Está en la página 1de 6

TERAPIA DE GENES HUMANOS 25: 779–784 (septiembre de 2014)

ª Mary Ann Liebert, Inc. DOI: 10.1089 /


hum.2014.2533

Hacia la biología sintética con células T diseñadas:


Un largo viaje recién comenzado

Carl H. June

Introducción: la transferencia de genes llega a la mayoría de edad año de estudios de posgrado en inmunopatología de la malaria en la Organización
Mundial de la Salud en Ginebra (junio et al. 1979a, b). En este momento, estaba

yo ingrese
Es un ahonor
una proporcionar
era notable comentarios
de terapia de transferencia
retrospectivos génica
a medida que finalmente
que
"enganchado" y había tomado la decisión de convertirme en médico científico.

proporcionará curas para una serie de enfermedades actualmente incurables.


Después de completar la residencia, James Woody, un oficial médico de la
Como en casi todos los campos, los avances actuales se han logrado ampliando
Marina y jefe de la Unidad de Trasplante Experimental de la Armada, organizó
los avances de nuestros predecesores. Friedmann ha narrado los orígenes del
mi capacitación en investigación de trasplantes, junto con mi colega, Craig
campo para los nuevos en esta disciplina (Friedmann y Roblin, 1972; Friedmann,
Thompson, en el Centro de Investigación Fred Hutchinson. Allí me embarqué en
oncología médica y pasé un año en el laboratorio de inmunogenética de John
1992). Según mis propias experiencias, sospecho que hay tres cualidades en común con
Hansen y Paul Martin. Aprendí más inmunología celular y, lo que es más
todos los investigadores que han tenido un papel en llevar la transferencia de genes al
importante, John Hansen proporcionó visión y Paul Martin me enseñó a escribir
umbral del éxito. Primero, cada investigador debe poseer un notable grado de terquedad
un artículo. Me fascinó la biología de las células T después de presenciar los
para persistir ante repetidos fracasos experimentales; Además, los investigadores en este
horrores de la enfermedad de injerto contra huésped: fue extraordinario cómo
campo tuvieron que persistir cuando el campo fue considerado en general con baja
las células T alogénicas podían destruir a un paciente (Thompson
consideración por otros campos de investigación biomédica. En segundo lugar, todos los
investigadores principales en tecnologías de transferencia de genes comparten el atributo
de tener una capacidad de atención extraordinariamente larga, que en la mayoría de los
et al. 1984; junio et al. 1985, 1986b), un evento desafortunadamente no
casos abarca varias décadas de esfuerzo sostenido. Finalmente, sospecho que todos los
infrecuente en los primeros días del trasplante de médula ósea.
pioneros de la terapia génica tienen intereses multidisciplinarios y se sienten cómodos con
la multitarea, Una cualidad necesaria para traducir los avances de la ciencia básica en
este campo multidisciplinario. A continuación se presentan algunas de las experiencias
que ha enfrentado mi equipo y las lecciones de los desafíos que hemos encontrado. Los años intermedios en Bethesda

Al finalizar mis estudios posdoctorales en Seattle, fui asignado como funcionario


médico de investigación al Banco de Tejidos en el Instituto de Investigación Médica
Naval en 1986. Fue una oportunidad maravillosa, ya que me dieron un laboratorio
independiente con solo 2 años de capacitación en laboratorio. . En 1994, me
En los primeros años: aprender a abrazar lo inesperado
desempeñé como jefe de departamento para el Programa de Biología Celular Inmune
Fui criado en una familia de ingenieros, y siempre asumí que algún día yo (Fig.
también tendría una carrera como ingeniero. Todo eso cambió en 1971. 1) Si bien el laboratorio naval era pequeño, importaba poco porque todo el campus de
Acababa de ser aceptado para asistir a la Universidad de Stanford; sin los Institutos Nacionales de Salud estaba literalmente al otro lado de la calle. La
embargo, en ese momento, el borrador militar se basaba en su fecha de financiación fue relativamente fácil de obtener y en gran medida sin restricciones para
nacimiento y mi número de lotería era bajo (50 de 365), lo que significa que que se pudieran emprender proyectos a largo plazo. Me beneficié enormemente de una
en ausencia de descalificación física, sería reclutado o "reclutado" en el colaboración a largo plazo con Craig Thompson, cuyo laboratorio estaba adyacente al
servicio militar. Después de considerar las alternativas, una educación en la mío en el Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson, y de colegas en el
Academia Naval en Annapolis parecía más deseable que la guerra en Instituto Nacional del Cáncer.
Vietnam. Afortunadamente, la guerra había concluido cuando mis estudios
universitarios se completaron, y la Marina me envió a la escuela de medicina Durante la primera década de mi carrera, los estudios de laboratorio se
en 1975. Mis primeros estudios de laboratorio fueron en el laboratorio de basaron en ciencias básicas, donde mi laboratorio fue uno de los primeros en
Roger D. Rossen en el Baylor College of Medicine, donde estudié la estudiar la bioquímica de la transducción de señales en células T humanas. Estos
inmunología del reumatoide. factor, y luego arregló, estudios se basaron inicialmente en el primer ensayo unicelular para medir el flujo
de calcio, un ensayo que desarrollé con Peter Rabinovitch en la Universidad de

Abramson Cancer Center; Instituto de Investigación del Cáncer de la Familia Abramson; y Departamento de Patología y Medicina de Laboratorio, Perelman School of Medicine,
University of Pennsylvania, Philadelphia, PA 19104-5156.

