Está en la página 1de 5

El módulo de elasticidad del suelo, también se conoce como módulo del suelo

o el módulo de Young, es una característica del suelo que mide cuánto se


puede estirar o exprimir y se debe tomar en cuenta, sobre todo en proyectos de
construcción, ingeniería y paisajismo. Varios factores influyen en módulos de
suelo y diferentes tipos de suelo presentan diferentes módulos.

Definición de módulos elásticos


El módulo elástico también se conoce como módulo de Young en honor a
Thomas Young, quien publicó el concepto a principios del siglo 18. Un material
es elástico si puede volver a su tamaño o forma original después de ser
estirado o exprimido (siempre y cuando la aplicación o la acción no se deforma
permanentemente el material). Casi todos los materiales son elásticos hasta
cierto punto, y la elasticidad, junto con la forma geométrica, es parte de la
flexibilidad de un objeto. Un módulo de elasticidad puede calcularse para
cualquier material sólido y es la relación del esfuerzo a la deformación. Un
concepto clave a recordar es que el módulo de elasticidad no es lo mismo que
la fuerza. La resistencia se mide por la tensión necesaria para romper un
material, mientras que las medidas de elasticidad como de bien un material
vuelve a su forma original. Cuanto menor sea el MPa o kPa (pascal), más
elástico el objeto o tipo de suelo es.

Factores que influencian el módulo del suelo


Suelo con partículas estrechamente empaquetadas tiende a tener un módulo
más alto. Esto puede determinarse mirando la densidad o porosidad seca del
suelo. Sin embargo, dos muestras de suelo pueden tener la misma densidad en
seco pero diferentes estructuras, como suelta o densa, y por lo tanto tienen
diferentes módulos.

El contenido de agua también afecta a los módulos. A bajos contenidos de


agua el agua une las partículas, aumenta el estrés y la succión entre las
partículas y da lugar a un alto módulo de suelo. Esto es especialmente evidente
cuando se considera la rigidez de arcilla seca. Sin embargo, esto no es cierto
para los suelos de grano grueso. Si el contenido de agua se eleva demasiado,
las partículas son empujadas aparte y el módulo se reduce.

Si el suelo ha sido sometido a un estiramiento en el pasado, tendrá un impacto


en el módulo. Un suelo consolidado tendrá generalmente un módulo más alto
que en el mismo suelo normalmente consolidado.

Los suelos pueden ver cementación, o un efecto de cola, entre las partículas de
cualquiera de bajo contenido de agua o la cementación química desarrollada
en los contactos. Esta cementación conduce a un aumento en el módulo.

Módulo típico de varios suelos


El módulo típico de elasticidad de los suelos limosos es 35 a 150 MPa o 5.000
a 20.000 psi; suelos de arcilla es de 35 a 100 MPa o 5.000 a 15.000 psi, y de
piedra triturada es de 150 a 300 MPa o 20.000 a 40.000 psi.
Ejemplos de aplicación
El módulo del suelo es útil para una variedad de aplicaciones dentro de la
ingeniería geotécnica incluyendo cimentaciones superficiales, cimentaciones
profundas y estabilidad de taludes y estructuras de contención. Con pendientes
diseñadas adecuadamente y estructuras de retención, el módulo tiende a ser
más alto que en la ingeniería de la fundación debido a los niveles más bajos de
tensión. Los pavimentos requieren conocimiento de módulo del suelo. El
pavimento sobre el que millones de coches viajarán requiere un lecho de tierra
con un módulo mayor que una pequeña carretera.

Deformación y asientos de los suelos (2): elasticidad y


plasticidad
Publicado el 1 marzo, 2013 por frankie

Tema 4: Deformación y asientos en los suelos


Capítulo 2. El modelo elástico
4.2.1. Introducción
Toda tensión induce una deformación.
Tal vez esta máxima de la mecánica de medios continuos se nos asemeje hoy
una obviedad, pero no siempre ha sido así. En la antigüedad se consideraba que
los sólidos eran indeformables (Euclides) al igual que los líquidos (Arquímedes).
De hecho, las leyes de equilibrio del sólido se basan precisamente en asumir su
no deformabilidad.

