Está en la página 1de 5

Reforma energética, México

La reforma energética es una reforma constitucional presentada el 12 de agosto de 2013 y


aprobada el 11 de octubre del mismo año por el Senado de la república en el gobierno de Enrique
Peña Nieto.

Los objetivos principales que proponía la reforma son los siguientes:

• “Modernización del sector energético, sin privatizar las empresas públicas dedicadas a la
producción y al aprovechamiento de los hidrocarburos y de la electricidad”.
• “Mantener la propiedad de la Nación sobre los hidrocarburos”.
• “Modernizar y fortalecer, sin privatizar, a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión
Federal de Electricidad (CFE) como Empresas Productivas del Estado, 100% públicas y
100% mexicanas”.
• “Atraer mayor inversión al sector energético mexicano para impulsar el desarrollo del
país”.
• “Contar con un mayor abasto de energéticos a mejores precios”.
• “Garantizar estándares internacionales de eficiencia, calidad y confiabilidad de suministro
energético, así como transparencia y rendición de cuentas en las distintas actividades de
la industria energética”.
• “Combatir de manera efectiva la corrupción en el sector energético”.

Se tenía de antecedente el monopolio de Pemex y de la CFE, es decir, sólo Pemex tenía el


permiso del gobierno para explorar y extraer los recursos del subsuelo, así mismo CFE
controlaba la industria eléctrica.

Así que, toda la producción de petróleo del país era controlada por Pemex. Pero existían más
antecedentes que ponía en desventaja la producción. Evidentemente la producción de petróleo
va cayendo con el paso de los años, de forma general se debe a las siguientes razones:

Financiamiento. Para la explotación de los recursos del subsuelo se necesita tecnología que
México no posee, por lo que la extracción se limita y tiende a bajar.

Endeudamiento. Pemex tiene deuda con sus acreedores (extranjeros principalmente) y todas las
pensiones de sus empleados.

Ejemplo de alguno de estos antecedentes es que en 2017 Pemex tenía planeado perforar 54
pozos, pero sólo se perforaron 21 (Juan E. Pardinas, 2018). Por mencionar uno de muchos
ejemplos.

Así que para aumentar la producción de los recursos del subsuelo se proponía, a través de esta
reforma, modernizar y modificar las políticas en la administración de contratos, concesiones,
impuestos, producción, etcétera, sobre la industria energética para darle lugar a sector privado.
Con la reforma
Una vez aprobada la reforma, lo que sucedió con la industria energética en el gobierno de Enrique
Peña Nieto se podría resumir de la siguiente manera:

“Establece los tipos de contratos que podrán realizar particulares con el Estado y con Pemex:
utilidad compartida, producción compartida y licencias”.

“El criterio para la asignación de contratos es para los que ofrezcan mayores pagos para el
Estado, esto es por encima de los criterios técnicos”.

“Fin del monopolio. En 2017, los particulares implementaron servicios de gasolineras con una
marca propia, y en 2018 se liberó la importación de gasolina, por lo que Pemex ya no es el
monopolio”.

“El porcentaje mínimo promedio de contenido nacional en proyectos de exploración y extracción


de hidrocarburos aumentó a partir 25% en 2015 hasta llegar a 35% en 2025”.

“Ley de inversión extranjera. La exploración y producción son estratégicas para el Estado y sólo
son llevadas a cabo mediante asignatarios (Pemex) y contratistas (particulares)”.

“Las exploración y extracción de petróleo tienen una preferencia sobre otras que impliquen el
aprovechamiento de la superficie y del subsuelo. Es decir, en el caso del sector minero, las
concesiones no concederán derechos para la exploración y la explotación de hidrocarburos”.

“Se creó la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del
sector hidrocarburos. Tiene como objetivos la protección de personas, el medio ambiente y las
instalaciones”.

“El Fondo mexicano del petróleo se convirtió en un fideicomiso a cargo del Banco de México
(Banxico), éste administra el ahorro de los ingresos recibidos a través de los contratos. Cuando
los ingresos superan el 3% del PIB nacional, la Cámara de Diputados distribuyen el ingreso en
ahorro a largo plazo, pensión universal, proyectos de energía e infraestructura y 10% en becas”.

“El gobierno puede tomar una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones
en curso, así como la de los trabajadores activos en Pemex”.

(Francisco Muciño, 2014)

Algo que se caracteriza de la reforma es el papel del sector privado. Se introdujo en gran manera
a particulares para bien o para mal. Pero sin duda es un cambio radical en la industria energética
que de hecho fue una gran controversia en aquel tiempo, pero pudimos observar en estos años,
de alguna manera u otra, muchos recursos del subsuelo de México se entregaron a los
particulares.
Lo que realmente sucedió
¿Realmente la reforma fue efectiva como el gobierno de EPN decía? ¿Mejoró la producción de
hidrocarburos? ¿Benefició al estado mexicano y, por lo tanto, a toda la población?

Es evidente que la respuesta a todas esas preguntas al final llega a un no. Primeramente,
debemos considerar la producción de petróleo como ejemplo. Anteriormente mencionaba que
existen muchas desventajas para que la producción específicamente de petróleo vuelva a subir
(endeudamiento, financiamiento) y podemos ver reflejadas estas problemáticas en la siguiente
gráfica:

Producción nacional de petróleo (fuente: Sistema de Información Energética de Sener y Pemex)

El gobierno había planeado en promesas producir 3 millones de barriles diarios en 2018, el cual
llegaron solo a 1.8 millones. A demás, Pemex reportó en 2018 que la producción ha retrocedido
en 700,000 barriles diarios.