779
780 JUNIO

conservador. Mi propia experiencia refleja la teoría adoptada por Malcolm Gladwell


de que se necesita una capacitación intensiva de 10,000 horas para ingresar a un
campo (Gladwell, 2008). En esos años, uno podría asimilar ese cuerpo de
conocimiento en 2 años. Tuve la suerte de obtener mi capacitación de 10,000
horas en oncología médica e inmunología mientras completaba mis estudios
médicos. Entre paréntesis, la Marina nunca me permitió pasar tiempo dedicado a
estudios de doctorado en inmunología.

Por el contrario, el aspecto más desafortunado de los años en Bethesda fue


que, aunque recibí capacitación como especialista en leucemia, no pude realizar
investigaciones sobre el cáncer con fondos internos del Departamento de Defensa.
Por lo tanto, mis intereses en inmunología se canalizaron hacia la
inmunopatología, ya que la Marina podría financiar investigaciones en
enfermedades infecciosas y, en mi caso, la malaria y el VIH / SIDA. Esta fue una
bendición proverbial disfrazada, ya que me vi obligado a aprender sobre virología,
lo que condujo al descubrimiento de nuevos virus, el virus del herpes humano 6 y 7
(Frenkel et al. 1990a, b), y para aprender ideas sobre el VIH-1 que luego ayudaron
HIGO. 1) Programa de Biología Celular Inmune en 1993: Bruce Levine, fila
superior, derecha; el autor, Carl H. June, tercera fila, izquierda; Otros científicos en los estudios para pacientes con cáncer (Linette et al. 1988). La lección de estas
fueron Kelvin Lee, Jeffrey N. Siegel, Ryo Abe, Thomas Davis, Steven Kessler, experiencias es que es bueno tener experiencia de laboratorio en más de un
Peter Perrin y David Harlan. campo o, al menos, tener colaboradores cercanos de otros campos, como lo ilustra
mi posterior colaboración con Frederic Bushman en la Universidad de
Pennsylvania (Penn) ( Levine
Washington (Rabinovitch et al. 1986; June y Rabinovitch,
1990). Mis estudios iniciales se basaron en la observación clínica de que la
ciclosporina era un maravilloso fármaco no citotóxico para bloquear la activación de et al. 2006; Wang et al. 2009).
las células T in vitro Sin embargo, fue decepcionante en la clínica (Storb et al. 1986). No se pueden subestimar los beneficios transversales de que mi laboratorio haya
Paul Martin, John Hansen y Shu Man Fu acababan de descubrir las propiedades trabajado durante una década en enfermedades infecciosas antes de comenzar los
agonistas de un anticuerpo monoclonal denominado "clon 9.3". La hipótesis central estudios de cáncer en serio. Un beneficio final de mi carrera inicial en la investigación
de mis estudios de laboratorio durante los próximos 10 años fue que la señalización dentro de las fuerzas armadas fue que pude observar los esfuerzos de vacunación a
de las células T a través del receptor 9.3 , más tarde llamado CD28, explicó la gran escala que la infraestructura del Ejército y la Armada había reunido, lo que
coestimulación y el enigma de la ciclosporina (Martin et al. 1986; Ledbetter et al. 1987; finalmente condujo al primer éxito con una vacuna terapéutica contra el VIH
junio et al. (RerksNgarm et al. 2009). Esta experiencia resultó esencial para estudios posteriores en
Penn, donde mi equipo se convirtió en una empresa de biotecnología virtual integrada
1989, 1990; Thompson et al. 1989). en una institución académica: un proceso que fue esencial para la traducción exitosa de
La coestimulación fue el término moderno para un concepto introducido la tecnología de transferencia de genes. Mentores valorados en los esfuerzos de
originalmente por Bretscher y Cohn de que los linfocitos requerían dos señales para vacunación del Ejército y la Armada fueron Michael Strong, Robert Hartzman, Nelson
la activación completa: la primera señal era específica de antígeno y la segunda Michael, Donald Burke, Edmund Tramont y StephenHoffman.
señal entregada por el contacto célula-célula era antígeno no específico (Bretscher
y Cohn, 1970). Aunque simplista en retrospectiva, la fortaleza de esta hipótesis fue
que se basaba en una importante observación clínica. Pronto se hizo evidente para
mí que muchos hallazgos con líneas celulares transformadas no podían repetirse
Receptores de antígeno quimérico para VIH / SIDA
cuando se probaron las células primarias, debido a las diferencias en la
coestimulación (junio et al. Después de establecer mi laboratorio en Bethesda, mi primer estudiante
graduado fue Gerald Linette, un estudiante de grado combinado que estaba
1986a) o contaminación (Nelson-Rees et al. 1981). Esto tuvo una profunda influencia interesado en la inmunobiología del VIH / SIDA. Su proyecto inicial fue cultivar
en mi carrera, y siempre insistí en las reuniones de laboratorio para que se realizaran células T de pacientes con VIH. Mi laboratorio había estado usando la estimulación
estudios con células primarias, aunque era más difícil que el uso de líneas celulares agonista de CD28 para propagar las células T (junio et al. 1987, 1989), y los primeros
leucémicas. experimentos de Gerry iban a extender esto mediante el crecimiento de células T de
En retrospectiva, las mejores partes de estos años intermedios fueron la pacientes con infección por VIH en etapa tardía. Descubrió que las señales a través
transición temprana a la independencia y la financiación estable de laboratorio, de las células infectadas de forma latente eran bastante diferentes de las células T
que fueron características de la investigación médica en la década de 1980. Creo no infectadas (Linette et al. 1988). En 1992, Bruce Levine comenzó los estudios
firmemente que un grado combinado no es necesario. Relacionado con esto, posdoctorales en mi laboratorio, y su proyecto era retomar el proyecto de Gerry
especialmente en la era actual, está la convicción de que muchos años de estudiando más a fondo los efectos del VIH sobre la transducción de señales de
ciencia productiva son desperdiciados por médicos científicos que deben servir células T y desarrollar un sistema de cultivo de células T para el VIH. Su primer
largos períodos de tiempo como sirvientes contratados en los laboratorios de la objetivo era producir reservas virales de los pacientes con VIH / SIDA para que
facultad superior. En mi experiencia, lo que es necesario es que cualquier posible luego pudiéramos usar el virus recuperado de estos pacientes como reactivos. Sin
estudiante esté expuesto a la medicina clínica y de laboratorio para que se pueda embargo, cuando recolectó los sobrenadantes de los cultivos de células T, no pudo
tomar una decisión informada sobre si el enfoque principal está en la clínica o en encontrar ningún virus en los cultivos. Estaba incrédulo y realmente me enojé, ya
el laboratorio. Completé una residencia principal y asistí al servicio médico que ¿cómo podría alguien dejar de hacerlo?
durante 1 mes de cada año hasta 1996,
BIOLOGÍA SINTÉTICA CON CÉLULAS T INGENIERAS 781

