Está en la página 1de 12

Duration of Isolation and Precautions for Adults with COVID-19

Duración del aislamiento y precauciones para adultos con COVID-19

Actualizado el 10 de septiembre de 2020

Nota:

En este momento, tenemos información limitada sobre reinfecciones con el virus que causa
COVID-19. Este es un virus nuevo y los CDC están trabajando activamente para obtener más
información. Proporcionaremos actualizaciones a medida que estén disponibles. Los datos
hasta la fecha muestran que una persona que ha tenido y se ha recuperado de COVID-19
puede tener niveles bajos de virus en su cuerpo hasta por 3 meses después del diagnóstico.
Esto significa que si la persona que se recuperó del COVID-19 se vuelve a realizar la prueba
dentro de los 3 meses posteriores a la infección inicial, es posible que continúe teniendo un
resultado positivo, aunque no esté transmitiendo el COVID-19.

No hay informes confirmados hasta la fecha de que una persona se haya reinfectado con
COVID-19 dentro de los 3 meses posteriores a la infección inicial. Sin embargo, se están
realizando investigaciones adicionales. Por lo tanto, si una persona que se ha recuperado de
COVID-19 tiene nuevos síntomas de COVID-19, es posible que la persona necesite una
evaluación de reinfección, especialmente si la persona ha tenido contacto cercano con alguien
infectado con COVID-19. La persona debe aislarse y comunicarse con un proveedor de
atención médica para que la evalúen en busca de otras causas de sus síntomas y,
posiblemente, se le vuelva a realizar la prueba.

Los CDC recomiendan que todas las personas, hayan tenido o no COVID-19, tomen medidas
para prevenir contraer y propagar COVID-19. Lávese las manos con regularidad, manténgase
al menos a 6 pies de distancia de los demás siempre que sea posible y use máscaras.

Para más información:

Estado de los medios


Información para profesionales sanitarios

La evidencia acumulada apoya el fin del aislamiento y las precauciones para las
personas con COVID-19 utilizando una estrategia basada en síntomas.

Esta actualización incorpora evidencia reciente para informar la duración del


aislamiento y las precauciones recomendadas para prevenir la transmisión del
SARS-CoV-2 a otros, al tiempo que limita el aislamiento prolongado innecesario y
el uso innecesario de los recursos de pruebas de laboratorio.

1
Los hallazgos clave se resumen aquí.

Las concentraciones de ARN del SARS-CoV-2 medidas en muestras de las vías respiratorias
superiores disminuyen después de la aparición de los síntomas (CDC, datos no publicados,
2020; Midgley et al., 2020; Young et al., 2020; Zou et al., 2020; Wölfel et al. .,
2020; van Kampen et al., 2020).

La probabilidad de recuperar el virus con capacidad de replicación también disminuye después


de la aparición de los síntomas. Para los pacientes con COVID-19 de leve a moderado, el virus
con capacidad de replicación no se ha recuperado después de 10 días después del inicio de los
síntomas (CDC, datos no publicados, 2020; Wölfel et al., 2020; Arons et al., 2020; Bullard et
al. , 2020; Lu et al., 2020; comunicación personal con Young et al., 2020; Korea CDC, 2020).

Se ha documentado la recuperación del virus con capacidad de replicación entre 10 y 20 días


después de la aparición de los síntomas en algunas personas con COVID-19 grave que, en
algunos casos, se complicó por un estado inmunodeprimido (van Kampen et al., 2020). Sin
embargo, en esta serie de pacientes, se estimó que el 88% y el 95% de sus muestras ya no
producían virus con capacidad de replicación después de 10 y 15 días, respectivamente,
después de la aparición de los síntomas.

Un gran estudio de rastreo de contactos demostró que los contactos domésticos y


hospitalarios de alto riesgo no desarrollaron infección si su exposición a un paciente de caso
comenzó 6 días o más después del inicio de la enfermedad del paciente de caso (Cheng et al.,
2020).

Aunque el virus con capacidad de replicación no se aisló 3 semanas después del inicio de los
síntomas, los pacientes recuperados pueden seguir detectando el ARN del SARS-CoV-2 en sus
muestras de las vías respiratorias superiores hasta por 12 semanas (Corea CDC, 2020; Li et
al., 2020; Xiao et al, 2020). La investigación de 285 personas "persistentemente positivas",
que incluyó a 126 personas que habían desarrollado síntomas recurrentes, no encontró
infecciones secundarias entre 790 contactos atribuibles al contacto con estos pacientes. Los
esfuerzos para aislar el virus competente para la replicación de 108 de estos casos no tuvieron
éxito (Corea del CDC, 2020).

