Está en la página 1de 4

¿Por qué es importante el derecho de petición?

A continuación se mostrara un breve ensayo con el objetivo de entender cuál es la


importancia del derecho de petición y como se desarrolla ante la sociedad
mexicana, es importante aclarar que este derecho de petición es una garantía de
libertad expresiva que nos otorga la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos a cada uno de nosotros como ciudadanos mexicanos para así
dirigirnos a la autoridad pública a efecto de solicitar diversos requerimientos como
podrían ser informes, consultas, opiniones resoluciones administrativas y/o
jurídicas, con relación de algún asunto de interés propio del mismo solicitante.

En otras palabras el derecho de petición también lo podemos entender que es


aquel derecho que tiene toda persona individual, organización, grupo o asociación
para solicitar o reclamar alguna necesidad o inconveniente ante las autoridades
competentes que normal mente son las entidades públicas (gobiernos) por
razones de interés público ya sea individual, público o colectivo.

De igual forma el derecho de petición en nuestro país México, se determina como


una garantía individual resguardada por los artículos 8º, 9º párrafo segundo y 35
fracción V de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; el más
importante de los artículos antes mencionados es el 8º, que establece lo siguiente:

“Artículo 8o. Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del


derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y
respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los
ciudadanos de la República.

A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya


dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al
peticionario.”

El artículo 9º constitucional también se ocupa del derecho de petición y establece


lo siguiente:
“Artículo 9o. No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o
reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por
algún acto, a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso
de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que
se desee.”

Por último el artículo 35 constitucional en su fracción V, también establece como


prerrogativa del ciudadano mexicano, lo siguiente:

“Artículo 35. Son derechos del ciudadano:..

V.- Ejercer en toda clase de negocios el derecho de petición...”

Los artículos antes mencionados en especial el artículo 8 Constitucional nunca ha


sufrido reforma alguna y carece ley reglamentaria hasta la fecha.

Ley reglamentaria: Ordenamiento jurídico que desarrolla, precisa y sanciona uno


o varios preceptos de la Constitución, con el fin de enlazar los conceptos y
construir los medios necesarios para su aplicación.

Es importante mencionar que de acuerdo a los criterios del Poder Judicial de la


Federación, en la jurisprudencia bajo el rubro “derecho de petición, cualquier
solicitante que presente una petición ante una autoridad, tiene derecho a recibir
una respuesta.

Para llevar a cabo el derecho de petición requiere ciertos requisitos que impone la
constitución y la solicitud debe ser:

1) Por escrito

2) De manera pacifica

3) Respetuosa

De tal forma, dicha autoridad debe dar una respuesta a la solicitud con los
siguientes términos:
1) Contestando por escrito

2) Siendo congruente con lo solicitado

3) Dándose a conocer al interesado

Al día de hoy existen diversos criterios de la corte y tribunales en los que


resuelven que un Breve Término lo determinamos como:

La expresión “breve término”, a que se refiere el artículo 8o. constitucional, que


ordena que a cada petición debe recaer el acuerdo correspondiente, es aquel en
que individualizado al caso concreto, sea el necesario para que la autoridad
estudie y acuerde la petición respectiva sin que, desde luego, en ningún caso
exceda de cuatro meses.

Basándonos en la explicación del breve término se identifican 2 plazos que


siempre deben de estar y considerarse como Breve Termino.

• Como primer plazo es que aquel que individualizado al caso concreto sea
suficiente para que la autoridad estudie y conteste la petición.
• Como segundo plazo aquel que individualizado al caso concreto nunca
exceda de un plazo de 4 meses.

Se busca de una u otra forma marcar un plazo exacto para respetar y cumplir con
los requerimientos del solicitante ante dicha petición, apoyándose bajo el breve
termino y no dejar a libertad del funcionario público la contestación del mismo.

Mas sin embargo la importancia del derecho de petición en el desarrollo de la


sociedad mexicana es sin duda, una garantía constitucional de suma importancia
en la relación, estado-ciudadanía. Se encuentra consagrado en el artículo octavo
de nuestra constitución y actualmente asume una mayor relevancia e importancia
como efecto de las tendencias modernas de gobierno, entre ellas la
gobernabilidad democrática, que implican una exigencia de mayor participación de
la ciudadanía, ya sea en lo individual o de manera organizada en los asuntos
públicos, así como un mayor interés en el funcionamiento de las estructuras
institucionales sobre las que se asienta el estado democrático de derecho a
petición.

Como conclusión el derecho de petición, nos garantiza que nosotros como


mexicanos podemos solicitar y expresar cualquier inconveniente o necesidad que
se requiera en la vida cotidiana de cada uno de nosotros y se presenta ante
nuestra autoridad pública (gobierno). Y en ese sentido podemos claramente
observar que para efectos de tener por cumplido y protegido el derecho de
petición, ambas partes (solicitante y autoridad pública) deben cumplir con ciertos
requisitos de fondo y forma que establece la Constitución Política de los Estados
Unidos mexicanos.

Referencias Bibliográficas.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

http://sil.gobernacion.gob.mx/glosario

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXXIII, marzo de 2011, Página:


2167,

(213551. I.4o.A.68 K. Tribunales Colegiados de Circuito. Octava Época.


Semanario Judicial de la Federación. Tomo XIII, Febrero de 1994, Pág. 390.)

http://sil.gobernacion.gob.mx/