recuperar el virus de pacientes con VIH / SIDA en etapa tardía? Recuerde que esto altas frecuencias con niveles estables, y tenían una vida media proyectada que excedía
fue mucho antes de que la terapia antirretroviral potente estuviera disponible, y los 17 años en estos pacientes (Scholler et al. 2012). Además de nuestra colaboración con
esencialmente todos los pacientes tenían altos niveles de viremia. Así que bajé al Cell Genesys, también establecimos interacciones exitosas con VIRxSYS, Sangamo y
laboratorio y repetí el experimento de Bruce; para mi disgusto, también me quedé Adaptimmune que permitieron ensayos adicionales en primer lugar en humanos con
flipando al no recuperar el virus de los cultivos de células T derivadas del paciente. células T modificadas genéticamente. Con VIRxSYS, llevamos a cabo el primer ensayo
Más tarde supimos que este llamado efecto antiviral CD28 se debió a la regulación utilizando células de ingeniería lentiviral probando la construcción de envoltura antisentido
negativa de CCR5, el coreceptor del VIH-1 en las células CD4 (Riley et al. 1997). VRX496, mostrando seguridad y cierta inmunogenicidad dirigida a VSV-G que se utilizó
Este feliz accidente eventualmente resultó en dos artículos más en Ciencias ( Levine para seudotipar el vector lentiviral (Levine et al. 2006). Con Sangamo, utilizamos nucleasas
de dedos de zinc para alterar CCR5, haciendo que las células sean resistentes a la
infección por VIH en un modelo de ratón (Pérez et al. 2008) y más tarde en un ensayo de
et al. 1996; Carroll et al. 1997), y lanzamos nuestros estudios iniciales hacia la fase I en humanos que prueban las células T editadas genéticamente (Tebas et al. 2014).
transferencia adoptiva de células T para pacientes con VIH / SIDA (junio et al. 1993). Las Don Kohn señaló que estas colaboraciones eran un modelo para las asociaciones
lecciones aprendidas de este experimento fueron que los resultados más interesantes académicas y biotecnológicas (Kohn, 2007), y finalmente condujeron a la alianza entre
son aquellos que son inesperados y que no se resisten a cambiar el curso de la Penn y Novartis en 2012. Además, estas interacciones fueron beneficiosas ya que
investigación a medida que surgen nuevas oportunidades. fomentaron el desarrollo de productos productivos. interacciones con la FDA en el área de
las células T modificadas genéticamente. Esto resultó beneficioso, ya que uno de nuestros
Para cultivar células T de pacientes con infección por VIH, Levine desarrolló perlas ensayos con Adaptimmune descubrió un efecto fuera del objetivo con células T
con anticuerpos inmovilizados para el receptor de células T y CD28 para desarrollar un modificadas para expresar un receptor de células T para MAGE A3 que resultó en una
sistema que por primera vez proporcionó un crecimiento robusto de células T de toxicidad grave (Cameron et al. 2013; Linette et al. 2013).
pacientes con VIH o cáncer, y también fue escalado independiente: podía cultivar
células T en volúmenes que variaban en un millón de veces, desde microplacas de 96
pocillos hasta flotadores de cultivo del tamaño de un litro (Levine