No es hasta el siglo XVII cuando, surgido el concepto de presión debido a


Pascal, aparece el concepto de deformación de un cuerpo sólido. Robert Hooke
(1635-1703) científico pluridisciplinar y uno de los fundadores de la Royal
Society de Londres, postuló los fundamentos de la mecánica de los sólidos
deformables cuando, siendo solo un ayudante de Robert Boyle, estableció un
modelo que relacionaba la tensión ejercida sobre un muelle y su deformación, y
que puede extenderse a cualquier cuerpo considerado elástico. De hecho, el
concepto elasticidad se aplica, en consecuencia, a los cuerpos para los que se
verifica una relación de proporcionalidad directa, constante y lineal entre la
tensión a que se les somete y la deformación que experimentan.
4.2.2. Módulo de Young y coeficiente de Poisson
La ley de elasticidad de Hooke o ley de Hooke, originalmente formulada para
casos del estiramiento longitudinal, establece que el alargamiento unitario (ε)
que experimenta un material elástico es directamente proporcional a la fuerza
aplicada F:
siendo δ el
alargamiento, L la longitud original, E el módulo de Young (característica
intrínseca del material), y A la sección transversal de la pieza estirada. La ley se
aplica a materiales elásticos hasta un límite, el denominado límite elástico. Más
allá de la tensión a la cual corresponde dicho límite (punto A del siguiente
gráfico) deja de cumplirse el criterio de proporcionalidad lineal entre al presión
ejercida y la consecuente deformación.
 

Modelo elástico lineal unidimensional

El módulo de deformación (E) fue definido por el matemático inglés Thomas


Young (1773-1829) para explicar el papel de la elasticidad de las arterias en la
circulación de la sangre.

El módulo de Young no basta, sin embargo, para definir completamente un


material que se comporta según la elasticidad lineal. Tomando el paradigma de
un hilo sometido a tensión, el hilo se alarga estrechándose al tiempo; si se
asume que no hay variación del volumen total, la magnitud de esa deformación
diametral es proporcional al alargamiento relativo de forma que:

Donde v es el denominado coeficiente de Poisson (1781-1840, físico y


matemático discípulo de Lagrange).
Para muchas situaciones de proyecto es habitual limitar las solicitaciones a las
que se ve sometido el terreno al campo elástico, dado que bajo esta premisa la
predictibilidad del comportamiento del terreno requiere de un conocimiento
relativamente simple del mismo. Por lo general, esta condición se cumple en
suelos granulares sometidos a tensiones moderadas, y para suelos coherentes en
los que no se supere la tensión de sobreconsolidación (este concepto se
desarrolla adecuadamente en el siguiente apartado).

En suelos coherentes en los que las tensiones aplicadas superan dicho umbral,
las deformaciones deben ser descritas en el campo plástico, para lo cual se
adopta en la mayoría de los casos el modelo de la consolidación.

Capítulo 3. Plasticidad
Se define como plástica una deformación provocada por la aplicación de una
tensión, para la cual se inducen deformaciones no recuperables sin que
aparezcan discontinuidades en el medio (caso en el cual se considera alcanzada
una situación de rotura).

La plasticidad se dice perfecta cuando no se ve acompañada ni de viscosidad ni


de endurecimiento por deformación (aumento del límite elástico que supone
una cierta fragilización del material). Las deformaciones irreversibles, plásticas
o permanentes sólo aparecen a partir de un cierto umbral de tensión, por debajo
del cual las deformaciones se consideran perfectamente elásticas. El modelo de
consolidación, aplicado a terrenos coherentes, es el caso más habitual de
aplicación del criterio plástico en el estudio de la deformabilidad de los suelos.
Otra situación en la cual también se recurre a un modelo plástico en mecánica
de suelos es el estudio de la consolidación secundaria

También podría gustarte