Está en la página 1de 9

LESIONES RENALES

Son las más comunes del aparato urinario, los riñones esta protegido por músculos lumbares, costillas y vísceras, pero las costillas y apófisis
transversas fracturadas pueden penetrar en el parénquima o vasculatura renal.

Estas lesiones ocurren por accidentes automovilísticos, en deportes. Mas en hombres y niños. Si es un riñón patológico (hidronefrosis o tumor) se
rompe con mayor facilidad

Etiología

1. El traumatismo cerrado es el mecanismo más común (80-85%) que afecta de manera directa al abdomen, fosa renal o la espalda. Causas:
accidente automóvil (por la rápida desaceleración), peleas, caídas y deportes de contacto
2. Las heridas por arma de fuego o punzocortantes causan lesiones penetrantes al riñón, estas lesiones deben considerarse una causa de lesión
renal, hasta que se pruebe lo contrario.

Las lesiones relacionadas de vísceras abdominales están presentes en 80% de las heridas penetrantes renales

Patología y clasificación

a. Recordemos que el traumatismo cerrado ocurren en el plano transverso


del riñón, el mecanismo de la lesión es mediante fuerza transmitida del
centro del impacto al parénquima renal.
En lesiones de desaceleración rápida, el riñón se mueve hacia arriba o
hacia abajo, causando estiramiento súbito del hilio renal, pudiendo causar
avulsión completa o parcial .La trombosis aguda de la arteria renal poder
causar por un desgarramiento intimo debido a lesiones de desaceleración
rápida.
Clasificación patológica de las lesiones renales:

Grado 1 es la más común, hace referencia a la contusión renal o equimosis del


parénquima renal. La hematuria microscópica es común, pero en ocasiones puede
ser macro
Grado 2 laceración parenquimatosa en corteza renal, el hematoma perirrenal es
pequeño
Grado 3 laceración parenquimatosa renal que se extiende a través de la corteza y
medula renal, hemorragia puede ser significativa si hay hematoma peritoneal
Grado 4: laceración parenquimatosa renal que se extiende al sistema colector
renal, además hay trombosis de la arteria renal principal a partir del traumatismo
cerrado, venga renal segmentario, o ambos, hay lesión arterial con hemorragia
contenida
Grado 5: múltiples laceraciones parenquimatosas renales de grado
4, avulsión pedicular o ambas; lesión de la vena o la arteria renal principal, por trauma penetrante; hay trombosis de la principal vena o arterial
renal

Datos patológicos tardíos

1. Urinoma: el cual se puede causar por llaceraciones profundas que no se reparan lo que causa una extravasación urinaria persistente y
complicaciones posteriores
2. Hidronefrosis: en cuanto a la hidronefrosis puede causarse debido a hematomas grandes en el retroperitoneo y extravasación urinaria
relacionada. Todo esto puede producir fibrosis paranéfrica que cubre la unión ureteropelvico, causando hidronefrosis.
3. Fistula arteriovenosa: las fistulas ocurren en lesiones penetrantes, no son comunes
4. Hipertensión vascular renal: es cuando se compromete el flujo sanguíneo, sto produce hipertensión vascular renal en <1% de los casos.

Datos clínicos e indicaciones para análisis


1. Hematuria: sea micro o macro después de un trauma abdominal indica lesión de vías urinarias
2. Una lesión cortopunzante o por arma de fuego en el área de la fosa renal debe alertar posible lesión renal, independiente de la
presencia de hematuria
3. Hay casos de lesión vascular sin hematuria y esto se dan por accidentes, hay desaceleración rápida

El grado de lesión renal no corresponde al de la hematuria, puede haber hematuria macro en traumas renales menores y solo hematuria leve en
traumatismo importantes.

