Está en la página 1de 12

ORDEN DE Fray Wilber Enrique Ballesteros Toloza OFMCap

HERMANOS
MENORES
CAPUCHIN
OS
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS (Oración
atribuida a San Francisco de Asís):
¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz!
NOVENA Que allí donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;
FRANCISCA donde haya discordia, ponga yo unión;
donde haya error, ponga yo verdad;
NA DE donde haya duda, ponga yo fe;
donde haya desesperación, ponga yo
NAVIDAD esperanza;
donde haya tinieblas, ponga yo luz;
donde haya tristeza, ponga yo alegría.

¡Oh, Maestro!, que no busque yo tanto


ser consolado como consolar;
ser comprendido, como comprender;
ser amado, como amar.

Porque dando es como se recibe;


olvidando, como se encuentra;
perdonando, como se es perdonado;
muriendo, como se resucita a la vida eterna.

ORACIÓN PARA LAS FAMILIAS COMPUESTA POR EL PAPA FRANCISCO:


Dios, Padre nuestro,
Somos hermanos y hermanas en Jesús, tu Hijo,
Una familia, en el Espíritu de tu amor.
Bendícenos con la alegría del amor.
Haznos pacientes y bondadosos,
Amables y generosos,
Acogedores de aquellos que tienen necesidad.
Ayúdanos a vivir tu perdón y tu paz.
Protege a todas las familias con tu cuidado amoroso,
Especialmente a aquellos por los que ahora te pedimos:
(“Pensemos especialmente en todas las queridas familias”),
Incrementa nuestra fe,
Fortalece nuestra esperanza,
Protégenos con tu amor,
Haz que seamos siempre agradecidos por el regalo de la vida que
compartimos.
Te lo pedimos, por Jesucristo nuestro Señor,
Amén.

Sigue la meditación de cada día de la novena de Navidad

GOZOS:
Dulce Jesús mío, mi niño adorado ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven no tardes
tanto!

¡Oh, Sapiencia suma del Dios soberano, que a infantil alcance te rebajas
sacro! ¡Oh, Divino Niño, ven para enseñarnos la prudencia que hace
verdaderos sabios! Ven a nuestras...

¡Oh, Adonai potente que Moisés hablando, de Israel al pueblo diste los
mandatos! ¡Ah, ven prontamente para rescatarnos, y que un niño débil
muestre fuerte el brazo! Ven a nuestras...

¡Oh, raíz sagrada de José que en lo alto presenta al orbe tu fragante


nardo! Dulcísimo Niño que has sido llamado Lirio de los valles, Bella flor
del campo. Ven a nuestras...

¡Llave de David que abre al desterrado las cerradas puertas de regio


palacio! ¡Sácanos. ¡Oh Niño con tu blanca mano, de la cárcel triste que
labró el pecado! Ven a nuestras...
¡Oh, lumbre de Oriente, sol de eternos rayos, que entre las tinieblas tu
esplendor veamos! Niño tan precioso, dicha del cristiano, luzca la sonrisa
de tus dulces labios. Ven a nuestras...

¡Espejo sin mancha, santo de los santos, sin igual imagen del Dios
soberano! ¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado y en forma de niño,
da al mísero amparo! Ven a nuestras...

¡Rey de las naciones, Emmanuel preclaro, De Israel anhelo Pastor del


rebaño! ¡Niño que apacientas con suave cayado ya la oveja arisca, ya el
cordero manso! Ven a nuestras...

¡Ábranse los cielos y llueva de lo alto bienhechor rocío como riego santo!
¡Ven hermoso Niño, ven Dios humanado! ¡Luce, Dios estrella! ¡Brota, flor
del campo! Ven a nuestras...

¡Ven, que ya María previene sus brazos, do su niño vean, en tiempo


cercanos! ¡Ven, que ya José, con anhelo sacro, se dispone a hacerse de tu
amor sagrario! Ven a nuestras...

¡Del débil auxilio, del doliente amparo, consuelo del triste, luz del
desterrado! ¡Vida de mi vida, mi dueño adorado, mi constante amigo, mi
divino hermano! Ven a nuestras...

