Está en la página 1de 2

El centro organizador de microtúbulos (MTOC en inglés) es una estructura de la que

surgen los microtúbulos que se encuentra en las células eucariotas. Estos centros tienen dos


funciones principales: la organización de los flagelos eucarióticos y los cilios y la organización
del aparato del huso mitótico y meiótico, que separan los cromosomas durante la división
celular. El COMT es un importante sitio de nucleación de microtúbulos y se puede visualizar
en las células mediante la detección inmunohistoquímica de γ-tubulina. Las características
morfológicas de los centros organizadores MTOC, varían entre los diferentes filos y reinos. En
los animales, los dos tipos más importantes de COMT son los cuerpos basales asociados con
la formación del cilio y el centrosoma asociado con la formación del huso.

Organización

La función de los centros organizadores de microtúbulos ocurre tanto en el sitio donde se


inicia la formación de microtúbulos, así como en un lugar donde los extremos libres de los
microtúbulos son atraídos.2 Dentro de las células, los centros organizadores de microtúbulos
pueden adoptar muchas formas diferentes. Una matriz de microtúbulos puede organizarse a sí
misma en una estructura de molinete para formar los cuerpos basales, que pueden conducir a
la formación de matrices de microtúbulos en el citoplasma o la estructura "9+2" del axonema.
Otros arreglos van desde cuerpos polares del husillo fúngico hasta los cinetocoros eucariotas
cromosómicos (planos, laminados placas). Los COMTs pueden dispersarse libremente por
todo el citoplasma o localizados centralmente como focos. Los COMT más notables son el
centrosoma en la interfase y los polos del huso mitótico.
Los centríolos pueden actuar como marcadores para los COMTs en la célula.2 Si se
distribuyen libremente en el citoplasma, centríolos pueden reunirse durante la diferenciación
para convertirse en COMTs. También pueden centrarse en torno a un centrosoma como un
único COTM, aunque los centrosomas pueden trabajar como COTMs ausentes de los
centríolos.
Durante la interfase
La mayoría de las células animales cuentan un COMT durante la interfase, normalmente se
encuentra cerca del núcleo, y generalmente asociado en estrecha colaboración con al aparato
de Golgi. El COMT se compone de un par de centriolos en su centro, y está rodeado con
material pericentriolar (MPC) que es importante para la nucleación de microtúbulos. Los
microtúbulos están anclados en el COTM por medio de sus extremos menores, mientras que
más cerca estén de su final continuarán creciendo en la periferia celular. La polaridad de los
microtúbulos es importante para el transporte celular, ya que
las proteínas quinesina y dineína suelen impulsarse preferencialmente en la dirección —bien
sea “más” o “menos”, respectivamente— a lo largo de un microtúbulo, lo que permite a las
vesículas ser dirigidas hacia o desde el retículo endoplásmico y el aparato de Golgi. En
particular, para el aparato de Golgi, sus estructuras están asociadas con el aparato de
desplazamiento que se dirige hacia extremo menor de un microtúbulo y la ayuda en la
estructura general y el sitio del aparato de Golgi en la célula.

Centrosomas

Los movimientos de los microtúbulos se basan en las acciones del centrosoma.1 Cada célula
hija tras haber finalizado la mitosis contiene un COMT primario.2 Antes de que comience la
división celular, la interfase COMT reproduce para formar dos COMT distintos (ahora se hace
referencia habitualmente como centrosomas). Durante la división celular, estos centrosomas
se mueven hacia los extremos opuestos de la célula y microtúbulos nucleados para ayudar a
formar el huso mitótico/meiótico. Si el COMT no logra replicarse, entonces no se formará el
huso, y la mitosis cesará antes de tiempo.1 (Información más detallada en el
artículo centrosoma.)
La γ-tubulina es una proteína situada en el centrosoma que nuclea los microtúbulos mediante
la interacción con el monómero de la subunidad de la tubulina en los microtúbulos en el
extremo menor.1 La organización de los microtúbulos en el COMT, o centrosoma en este caso,
está determinada por la polaridad de los microtúbulos definidos por γ-tubulina.

Cuerpo basal
En las células epiteliales, los COMTs también sujetan y organizan los microtúbulos que forman
cilios. Al igual que con el centrosoma, estos COMTs estabilizan y orientan a los microtúbulos,
en este caso para permitir el movimiento unidireccional del propio cilio, en lugar de vesículas
que circulen a través de ella.

Cuerpo polar del huso

En levaduras y algunas algas, la COMT se incrusta en la envoltura nuclear como un cuerpo


polar del huso. Los centríolos no existen en los COMTs de levaduras y hongos.1 En estos
organismos, la envoltura nuclear no se descompone durante la mitosis y el cuerpo polar del
huso sirve para enlazar el citoplasma con los microtúbulos nucleares. El cuerpo polar del huso
en forma de disco está organizado en tres capas: placa central, placa interior y placa exterior.
La placa central está integrada en la membrana, mientras que la placa interior es un nivel
intranuclear amorfo, y la placa exterior es la capa situada en el citoplasma.

Trasduccion de señales

El COMT se reorienta durante la transducción de señales, principalmente durante la


reparación de heridas o respuestas inmunitarias.5
El COMT se relocaliza a una posición entre el borde de la célula y el núcleo en los
macrófagos, fibroblastos, y células endoteliales. Los orgánulos —como el aparato de Golgi—
ayudan en la reorientación del COMT que puede ocurrir rápidamente.
Las señales de transducción causan que los microtúbulos crezcan o se contraigan, así como
hacen que el centrosoma obtenga motilidad. El COMT se encuentra en una posición
perinuclear y contiene los extremos negativos de los microtúbulos, mientras que los extremos
positivos crecen rápidamente hacia el borde de la célula. El aparato de Golgi se reorienta junto
con el COMT, y en conjunto producen que la célula envíe aparentemente una señal
polarizada.5
Para las respuestas inmunitarias —en la interacción con una célula objetivo y en respuesta a
antígenos específicos de células que presentan antígenos, las células inmunes tales como
las células T, células asesinas naturales y linfocitos T citotóxicos—, localizan sus centros
organizadores (COMT o MTOC) cerca de la zona de contacto entre la célula inmune y la
célula objetivo.
Para las células T, la respuesta de señalización del receptor de células T hace que la
reorientación del COMT por los microtúbulos de acortamiento llevan el COMT hacia el sitio de
interacción del receptor de células T.

También podría gustarte