Las muestras de pacientes que se recuperaron de una enfermedad COVID-19 inicial y


posteriormente desarrollaron nuevos síntomas y dieron positivo por RT-PCR no tenían virus de
replicación competente detectado (Corea CDC, 2020; Lu et al., 2020). El riesgo de reinfección
puede ser menor en los primeros 3 meses después de la infección inicial, según la evidencia
limitada de otro betacoronavirus (HCoV-OC43), el género al que pertenece el SARS-CoV-2
(Kiyuka et al, 2018).

Actualmente, 6 meses después de la aparición del SARS-CoV-2, no ha habido casos


confirmados de reinfección del SARS-CoV-2. Sin embargo, el número de áreas donde se ha
mantenido la presión de infección sostenida y, por lo tanto, es más probable que se observen
reinfecciones, sigue siendo limitado.

Aún no se han establecido correlaciones serológicas o de otro tipo de inmunidad.

2
La evidencia actual incluye las siguientes advertencias:

En un estudio reciente de trabajadores de centros de enfermería especializada a los que se les


realizó un seguimiento prospectivo de infección asintomática, uno de los 48 miembros del
personal infectado tenía un frotis nasofaríngeo que fue débilmente positivo en un ensayo de
placa de un solo paso más de 20 días después del diagnóstico inicial; sin embargo, la muestra
no se sometió a pases seriados para demostrar la presencia de virus con capacidad de
replicación (Quicke et al., 2020).

En un informe de caso, una persona con una enfermedad leve proporcionó muestras que
produjeron virus con capacidad de replicación hasta 18 días después de la aparición de los
síntomas (Liu et al., 2020).

Los datos actualmente disponibles se derivan de adultos; Actualmente no se dispone de datos


equivalentes de niños y lactantes.
Se necesitan más datos sobre la diseminación viral en algunas situaciones, incluso en
personas inmunodeprimidas.

Evaluación

Los datos disponibles indican que las personas con COVID-19 leve a moderado
siguen siendo infecciosas no más de 10 días después del inicio de los síntomas. Es
probable que las personas con enfermedades más graves a críticas o inmunodepresión grave
sigan siendo infecciosas no más de 20 días después de la aparición de los síntomas. Las
personas recuperadas pueden continuar arrojando ARN del SARS-CoV-2 detectable en las
muestras de las vías respiratorias superiores hasta 3 meses después del inicio de la
enfermedad, aunque en concentraciones considerablemente más bajas que durante la
enfermedad, en rangos en los que el virus competente para la replicación no se ha recuperado
de manera confiable y la infecciosidad es menor.
La etiología de este ARN del SARS-CoV-2 persistentemente detectable aún no se ha
determinado.

Los estudios no han encontrado evidencia de que las personas clínicamente recuperadas con
persistencia del ARN viral hayan transmitido el SARS-CoV-2 a otras personas. Estos hallazgos
refuerzan la justificación para confiar en una estrategia basada en síntomas, en lugar de una
estrategia basada en pruebas, para terminar con el aislamiento de estos pacientes, de modo
que las personas que según las pruebas actuales ya no son infecciosas no se mantengan
innecesariamente aisladas y excluidas del trabajo u otras responsabilidades.

La reinfección con SARS-CoV-2 aún no se ha confirmado definitivamente en ninguna persona


recuperada hasta la fecha. Si las personas pueden reinfectarse con el SARS-CoV-2, y si es así,
se desconoce y es objeto de investigación. Las personas infectadas con betacoronavirus
humano endémico relacionado parecen volver a ser susceptibles alrededor de 90 días después
del inicio de la infección.

3
Por lo tanto, para las personas recuperadas de la infección por SARS-CoV-2, una PCR positiva
durante los 90 días posteriores al inicio de la enfermedad representa más probablemente una
diseminación persistente de ARN viral que una reinfección.

 Si dicha persona permanece asintomática durante este período de 90 días, es poco


probable que una nueva prueba arroje información útil, incluso si la persona tuvo
contacto cercano con una persona infectada.

 Si dicha persona se vuelve sintomática durante este período de 90 días y una


evaluación no logra identificar un diagnóstico diferente a la infección por SARS-CoV-2
(p. Ej., Influenza), entonces la persona puede justificar una evaluación para la
reinfección por SARS-CoV-2 en consulta con un experto en enfermedades infecciosas o
control de infecciones. El aislamiento puede estar justificado durante esta evaluación,
particularmente si los síntomas se desarrollaron después de un contacto cercano con
una persona infectada.

No se han establecido correlaciones de inmunidad a la infección por SARS-CoV-2.