¡Ven ante mis ojos, de ti enamorados! ¡Bese ya tus plantas! ¡Bese ya tus
manos! ¡Prosternado en tierra, te tiendo los brazos, y aún más que mis
frases, te dice mi llanto! Ven a nuestras...

¡Ven Salvador nuestro por quien suspiramos Ven a nuestras almas, ¡Ven,
no tardes tanto!

ORACIÓN A LA VIRGEN MARÍA (Oración compuesta por San Francisco de


Asís):

Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios, María, que eres virgen
hecha iglesia y elegida por el santísimo Padre del cielo, a la cual consagró
Él con su santísimo amado Hijo y el Espíritu Santo Paráclito, en la cual
estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien.

Salve, palacio suyo; salve, tabernáculo suyo; salve, casa suya. Salve,
vestidura suya; salve, esclava suya; salve, Madre suya y todas vosotras,
santas virtudes, que sois infundidas por la gracia e iluminación del Espíritu
Santo en los corazones de los fieles, para que de infieles hagáis fieles a
Dios.

ORACIÓN A SAN JOSÉ POR LOS PADRES DE FAMILIA:


San José, padre adoptivo de Jesús,
Custodio de la Sagrada Familia,
Hoy queremos pedirte
que intercedas por todos los padres del mundo.
Que eduquen a sus hijos en el amor de Dios como tú lo hiciste,
que les enseñen a escuchar Tu Palabra y a vivir según tu voluntad.
Que junto a sus esposas les brinden un hogar
donde el amor y el respeto sean el pan
de cada día como en la Sagrada Familia.
Que nunca les falte la salud y el trabajo digno
para llevar el sustento necesario a sus casas.
Que sepan disfrutar de los momentos de alegría y tristeza.
Y que al final del recorrido en esta vida
se vean acompañados por el amor de los suyos. Amén

ORACIÓN AL NIÑO DIOS POR EL BIENESTAR DE TODOS LOS NIÑOS:


Divino Niño Jesús,
Contestamos: bendice a los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: escucha a todos los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: consuela a todos los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: ayuda a todos los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: protege a todos los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: defiende a todos los niños,
Divino Niño Jesús,
Contestamos: haz que todos los niños confíen en ti.

Ahora se ora un Padre Nuestro, Dios te Salve y Gloria.

PRIMER DÍA:
Tema: PREPARAR LA LLEGADA DEL NIÑO DIOS
Lectura bíblica: Lc 1, 5-17

La lectura bíblica nos narra cómo el hijo de Zacarías e Isabel, llamado Juan
el Bautista será el que prepare la llegada del hijo de Dios nuestro Señor
Jesucristo a la tierra. Juan el Bautista tuvo la misión de disponer los
corazones del pueblo de Dios mediante la conversión o el cambio de vida,
es decir, reconocer, arrepentirnos de los errores que hayamos cometido o
estamos cometiendo y que nos hacen daño a nosotros mismos, a los
demás y a la creación.

Hoy que comenzamos la novena de navidad pensemos cómo vamos vivir


la Navidad, es decir, el nacimiento del Niño Dios en nuestra vida, en
nuestra familia, en nuestra comunidad, en nuestro lugar de trabajo, en
nuestro lugar de estudios. Cómo nos vamos a disponer a recibir al Niño
Dios, qué le vamos a entregar, qué voy a cambiar en mi vida. Preparar la
venida del Salvador es anunciarles a los demás que es nuestro
compromiso construir la civilización del amor, de la paz, de la justicia, de la
esperanza y de la fe para que se acaben las guerras, el bullyng, la
corrupción, la venganza, el odio, el hambre y la desigualdad.

Para reflexionar:
¿Cómo puedo ayudar a cambiar o mejorar el ambiente en el cual nos
relacionamos?
SEGUNDO DÍA:
Tema: SEAMOS MISERICORDIOSOS COMO DIOS ES MISERICORDIOS
Lectura bíblica Lc 1, 18-25

En el pueblo de Israel, nación donde nació nuestro Señor Jesucristo, se


tenía la creencia de que toda mujer que no pudiese concebir o tener un
hijo era una vergüenza porque no podía seguir dando continuidad a su
linaje o descendencia, todo esto se convertía en un hecho de dolor y de
tristeza, un mal que se opone a la vida.