et al. 1998). Bruce utilizó este nuevo sistema de cultivo para realizar estudios
fundamentales sobre el potencial de crecimiento de las células T humanas (Weng et al. 1995,
Los CAR se mudan a Filadelfia
1996; Levine et al. 1997; Palmero
et al. 1997; Liu et al. 1999). Levine desarrolló un sistema de cultivo celular compatible Después de retirarme de la Marina en 1996, al finalizar mi obligación de
con las buenas prácticas de fabricación (GMP) que permitió los primeros ensayos servicio de 12 años incurrida por el apoyo de capacitación que había recibido en
con la transferencia adoptiva de células CD4 en pacientes con VIH / SIDA en etapa la universidad y la escuela de medicina, consideré varios puestos académicos.
tardía. Encontramos que los recuentos de CD4 mejoraron, al igual que la función Sin embargo, tuve mucha suerte de ser reclutado a Penn por Jim Wilson y Craig
inmune en los pacientes (Levine et al. 2002; Bernstein et al. 2004). Como resultado de Thompson. En Filadelfia, a diferencia de otras instituciones como los centros de
nuestro éxito inicial con las transferencias adoptivas de células T en pacientes con cáncer independientes, pude continuar investigando en inmunoterapia para el
SIDA, Dale Ando y Kristen Hege de Cell Genesys nos contactaron con una VIH, mientras comenzaba experimentos de inmunoterapia adoptiva en
propuesta para colaborar con un receptor de antígeno quimérico (CAR) para pacientes con cáncer. Tuve la suerte de reclutar a muchos de los miembros del
pacientes con VIH / SIDA. Esto fue intrigante, ya que nunca había oído hablar del equipo original de reconstitución inmune en Bethesda para mudarme a Penn
concepto de CAR que se había hecho por primera vez de forma independiente en (Fig. 2). JimRiley, Bruce Levine, Katia Schlienger y Richard Carroll fueron
tres laboratorios en 1991 (Irving y Weiss, 1991; Letourneur y Klausner, 1991; Romeo nombrados profesores asistentes en la carrera de investigación en Penn. Bruce
y Seed, 1991). Bryan Irving y Arthur Weiss de la Universidad de California habían Levine, junto con Julio Cotte, quien también se mudó a Filadelfia, estableció la
construido CD8: zeta y CD4: zeta CAR para estudiar la transducción de señales, y primera instalación de fabricación de células compatible con GMP en Penn. Jim
se dieron cuenta de que el CD4: zeta CAR podría tener una aplicación práctica para Riley
reactivar las células T a las células T infectadas por VIH. Zelig Eshhar y sus colegas
más tarde mejoraron la utilidad de los CAR al injertar dominios de anticuerpos en los
dominios de señalización, ampliar la biblioteca de objetivos para las células T CAR
(Eshhar y otros 1993). En 1997 utilizamos el sistema de cultivo celular de Bruce
Levine para llevar a cabo ensayos de fase I con el CD3: zeta '' de primera
generación '' para el VIH (Mitsuyasu et al. 2000; Caminante et al. 2000).
Afortunadamente, los ensayos tuvieron éxito porque demostraron seguridad y
viabilidad y mejoraron la función inmune en los pacientes con VIH.

Con Stephen Deeks y Cell Genesys, realizamos el primer ensayo aleatorizado de


fase 2 con células T modificadas genéticamente en pacientes con VIH, y aunque este
ensayo demostró nuevamente la seguridad, solo hubo efectos antivirales moderados
con CD4: células T zeta CAR (Deeks et al. 2002). Sin embargo, cuando analizamos las
células de estos pacientes una década más tarde, nos sorprendió descubrir que la gran
HIGO. 2) Immune Cell Biology Group en 1997. Este era el equipo para
mayoría de los pacientes habían retenido el injerto durante una década o más después estudios de VIH: Richard Carroll y Jim Riley a la derecha del autor en la fila
de la infusión de estas células CAR T modificadas genéticamente. Las células T CAR de atrás, y a la izquierda del autor, Bruce Levine y Katia Schlienger. Otros
estuvieron presentes en científicos fueron Dan St. Louis, OwenWieslow, WendyBernstein y
SumeshKaushal.
782 JUNIO

estableció un núcleo de inmunología humana. Desde entonces, Bruce y Jim se han Julio de 2014. Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que un centro académico
convertido en profesores independientes y han alcanzado el rango de profesor titular, recibe la designación innovadora de la FDA de los EE. UU. El campo de las terapias
mientras que Katia ha tenido una exitosa carrera en la industria farmacéutica. CAR ha crecido enormemente y numerosos centros académicos han demostrado una
Desafortunadamente, Richard Carroll, quien se convirtió en mi gerente de laboratorio, potente actividad con las células T CAR para la leucemia (Maus et al. 2014).
murió de cáncer de páncreas en 2010 a la edad de 52 años.

Primero probamos las células T transferidas adoptivamente en pacientes con


Lecciones: Sigue tus pasiones
cáncer con leucemia mielógena crónica, con Aaron Rapoport de la Universidad de
Maryland. También evaluamos este enfoque en pacientes con linfoma avanzado, en A lo largo de los años, hemos tenido varias lecciones de nuestras experiencias en
colaboración con David Liebowitz en la Universidad de Chicago y con Gina Laport en este viaje para desarrollar terapias basadas en células para el VIH y el cáncer.
Penn (Laport et al. 2003) usando el mismo enfoque de fabricación de células que Primero, sus mejores publicaciones probablemente no terminarán en revistas de
Bruce había desarrollado para el VIH. Los pacientes iniciales con leucemia primer nivel. Si están demasiado adelantados a su tiempo, no serán apreciados hasta
mielógena crónica tratada tuvieron éxito, ya que sus recuentos de células T más tarde. En el caso de Bruce Levine, su observación de las propiedades similares a
aumentaron; Un paciente de los cuatro reportados inicialmente permanece libre de las células madre autorrenovadoras de las células T descubiertas en la década de
enfermedad en una remisión molecular ahora más de 15 años después de la infusión 1990 (Levine et al. 1997) no fue ampliamente apreciado hasta hace poco (Gattinoni et
de sus células T (Rapoport et al. 2004). En Penn, la parte de ciencias básicas de mi al. 2011). En segundo lugar, los accidentes pueden ser buenos: adopte los resultados
laboratorio continuó trabajando en la transducción de señales. Mi primer estudiante inesperados y haga un seguimiento de estos, ya que a menudo son más interesantes
graduado en Penn fue Marcela Maus, quien estudió el papel de las células desde el punto de vista científico que las respuestas predecibles de experimentos
presentadoras de antígeno artificiales y el papel de la molécula coestimuladora menos imaginativos. Tercero, los campos transversales tienen frutos bajos. Al trabajar
4-1BB además de CD28 (Maus et al. 2002, 2004). Marcela y, más tarde, Megan en inmunoterapia contra el VIH y el cáncer en paralelo, obtuvimos muchos beneficios,
Suhoski, una estudiante graduada, descubrieron que 4-1BB promovía el crecimiento como el primer uso de lentivirus en el VIH que luego se aplicó a las células T
de células CD8 humanas y podía aumentar el crecimiento y la función de las células cancerosas modificadas, lo que condujo a una mejor persistencia y expresión. Cuarto,
T CD8 más allá de lo que proporciona la señal CD28 et al. 2007). Carmine Carpenito y una genealogía no estándar en el entrenamiento puede ser una ventaja; mi educación
Michael Milone fueron posdoctorados en el laboratorio trabajando en CAR basados inicial en la Marina estaba lejos de ser el camino habitual a la academia, pero me
​en nuestro trabajo inicial con CD4: coches zeta para el VIH. Sus proyectos fueron proporcionó ciertas ventajas cuando ingresé a la academia. Es notable que otros
desarrollar CAR para la leucemia, y para esto seleccionamos CD19 al igual que otros entrenados en la Armada más tarde encontraron ventajas en la academia y la
en el campo (Roessig et al. 2002; Brentjens biotecnología, como Craig Thompson, Judah Folkman y Craig Venter.