Específicamente, la utilidad de las pruebas serológicas para establecer la ausencia o presencia
de infección o reinfección permanece sin definir.

Las recomendaciones a continuación se basan en la mejor información disponible a


mediados de julio de 2020 y reflejan la realidad de una pandemia en evolución. Incluso
para los patógenos para los que se dispone de muchos años de datos, es posible que no sea
posible establecer recomendaciones que garanticen que el 100% de las personas que están
diseminando virus con capacidad de replicación permanezcan aisladas. Los CDC continuarán
monitoreando de cerca la evolución de la ciencia en busca de información que justifique la
reconsideración de estas recomendaciones.

Recomendaciones

Duración del aislamiento y precauciones

Para la mayoría de las personas con enfermedad COVID-19, el aislamiento y las precauciones
generalmente se pueden suspender 10 días después del inicio de los síntomas 1 y la resolución
de la fiebre durante al menos 24 horas, sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre y
con la mejoría de otros síntomas.

Un número limitado de personas con enfermedad grave puede producir virus con capacidad
de replicación más allá de los 10 días, lo que puede justificar la prolongación de la duración
del aislamiento y las precauciones hasta 20 días después del inicio de los síntomas; considere
consultar con expertos en control de infecciones.

Para las personas que nunca desarrollan síntomas, el aislamiento y otras precauciones se
pueden suspender 10 días después de la fecha de su primera prueba RT-PCR positiva para
ARN del SARS-CoV-2.

4
Papel de las pruebas de PCR2 para interrumpir el aislamiento o las precauciones

Para las personas que están gravemente inmunodeprimidas, se podría considerar una
estrategia basada en pruebas en consulta con expertos en enfermedades infecciosas.

Para todos los demás, ya no se recomienda una estrategia basada en pruebas, excepto para
interrumpir el aislamiento o las precauciones antes de lo que ocurrirían bajo la estrategia
descrita en la Parte 1, arriba.

Papel de las pruebas de PCR2 tras la interrupción del aislamiento o las


precauciones

Para las personas previamente diagnosticadas con COVID-19 sintomático que permanecen
asintomáticas después de la recuperación, no se recomienda repetir la prueba dentro de los 3
meses posteriores a la fecha de aparición de los síntomas de la infección inicial por COVID-19.

Para las personas que desarrollan nuevos síntomas consistentes con COVID-19 durante los 3
meses posteriores a la fecha de aparición inicial de los síntomas, si un proveedor no puede
identificar una etiología alternativa, entonces la persona puede justificar una nueva prueba; Se
recomienda consultar con expertos en enfermedades infecciosas o control de infecciones. Se
puede considerar el aislamiento durante esta evaluación en base a la consulta con un experto
en control de infecciones, especialmente en el caso de que los síntomas se desarrollen dentro
de los 14 días posteriores al contacto cercano con una persona infectada.

Para las personas que nunca desarrollaron síntomas, se debe usar la fecha de la primera
prueba RT-PCR positiva para ARN del SARS-CoV-2 en lugar de la fecha de inicio de los
síntomas.

Papel de las pruebas serológicas

Las pruebas serológicas no deben usarse para establecer la presencia o ausencia de infección
o reinfección por SARS-CoV-2.

[1] El inicio de los síntomas se define como la fecha en que comenzaron los síntomas, incluidos los síntomas no
respiratorios.
[2] La prueba de PCR se define como el uso de un ensayo de RT-PCR para detectar la presencia de ARN del SARS-
CoV-2.

5
References

 Arons MM, Hatfield KM, Reddy SC, Kimball A, James A, Jacobs JR, et al.
Presymptomatic SARS-CoV-2 infections and transmission in a skilled nursing facility. N
Engl J Med 2020 May 28;382(22):2081-2090. doi:10.1056/NEJMoa2008457.

 Bullard J, Durst K, Funk D, Strong JE, Alexander D, Garnett L et al. Predicting
Infectious SARS-CoV-2 From Diagnostic Samples. Clin Infect Dis 2020 May 22.  doi:
10.1093/cid/ciaa638.

 Cheng HW, Jian SW, Liu DP, Ng TC, Huang WT, Lin HH, et al. Contact Tracing
Assessment of COVID-19 Transmission Dynamics in Taiwan and Risk at Different
Exposure Periods Before and After Symptom Onset. JAMA Intern Med 2020 May 1;
doi:10.1001/jamainternmed.2020.2020.

 Kiyuka PK, Agoti CN, Munywoki PK, Njeru R, Bett A, Otieno JR, et al. Human
Coronavirus NL63 Molecular Epidemiology and Evolutionary Patterns in Rural Coastal
Kenya. J Infect Dis 2018 May 5;217(11):1728-1739. doi: 10.1093/infdis/jiy098.