Entonces ¿A quienes se les evalúa el riñón por evaluación radiográfica en traumatismo cerrado?
- Hematuria macroscópica o con hematuria microscópica y choque (PAS <90mmHg); o sea si no tiene choque, no
- Si hay sospecha razonable de lesión, también imagenología → sobre todo el px por desaceleración
A. Síntomas:
- Hay evidencia visible del trauma abdominal
- Dolor en fosa renal o abdomen
- Lesiones relacionadas como víscera abdominal rota o fracturas pélvicas múltiples también causan dolor abdominal agudo
- Sondaje refleja hematuria
- Hemorragia retroperitoneal causa distensión abdominal, íleo, náuseas y vomito

B. Signos:
- choque o signos de pérdida de sangre, por hemorragia retroperitoneal
- equimosis en la fosa renal o los cuadrantes superiores del abdomen
- fracturas de costillas inferiores
- dolor difuso a la palpación en abdomen
- un abdomen agudo indica hemorragia libre en la cavidad
- una masa palpable representa hemotoma retroperitoneal grande o extravasación urinaria
- si hay desagarro de retroperitoneo, es posible que se observe sangre en cavidad peritoneal
- abdomen distendido
- ruidos intestinales ausente
-
C. Datos de laboratorio
Hematuria micro o macro
Hematocrito disminuido por hemorragia retroperitoneal persistente y desarrollo de hematoma retroperitoneal grande
D. Estadificación y datos radiográficos
Permite un abordaje sistemático, ayudan a definir la extensión de la lesión y determinar el tto apropiado
Un trauma cerrado al abdomen con hematuria macro y urografía norma no requiere más estudios. La falta de visualización el riñon requiere
arteriografía inmediata o CT para determinar si hay lesión vascular renal

La estadificación empieza con una TAC abdominal,


- Define con claridad las laceraciones parenquimatosas
- Extravasación urinaria
- Muestra la extensión del hematoma retroperitoneal
- Identifica el tejido no viable
- Delimita lesiones a órganos circundantes como páncreas, bazo, hígado e
intestinos

Arteriografía

- Define las lesiones arteriales y parenquimatosas principales


- Trombosis arterial
- Avulsión del pedículo renal

¿Por qué puede haber falta de visualización en urografía IV? Avulsión pedicular total, trombosis arterial, contusión grave que causa
espasmo vascular o ausencia del riñón (sea congénita o por operación)

Complicaciones tempranas:

1. Hemorragia: es la más importante. La hemorragia retroperitoneal abundante puede llevar a la exsanguinación rápida.
- Se deben observar de cerca a los px, con vigilancia cuidadosa de presión arterial y hematocrito
- Se debe vigilar con cuidado el tamaño y la expansión de masas palpables
- La hemorragia cesa de manera espontánea en 80-85%
- La extravasación urinaria por fractura renal puede aparecer como una masa en expansión (urinoma) en el retroperitoneo, estos
conjuntos son propensos a formación de abscesos y septicemia
- Un hematoma retroperitoneal en resolución puede causar una fiebre ligera (38,3°) pero temperaturas mayores sugieren infección
- Si se forma un absceso paranéfrico, produce dolor a la palpación en el abdomen y dolor en la fosa renal

Complicaciones tardías: hipertensión, hidronefrosis, fistula arteriovenosa, formación de cálculos y pielonefritis

Es necesaria vigilancia de la PA durante 3-5 meses, obtener urografía IV o TAC de seguimiento, para asegurarse que la cicatrización
paranéfrica no haya causado hidronefrosis ni compromiso vascular; es posible que ocurra atrofia renal a partir del compromiso vascular y
se le detecta mediante urografía de seguimiento. Puede ocurrir hemorragia tardía abundante después de 4 semanas de la lesión
TRATAMIENTO
A. Medidas de urgencia: tto inmediato de choque y hemorragia, reanimación completa y evaluación de lesiones relacionadas en el shock
hemorrágico se prefiere la solución de Ringer lactato porque minimiza la acidosis y no produce hipocloremia. La cantidad de solución necesaria
para restaurar el volumen de sangre normal es de 3-4 veces el volumen de sangre perdido. Dosis diaria recomendada: - Adultos: entre 500 y
3000 ml por día.
B. Tratamientos quirúrgicos
a. Lesiones cerradas: las lesiones renales menores debidas a trauma cerrado son el 85% de los casos, por lo general no requieren operación.
La hemorragia se detiene de manera espontánea con descanso en cama e hidratación Indicación qx: hemorragia retroperitoneal persistente,
extravasación urinaria, evidencia de parénquima renal inviable y lesiones pediculares renales (<5% de todas las lesiones renales)
b. Lesiones penetrantes: se deben explorar mediante cirugía las lesiones penetrantes. Una excepción a esta regla es cuando la estadificación
ha sido completa y solo se ve lesión parenquimatosa menor, sin extravasación urinaria. En 80% de los casos de lesión penetrante, la lesión
a un órgano relacionado requiere operación
C. Tratamiento de complicaciones
- Urinoma retroperitoneal o un absceso paranéfrico requiere drenado quirúrgico inmediato.
- Hipertensión requiere reparación vascular o nefrectomía
- Hidronefrosis requiere corrección quirúrgica o nefrectomía

