Está en la página 1de 10

Capítulo 4:

Tipos de presupuestos
Existen diferentes tipos de presupuestos, los cuales van a tener ciertas características específicas, en
base a las cuales se van a formar ocho grupos:
1) Según la Entidad.
a) Públicos: Son realizados por el Gobierno y Empresas Descentralizadas para controlar los
ingresos y egresos que realizan las diferentes dependencias. Estetipo de presupuestos se elabora en
base a los gastos, ya que primero se hace una estimación de las erogaciones que se llevarán a cabo
para satisfacer las necesidades públicas, y después se planea como cubrirlas.
b) Privados: Son los que utilizan las empresas particulares, que primero estiman sus ingresos para
poder predeterminar su aplicación.
Por lo tanto, la diferencia entre ambos presupuestos está en la finalidad que ambos tipos de
entidades persiguen. Las entidades privadas buscan como fin primordial la obtención de utilidades
al tiempo que se proporciona un bien a la sociedad, mediante un uso apropiado de los recursos
económicos. Las entidades gubernamentales buscan fundamentalmente satisfacer las necesidades
públicas de la mejor manera con el fin de lograr una estabilidad económica.
2) Por su Contenido.
a) Principales: Son una especie de resumen en donde se presentan los puntos medulares que
componen los elementos de la empresa
b) Auxiliares: Muestran las operaciones estimadas de cada uno de los departamentos que conforman
la empresa. Son una parte del presupuesto principal.
3) Por su Forma.
a) Flexibles: Son aquellos que anticipan posibles variaciones o alternativas y tienen cierta
elasticidad por posibles cambios. En este tipo de presupuestos existen diferentes planos de
alternativas en caso de que las situaciones previstas cambien. Dichas variaciones se expresan
fijando porcentajes de acuerdo a una base determinada.
b) Fijos: Son aquellos presupuestos que permanecen iguales durante el período presupuestal, es
decir, no se prevén las variaciones por posibles cambios. Sin embargo, esto no quiere decir que no
se tengan que revisar periódicamente.
4) Por su Duración.
Para determinar el lapso que abarcarán los presupuestos se deberán tomar en cuenta las operaciones
que realice cada entidad. Pueden ser:
a) A corto plazo, si el ciclo de operación abarca un año o menos.
b) A largo plazo, los cuales se elaboran para más de un año.
5) Según la técnica de valuación.
Conforme a este criterio los presupuestos se consideran:
a) Estimados: Son aquellos que se formulan en base a experiencias del pasado, es decir
empíricamente, por lo que existe una probabilidad más o menos razonable de que suceda lo que se
planeó.
b) Estándar: Estos presupuestos se elaboran sobre bases científicas mediante estudios estadísticos,
por lo que reducen el porcentaje de error, y representan los resultados que se deben obtener.
6) Por su Reflejo en los Estados Financieros.
a) De Posición Financiera: En ellos se muestra la situación financiera que tendrá la empresa en el
futuro, en caso de que se cumpla con lo previsto.
b) De Resultados: Este presupuesto va a mostrar las utilidades a obtener en caso de que se cumplan
las condiciones previstas.
c) De Costos: Reflejan, para un período futuro, las erogaciones que se van a efectuar. Para su
preparación se toman como base los pronósticos de ventas.
7) Por las Finalidades que Pretende.
a) De Promoción: Este tipo de presupuesto viene siendo una forma de proyecto financiero y de
expansión. Se elabora en base a los ingresos y egresos que se llevarán a cabo en el período
presupuestal.
b) De Aplicación: Son presupuestos que muestran la distribución que tendrán los recursos con que
cuenta la empresa. Generalmente se elaboran para solicitar un crédito.
c) Por Programas: Los presupuestos determinan los gastos en los que van a incurrir los
departamentos en base a las actividades que llevarán a cabo para cumplir con su programa. Estas
erogaciones se dividen en:
- Gastos de funcionamiento, es decir, aquellas erogaciones necesarias para cumplir con una función
mediante la fijación de metas, y para cuya realización se emplearán tanto recursos materiales como
humanos y financieros.