et al. 2003; cobre et al. 2003), y para tumores sólidos probamos mesotelina
como un objetivo. Carpenito y Milone, junto con Jim Riley, adaptaron el CD4:
Expresiones de gratitud
zeta CAR en un CAR "de segunda generación". En el proceso, cambiaron del
vector retroviral a un vector lentiviral de tercera generación desarrollado por Me gustaría pensar en mis muchos colegas y mentores en busca de inspiración a lo largo de los

Dull y colegas de Cell Genesys (Dull et al. 1998). Además demostraron que años: durante el entrenamiento, Roger D. Rossen y Robert R. Rich en el Baylor College of

EF-1alpha era un promotor interno superior para la expresión constitutiva en Medicine, Luc Perrin en la Asociación Mundial de la Salud, John Hansen y Paul Martin en el Fred

células T humanas, y eligieron 4-1BB como un dominio coestimulador Hutchinson Cancer Center, y Al Singer y Richard Hodes en el National Cancer Institute. En el

mejorado en comparación con CD28 (Carpenito et al. 2009; Milone et al. 2009). Instituto de Investigación Médica Naval, muchas gracias a los mentores Jim Woody, Kenneth Sell,

Robert Hartzman y D. Michael Strong y muchos colegas académicos, incluidos Kelvin Lee, Thomas

Davis, Steven Kessler, Ryo Abe y David Harlan, y especialmente a el equipo que me trasladó a

Milone y Carpenito tenían el CD19 de segunda generación: 41BB: zeta CAR Penn, incluidos Jim Riley, Richard Carroll, Katia Schlienger y Bruce Levine. Mis colegas clínicos a

trabajando en estudios preclínicos en 2004. David Porter, el investigador principal largo plazo han sido invaluables en la traducción clínica, incluidos Wendy Bernstein, Naomi

de nuestros ensayos en leucemia, apodó el CAR '' CART19 '' por C herérico una ntigen
Aronson, Pablo Tebas, David Porter, Stephen Schuster y Stephan Grupp. En Penn, he tenido

r eceptor en numerosas interacciones con colegas en VIH que han ayudado a proporcionar información sobre

T células redirigidas a CD 19 . Sin embargo, fue difícil obtener fondos para ensayos nuestras terapias contra el cáncer, incluidos Frederic Bushman, Robert Doms y James Hoxie. Estoy

clínicos, ya que no tuvimos éxito en obtener fondos del NIH para un ensayo clínico en deuda con Anne Chew, Gabriela Plesa, Dana Hammill, Jennifer Leight y otros en el Programa de

piloto con CART19. Afortunadamente, Edward y Barbara Netter, junto con Investigación Traslacional en Penn y con JimWilson y Bill Kelley, que son verdaderos pioneros en la

SavioWoo, habían formado la Alianza para la Terapia Genética del Cáncer, y ellos, ciencia y el campo de la transferencia de genes y que proporcionaron la infraestructura. eso ha

junto con la Sociedad de Leucemia y Linfoma, proporcionaron fondos para permitido que mi grupo tenga éxito. Finalmente, agradezco a mi esposa, Lisa, y a nuestros cinco

nuestros ensayos piloto para CART19 (Clinicaltrials.gov NCT01029366). Cuando hijos por su apoyo. Dana Hammill, Jennifer Leight y otros en el Programa de Investigación

finalmente infundimos a nuestros primeros pacientes en 2010, los resultados Traslacional en Penn y para JimWilson y Bill Kelley, que son verdaderos pioneros en la ciencia y el

fueron impresionantes. Dos de tres pacientes con leucemia avanzada en etapa campo de la transferencia de genes y que proporcionaron la infraestructura que ha permitido que mi

terminal lograron una remisión completa que dura más de 4 años desde la grupo tenga éxito. Finalmente, agradezco a mi esposa, Lisa, y a nuestros cinco hijos por su apoyo.

infusión; el tercer paciente tuvo una respuesta parcial (Kalos et al. 2011; Portero et Dana Hammill, Jennifer Leight y otros en el Programa de Investigación Traslacional en Penn y para

al. 2011). Ahora hemos tratado a más de un centenar de pacientes con CART19 y JimWilson y Bill Kelley, que son verdaderos pioneros en la ciencia y el campo de la transferencia de

seguimos teniendo respuestas sorprendentes tanto en leucemia aguda como genes y que proporcionaron la infraestructura que ha permitido que mi grupo tenga éxito.

crónica (Grupp et al. 2013; Maude Finalmente, agradezco a mi esposa, Lisa, y a nuestros cinco hijos por su apoyo.