La angioembolización realizada mediante radiología proporciona excelente control de hemorragia activa del riñón, este método se usa con más
frecuencia cuando se ha seleccionado el tto no operativo y persiste la hemorragia parenquimatosa renal o se desarrolla después de días o
semanas de observación

PRONÓSTICO
Con seguimiento cuidadoso, la mayor parte de estas lesiones tienen un pronóstico excelente, con curación espontánea y recuperación de la
función renal. La TAC y RX renales, además de la vigilancia de la presión renal, aseguran la detección y tto apropiado de la hidronefrosis y la
HTA tardías
LESIONES DEL URETER
Es rara, pero puede ocurrir, por lo general en un procedimiento quirúrgico difícil en pelvis o por una lesión con arma
cortopunzante o de fuego, los accidentes por desaceleración rápida pueden separar el uréter de la pelvis y la manipulación endoscópica con
canasta de cálculos ureterales pueden producir una lesión

ETIOLOGIA
- Las masas pélvicas grandes (benignas o no) pueden desplazar al uréter en sentido lateral y engullirlo en la fibrosis reactiva y esto puede llevar a
lesión ureteral durante la disección si el órgano tiene mala posición anatómica
- Los trastornos inflamatorios pélvicos pueden afectar al uréter de una manera similar
- Un carcinoma extenso del color puede invadir áreas fuera de la pared del colon y afectar de manera directa al uréter
- Manipulación endoscópica de una calculo ureteral o un ureteroscopio puede producir perforación o superación ureteral

PATOGENESIS
En una cirugía pélvica difícil, puede llegar a ligarse y cortarse el uréter. En estos casos se presenta septicemia y daño renal grave después de la
operación. Si no se reconocer durante la operación, se presenta extravasación urinaria y formación posterior de un urinoma que llevara a la
creación de una fistula ureterovaginal o ureterocutaneo
También ocurre extravasación intraperitoneal de orina, causando íleo y peritonitis. Después de la sección transversal parcial del uréter, se
desarrolla estenosis, fibrosis reactiva y la hidronefrosis

SINTOMAS
- Si el uréter se ha ligado por completo o de manea parcial, el posoperatorio suele tener fiebre de 38,3 a 38,8, Dolor en fosa renal
- Íleo paralitico con náuseas y vomito
- Si se desarrolla la fistula, se desarrolla en los primeros 10 días
- Y si es por violencia externa (arma de fuego o cortopunzante) el sitio que más se afecta es la región media del uréter

SIGNOS
- La hidronefrosis aguda de un uréter ligado por completo produce fuerte dolor en fosa renal, dolor abdominal, náuseas y vomito
- Ileo
- Signos y síntomas de peritonitis aguda (si hay extravasación urinaria)
- Secreción acuosa de la lesión por la vagina, es orina si determinamos que tiene concentración de creatinina (que es igual a la del suero)
y mediante inyección IV de 10ml de indigo carmín, que aparece en orina como azul oscuro

LABORATORIO Hematuria microscópica

IMAGENOLOGIA: el dx se hace mediante urografía IV o TAC abdominal en espiral

- RX simple de abdomen muestra área grande de mayor densidad en la pelvis


- La uretrografía retrógrada muestra el sitio exacto de la obstrucción o extravasación
- Ultrasonografía: delimita hidrouréter o extravasación urinaria mientras se desarrolla un urinoma, podría ser el mejor medio para descartar lesión
ureteral en el posoperatorio temprano
- Gammagrafía: muestra excreción demorada en el lado lesionado, ya acumulación de orina en pelvis. su mayor beneficio es la evaluación de la
función renal después de la corrección quirúrgica