Aunque Zacarías era anciano e Isabel era estéril, Dios tuvo misericordia de
ellos al anunciarles que van a tener un hijo que sería el gran profeta Juan
el Bautista, primo de Jesús, porque para Dios no hay nada imposible. Dios
les da la alegría de tener descendencia, de experimentar su misericordia y
alejar todo signo de esterilidad, de muerte, de vergüenza, de mal.

Para reflexionar:
¿Cómo puedo comunicar la misericordia de Dios a los demás, sobre todo a
los necesitados?

TERCER DÍA:
Tema: ESTEMOS DISPONIBLES PARA DIOS
Lectura bíblica: Lc 1, 26-38

En la lectura bíblica que corresponde al anuncio de Dios por medio del


arcángel San Gabriel del nacimiento del Niño Dios se puede apreciar cómo
a pesar del miedo de la Virgen María de ser la Madre de Jesús ya que no
había tenido relación con su esposo San José, ella estuvo disponible al
proyecto de salvación de Dios. La plena disponibilidad de la Virgen María
se manifiesta en las siguientes palabras: “Aquí está la esclava del Señor,
hágase en mí según tu Palabra”.

Nosotros podemos escuchar la voz de Dios por medio de personas


cercanas a Dios, por medio de silencio, de la oración, de la lectura de la
palabra de Dios, de la lectura de la vida de los santos, de los sacramentos
como la eucaristía y la reconciliación. Por medio de los anteriores
recursos, Dios nos inspira a tener un proyecto de vida que se base en el
amor a Dios, a nosotros mismos, a los demás y a la creación.

Para reflexionar:
¿Podemos comprometernos a escuchar la voz del Señor en los
acontecimientos cotidianos de la vida para emprender acciones que
siembren la paz y el bien?

CUARTO DÍA:
Tema: SERVIR A LOS NECESITADOS
Lectura bíblica: Lc 1, 39-44

Qué buen ejemplo el que nos da la Virgen María al visitar a su prima ya al


ser una mujer anciana y embarazada necesitaba que la asistieran a ella y
los quehaceres de su casa. No solo se alegró Isabel por la visita de la
Virgen María, sino que el niño que lleva en su vientre, o sea, Juan el
Bautista también saltó de gozo. Qué bueno que los vecinos y los
familiares se visiten y se ayuden en las tareas cotidianas.

La disponibilidad de la Virgen María, debe ser un ejemplo para nosotros


de estar atentos a lo que nos pide o inspira Dios para el bien de la
humanidad. Estar disponibles a realizar obras de misericordias con los
pobres y afligidos, a no caer en la indiferencia ante las necesidades de los
demás, a no paralizarnos ante el miedo que provoca hacer el bien aun
corriendo el riesgo de perder la vida como hizo Jesús por nosotros.

Para reflexionar:
¿Cómo demuestro que soy disponible para ayudar a más necesitados?

QUINTO DÍA:
Tema: DIOS LIBERA Y PROTEGE A LOS HUMILDES
Lectura bíblica: Lc 1, 45-55

El Magníficat es un cántico que refleja el agradecimiento de la Virgen


María porque ha mirado la humildad de su sierva, ha mirado la
disponibilidad de su sierva, porque se ha fijado en una mujer sencilla, sin
poder, sin títulos, sin riquezas, ni status social. Es un himno que reconoce
la elección de Dios en lo que no cuenta para la sociedad, lo
aparentemente humilde, es ahí donde el Señor manifiesta su grandeza,
para confundir a los sabios y entendidos. El Señor aborrece a las personas
orgullosas, prepotentes, humillantes, soberbias, es decir, a las que confían
en sus recursos, en sus fuerzas.

Dios es rico en misericordia porque se acuerda de los que pasan hambre


espiritual y corporal, de los marginados, de los despreciados, de los que no
cuentan o sirven aparentemente según los parámetros de la sociedad de
consumo.

Para reflexionar:
¿Soy una persona que acoge o discrimina a las personas por su creencia,
raza o nacionalidad?

