Está en la página 1de 3

Transcripción

la transcripción de documentos hablamos de la representación sistemática de una forma oral


mediante signos escritos. Dicho en un lenguaje más coloquial, la transcripción es poner un
audio por escrito. Por ejemplo, poner una conversación o grabación por escrito.

Tipos de transcripción de documentos


Existen varios tipos de transcripción en función de para qué se requiera. Estas son las
principales:

Transcripción literal

Es el tipo más exacto de transcripción, porque en ella quedan recogidos fielmente todos los
sonidos, incluyendo errores, muletillas, expresiones dubitativas (ehhh, emm…), palabras sin
acabar… Este tipo de transcripción es la que se usa en juicios o pruebas periciales en las que
cualquier detalle, por nimio que parezca, puede ser relevante.

Transcripción natural

La transcripción natural es más flexible que la literal ya que elimina todo aquello que se
considere irrelevante. De este modo la información aparece intacta pero presentada de un
modo más profesional. Este tipo de transcripciones suelen usarse por ejemplo en las
entrevistas periodísticas.

Transcripción fonética

La transcripción fonética transcribe los sonidos en símbolos que la persona pueda pronunciar
en su idioma. El ejemplo típico es el de alguien que tiene que pronunciar un discurso en otro
idioma que no conoce. La solución que se le ofrece es escribir el texto tal y como se pronuncia
para que pueda leerlo con facilidad aún sin saber lo que está diciendo.

Qué es la transcripción de documentos


Tal y como señala la Real Academia de la Lengua Española el verbo transcribir tiene las siguientes
acepciones:
– copiar (esto es escribir en una parte lo escrito en otra)

– transliterar
– representar elementos fonéticos, fonológicos léxicos o morfológicos de una lengua o dialecto
mediante un sistema de escritura.

En el mundo de la traducción se utiliza esta última acepción del diccionario, esto es, y dicho en
otras palabras más coloquiales, la transcripción es poner un audio, una conversación o una
grabación por escrito.

A diferencia de la traducción de un documento que consiste en pasar un texto en un idioma a otro


idioma de la manera más fiel y parecida al original.

¿Qué razones se pueden tener para querer transcribir un documento? 


Las razones más usuales y por las que los clientes habitualmente solicitan una transcripción de un
documento son las siguientes:

 Dejar constancia por escrito de algo que se ha dicho.

 Distribuir folletos, escritos, periódicos o dossieres sobre el contenido de una ponencia,


presentación, entrevista o discurso.

 Reducir el espacio de almacenamiento de unas grabaciones.

 Poder archivar y ordenar cualquier información en una base de datos o en una biblioteca
digital. Al traspasar la información a un texto, se puede analizar el documento de forma más
rápida, conseguir un dato más rápidamente y en general extraer de forma más ágil conclusiones
sobre el discurso.

 Poder leer el documento en un momento posterior. 


¿Qué tipo de material se puede transcribir?
En principio cualquier tipo de grabación puede ser objeto de una trascripción. Conviene destacar
que en ocasiones puntuales el ruido de fondo, la mala calidad del audio de la grabación pueden
impedir o entorpecer la transcripción del documento.

Los clientes habitualmente demandan este servicio cuando se trata de conferencias, ponencias,
charlas, grupos de trabajo, discursos, entrevistas, programas de televisión, conversaciones
telefónicas y dictados. El documento transcrito recoge fielmente lo que el orador en estos actos ha
transmitido literalmente a su público o en una conversación entre dos partes lo que se hayan dicho
exactamente.

Es habitual también aportar este tipo de documentos en juicios como pruebas y como
documentación al procedimiento. Ayuda al juez en su labor de análisis y comprensión de los
medios de audio aportados.

¿Qué métodos hay de transcripción de documentos?


Principalmente existen tres métodos:

1. Transcripción literal: En este tipo de transcripción, todos los sonidos que se escuchan
se escriben en el documento, incluyendo, palabras inacabadas, repetidas, errores de
pronunciación, todo lo que exactamente se diga en el audio, con puntos y comas. Se utiliza
especialmente en juicios o pruebas periciales.
2. Transcripción natural: El transcriptor en este caso, elimina aquella información
irrelevante, lo que da lugar a un texto más natural y más claro a la hora de leerlo. En ningún caos
se cambian las palabras o el significado de las frases. Se emplea más esta técnica para la
elaboración de dossieres, folletos o presentaciones de una conferencia, seminarios, charlas etc.
3. Transcripción fonética: Se transcriben los sonidos en símbolos de acuerdo a normas
fonéticas internacionales. Está reservado a expertos lingüistas y no se usa prácticamente en el
día a día.
Calidad de una transcripción  de documentos
La calidad general de la transcripción y el coste de producción de la transcripción van a depender
en mucha medida de la calidad del archivo de audio o de la cinta generada. Al realizar una buena
grabación, se puede reducir el coste de su transcripción, aumentar la exactitud de la transcripción y
reducir las partes indescifrables de su transcripción.

Por ello, es muy interesante cuando se esté grabando información importante, especialmente en al
caso de discusiones de grupo, invertir en un buen equipo de micrófonos de conferencia y un
sistema de grabación adecuado.

En algunos casos puedes necesitar una transcripción de un dictado de muy mala calidad debido a
que su contenido es esencial. Nuestra empresa de traducción revisará cada material
individualmente y le informará de lo que podemos hacer para ofrecerle la mejor transcripción
posible.
Entendemos por un dictado de muy mala calidad aquellas conversaciones en las que haya mucho
ruido de fondo, sonidos, sordos y amortiguados, conversaciones que se solapen o dos o más
oradores que hablen al mismo tiempo y con diferentes volúmenes. En algunos casos podemos
ayudarle a digitalizar y mejorar el audio para eliminar ruidos o aclarar lo que dicen los oradores.

Posturas aptas

1. No mires el teclado ni el monitor


2. Sientate con una buena postura
3. Usa el mismo equipo de trabajo
4. Usa programas de transcripción
5.

También podría gustarte