 Korea Centers for Disease Control and Prevention. Findings from Investigation and
Analysis of re-positive cases. May 19, 2020. Available at:
https://www.cdc.go.kr/board/board.es?
mid=a30402000000&bid=0030&act=view&list_no=367267&nPage=1external icon

 Li N, Wang X, Lv T. Prolonged SARS-CoV-2 RNA Shedding: Not a Rare Phenomenon. J
Med Virol 2020 Apr 29. doi: 10.1002/jmv.25952.

 Liu WD, Chang SY, Wang JT, Tsai MJ, Hung CC, Hsu CL, et al. Prolonged Virus
Shedding Even After Seroconversion in a Patient With COVID-19. J Infect 2020 Apr
10;S0163-4453(20)30190-0.  doi: 10.1016/j.jinf.2020.03.063

 Lu J, Peng J, Xiong Q, Liu Z, Lin H, Tan X, et al. Clinical, immunological and virological
characterization of COVID-19 patients that test re-positive for SARS-CoV-2 by RT-PCR.
(Preprint) Medrxiv. 2020. Available at:
https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.06.15.20131748v1external icon  doi:
https://doi.org/10.1101/2020.06.15.20131748

 Midgley CM, Kujawski SA, Wong KK, Collins, JP, Epstein L, Killerby ME et al. (2020).
Clinical and Virologic Characteristics of the First 12 Patients with Coronavirus Disease
2019 (COVID-19) in the United States. Nat Med 2020 Jun;26(6):861-868. doi:
10.1038/s41591-020-0877-5.

 Quicke K, Gallichote E, Sexton N, Young M, Janich A, Gahm G, et al. Longitudinal
Surveillance for SARS-CoV-2 RNA Among Asymptomatic Staff in Five Colorado Skilled
Nursing Facilities: Epidemiologic, Virologic and Sequence Analysis. (Preprint) Medrxiv.
2020. Available at:
https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.06.08.20125989v1external icon doi:
https://doi.org/10.1101/2020.06.08.20125989external icon

6

 van Kampen J, van de Vijver D, Fraaij P, Haagmans B, Lamers M, Okba N, et al.
Shedding of infectious virus in hospitalized patients with coronavirus disease-2019
(COVID-19): duration and key determinants. (Preprint) Medrxiv. 2020. Available at:
https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.06.08.20125310v1external icon doi:
https://doi.org/10.1101/2020.06.08.20125310

 Wölfel R, Corman VM, Guggemos W, Seilmaier M, Zange S, Müller MA, et al. (2020).
Virological assessment of hospitalized patients with COVID-2019. Nature 2020
May;581(7809):465-469. doi:10.1038/s41586-020-2196-x

 Xiao F, Sun J, Xu Y, Li F, Huang X, Li H, et al. Infectious SARS-CoV-2 in Feces of
Patient with Severe COVID-19. Emerg Infect Dis 2020;26(8):10.3201/eid2608.200681.
doi:10.3201/eid2608.200681

 Young BE, Ong SWX, Kalimuddin S, Low JG, Ta, SY, Loh J, et al. Epidemiologic
Features and Clinical Course of Patients Infected With SARS-CoV-2 in Singapore. JAMA
2020 Mar 3;323(15):1488-1494.  doi:10.1001/jama.2020.3204

 Personal communication with Young BE first author of preprint of: Young BE, Ong SW,
Ng LF, Anderson DE, Chia WN, Chia PY, et al. Immunological and Viral Correlates of
COVID-19 Disease Severity: A Prospective Cohort Study of the First 100 Patients in
Singapore. (Preprint) SSRN. 2020. Available at:
https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3576846external icon
http://dx.doi.org/10.2139/ssrn.3576846

 Zou L, Ruan F, Huang M, Liang L, Huang H, Hong Z, et al. (2020). SARS-CoV-2 Viral
Load in Upper Respiratory Specimens of Infected Patients. N Engl J Med, 382(12),
1177-1179. doi:10.1056/NEJMc200173

7
Figura 1a: De Wölfel et al., Que demuestra la disminución de la carga viral en las muestras de
las vías respiratorias superiores a medida que avanza la enfermedad y la disminución de la
capacidad para aislar el virus con capacidad de replicación de estas mismas muestras a
medida que aumenta el número de pacientes con IgM e IgG detectables.

