad lícita o de un cargo público. 
f) Se obre por la necesidad de defender un derecho propio o ajeno contra injusta agresión actual o inminente, siempre que la
defensa sea proporcionada a la agresión. 
g) Se presume la legítima defensa en quien rechaza al extraño que, indebidamente, intente penetrar o haya penetrado a su
habitación o dependencias inmediatas. 
h) Se obre por la necesidad de proteger un derecho propio o ajeno de un peligro actual o inminente, inevitable de otra manera,
que el agente no haya causado intencionalmente o por imprudencia y que no tenga el deber jurídico de afrontar. 
i) El que exceda los límites propios de las causales consagradas en los numerales 3, 4, 5, 6 y 7 precedentes, incurrirá en una
pena no menor de la sexta parte del mínimo ni mayor de la mitad del máximo de la señalada para la respectiva conducta
punible. 
j) J) Se obre bajo insuperable coacción ajena.
k) k) Se obre impulsado por miedo insuperable.
l) l) Se obre con error invencible de que no concurre en su conducta un hecho constitutivo de la descripción típica o de que
concurren los presupuestos objetivos de una causal que excluya la responsabilidad. Si el error fuere vencible la conducta
será punible cuando la ley la hubiere previsto como culposa. 
m) m) Cuando el agente obre en un error sobre los elementos que posibilitarían un tipo penal más benigno, responderá por la
realización del supuesto de hecho privilegiado. 
n) n) Se obre con error invencible de la licitud de su conducta. Si el error fuere vencible la pena se rebajará en la mitad.  Para
estimar cumplida la conciencia de la antijuridicidad basta que la persona haya tenido la oportunidad, en términos
razonables, de actualizar el conocimiento de lo injusto de su conducta. 
o) o) El error invencible sobre una circunstancia que diere lugar a la atenuación de la punibilidad dará lugar a la aplicación de la
diminuente.

8
Guía de Procedimientos para la realización de necropsias medicolegales, www.medicinalegal.gov.co.
https://www.medicinalegal.gov.co/documents/20143/40473/Gu
%C3%ADa+de+necropsias+de+procedimientos+para+la+realizaci%C3%B3n+de+necropsias+medicolegales.+-
Segunda+edici%C3%B3n.pdf/e4705d42-1182-47c5-c4f7-22c10974648f
2. Muerte debido a lesiones por proyectil por arma de fuego,
3. Muerte por arma blanca,
4. Muerte por compresión del cuello,
5. Muerte por trauma contundente,
6. Muertes asociadas con quemaduras,
7. Muertes asociadas con drogas ilícitas,
8. Muertes ocurridas en custodia,
9. Cuerpos extraídos del agua,
10. Muerte con agresión sexual,
11. Cuerpos desmembrados o partes de cuerpo,
12. Muertes asociadas con procedimientos médico quirúrgicos y
anestésicos,
13. Muertes maternas,
14. Muertes de niños,
15. Muertes por explosivos.
En cuanto a este punto, la guía de procedimientos para la realización de
necropsias medico legales agrega que: “No es conveniente que el perito
incluya en el Protocolo de Necropsia inferencias o pronunciamientos
sobre aspectos críticos que, aunque válidos y sustentables técnicamente,
requieren ser discutidos y analizados previamente con investigadores y/o
autoridades en las diferentes etapas del proceso”.