- Gastos de inversión, aquellas erogaciones que se van a realizar para aumentar la capacidad
operativa de la empresa.
Este tipo de presupuestos es utilizado generalmente por el sector público, como una herramienta de
planificación y control. Esto se debe a que el gobierno está dividido en secretarías de acuerdo a las
funciones que realiza, y así cada una de ellas determinará cuales serán las erogaciones que tendrán
durante el año siguiente.
d) Base Cero: Este tipo de presupuestos evalúa cada año los programas y gastos que llevará a cabo
la entidad, sin tomar en consideración las experiencias pasadas. Para su elaboración se procede
como sigue:
- Identificación y análisis de las actividades que realiza la empresa, y las nuevas a realizar, en
Paquetes de Decisión (documento que Identifica y describe una actividad específica).
- Evaluación de paquetes de decisión por medio de la relación costo-beneficio.
- Asignación de los recursos conforme a los puntos anteriores.
8) De Trabajo.
En esta clasificación los presupuestos llevan una relación, ya que primero se harán los Presupuestos
Parciales, elaborados por cada departamento. En base a ellos se preparan los Presupuestos Previos,
que reciben este nombre porque están sujetos a estudio, es decir, se revisan para ver si están bien o
si existen algún error o posibles discrepancias, que deben ser corregidos antes de ser aprobados para
dar lugar al Presupuesto Definitivo, en base al cual se van a coordinar y controlar las actividades
futuras del negocio.
Es importante tener en cuenta que las previsiones auxilian al director de la empresa o al
departamento correspondiente, puesto que por ellas, aún cuando sea aproximadamente, es posible
conocer necesidades secundarias, dificultades a afrontar y medios de los que se dispondrá para
resolver los problemas que se presenten en la empresa. En consecuencia, la confección de
presupuestos es muy importante en la administración de cualquier negociación.
Algunas empresas sólo presupuestan ventas, niveles de existencias y compras, pero es deseable un
programa total de planificación y control de utilidades que se extienda a todas las fases de las
operaciones, pues en tales casos los diversos presupuestos parciales, como lo son de ventas,
existencia de mercancías, compras, gastos, efectivo, etc., se resumen en Estado de Pérdidas y
Ganancias, Balance General y Estado de Cambios en la Situación Financiera.
Un plan realista de utilidades constituye una de las funciones principales de la dirección en las
compañías. En todas las situaciones, un sistema de control debe basarse necesariamente en informes
de resultados que proporcionen un reporte continuo de las operaciones. Del control de dichas
operaciones se hablará más adelante.
Los presupuestos, por su naturaleza, deben ser flexibles, en virtud de que están basados en
estimaciones de acontecimientos futuros, de realización pronosticable, pero incierta por estar
sujetos a variaciones en volúmenes y cambios de métodos operativos, o bien por cambios en los
factores externos a la empresa.
Se debe entender que las bases del presupuesto deben ser fehacientes, ya que las cifras
presupuestadas deben fundarse en estudios, investigaciones y conclusiones lógicas, pues es
indiscutible que el correcto aspecto presupuestal constituye una de las mejores herramientas de
control para el hombre de negocios que lo sabe utilizar.
http://www.mailxmail.com/curso-tecnica-presupuestal-empresa/tipos-presupuestos

2. Las clasificaciones del presupuesto (principales presupuestos)


El sector publico ejecuta una gran cantidad de operaciones de ingresos y gastos para desarrollar sus
actividades, de modo que para estudiarlas y apreciar su significado es preciso darle forma a la
multitud de datos estadísticos que reflejan su sentido y alcance. Para ordenar estas informaciones,
existe un conjunto de métodos de clasificación presupuestaria única y universalmente aceptada,
pues los enfoques del análisis fiscal pueden ser diversos y requerir distintas formas de distribución
de los datos. Lo anterior significa que es posible preparar distintas cuentas gubernamentales en las
que aparecen clasificados los ingresos y gastos de acuerdo con diversos criterios.