Diagnostico diferencial:
- Obstrucción intestinal y peritonitis posquirúrgica puede causar síntomas similares Fiebre, abdominal agudo, náuseas y vomito (por ello se debe
detectar mediante ecografía o urografía IV para establecer si hay lesión ureteral)
- Infección posquirúrgica (también hay fiebre, íleo y dolor a la palpación)
- Pielonefritis aguda (datos similares) pero la eco aquí se ve normal

Complicaciones:
- la lesión ureteral puede formar estenosis con hidronefrosis en el área de lesión.
- Urinoma retroperitoneal grande: por extravasación urinaria crónica
- Pielonefritis: por hidronefrosis e infección urinaria

Tratamiento Lo ideal es reparar inmediatamente, es decir en quirófano cuando ocurre lesión Si pasaron 7-10
días y no hay infección ni complicaciones, se debe reexplorar y reparar
Si se reconoce en etapa tardía o hay complicaciones significativas: drenado urinario proximal mediante nefrostomia percutánea
Objetivos:
- Desbridamiento completo
- Anastomosis espatulada libre de tensión
- Cierre hemático
- Endoprótesis ureteral
- Drenado retroperitoneal

A. Lesiones del uréter inferior


- Si ocurre en el tercio inferior el procedimiento de elección es la reimplantación en la vejiga junto con un procedimiento de enganche al psoas
para reducir al máximo la tensión en la anastomosis ureteral
- Ureteroureterostomia primaria puede usarse cuando el uréter se ha ligado sin corte transversal
- Transureteroureterostomia en lesiones del tercio inferior cuando se desarrolló urinoma extenso e infección pélvica, este procedimiento permite
anastomosis y reconstrucción
B. Lesiones del uréter medio: ureteroureterostomia o transureteroueterotosmia primaria
C. Lesiones del uréter superior: ureteroureterostomia primaria
D. Endoprótesis: la mayor parte de las anastomosis después de la reparación uretral deben incluir una endoprótesis, estas endoprótesis tiene en
cada extremo una curva en J con memoria para evitar su migración y después de 3-4 semanas, se pueden retirar por vía endoscópica. Esto
permite uréter recto con calibre constante durante la curación

PRONOSTICO: es excelente si hay dx temprano y se realiza a tiempo cirugía. Pero puede empeorar el pronostico
si se demora el dx por la infección, hidronefrosis, absceso y formación de fistula
LESIONES VESICALES

Ocurren por fuerza externa, se pueden relacionar con fracturas pélvicas, también puede ser por lesión iatrogénica en procedimiento ginecológico o
reparación hernia

PATOGENESIS

La pelvis ósea protege normalmente la vejiga, pero se fractura, los fragmentos pueden perforar la vejiga
y estas perforaciones producen ruptura extraperitoneal. Si la orina se infecta, las perforaciones vesicales
extraperitoneales producen absceso pélvico profundo e inflamación pélvica

Si la vejiga está llena, un golpe en el abdomen puede producir disrupción vesical y esta es
intraperitoneal y como el peritoneo pélvico cubre el domo vesical, una laceración permitirá que la orina
fluya en la cavidad abdominal. El problema radica en que orina este infectada, se desarrollara de
inmediato peritonitis y abdomen agudo

DATOS CLINICOS

- La fractura pélvica acompaña la ruptura vesical en 90% de los casos, el dx puede hacerse con
compresión lateral de la pelvis, el sitio de fractura muestra crepitación articular y puede ser
dolorosa a la palpación
A. Síntomas: antecedente de traumatismo en hipogástrico, px no logra orinar y si hay micción se
presenta hematuria macroscópica, dolor pélvico
B. Signos: Choque hemorrágico, por la hemorragia de la fractura pélvica por la disrupción venosa de
los vasos pélvicos
A la palpación hay dolor en el área suprapúbica e hipogastrio por la lesión externa cuando es por arma de fuego o arma
Abdomen agudo: por rotura de vejiga intraperitoneal
C. Datos de laboratorio: primero que todo estos px pueden necesitar sondaje, pero NO si hay hemorragia, en este caso primero Uretrografia
Y cuando ya se hizo sondaje se evidencia hematuria macroscópica
D. Datos radiográficos:
- Rx abdominal simple: fractura pélvica: brumosidad sobre hipogastrio por extravasación de
sangre y orina
- TAC: evidenciar posible lesión renal y ureteral
- Cistografia: podemos ver disrupción de la vejiga. Se llena la vejiga con 300ml de medio de
contraste y se obtiene radiografía simple, luego dejamos que drene por completo y se toma otra
radiografía abdominal y es importante porque mostrara áreas de extravasación extraperitoneal de
sangre y orina
- Cistografia por TAC: es un método excelente para detectar ruptura de la vejiga