Este trabajo está dedicado a la memoria de Cynthia June, Chris Broeren y


et al. 2014). Todos estábamos enormemente orgullosos cuando la FDA otorgó a esta Richard Carroll, quienes tuvieron muertes prematuras por cáncer.
terapia el estatus de '' Designación innovadora '' en
BIOLOGÍA SINTÉTICA CON CÉLULAS T INGENIERAS 783

Declaración de divulgación del autor vías de transducción de señales asociadas a receptores. Celda 64, 891–901.

CHJ es asesor de Novartis, Celldex Therapeutics,


June, CH, y Rabinovitch, PS (1990). Medición citométrica de flujo de calcio
Diseño globimmune e inmune. Además, es un inventor de patentes con
ionizado intracelular en células individuales con indo-1 y fl uo-3. En Métodos
licencia para Novartis y recibe subvenciones de Novartis.
en biología celular. L. Wilson, ed. (Academic Press, Inc., San Diego, CA) páginas.
37-58. June, CH, Contreras, CE, Perrin, LH y Lambert, PH (1979a).
Detección mejorada de complejos inmunes en suero humano y de ratón
Referencias
usando una adaptación de microensayo de la prueba de unión a C1q. J.
Bernstein, WB, Cox, JH, Aronson, NE, et al. ( 2004). Reconstitución inmunitaria Immunol. Métodos 31, 23-29. Junio, CH, Contreras, CE, Perrin, LH, et al. ( 1979b).
después de transferencias autólogas de CD4 estimulado con CD3 / CD28 (+ ) Formación de inmunocomplejos circulantes y unidos a tejidos en la malaria
Células T a personas infectadas por el VIH. Clin. Immunol 111, 262–274. murina. J. Immunol. 122, 2154-2161. Junio, CH, Thompson, CB, Kennedy,
Brentjens, RJ, Latouche, JB, Santos, E., et al. ( 2003). Erradicación de tumores MS, et al. ( 1985). Hipomagnesemia profunda y pérdida renal de magnesio
sistémicos de células B por linfocitos T humanos genéticamente dirigidos asociada con el uso de ciclosporina para el trasplante de médula.
coestimulados por CD80 e interleucina-15. Nat. Medicina. 9, 279–286. Transplantation 39, 620–624. Junio, CH, Ledbetter, JA, Rabinovitch, PS, et
al. ( 1986a). Distintos patrones de flujo de calcio transmembrana y
movilización intracelular de calcio después del grupo de antígeno de
Bretscher, P. y Cohn, M. (1970). Una teoría de la discriminación de sí mismo. diferenciación 2 (receptor de roseta E) o estimulación 3 (T3) de linfocitos
Science 169, 1042-1049. Cameron, BJ, Gerry, AB, Dukes, J., et al. ( 2013). humanos. J. Clin. Invertir. 77, 1224-1232. Junio, CH, Thompson, CB,
Identificación de un péptido presentado por HLA-A1 derivado de titina como un Kennedy, MS, et al. ( 1986b). Correlación de la hipomagnesemia con la
objetivo de reacción cruzada para células T dirigidas por MAGE de ingeniería aparición de hipertensión asociada a ciclosporina en pacientes con
genética. Sci. Transl. Medicina. 5, 197ra103. Carpenito, C., Milone, MC, Hassan, trasplante de médula. Transplantation 41, 47–51. Junio, CH, Ledbetter, JA,
R., et al. ( 2009). Control de xenoinjertos tumorales grandes y establecidos con Gillespie, MM, et al. ( 1987). La proliferación de células que involucra la vía
células T humanas genéticamente retardadas que contienen dominios CD28 y CD28 está asociada con la expresión del gen de interleucina 2 resistente a
CD137. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 106, 3360–3365. Carroll, RG, ciclosporina. Mol. Cell Biol. 7, 4472-4481.
Riley, JL, Levine, BL, et al. ( 1997). Regulación diferencial de la expresión del
cofactor de fusión del VIH-1 por coestimulación CD28 de CD4 + Células T
Science 276, 273–276. Cooper, LJ, Topp, MS, Serrano, LM, et al. ( 2003). Los
clones de células T pueden volverse específicos para CD19: hacia el aumento
selectivo del efecto de leucemia de injerto contra linaje B. Blood 101, 1637-1644.
Deeks, SG, Wagner, B., Anton, PA, et al. ( 2002). Un estudio aleatorizado de fase
II de la terapia génica de células T específica de VIH en sujetos con viremia June, CH, Ledbetter, JA, Lindsten, T. y Thompson, CB (1989). Pruebas de la
plasmática indetectable en terapia antirretroviral combinada. Mol. El r. 5, 788-797. implicación de tres señales distintas en la inducción de la expresión del gen
Dull, T., Zufferey, R., Kelly, M., et al. ( 1998). Un vector lentivirus de tercera IL-2 en linfocitos T humanos. J. Immunol. 143, 153-161. June, CH,
generación con un sistema de empaque condicional. J. Virol. Ledbetter, JA, Linsley, PS y Thompson, CB (1990). Papel del receptor CD28
en la activación de células T. Immunol Hoy 11, 211–216. Junio, CH, Linette,
GP, Pierce, PF, et al. ( 1993). Posibles aplicaciones clínicas de las
mediciones de transducción de señales en el trasplante de médula y la
infección por VIH-1. Ana. NY Acad. Sci. 677, 225–232. Kalos, M., Levine, BL,
Porter, DL, et al. ( 2011). Las células T que expresan receptores quiméricos
72, 8463–8471. establecen memoria y potentes efectos antitumorales en pacientes con
Eshhar Z, Waks T, Gross G, Schindler DG. (1993) Activación específica y leucemia avanzada. Sci. Transl. Medicina. 3, 95ra73.
direccionamiento de linfocitos citotóxicos a través de cadenas simples quiméricas que
consisten en dominios de unión a anticuerpos y las subunidades gamma o zeta de la
inmunoglobulina y los receptores de células T. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos
90, 720–724. Frenkel, N., Schirmer, EC, Katsafanas, G. y June, CH (1990a). Se
requiere la activación de células T para la replicación eficiente del virus del herpes Kohn, DB (2007). Vectores lentivirales listos para el horario estelar. Nat. Biotecnología
humano 6. J. Virol. 64, 4598-4602. Frenkel, N., Schirmer, EC, Wyatt, LS, et al. ( 1990b). 25, 65-66. Laport, GG, Levine, BL, Stadtmauer, EA, et al. ( 2003). La transferencia
Aislamiento de un nuevo virus del herpes a partir de células T CD4 + humanas. Proc. adoptiva de células T coestimuladas induce linfocitosis en pacientes con linfoma no
Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 87, 748–752. Hodgkin recidivante / refractario después de CD34 + de trasplante de células
hematopoyéticas seleccionado. Blood 102, 2004–2013. Ledbetter, JA, Gentry, LE,
junio, CH, et al. ( 1987). Estimulación de células T a través del complejo receptor de
Friedmann, T. (1992). Una breve historia de la terapia génica. Nat. Gineta. 2, células CD3 / T: papel del calcio citoplasmático, translocación de proteína quinasa C
93–98. y fosforilación de pp60 c-src en la vía de activación. Mol. Cell Biol. 7, 650-656.
Friedmann, T. y Roblin, R. (1972). ¿Terapia génica para la enfermedad genética humana? Letourneur, F. y Klausner, RD (1991). Activación de células T y basófilos a través de
Science 175, 949–955. Gattinoni, L., Lugli, E., Ji, Y., et al. ( 2011). Un subconjunto de la cola citoplasmática de las proteínas de la familia zeta del receptor de células T.
células T de memoria humana con propiedades similares a las células madre. Nat. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 88, 8905–8909. Levine, BL, Mosca, J., Riley,
Medicina. 17, 1290-1297. Gladwell, M. (2008). Valores atípicos: la historia del éxito. ( Little, JL, et al. ( 1996). Efecto antiviral y ex vivo CD4 + Proliferación de células T en
Brown and Company, Nueva York, NY). Grupp, SA, Kalos, M., Barrett, D., et al. ( 2013). pacientes VIH positivos como resultado de la coestimulación de CD28. Science 272,
Células T modificadas con receptor de antígeno quimérico para la leucemia linfoide 1939-1943. Levine, BL, Bernstein, W., Craighead, N., et al. ( 1997). Efectos de la
aguda. N. Engl. J. Med. 368, 1509-1518. coestimulación de CD28 en la proliferación a largo plazo de

