Está en la página 1de 3

Fileteado –referencias mínimas para encarar el trabajo de

fileteado-.

Este apunte fue confeccionado de acuerdo a conceptos extraídos del


“Tratado de fileteado porteño” de Alfredo Genovese y al “Curso para aprender a
dibujar” de Miguel Devia.

Los primeros diseños fueron los pintados en los paneles cuadrados de los
laterales de los carros y las líneas o filetes realizados en sus barandas o varas.

En un principio fueron de composición simple, colores plenos, sin luces ni


sombras, pero con el tiempo se fueron enriqueciendo y complejizando.

Se respeta aún hoy el espacio entre el diseño y el borde del panel y se lo


denomina “talón”. Suele ser equidistante respecto de todos los lados excepto
en la zona inferior porque se debe dejar lugar para la sombra proyectada.
Ornamentos.

Cintas: generalmente se dibuja en planos plegados, intentando demostrar


movimiento. Lo más común es la cinta argentina y los moños, también puede
ser un moño y a partir de él, las cintas argentinas que pueden terminar
abiertas o cerradas.

La cinta también puede dibujarse en torno a un asta, enroscada en forma


de espiral que termina en forma de voluta.

Bolita – óvalo – botón.

Todos estos elementos acompañan la composición. La bolita y el óvalo se


dibujan con forma convexa mientras que el botón tiene concavidad.

La bolita o el óvalo pueden pueden ser:

 Macizos: la sombra se pinta en la parte inferior.


 Transparentes: se pinta un reflejo claro en el borde inferior.

Se pueden ubicar en una sucesión alineada con tamaño decreciente, logrando


un diseño más dinámico.

Diamantes: Son rombos o cuadrados facetados divididos en cuatro


partes, pueden verse como dos pirámides unidas por sus bases y dispuestas
en forma verticalizada, o una pirámide vista desde arriba.

Espirales: Son líneas circulares y ovaladas que giran alrededor de un


punto, sirven como soporte a formas vegetales o animales.

(Construcción de espirales según Elvio Gervasi)


Proceso:

Dibujo con precisión, teniendo en consideración tanto las formas como


los espacios libres.

Si el dibujo es simétrico, sólo se dibuja una mitad y luego se lo calca,


logrando un trabajo en espejo.

Se suele usar un papel de calcar de similar tamaño que el trabajo a


realizar, así se toma real dimensión de la ubicación y conformación del trabajo
final.

Proceso de sombreado: –en lápiz-, consideraciones obtenidas del material


publicado por Miguel Devia.

En primer término, se debe ubicar el punto de luz, a partir de él se


proyectarán las sombras que definirán el trabajo. Si se cambia el punto de luz,
necesariamente cambiará el aspecto final del trabajo.

Hay dos tipos de sombra: Sombra de la forma: es la causada por los


planos que se alejan de la fuente de luz.

Sombra proyectada: es la causada por una


forma que impide que la luz llegue.

La luz reflejada es la que rebota en otros objetos y se observa en los


sectores de sombra de la forma, por eso casi nunca hay sombras totalmente
negras.

Las luces en el dibujo pueden ser: Luz central –plano que mira a la
fuente de luz-; luz media; y reflejos: es el punto de luz más destacado y se
mueve con la ubicación del espectador.

Formas en el sombreado: deben acompañar el objeto a sombrear, básicamente


se podrían contener en tres formas básicas: esferas, cilindros o cajas.

El plano más cercano a la luz es el más claro y se oscurece progresivamente a


medida que se aleja de la fuente de luz.

En resumen:

1- Determinar la ubicación de la fuente de luz y establecer la incidencia


sobre el objeto a sombrear.
2- Determinar los planos que se enfrentan a la fuente de luz y los que
llevan sombra.
3- Las sombras deben respetar los bordes de las formas que las originan.