Está en la página 1de 5

EL DERECHO POLÍTICO COMO FUNDAMENTAL SEGÚN LA JURISPRUDENCIA

COLOMBIANA

DAYANNA XIMENA CASTIBLANCO VILLALBA


ID:696213

PRESENTADO A: DARIO RODRIGUEZ

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA


ACCIONES CONSTITUCIONALES
DERECHO – SEMESTRE IV
IBAGUÉ, 2020
EL DERECHO POLÍTICO COMO FUNDAMENTAL SEGÚN LA JURISPRUDENCIA
COLOMBIANA
En la sentencia T-469/92, se presenta una presunta violación al derecho político , debido a una

decisión tomada por el Consejo Nacional Electoral, mediante la resolución 006 del 8 de febrero

de 1992, dejando sin efecto las inscripciones de las cedulas realizadas entre el 8 y 17 de enero

del mismo año, con el propósito de que no se violara el artículo 316 de la constitución política, el

cual reza “En las votaciones que se realicen para la elección de autoridades locales y para la

decisión de asuntos del mismo carácter, sólo podrán participar los ciudadanos residentes en el

respectivo municipio.” Del mismo modo, el incremento de la población respecto a las cédulas

inscritas violaba el principio de imparcialidad consagrado en el art 1° del código electoral. Como

consecuencia, 128 peticionarios recurrieron a la acción de tutela, porque dicha medida les

impidió ejercer su derecho al voto, para las elecciones que se llevaron a cabo el 8 de marzo de

1992, argumentando de que se había vulnerado el numeral 2° del art 40 “Todo ciudadano tiene

derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político. Para hacer efectivo

este derecho puede: 2. Tomar parte en elecciones, plebiscitos, referendos, consultas populares y

otras formas de participación democrática.” Además, los ciudadanos efectuaron la inscripción de

la cédula dentro de los términos establecidos, para ejercer su derecho a participar en la vida

política en el municipio (Castilla La Nueva, Meta).

En única instancia el juez Penal municipal de Santa Fe, negó la acción de tutela, porque indicaba

un supuesto de improcedencia fijado en el Decreto 2591 de 1991, sustentando que la acción de

tutela procedía contra daños irremediables, donde no cabía otra acción, y que no fueran por la vía

administrativa. Cuando la corte constitucional entro a revisar la sentencia dictada por el Juzgado
42 Penal Municipal de Santa Fe, percato en sus argumentos lo señalado en el inciso segundo del

1° artículo de la anterior resolución, la cual enfatizaba una garantía para que los accionantes

ejercieran su derecho al voto (derecho constitucional fundamental) en el lugar donde podían

sufragar según como lo indicara el censo electoral.

Debido a lo anterior surgió el problema jurídico planteado por la Corte, preguntándose si ¿la

determinación tomada en el parágrafo segundo solucionaba realmente el problema de los

ciudadanos habitantes del municipio de Castilla La Nueva?, la respuesta dada fue negativa,

porque al darle aplicación al parágrafo mencionado se viola el artículo 316 de la Carta Política;

obligando el acto administrativo a los accionantes a ejercer su derecho al voto en la ciudad donde

se expidió la cédula de ciudadanía, sin importar que la residencia actual fuera en Castilla La

Nueva.

La Corte Constitucional baso sus fundamentos en el inciso 3° del articulo 86 y 241 del N° 9 de la

constitución, además tuvo en cuenta lo estipulado en el Decreto 2591 de 1991 ( Regula la acción

de Tutela), para proferir el fallo de revisión frente a la sentencia dada por el Juzgado 42 Penal

Municipal de Santa Fe; por consiguiente, apoyo la decisión del Juzgado, precisando que los

accionantes debieron agotar otros medios judiciales potenciales de defensa, en este caso ellos

tuvieron la oportunidad de solicitar la suspensión provisional de los efectos del acto

administrativo, debido a que era el medio judicial más idóneo y con mayor eficacia,

permitiéndoles sufragar el 8 de marzo de 1992, ya que las inscripciones de las cédulas de

ciudadanía seguían vigentes; por lo expuesto anteriormente la acción de tutela no era procedente.

Frente al Consejo Nacional Electoral, la Corte opto por realizar una pedagogía constitucional, con

el propósito que dicha entidad tome las medidas necesarias para garantizar un buen manejo en las

próximas elecciones, agotándose todos los mecanismos para que las personas puedan ejercer
libremente su derecho a la política en una democracia participativa, partiendo de la aplicación del

principio de la buena fe ( Art 83 de la Carta Política de 1991), cuando se vuelva presentar un

aumento en el censo electoral. Por último, la Sala de Revisión de la Corte confirma la sentencia

proferida por el Juzgado 42 Penal Municipal de Santa Fe, porque tuvo razón al negar la Tutela a

los accionantes, debido a que no era procedente según el numeral 3° del artículo 86, ya que se

accede a la tutela cuando no exista otro medio de defensa judicial, y como se mencionó

anteriormente, los 128 peticionarios tenían derecho a pedir la suspensión de los efectos de la

resolución N° 006 del 8 de febrero de 1992, de esta manera lograban participar en el comicio del

mismo año, haciendo valer su derecho constitucional fundamental al voto.

Como conclusión, La corte constitucional actuó de una manera procedente al ratificar la

sentencia, debido a que reconoce la supremacía de la constitución, al fundamentar su decisión en

diferentes artículos de dicha Carta Política, además de plantear la solución de cómo debían

proceder los accionantes ante la resolución proferida por el Consejo Nacional Electoral, y ordeno

a la anterior entidad a tomar ciertas medidas, a la hora de presentarse un incremento en el censo

electoral, ya que así se evitara la prohibición acceder a una democracia participativa en sufragios

posteriores.
REFERENCIAS
CORTE CONSTITUCIONAL (1992). Sentencia C-469/92. Bogotá, Colombia.
https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria.

CONSTITUCION POLITICA DE COLOMBIA (2020). Artículos 83, 86, 241, 316. Bogotá,
Colombia. LEGIS

PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA (1991). Decreto 2591/92. Bogotá, Colombia.


https://www.corteconstitucional.gov.co/lacorte