Está en la página 1de 4

HISTORIA DEL PERÚ́ CONTEMPORÁNEO.

DESDE LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA HASTA EL PRESENTE

Resumen

El Perú de la “república aristocrática”

Entre los años 1899 a 1919, en la historia peruana, después de los diez años del segundo

militarismo, llega una estabilidad política, relativa paz social y con ello la reemergencia del

civilismo. Esta denominación describe una sociedad gobernada por las clases altas, que

combinaba la violencia y el consenso, pero con la exclusión del resto de la población.

La reemergencia del civilismo

Revivió en la posguerra con Chile gracias a una evolución favorable de la economía mundial.

Entre sus miembros se encontraban algunos con antecedentes en la aristocracia colonial,

como también, hecho que mayoría de los gobernantes civilistas fueron elegidos por una

minoría de la población alfabeta y masculina. Es así como el apogeo del segundo civilismo

comenzó en 1903, con uno de los fundadores, Manuel Candamo. Las propuestas económicas

para los gobiernos civilistas, se resumía en exportación de materias primas y la atracción de

capitales e inmigrantes extranjeros. Sin embargo, el Estado debía empezar a cumplir un rol

moderador, promotor e integrador y que el ejército, la educación, y la salud pública debían

servir para integrar y formar a la población indígena. De esta manera, entre 1895 y 1915,

surgió la creación y desarrollo organizaciones.

El crecimiento económico

Se debió al incremento y variedad de las exportaciones de materias primas y la progresiva

inversión directa de capitales extranjeros en minas, banca, seguros e industrias.

Posteriormente, el petróleo, el azúcar y las lanas del sur cobraron mayor importancia. La

minería a comienzos del siglo fue el sector más rentable de la economía de exportación,

generalmente en manos de propietarios nacionales o de inmigrantes radicados, que estaban

concentradas en la sierra central, y que se especializaban en la extracción de metales

preciosos. La escasez de trabajadores había creado dificultades al despegue económico de la


HISTORIA DEL PERÚ́ CONTEMPORÁNEO.
DESDE LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA HASTA EL PRESENTE

minería entonces se empezó a atraer a campesinos mediante el método del “enganche”,

quienes abandonaban su trabajo agrícola para convertirse en minero, estos centros mineros

han considerados verdaderos enclaves que parasitaban los recursos nacionales, sin

modernizar la región en que se desarrollaban, enviando todas las ganancias al extranjero y

dejando pocos beneficios al país. En la agricultura, el proceso de expansión fue

particularmente claro en el caso de la caña de azúcar. La industria azucarera peruana había

superado la productividad de Hawái, considerada entonces una de las más adelantadas de su

época. A diferencia de la minería, donde las empresas extranjeras desplazaron a casi todos los

capitalistas nacionales. El cultivo del algodón se caracterizó por ser una producción en

pequeña escala donde predominaba la pequeña y la mediana propiedad. El arroz expandió

notablemente su área de cultivo y pronto se convirtió en un ingrediente básico de la dieta

nacional, un producto que no necesitaba de grandes inversiones en maquinaria y que estuvo

protegido durante años por incentivos y barreras arancelarias que desanimaron a los

importadores de este producto. La ganadería este fue otro sector que se incorporó al ciclo

económico de exportación, en el caso de la ganadería, tanto en la región de la sierra central,

como en la de la sierra norte, se reprodujo el mismo patrón de: modernización primero, y

desnacionalización después, como en el caso de la minería. Las lanas y otros productos de

exportación disfrutaron de unos años de elevada demanda y magníficos precios durante la

Primera Guerra Mundial. Sin embargo, este periodo acabó con una abrupta caída de precios

en el mercado internacional de las principales exportaciones peruanas. Esta crisis económica

y social se combinó con la insatisfacción política de los sectores medios y provincianos, lo

que marcaría el fin de la República Aristocrática.

La generación del novecientos y la cuestión social

Se reconocían como problemas nacionales el atraso económico, la falta de relación entre el

Estado y la sociedad y la fragmentación social, manifestada en la marginación de los


HISTORIA DEL PERÚ́ CONTEMPORÁNEO.
DESDE LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA HASTA EL PRESENTE

indígenas y a veces de los nuevos grupos sociales urbanos. Cambios demográficos, sin duda

existió un crecimiento natural de la población, debido a los años de paz interna que

sucedieron a la guerra y al fin de las luchas entre caudillos militares; pero este incremento por

sí solo no explica el crecimiento de Lima y de otras ciudades del interior. Las oportunidades

de trabajo y el hecho de que fueran grandes centros administrativos alentaron la migración

hacia los centros urbanos.

Inicios de la protesta obrera, en 1904 se formó la Federación de Obreros, uno de sus

principales objetivos, fue la consecución de la jornada laboral de ocho horas de trabajo y se

convirtió en uno de los principales animadores de las luchas obreras urbanas. Algunos años

después surgieron organizaciones más extensas, se convirtieron también en activos

luchadores por mejores salarios y horarios de trabajo menores. También la aparición de

intelectuales desafectos de la oligarquía, que iniciaron la crítica al proyecto civilista. La

utopía educativa, los intelectuales de la época estuvieron influenciados por ideas de

modernización económica y orden político, en parte inspiradas en las ideas positivistas

europeas. Para ellos el progreso del país consistía en el crecimiento de una economía de

exportación, el libre comercio, una democracia representativa limitada y el desarrollo de una

educación técnica y científica. La educación fue considerada también como una manera

eficaz de incorporar a los indígenas, de socializar a los inmigrantes y de promover el

progreso. Surgió también la preocupación y la afición por el deporte, asumido como otra vía

para mejorar la salud y la moral de la población, lo que debía tener un impacto positivo en el

trabajo. Con el desgaste de la sucesión de varios gobiernos, el aparato productivo jaqueado

por las luchas laborales y seriamente cuestionada la hegemonía intelectual del civilismo, la

República Aristocrática se resquebrajaba irremisiblemente

Comunicación Social - V Semestre


HISTORIA DEL PERÚ́ CONTEMPORÁNEO.
DESDE LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA HASTA EL PRESENTE

Realidad Nacional Y Ciudadanía


Estudiante: Alejandra Vargas Chávez

También podría gustarte