Está en la página 1de 4

¿Qué fragmentos del relato le llamaron más la atención y por

qué?
*Tuve que salir de mi pueblo por amenazas de grupos armados
que se identificaban como paramilitares y Águilas Negras. En la
organización llevo prácticamente unos 14 ó 15 años, pues inicié
mi proceso como presidente de la Junta de Acción Comunal en
1994.

Este pequeño fragmento cuenta la voz de miles de colombianos en la

Colombia profunda que sufren el flagelo de la violencia y el destierro por

culpa de la intolerancia y el irrespeto a las diferencias de allí que este

fragmento es la historia que ha sufrido Colombia los últimos 50 años en

la búsqueda de conseguir espacios de inclusión social y rescatar la voz

de los que no han tenido voz, por eso creo que este fragmento evidencia

la tragedia nacional de vastos sectores sociales que el Estado no

garantiza la vida, ni la seguridad dejando solo a expensa de la

solidaridad de las organizaciones sociales creadas para tal fin.

¿Qué impactos psicosociales podemos reconocer en el contexto


del protagonista de la historia relatada?

Uno de los mayores impactos generados es el desarraigo por ser

desplazado de sus espacios culturales, políticos, económicos y sociales

propias de su cultura.
El fraccionamiento de la familia, amigos generando impactos

psicológicos y de confianza frente a la sociedad porque no ve

posibilidades de la reconstrucción del tejido social roto por la violencia y

al destierro al cual está sometido, el impacto emocional por tener que

abandonar de manera abrupta sus condiciones territoriales y

encontrarse con espacios totalmente ajenos a su cultura y a su

cosmovisión ya que para los indígenas su territorio representa su madre

tierra (pacha mama).

¿Qué voces podemos encontrar en el relato, que revelen un


posicionamiento subjetivo desde el lugar de víctima o
sobreviviente?

Encontramos la valentía como una forma de mantener la esperanza en

la lucha por sus derechos materiales, espirituales, comunicativos de

denuncia de la comunidad, y dentro de la vida institucional del país,

estos valores son que debemos enarbolar los colombianos como voces

alternativas en la construcción del nuevo sujeto y las nuevas

subjetividades que la sociedad colombiana debe proponerse para salir

del torbellino de violencia y polarización por la que atravesamos en

estos momentos de profunda crisis, estos ejemplos estimulan abrir

horizontes de esperanza y de justicia y paz para Colombia.


¿Qué significados alternos, podemos reconocer en el relato,
respecto a imágenes dominantes de la violencia y sus impactos
naturalizados?

El relato nos deja una experiencia y enseñanza que la violencia no se

enfrenta con más violencia, que los derechos se pueden conquistar

paulatinamente con metodologías civilizadas sin caer en las practicas

intolerantes, también se puede rescatar la capacidad de resilencia del

personaje que ante las dificultades buscó caminos que permitieran

lograr cumplir con sus objetivos propuestos y sus deseos de defensa de

su comunidad. En Colombia acostumbrados a resolver todo de manera

violenta, esta manera de hacer representa significados dignos de

propagar y ejemplo de replicar en los futuros conflictos que suceden a lo

largo y ancho del país, porque no es fácil vivir fuera de su territorio a

cualquier ciudadano colombiano porque esto afecta la autoestima más

cuando las imágenes de las noticas nacionales y locales no son más que

relatos de tragedias consumadas no solo con el desprendimiento de sus

territorios si no la liquidación física de quienes quieren hacer alternativas

ante los poderes regionales y nacionales.

En el relato, ¿se pueden reconocer apartes que revelen una


emancipación discursiva frente a las imágenes de horror de la
violencia?
El relato en si expresa modelos diferentes a los tradicionales de resolver

los conflictos, el personaje antes mencionado no buscó formas violentas

para imponer sus ideas si no que el discurso alternativo se ha ido

imponiendo ante la barbarie, la razón frente a la irracionalidad de la

violencia y cuando hablamos de violencia nos referimos a todo tipo de

agresión contra la dignidad humana, por eso este relato es singular.

Aquí quiero resaltar la capacidad de resistencia civilizada de los

indígenas colombianos, su concepción de trabajo colectivo no solamente

para la siembra de maíz sino también para la defensa de la vida que de

manera colectiva se puede defender y luchar a la vez por sus objetivos.

También podría gustarte