Está en la página 1de 5

TIPOS DE AISLAMIENTO Y INSTALACIONES

Dentro de esta sección, se definirán la tipología de materiales a utilizar para el


aislamiento térmico de las superficies objeto del presente documento.
Todos los materiales a utilizar deberán ser nuevos, estar correctamente embalados
y libres de humedad antes de su instalación.
Es imprescindible que dichos materiales tengan certificado de origen, fichas
técnicas y de seguridad.
Las características y rango de aplicación de cada material serán los que aparezcan
en la ficha técnica en su última revisión.
Las características fundamentales que deben aportar los materiales aislantes son:
• Ahorro de energía: mediante un elevado aislamiento térmico, que dificulte el flujo
de calor a través del material.
• Prestaciones acústicas óptimas: que facilite la transformación de energía acústica
en energía cinética.
• Seguridad: no deben arder ni producir humos, manteniendo su capacidad de
aislamiento térmico incluso a altas temperaturas.
Lana mineral
Material aislante térmico, acústico y de protección contra el fuego constituido por un
entrelazado multidireccional de filamentos obtenidos en el proceso de fusión de
materiales inorgánicos (arena en el caso de lana de vidrio y roca en el caso de lana
de roca), formando una estructura flexible y abierta, que contiene sólo aire inmóvil
en su interior. Dependiendo de la aplicación que se vaya a realizar, existe una
amplia gama de productos, lana de vidrio y/o lana de roca (en adelante, ambas
serán denominadas lanas minerales), para cada caso correspondiente. La Norma
UNE-EN 14303 especifica los requisitos de los productos manufacturados de lana
mineral que se utilizan para el aislamiento térmico de equipos en edificación e
instalaciones industriales, con un rango de temperatura de trabajo
aproximadamente de 0 °C a + 800 °C.
Vidrio celular
Material elaborado a partir de polvo de vidrio cocido, también llamado vidrio
expandido. Empleado fundamentalmente como aislante térmico y como protección
contra el fuego.
La Norma UNE-EN 14305 especifica los requisitos de los productos manufacturados
de vidrio celular que se utilizan para el aislamiento térmico de equipos en edificación
e instalaciones industriales, con un rango de temperatura de trabajo
aproximadamente de - 265 °C a + 430 °C.
Espuma elastomérica
Aislamiento térmico flexible de espuma de célula cerrada especialmente diseñado
para instalaciones en el exterior. Actúa como una eficaz barrera de vapor de agua
y reduce el riesgo de condensación.
La Norma UNE-EN 14304 especifica los requisitos de los productos manufacturados
de espuma elastomérica flexible que se utilizan para el aislamiento térmico de
equipos en edificación e instalaciones industriales, con un rango de temperatura de
trabajo aproximadamente de -220 °C a + 175 °C.
Fibra cerámica
Manta punzonada, ligera, fabricada a partir de lana de silicato alcalino terroso, que
da solución a una variedad de problemas de gestión térmica. Mantiene su
resistencia, flexibilidad y propiedades térmicas hasta una temperatura de + 1.200
°C.
Aerogel
Manta de aislamiento industrial flexible para altas temperaturas, formada por
aerogel de sílice y reforzada con relleno de fibra de vidrio no tejida. Funciona a
temperaturas de hasta + 1.000 °C.
El diseño de una adecuada solución de aislamiento es esencial para poder
garantizar el funcionamiento eficaz, la seguridad, la durabilidad y el impacto
medioambiental de la instalación industrial.
Los criterios de selección del sistema de aislamiento a utilizar son:
• Exigencias funcionales: Dimensiones de los elementos a aislar. Temperatura de
trabajo. Pérdidas de calor o cambios de temperatura del medio. Condiciones
ambientales. Mantenimiento y control.
• Seguridad: De las personas. Contra el fuego. Contra riesgo de explosión.
Protección acústica.
• Optimización de costes: Espesor óptimo de aislamiento. Tiempo de amortización
de la inversión.
• Protección del medioambiente: Reducción de las emisiones de CO2.
• Protección frente a la corrosión: Vida útil de la planta.
Es responsabilidad del cliente asegurar, durante todo el proceso de diseño y
montaje de la instalación mecánica, un óptimo montaje del aislamiento y
mantenimiento del mismo, para minimizar las pérdidas térmicas y alargar al máximo
la vida útil del mismo.
El espacio libre alrededor de la totalidad de las partes a aislar debe permitir la
intervención del instalador. El espacio libre alrededor de la instalación aislada debe
permitir una correcta manipulación de las partes desmontables (cajas, colchonetas,
bocas de hombre, etc.) de forma ergonómica.
Las separaciones entre partes contiguas a aislar, entre las partes a aislar y las
paredes, o entre las partes a aislar y el suelo/techo, deben tener en cuenta el
espesor de aislamiento diseñado y las tolerancias de montaje del mismo.
Las distancias mínimas libres, teniendo en cuenta el espesor de aislamiento de las
superficies a aislar, son las siguientes:
• Para las tuberías, 100 mm, correspondiendo al paso de una mano, durante el
montaje del aislamiento:

• Para los elementos inline en tuberías (distancias entre bridas, soportes,


instrumentos, etc.), 100 mm correspondiendo al paso de una mano, durante el
montaje del aislamiento, tanto en la misma tubería como en tuberías adyacentes.
• Para los equipos, 1 metro correspondiendo a la colocación de un andamio.
Distancia mínima recomendada en instalación de equipos.

• Para los accesorios/instrumentos donde se requiera aislamiento desmontable,


debe diseñarse espacio suficiente para la manipulación del mismo.
Distancia mínima recomendada en elementos desmontables de tuberías

La instalación de los soportes de aislamiento soldados a las superficies a aislar es


responsabilidad del montador mecánico y/o cliente, que debe confirmar con el
instalador de aislamiento la idoneidad de los soportes para la solución constructiva
de aislamiento a instalar (cantidad, tipo, absorción de dilataciones, etc.).

También podría gustarte