Irving, BA y Weiss, A. (1991). El dominio citoplasmático de la cadena zeta del


receptor de células T es suficiente para acoplarse a
784 JUNIO

CD4 + Células T en ausencia de células alimentadoras exógenas. J. Immunol. 159, Rapoport, AP, Levine, BL, Badros, A., et al. ( 2004). Remisión molecular de CML
5921-5930. Levine, BL, Cotte, J., Small, CC, et al. ( 1998). Producción a gran escala después del autotrasplante seguido de transferencia adoptiva de células T
de CD4 + Células T de donantes infectados por VIH después de la estimulación con autólogas costimuladas. Transplante de médula osea. 33, 53-60. Rerks-Ngarm,
CD3 / CD28. J. Hematother. 7, 437–448. Levine, BL, Bernstein, WB, Aronson, NE, et S., Pitisuttithum, P., Nitayaphan, S., et al. ( 2009). Vacunación con ALVAC y
al. ( 2002). Transferencia adoptiva de CD4 + coestimulado Las células T inducen la AIDSVAX para prevenir la infección por VIH-1 en Tailandia. N. Engl. J. Med.
expansión de las células T periféricas y disminuyen la expresión de CCR5 en la 361, 2209–2220. Riley, JL, Carroll, RG, Levine, BL, et al. ( 1997). Resistencia
infección por VIH. Nat. Medicina. 8, 47-53. Levine, BL, Humeau, LM, Boyer, J., et al. ( 2006).intrínseca a la infección de células T con VIH tipo 1 inducida por coestimulación
Transferencia génica en humanos usando un vector lentiviral condicionalmente de CD28. J. Immunol. 158, 5545-5553. Roessig, C., Scherer, SP, Baer, ​A., et al. ( 2002).
replicante. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 103, 17372–17377. Linette, GP, Dirigido a CD19 con linfocitos T humanos genéticamente modificados por EBV.
Hartzman, RJ, Ledbetter, JA y June, CH (1988). Las células T infectadas con VIH-1 Ana. Hematol 81 Supl. 2, S42 – S43. Romeo, C., y Seed, B. (1991). Inmunidad
muestran un defecto de señalización selectiva después de la perturbación del celular al VIH activada por CD4 fusionado a células T o polipéptidos del receptor
receptor CD3 / antígeno. Science 241, 573–576. Linette, GP, Stadtmauer, EA, Maus, Fc. Celda 64, 1037-1046. Scholler, J., Brady, T., Binder-Scholl, G., et al. ( 2012).
MV, et al. ( 2013). La toxicidad cardiovascular y la reactividad cruzada de la titina de Decadelong seguridad y función de células T receptoras de antígeno quimérico
las células T aumentadas por afinidad en el mieloma y el melanoma. Blood 122, modificadas retrovirales. Sci. Transl. Medicina. 4, 132Ra53. Storb, R., Deeg, HJ,
863–871. Liu, K., Schoonmaker, MM, Levine, BL, et al. ( 1999). Expresión constitutiva y Whitehead, J., et al. ( 1986). El metotrexato y la ciclosporina se compararon con
regulada de la transcriptasa inversa de telomerasa (hTERT) en linfocitos humanos. la ciclosporina sola para la profilaxis de la enfermedad aguda de injerto contra
Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 96, 5147–5152. Martin, PJ, Ledbetter, JA, huésped después del trasplante de médula por leucemia. N. Engl. J. Med. 314,
Morishita, Y., et al. ( 1986). Un homodímero de superficie celular de 44 kilodaltons 729–735. Suhoski, MM, Golovina, TN, Aqui, NA, et al. ( 2007). Ingeniería de
regula la producción de interleucina 2 por los linfocitos T humanos activados. J. células presentadoras de antígeno artificiales para expresar una gran variedad
Immunol. 136, 3282-3287. Maude, S., Frey, N., Shaw, P., et al. ( 2014). Remisiones de moléculas coestimuladoras. Mol. El r. 15, 981–988. Tebas, P., Stein, D.,
sostenidas con células T receptoras de antígeno quimérico para la leucemia. N. Engl. Tang, W., et al. ( 2014). Edición genética de
J. Med. En prensa.