COMPLICACIONES

Absceso pélvico (por ruptura extraperitoneal de la vejiga, orina se infecta y el hematoma pélvico también)

Peritonitis tardía: ruptura intraperitoneal de la vejiga con extravasación de orina en la cavidad abdominal

Incontinencia parcial, cuando la laceración se extiende a cuello vesical

TRATAMIENTO

A. Medidas de urgencia. Tratar choque y hemorragia


B. Medidas quirúrgicas: incisión en línea media abdominal y tratar de evitar el hematoma pélvico porque
este puede producir una mayor hemorrágica por la liberación de un taponamiento y puede haber infección
del hematoma, que después será un absceso pélvico posterior
Se abre la vejiga en la línea media e inspeccionamos con cuidado y después de la
reparación, se deja una sonda de cistostomía suprapúbica para asegurar el drenado urinario completo y control hemorragia
1. Ruptura extraperitoneal de la vejiga: se trata mediante drenado solo con sonda uretral durante 10 días, los coágulos o lesiones en cuello
vesical se tratan por medios quirúrgicos
2. Ruptura intraperitoneal: se reparar por tto transperitoneal después de la inspección y el cierre transvesical meticuloso de cualquier
perforación
3. Fractura pélvica: suele estar presente la fractura estable de la rama púbica y si es estable puede ser ambulatorio si es inestable requiere
fijación externa
4. Hematoma pélvico: puede haber hemorragia descontrolada abundante de la ruptura de vasos pélvicos, se trata con cintas de laparotomía y
si persiste se dejan 24h y se vuelve a operar para retirarlas. La embolización de los vasos con gasa esterilizada suele ser útil para controlar
hemorrágica pélvica persistente

PRONOSTICO: con tto apropiado, es excelente. La sonda de cistostomía suprapúbica se puede retirar en 10 días y el px vuelve a orinar
normal, si el px tiene laceración en cuello vesical será incontinente, pero de manera temporal, recuperara después el control. Si hay secreción se
debe hacer un urocultivo para determinar si la infección relacionada con sonda requiere tto adicional

LESIONES URETRALES

Son poco comunes y con mayor frecuencia en hombres, se relaciona con fracturas pélvicas o caídas en silla de montar,

La uretra puede separarse en dos divisiones anatomías amplias: posterior, que consta de las porciones prostática y membranosa

Y la uretra anterior, que consta de las porciones bulbosa y péndulos

LESIONES DE LA URETRA POSTERIOR

Etiología

- La uretra membranosa pasa a través del piso pélvico y el esfínter urinario voluntario y es la porción de la uretra posterior que se fractura con
más frecuencia que se lesiona con más frecuencia.
- Cuando ocurren fracturas pélvicas por trauma cerrado, la uretra se ve rasgada desde el ápice prostático hasta la unión prostatomembranosa.

Datos clínicos

A. Síntomas: dolor en la zona del hipogastrio e incapacidad para orinar. Antecedentes de lesión por aplastamiento de la pelvis
B. Signos: presencia de sangre en el meato uretral, es importante porque en un intento de pasar sonda uretral puede producir infección del
hematoma prostático y perivesical y conversión de una laceración incompleta en una completa.
La presencia de sangre indica Uretrografia inmediata para establecer el dx Exploración
física: palpación: dolor suprapúbica y presencia de fractura pélvica. Puede palparse
hematoma pélvico grande
Inspección: contusiones perineales y suprapúbicas
Exploración rectal: hematoma pélvico grande con la próstata desplazada en sentido superior
C. Datos radiográficos:
RX: fractura de la pelvis ósea
Uretrografia: con 20 A 30ML de medio de contraste, muestra extravasación en la unión
prostatomembranosa

Dx diferencial: la ruptura de la vejiga puede relacionarse con lesiones uretrales, no debe hacerse
cistografía antes de la intervención qx porque no debe pasarle la sonda

Complicaciones: estenosis, importancia e incontinencia por la disrupción prostatomembranosa. En


el 50% se presenta estenosis secundaria a la reparación primaria y anastomosis.