El gobierno mexicano de aquel momento siempre operó en favor del capital extranjero,
entregando los recursos naturales del país a través de reformas, leyes e inclusive decisiones
fuera de la legalidad con el objetivo de privatizar y apropiarse de ellos. Este es otro impedimento
para la búsqueda de optimizar la producción de estos recursos, el cual nunca se mencionó en
estos gobiernos. Un ejemplo de ello sería un acto que se le conoce como “La acumulación por
desposesión (despojo)” de forma general consiste en “incrementar la acumulación del capital a
través del empoderamiento de los espacios locales y/o regionales” (Universidad de Guadalajara,
2015). Es decir, el gobierno crea un espacio jurídico para el sector privado por encima de la
legalidad para garantizar la generación del capital. Y lo que se hizo fue privatizar tierras y expulsar
a las poblaciones campesinas. Esto ocurrió con las empresas petroleras extranjeras que se
instalaron en México.

Por lo que esta reforma, su principal objetivo es favorecer la inversión extranjera, para bien o
para mal. A este acto se le conoce como "desviación de poder económico", es decir el gobierno
no cumple con deberes de defender la soberanía nacional y permite que las riquezas nacionales
queden en manos de los monopolios de empresas extranjeras

De hecho, el analista energético de Caraiva y Asociados mencionó: “La reforma energética no


son los hidrocarburos, que representan solo 20% de los cambios. El 80% están en electricidad,
infraestructura, almacenamiento, comercialización y muchas otras cosas”.

También Bárcenas menciona concluyendo la reforma: "Las reformas legales que se están
consumando en el Congreso de la Unión para transformar profundamente el régimen de
extracción del petróleo y el gas, así como la generación de energía eléctrica, representan una
segunda desamortización de las tierras y los recursos naturales" (López Bárcenas, 2014). Según
la Real Academia de la Lengua Española "desamortizar" se define como: “situar en estado de
venta los bienes de manos muertas, mediante disposiciones legales”

Así que, lo que realmente sucedió con la reforma y el principal problema de la gestión,
exploración y producción de los hidrocarburos durante ésta lo menciona Merchand: “En el
gobierno de Enrique Peña Nieto con la reforma energética, ya aprobada, se pone en práctica la
acumulación por despojo que se hace posible legalmente por las reformas constitucionales y de
leyes secundarias en materia energética y que correspondieron a formas de dominación política”
(Marco A. Merchand, 2015).

Actualidad
El actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador se encuentra en un complejo escenario de
la industria energética.

Por lo que en este gobierno se ha propuesto y también ha empezado a realizar lo siguiente:

• Las deudas de Pemex y CFE sean refinanciadas para que se paguen menos intereses.
(Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo: 100, 000 millones de
dólares)
• Fortalecer a las estatales Pemex y CFE utilizando el actual marco legal. El presidente
mencionó que en caso de ser necesario promovería una nueva reforma.
• El presidente llamó a frenar las autorizaciones que ayuden a empresas privadas y
extranjeras a aumentar su presencia en el sector energético nacional.
• El Senado de la república buscará que Pemex sea el “protagonista” del mercado.
• AMLO crea el programa de inversión energética por 339, 000 millones de pesos
• A demás se le invertirá a Pemex 65, 000 millones de pesos extra, debido a la reducción
de carga fiscal
• Cronstrucción de una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco
Concluyendo, este gobierno tiene la intención de reforzar la producción de hidrocarburos, de
hecho, el presidente ha dicho que la intención de su gobierno es que Pemex sea la palanca
económica del país. Suprimiendo las acciones que realizaba el gobierno anterior “La acumulación
por desposesión (despojo)” y la “desviación de poder económico”.

Aunque la producción de hidrocarburos aun no logra subir (debido a todas las circunstancias en
las que se encuentra Pemex) aun así existe un beneficio y una preferencia de parte del gobierno
para la producción de hidrocarburos por parte de Pemex quitando a los monopolios extranjeros
y empezando a invertir en la industria energética.

Referencias

• Gobierno de México (2013). Reforma energética, resumen ejecutivo.


https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/164370/Resumen_de_la_explicacion_d
e_la_Reforma_Energetica11_1_.pdf?fbclid=IwAR1hDy-
Ld9ov6mLt3kL51sAUSF46EPUZqcp9umJECKK18hd9cyAC9C7nKzk
• Marco A. Merchand (2015). Estado y reforma energética en México.
https://www.probdes.iiec.unam.mx/index.php/pde/article/view/52627
• Juan E. Pardinas (2018). Geología, dinero y política.
https://www.nexos.com.mx/?p=39961&fbclid=IwAR21urkFrVsa3Kp_kyorgLTgS5EgA9S8
3naaSBNjoOL7dtfoMKz4EX-o0fI
• Francisco Muciño (2014). Los 18 puntos que debes saber de la reforma energética.
https://www.forbes.com.mx/los-18-puntos-que-debes-saber-de-la-reforma-
energetica/?fbclid=IwAR2xGIxSGVI4qUVEPsHLpYntBpEomu8WVUU5OeCZmhmfL5Vb
mbh4x-67WMA
• Arturo Solís (2018). ¿La producción petrolera cayó tanto desde la Reforma Energética
como dice AMLO?. https://www.forbes.com.mx/amlo-se-equivoca-la-produccion-
petrolera-no-cayo-desde-la-reforma-
energetica/?fbclid=IwAR3TZMqHzBjMXO0XnX8oIAYNXD0RZitx7XmdpBLv6TkZ8csuD8
DHvEhPeBc
• Forbes Staff (2020). AMLO pospondría nueva reforma energética hasta 2021: Reuters.
https://www.forbes.com.mx/politica-amlo-pospondria-nueva-reforma-energetica-hasta-
2021-reuters/

Jarquín Ortiz Alberto