Conforme con los avances logrados en la contabilidad fiscal, las principales cuentas
gubernamentales que pueden prepararse son:
• Las del presupuesto administrativo o convencional del gobierno
• La del gobierno general dentro del esquema de las cuentas de ingresos y producto nacionales
• Las del sector gobiernan dentro de la matriz de transacciones ínter industriales de insumo
producto
• La del gobierno en el esquema de fuentes y usos de fondos
• La del sector gobierno dentro de los esquemas de la riqueza nacional.
La mayor parte de las transacciones gubernamentales se realiza a través de los presupuestos
administrativos o convencionales anuales. Esos documentos contienen en su fase de presupuestos y
de cuentas de ejercicios cerrados, toda la información acerca de las transacciones del gobierno, las
cuales deben ser reclasificadas, ajustadas y consolidadas para preparar los datos necesarios para
confeccionar las cuentas.
Es conveniente examinar a continuación cada uno de los esquemas de cuentas gubernamentales más
significativos con el objeto de fijar sus características, su utilidad para el análisis y la formulación y
ejecución de la política del gobierno.
Clasificación de las cuentas del presupuesto gubernamental
En realidad, el presupuesto gubernamental abarca a todo el sector público y debería presentarse en
términos consolidados. Para su elaboración se tienen en cuenta los presupuestos parciales que
formulan los distintos organismos del sector público, los cuales se preparan en términos
combinados, es decir, incluyendo todas sus transacciones y transferencias intersectoriales.
A través de los presupuestos, los ministerios y los establecimientos públicos ejecutan la actividad
gubernativa contenida en los programas que han sido elaborados para cumplir las funciones que las
leyes les encomiendan. En consecuencia, las cuentas presupuestarias deben ordenarse con vistas a
facilitar la formulación, ejecución y contabilización de los programas, para la cual deben ser lo
suficientemente flexibles y numerosos a fin de facilitar dichas fases del ciclo presupuestario.
Para la planificación de las cuentas presupuestarias, deben considerarse los cuatros propósitos
fundamentales de dichas cuentas. En primer lugar, deben estructurarse de manera que faciliten el
análisis de los efectos económicos y sociales de las actividades del gobierno. Como las decisiones
gubernamentales alteran el curso de la vida económica y social de los países, es preciso que las
autoridades puedan obtener la información requerida para medir los efectos que su gestión ha de
producir. En consecuencia, la clasificación debe hacer posible el estudio de la influencia que los
ingresos y los gastos gubernativos ejercen sobre el nivel y composición del producto nacional, sobre
el empleo y sobre el ritmo de crecimiento económico, así como sobre la distribución del ingreso
nacional entre la población.
En segundo lugar, las cuentas deben facilitar la formulación de los programas que elabora el
gobierno para cumplir sus funciones. Una vez fijada la participación del gobierno en el ingreso
nacional, debe calcularse la composición de los gastos entre gastos de consumo y de capital,
ajustados los niveles de actividad con el sector privado. Las cuentas presupuestarias han de
ordenarse de manera que muestren las decisiones programadas y los cambios recomendados de año
en año. De esta forma, el congreso y el Ejecutivo sabrán, al aprobar el presupuesto, qué se quiere
hacer con los dineros públicos. Además ha de expresarse con claridad el programa de
financiamiento, detallando los ingresos tributarios, las tasas, etc., y precisando a que sectores se está
grabando.
En tercer lugar, las cuentas presupuestarias deben contribuir a una expedita ejecución del
presupuesto. El administrador del programa debe conocer la suma de recursos financieros de que
dispondrá y las responsabilidades que habrá que asumir. Es el responsable del manejo de los fondos
puestos a su disposición, y el sistema de cuentas presupuestarias tiene que permitirle aplicar sus
recursos, a lo largo del año fiscal, en forma inteligente y en función de las metas trazadas.
En cuarto lugar, las cuentas presupuestarias deben facilitar la contabilidad fiscal. El gobierno debe
llevar registro completo de las operaciones fiscales y poder así establecer las responsabilidades que
caben a los funcionarios en la recaudación de los impuestos, en la administración de los fondos y en
la disposición de los gastos. Las cuentas fiscales deben permitir establecer con precisión la
responsabilidad que pudiera asignarse a personas específicas, con el fin de evitar malversación de
fondos, fraudes, o manejos ilegales, razón por la cual las cuentas presupuestarias, junto con hacer
posible la contabilidad fiscal deben posibilitar la fiscalización efectiva por personas distintas de
aquellas a quienes incumbe la responsabilidad legal de las operaciones, a través del trabajo de
auditoria.