SEXTO DÍA:
Tema: PROTEJAMOS LA VIDA
Lectura bíblica: Lc 2, 57-66

Gracias a Dios, Isabel pudo dar a luz a su hijo Juan el Bautista, una gran
noticia que alegró a sus familiares y vecinos, ellos, se dieron cuenta de la
gran misericordia que Dios tuvo para con ella ya que era anciana y estéril.
Sus padres cumplen los mandamientos religiosos circuncidando a Juan el
Bautista como símbolo de entrega y alianza a Dios. También le ponen un
nombre adecuado a lo que llegará a ser este niño, ser el precursor de
Jesús, o sea, el que prepare su venida.

Vamos a poner nuestra atención en el gran acontecimiento del nacimiento


de Juan el Bautista, porque es sí a la vida, esto es, porque hay mujeres que
prefieren abortar o acabar la vida de sus hijos, todo por miedo o por
prejuicios sociales o por un capricho de vivir su vida de forma libre.
Abortan porque aparentemente su hijo que lleva en vientre son un
impedimento para su realización personal, laboral o académica.
Desafortunadamente hay estados que respaldan el asesinato de la vida
que llevan dentro las mujeres, esto es algo que no está dentro de la
vivencia cristiana porque Jesús nos enseñó a amar la vida, porque Él es el
camino, la verdad y vida. Protejamos la vida en todas sus expresiones.

Para reflexionar:
¿Por qué es importante proteger la vida?

SEPTIMO DÍA:
Tema: SIEMPRE ALABEMOS A DIOS
Lectura bíblica: 2, 67-79

Zacarias, padre de Juan el Bautista entonó un cántico de alabanza a Dios


porque experimentó la misericordia de Dios al darle un hijo a pesar de la
edad avanzada y de la esterilidad de su mujer, Isabel. Es un cántico de
alabanza y adoración que agradece la salvación que se hace palpable en su
familia, en su alegría de ser padre de familia, en su favorecimiento de ser
el padre del precursor de Jesús, en alejar a todos que quieren hacerle
daño o burlase de los verdaderos seguidores de Dios para seguir
sirviéndolo con santidad y justicia por siempre.

Así como lo hizo Zacarias, nuestra vida debe ser una continua alabanza a
Dios, donde cada palabra y acción sean para darle gloria a ÉL. Es
recomendable alabar la misericordia de Dios como lo hace la creación, de
un modo patente, los pájaros que desde el amanecer hasta el anochecer
cantan sus mejores melodías para Dios. Todo es gracia de Dios, no solo
alabemos y bendigamos al Señor por los éxitos sino también en las
contrariedades, en todo tiempo y lugar, en las cosas que aparentemente
son rutinarias o sencillas, allí se manifiesta su amor para con nosotros.

Para reflexionar:
¿En tu vida diaria cómo alabas a Dios?
OCTAVO DÍA:
Tema: SAN FRANCISCO AMÓ AL NIÑO DIOS
Lectura franciscana: Relato de San Buenaventura (LM 10,7)

Tres años antes de su muerte se dispuso Francisco a celebrar en la


población de Greccio, con la mayor solemnidad posible, la memoria del
nacimiento del niño Jesús, a fin de aumentar la devoción de los fieles.

Mas para que dicha celebración no pudiera ser tachada de extraña


novedad, pidió antes permiso al Sumo Pontífice; y, habiéndolo obtenido,
hizo preparar un pesebre con la hierba correspondiente y mandó traer al
lugar un buey y un asno.

Son convocados los hermanos franciscanos, llega la gente, el bosque


resuena de voces, y aquella noche bendita, adornada profusamente de
claras luces y con sonoros conciertos de voces de alabanza, se convierte
en esplendorosa y solemne.

El varón de Dios estaba lleno de piedad ante el pesebre, con los ojos en
lágrimas y el corazón inundado de alegría. Se celebra sobre el mismo
pesebre la misa solemne, en la que Francisco, levita de Cristo, canta el
santo evangelio. Predica después al pueblo allí presente sobre el
nacimiento del Rey pobre, y cuando quiere nombrarlo -transido de
ternura y amor-, lo llama «Niño de Belén».

Todo esto lo presenció un caballero virtuoso y amante de la verdad: el


señor Juan de Greccio, quien por su amor a Cristo había abandonado el
ejército terreno y profesaba al varón de Dios una entrañable amistad.
Aseguró este caballero haber visto dormido en el pesebre a un niño
extraordinariamente hermoso, al que, estrechando entre sus brazos el
bienaventurado padre Francisco, parecía querer despertarlo del sueño.