Figura 1b: De Wölfel et al., Que demuestra la disminución de la carga viral en las muestras de
las vías respiratorias superiores a medida que avanza la enfermedad y la disminución de la
capacidad para aislar el virus con capacidad de replicación de estas mismas muestras a
medida que aumenta el número de pacientes con IgM e IgG detectables. Esta figura muestra
el éxito de la seroconversión y el aislamiento del virus, dependiendo del día después de la
aparición de los síntomas. Arriba, fracción de pacientes seroconvertidos. Abajo, resultados
agregados de los ensayos de aislamiento de virus.

Figura 2: De Midgley et al., Que demuestra la incapacidad de recuperar el virus competente


para la replicación a partir de muestras recolectadas más de 9 días después del inicio de la
enfermedad. El análisis de Kaplan-Meier muestra el tiempo transcurrido hasta la imposibilidad
de recuperar el SARS-CoV-2 con capacidad de replicación de 14 pacientes estadounidenses. La
última probabilidad de aislamiento exitoso cae al 50% el día 4 después del inicio de la
enfermedad y al 80% el día 8. Después del día 9, la probabilidad se acerca a cero. Datos de
los CDC no publicados.

8
Figura 3. De van Kampen et al., Que demuestra la disminución de las cargas de ARN viral
(Log10 copias de ARN / ml) y la probabilidad de cultivo viral positivo para SARS-CoV-2 en las
muestras de las vías respiratorias superiores de una muestra de pacientes gravemente
enfermos, incluidos algunos -trasplante de órganos sólidos o -trasplante de médula ósea. Los
recuadros negros representan muestras que produjeron virus con capacidad de replicación.
Esta figura muestra las cargas de ARN viral (Log10 copias de ARN / ml) en las muestras
respiratorias frente a la duración de los síntomas (días). Los recuadros negros representan las
muestras positivas del cultivo del virus y los círculos rojos abiertos representan las muestras
negativas del cultivo del virus.

9
Figura 4a: de van Kampen et al., Que demuestra una probabilidad estimada decreciente de
cultivo viral positivo para SARS-CoV-2 de muestras de las vías respiratorias superiores entre
pacientes gravemente enfermos con COVID-19 con días en aumento desde el inicio de los
síntomas (mostrado arriba en el panel superior) y disminución de la carga viral medida por
RT-PCR en las mismas muestras (panel inferior). Esta figura muestra análisis probit de la
detección de virus infecciosos en muestras respiratorias con cultivo celular para la duración de
los síntomas en días (panel superior). La línea azul representa la curva probit y las líneas rojas
punteadas representan el intervalo de confianza del 95%. Los círculos son puntos de
referencia. Los títulos de anticuerpos neutralizantes en suero se expresan como títulos de
neutralización por reducción de placa al 50% como se describió anteriormente.

Figura 4b: de van Kampen et al., Que demuestra la disminución de la probabilidad estimada
de cultivo viral positivo para SARS-CoV-2 a partir de muestras de las vías respiratorias
superiores entre pacientes gravemente enfermos con COVID-19 con días en aumento desde el
inicio de los síntomas (panel superior) y disminución de la carga viral medido por RT-PCR en
las mismas muestras (mostradas arriba en el panel inferior). Esta figura muestra el título de
anticuerpos neutralizantes en suero (panel inferior). La línea azul representa la curva probit y
las líneas rojas punteadas representan el intervalo de confianza del 95%. Los círculos son
puntos de referencia. Los títulos de anticuerpos neutralizantes en suero se expresan como
títulos de neutralización por reducción de placa al 50% como se describió anteriormente.

10
Figura 5. Datos no publicados de los CDC que muestran la mediana de los valores de Ct y sus
intervalos de confianza del 95% entre las muestras de las que se recuperó el virus con
capacidad de replicación y no se recuperó según el valor de Ct para el objetivo de
amplificación (N1, N2 o N3) en el CDC RT -Ensayo de PCR. RNP = RNasa P humana, un
control positivo para la presencia de una muestra humana adecuada. Los puntos rojos indican
muestras con amplificación por RT-PCR no concluyente de acuerdo con sus correspondientes
valores de Ct y resultados de cultivo.

11
Figura 6. De Bullard et al., Comparando el inicio de los síntomas con la prueba (días) con la
probabilidad de cultivo exitoso en células Vero (gráfico de barras) y el valor del umbral del
ciclo de RT-PCR del gen SARS-CoV-2 E (Ct) (gráfico de líneas ). Esta figura muestra una
comparación del inicio de los síntomas con la prueba (días) con la probabilidad de cultivo
exitoso en células Vero y el valor del umbral del ciclo de RT-PCR del gen SARS-CoV-2 E (Ct).
Los valores de Ct están representados por el gráfico de líneas con círculos. La probabilidad de
cultivo de SARS-CoV-2 se muestra en el gráfico de barras.

12