TRATAMIENTO

A. Medidas de urgencia: choque y hemorragia


B. Medidas qx: debe evitarse el sondaje
1. Tratamiento inmediato: el tto inicial es cistotomía suprapúbica para drenado urinario, se hace una incisión en la línea media del área
hipogástrica, teniendo cuidado de evitar el hematoma pélvico grande, la vejiga suele estar distendida por un volumen grande orina que se
acumuló en reanimación y preparación cirugía
La orina suele estar clara y libre de sangre, pero podría haber hematuria macroscópica
Es necesario abrir la vejiga en línea media e inspeccionarla con cuidado en busca de laceraciones
Si hay laceración, la vejiga debe cerrarse con material absorbible y se inserta una sonda de cistostomía para el drenado. Este método no
incluye manipulación uretral.
La laceración incompleta de la uretra posterior sana de manera espontánea.
2. Reconstrucción uretral tardía: se puede realizar en los primeros tres meses, siempre y cuando no haya
absceso ni infección. Antes realizamos cistografía y Uretrografia para determina longitud exacta de la
estenosis, esta estenosis suele ser de 1 a 2cm.

Método preferido: reconstrucción en una sola etapa del defecto de ruptura uretral con escisión directa
del área estenosada y anastomosis de uretra bulbosa de manera directa al ápice de la próstata. Se coloca
una sonda y se retira al mes
3. Realineación uretral inmediata: podría representar un problema por hemorragia
persistente y el hematoma circundante, además se presenta mas estenosis, impotencia e incontinencia
C. Medidas generales: ambulación en el primer día operatorio, se le da de alta a los 3 días

D. Tratamiento de complicaciones:
Para la estenosis se realiza una Uretrografia de seguimiento en dos meses para evaluar el desarrollo y si esta presente, puede hacerse una
uretrotomia bajo visión directa
Impotencia durante varios meses, o puede ser permanente en el 10%, se indica implantación de una prótesis peneana si persistió >2 años

PRONOSTICO: si pueden evitarse las complicaciones, el pronóstico es excelente


LESIONES EN URETRA ANTERIOR
Etiología: la uretra anterior es la porción distal al diafragma urogenital, la lesión en silla de montar puede causar laceración o contusión de la uretra.
La auto instrumentación o la instrumentación iatrogénica puede causar disrupción parcial
Patogénesis y patología

A. Contusión: la contusión de la uretra es un signo de lesión por aplastamiento SIN disrupción uretral.
B. Laceración: una lesión en silla de montar grave, puede producir laceración de parte de la pared uretral, lo que permite extravasación de
orina. Si esta no se reconoce, puede extenderse al escroto, junto con el pene y hasta la pared abdominal. Esta limitada solo por la fascia de
Colles y a menudo produce septicemia, infección y morbididad seria

DATOS CLINICOS

A. Síntomas: suele haber antecedentes de caída o instrumentación. Hemorragia uretral, Dolor en perineo. Hematoma perineal masivo. Si se ha
producido micción y se observa extravasación, hay inflamación súbita en el área. Si se ha demorado el dx, tal vez esta presente infección
B. Signos:
Palpación: perineo es muy sensible, puede haber masa
Inspección: sangre en meato uretral, pared abdominal inferior se afecta, la piel esta inflamada y decolorada
Exploración rectal: próstata normal
- No se debe permitir micción hasta que se complete evaluación de uretra
- No pasar sonda, si la vejiga esta distendida en exceso, se puede hacer cistostomía
percutánea suprapúbica
- Si se demora dx, por que la presentación de estas lesiones se demora, hay
extravasación urinaria masiva e infección en el perineo y el escroto.
C. Laboratorio: leucos elevados si hay infección
D. Datos radiográficos: Uretrografia con 15 a 20 ml de contraste hidrosoluble, muestra
extravasación y la ubicación de la lesión