CCR5 en células T CD4 autólogas de personas infectadas con VIH. N. Engl. J.


Maus, MV, Thomas, AK, Leonard, DG, et al. ( 2002). Ex vivo Med. 370, 901–910. Thompson, CB, junio, CH, Sullivan, KM y Thomas, ED
expansión de linfocitos T citotóxicos policlonales y antígenos específicos por (1984). Asociación entre neurotoxicidad por ciclosporina e hipomagnesemia.
APC artificiales que expresan ligandos para el receptor de células T, CD28 y Lancet 2, 1116-1120. Thompson, CB, Lindsten, T., Ledbetter, JA, et al. ( 1989). La
4-1BB. Nat. Biotecnología 20, 143–148. Maus, MV, Kovacs, B., Kwok, WW, et al. vía de activación de CD28 regula la producción de múltiples linfocinas / citocinas
( 2004). Amplia capacidad replicativa de las células T de la memoria central derivadas de células T. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 86, 1333–1337.
humana. J. Immunol. 172, 6675–6683. Walker, RE, Bechtel, CM, Natarajan, V., et al. ( 2000). A largo plazo en vivo supervivencia
de las células T singénicas modificadas por el receptor en pacientes con infección
Maus, MV, Grupp, SA, Porter, DL y June, CH (2014). Células T modificadas con por el virus de la inmunodeficiencia humana. Blood 96, 467–474. Wang, GP,
anticuerpos: las CAR ocupan el asiento delantero para las neoplasias Levine, BL, Binder, GK, et al. ( 2009). Análisis de la integración del vector lentiviral
hematológicas. Blood 123, 2625–2635. Milone, MC, Fish, JD, Carpenito, C., et al. en sujetos de estudio VIH + que reciben infusiones autólogas de células T CD4 +
( 2009). Los receptores quiméricos que contienen dominios de transducción de modificadas genéticamente. Mol. El r. 17, 844–850.
señales CD137 median una mayor supervivencia de las células T y una mayor
eficacia antileucémica in vivo. Mol. El r. 17, 1453–1464. Mitsuyasu, RT, Anton,
P., Deeks, SG, et al. ( 2000). Supervivencia prolongada y tráfico de tejidos
después de la transferencia adoptiva de CD4 z autólogo modificado con gen CD4
+ y CD8 + Células T en sujetos infectados por VIH. Blood 96, 785–793.
Nelson-Rees, WA, Daniels, DW y Flandermeyer, RR (1981). Contaminación Weng, NP, Levine, BL, junio, CH y Hodes, RJ (1995). Los linfocitos T ingenuos y de
cruzada de células en cultivo. Science 212, 446–452. memoria humanos difieren en longitud telomérica y potencial replicativo. Proc.
Natl. Acad. Sci. Estados Unidos
92, 11091-11094.
Weng, NP, Levine, BL, junio, CH y Hodes, RJ (1996). Expresión regulada de la
Palmer, LD, Weng, NP, Levine, BL, et al. ( 1997). Longitud de los telómeros, actividad actividad de la telomerasa en el desarrollo y activación de linfocitos T humanos.
de la telomerasa y potencial replicativo en la infección por VIH: análisis de CD4 + y J. Exp. Medicina. 183, 2471–2480.
CD8 + Células T de gemelos monocigóticos discordantes del VIH. J. Exp. Medicina.
185, 1381-1386. Pérez, EE, Wang, J., Miller, JC, et al. ( 2008). Establecimiento de
resistencia al VIH-1 en CD4 + Células T por edición del genoma usando nucleasas Dirección de correspondencia a:
de dedos de zinc. Nat. Biotecnología 26, 808–816. Porter, DL, Levine, BL, Kalos, Dr. Carl H. June
M., et al. ( 2011). Células T modificadas por el receptor de antígeno quimérico en la
Centro Smilow de Investigación Traslacional 3400
leucemia linfoide crónica. N. Engl. J. Med. 365, 725–733.
Civic Center Boulevard, Edificio 421
8th Floor, Room 123
Philadelphia, PA 19104-5156
Rabinovitch, PS, junio, CH, Grossmann, A. y Ledbetter,
JA (1986). La heterogeneidad entre las células T en las respuestas de calcio Correo electrónico: cjune@exchange.upenn.edu
libre intracelular después de la estimulación mitógena con PHA o anti-CD3. Uso
simultáneo de indo-1 e inmunofluorescencia con citometría de flujo. J. Immunol. Recibido para publicación el 2 de septiembre de 2014; aceptado después
137, 952–961. de la revisión el 3 de septiembre de 2014.