Dicha visión del devoto caballero es digna de crédito no sólo por la


santidad del testigo, sino también porque ha sido comprobada y
confirmada su veracidad por los milagros que siguieron. Porque el ejemplo
de Francisco, contemplado por las gentes del mundo, es como un
despertador de los corazones dormidos en la fe de Cristo, y la hierba del
pesebre, guardado por el pueblo, se convirtió en milagrosa medicina para
los animales enfermos y en revulsivo eficaz para alejar otras clases de
enfermedades. Así, el Señor glorificaba en todo a su siervo y con evidentes
y admirables prodigios demostraba la eficacia de su santa oración.

Comentario:
San Francisco tenía una gran reverencia y adoración a la encarnación del
Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, porque su corazón se hinchaba de
alegría y admiración por Dios se hace semejante a nosotros menos en el
pecado, es el verdadero Emmanuel, es decir, Dios que está en medio de
nuestra realidad. Estando en la población de Greccio celebra la Navidad
recreando el nacimiento de Jesús en vivo, es decir, busca personas y
animales para hacer en vivo el pesebre de Belén donde nació nuestro
Salvador, el Niño Dios. San Francisco fue el primer hombre que
representó el nacimiento de Jesús en vivo. Cuando hermanos
franciscanos y los habitantes de la población de Greccio se acercaron para
celebrar la Navidad, hubo un hombre piadoso que tuvo una visión donde
San Francisco de Asís tenía en sus brazos al Niño Dios, y su alegría fu
suprema, un hecho que avivó la fe de los presentes.

San Francisco de Asís nos lleva a contemplar y vivenciar el nacimiento del


Hijo de Dios como un regalo maravilloso de Dios para con la humanidad,
donde el Hijo de Dios nace indefenso, débil y pobre para que con su
aparente debilidad derrotara el mal, el pecado con su amor, la paz y la
justicia.

Al juntar a las personas y a los animales para celebrar la Navidad, San


Francisco de Asís, invitó a la creación en su conjunto a reconocer al Niño
de Belén como su Salvador, el que los cuida y los libera de toda
corrupción.

Para reflexionar:
¿Qué es lo que más te gusta de la Navidad? ¿Cómo cuidas la creación para
que ella siga alabando a Dios? ¿Sabes que San Francisco de Asís es el
patrono de la ecología?

NOVENO DÍA:
Tema: EL NACIMIENTO DEL NIÑO DIOS
Lectura bíblica: Mt 1, 18-25

Hoy es un día muy especial porque hace más de dos mil años nació Jesús
nuestro Salvador, el Hijo de Dios en medio de la pobreza y en medio de
animales. No nació en una casa, en un palacio o en un hospital, ya que sus
padres no encontraron donde alojarse para pasar la noche y que la Virgen
María pudiese dar a luz en lugar distinto a un establo donde se refugian
los animales domésticos. Jesús nos vino a enseñar que el ser humano no
es importante porque tenga muchas posesiones o estudios académicos,
sino porque todos somos hijos de un mismo Padre. Nuestra verdadera
dignidad y valía está en ser hijos de Dios. Jesús al hacerse hombre como
nosotros menos en el pecado, nos muestra a Dios como un ser que nos
ama infinitamente, que es cercano, que se alegra, que llora, que sufre el
dolor y el miedo, que comparte con los despreciados por la sociedad, que
tiene misericordia para con los pecadores, que sufrió la muerte pero que
la venció gracias a su Padre. Nos enseñó que es el Dios de la vida porque
si creemos en Él, también seremos resucitados. Un Dios que sigue
acompañándonos en nuestras luchas por ser mejores personas y en
construir un mundo donde reine Dios y no la muerte, la explotación, la
pobreza, la marginación, la discriminación, la corrupción, la guerra, la
desesperanza, el pecado. En Jesucristo tenemos afincada toda nuestra
esperanza porque Él es el reflejo del Padre, Él nos conduce a la salvación,
Él nos conduce al Padre.

Para reflexionar:
¿Cómo celebras la Navidad con tus seres queridos? ¿A qué te lleva
celebrar la Navidad?