COMPLICACIONES

- Hemorragia abundante a partir de la lesión del cuerpo esponjoso puede ocurrir en el


perineo además de presentarse a través del meato uretral, puede requerir cirugía
inmediata
- Complicaciones de extravasación urinaria: septicemia e infección → se requiere desbridamiento agresivoy drenado
- Estenosis en el sitio de lesión

TRATAMIENTO

A. Medidas generales: si hay hemorragia abundante, debe presionarse de manera local y seguirse con reanimación, si es necesaria
B. Mediadas especificas
1. Contusión uretral: el px con contusión no nuestra evidencia de extravasación, la uretra permanece intacta. Después de la
Uretrografia, se permite que el px orina, si la micción es normal (sin dolor o hemorragia) no necesita tto adicional. Si persiste la
hemorragia, puede hacerse drenado con sonda uretral
2. Laceraciones uretrales: debe evitarse la instrumentación después de Uretrografia. Se inserta una sonda de cistotomía suprapúbica
(incisión en línea media del área suprapúbica), mientras sana la laceración uretral. También podría usarse cistostomía percutánea en
estas lesiones}
- Si se percibe extravasación menor en Uretrografia, a los 7 días siguientes al drenado con sonda suprapúbica para buscar extravasación
- Si es lesión mas extensa, se esperan de 2 a 3 semanas antes de hacer un estudio de micción mediante sonda suprapúbica
- La curación en el sitio de la lesión puede formar estenosis, pero por lo general no es grave
3. Laceración uretral con extravasación urinaria extensa: después de una laceración importante, la extravasación alcanza perineo,
escroto y área epigastrio. El drenado se indica en este caso. Se necesita cistostomía suprapúbica para desviación urinaria
Puede haber infección y abscesos, requiere tto con antibióticos
4. Reparación inmediata: es complicado, se relaciona mucho con estenosis

TRATAMIENTO DE COMPLICACIONES: La estenosis si es extensa requiere reconstrucción tardía, en caso de que la estenosis resuelva, pero la
velocidad del flujo urinario sea deficiente y se encuentra infección urinaria y fistula uretral, se requiere reconstrucción

PRONOSTICO: la estenosis es una complicación importante, pero casi nunca requiere reconstrucción
LESIONES DEL PENE
- Fractura peneana: disrupción de la túnica albugínea del pene, puede ocurrir durante el coito.
- Px con dolor y hematoma en el pene
- Se corrige con cirugía
- Anillos de obstrucción (que se usan para aumentar el flujo sanguíneo y mantener la erección) puede provocar gangrena y lesión uretral, por eso
se deben retirar estos objetos sin causar daño adicional
- En pocos casos se ve la amputación del pene
- La separación total de la piel del pene ocurre por lesiones por uso de maquinaria (se deben a la retención de la piel del pene dentro de la ropa.
Esta ropa está atrapada en maquinaria en movimiento, como motocicletas o implementos agrícolas, que desgarra los tejidos blandos de la capa
inferior más fuerte de la túnica albugínea). Se debe hacer desbridamiento inmediato y el injerto de piel suelen llevar al éxito en la preservación
del órgano
- Podría asociarse a daño uretral, se debe investigar Uretrografia
LESIONES DEL ESCROTO
- Laceraciones superficiales del escroto: desbridar y cerrar de manera primaria
- Traumatismo cerrado: causa hematoma local y equimosis, resuelven sin dificultad, verificar que no haya ruptura testicular
- Desprendimiento total de piel: accidentes con maquinaria
- Los testículos y cordones espermáticos suelen estar intactos
- Es importante proporcionar cobertura para estructuras: se hace desbridamiento quirúrgico inmediato, colocación de los testículos y
cordones en los tejidos subcutáneos de la parte superior de los muslos. La reconstrucción posterior se hace con injerto de piel o un
colgajo del muslo
LESIONES DE LOS TESTICULOS
- El traumatismo cerrado causa dolor agudo
- Vomito, nauseas
- A la palpación: dolor en hipogastrio
- Inspección: hematoma que rodea los testículos y dificulta la delimitación de su margen
- Dx: ecografía como ayuda para definir el órgano, si se ha roto, la ecografía delimita la lesión, se debe reparar mediante cx

También podría gustarte