Planear una clasificación presupuestaria es, en consecuencia, una tarea difícil y compleja, que debe
cumplir los requisitos anteriormente expuestos, procurando no sacrificar un objetivo en aras de otro.
La información puede ser clasificada atendiendo a cinco criterios principales:
• Por instituciones
• Por objeto de gastos
• Por renglones económicos
• Por funciones
• Por programas y actividades
Clasificación por instituciones
Para precisar los sujetos de las transacciones realizadas por entidades públicas es conveniente
distinguir algunos conceptos básicos: gobierno, sector gubernamental, y sector público.
El gobierno es la organización ejecutiva o administrativa central encargada de los asuntos de un país
y se reduce principalmente al poder ejecutivo y sus dependencias. Mientras que el sector
gubernamental, comprende todos los órganos legislativos, ejecutivos y judiciales del Estado,
establecidos a través de los procesos políticos, y que comprende tanto los órganos del gobierno
central que ejercen la autoridad y cuya jurisdicción se extiende a la superficie total del país, como a
los órganos cuya jurisdicción abarca sólo una parte del territorio. El sector gubernamental abarca,
en suma, al gobierno nacional, los gobiernos provinciales y los gobiernos locales, así como los
órganos dependientes que son responsables de sus actuaciones especialmente en lo referente al
cobro y uso de sus fondos ante los organismos centrales.
El concepto de sector público es, a su vez, más amplio que el de sector gubernamental, pues abarca
no solo los organismos gubernamentales ya definidos, sino que además los organismos públicos
independientes. La diferencia entre uno y otro deriva
del grado de control político que ejerce sobre las instituciones.
Lo que caracteriza al sector gubernamental es el hecho de poseer poderes coercitivos respectos de
las personas que trabajan en las entidades que lo componen. Dentro del sector gubernamental se
destacan, en primer lugar, los poderes públicos y dentro de estos el poder Ejecutivo con sus
ministerios y departamentos administrativos. También se incluyen en él los gobiernos estatales,
provinciales y locales. Las entidades que pertenecen al sector gubernamental pueden estar
encargadas de la producción de servicios que no transan en el mercado, así como de entidades que
producen bienes y servicios que son objetos de comercio, en el primer caso se llaman entidades
gubernamentales propiamente tales, y en el segundo empresa.
Con el tiempo ha venido aumentando la complejidad del sector público, a consecuencia de la
aparición de una gran multitud de instituciones nuevas. Por ello es difícil precisar sus limites y fijar
la clase de instituciones que lo componen. El sector público está compuesto de gran número de
entidades, cuyas transacciones ejercen una influencia de primera magnitud en la economía nacional.
Los organismos que pertenecen al sector gubernamental, deberían cumplir dos requisitos:
Actuar como instrumento de aplicación de las decisiones de una entidad política, careciendo por si
mismos de facultades para decidir por su propia cuenta; reviste claramente este carácter, por
ejemplo, un ministerio y una dirección general; en cambio no se puede considerar organismo
gubernamental a un banco central, pues tiene, por lo general, independencia para adoptar sus
decisiones, no obstante que coopera estrechamente con organismos gubernamentales, como son los
ministerios de Haciendas.
Estar fiscalizados por órganos políticos y que sus recursos sean administrados con fines definidos
por esos órganos. En algunos casos los recursos financieros deben incluirse en presupuestos
aprobados por el órgano político y formar parte del presupuesto general, y en otros, especialmente
en el caso de las empresas, se hace mediante autorización de las cuentas de las operaciones
mercantiles que realizan y de la aprobación de su política de precios y de inversiones.
La estructura del sector gubernamental puede subdividirse desde dos puntos de vista principales:
uno territorial y otro institucional. De acuerdo con el primer criterio, se distingue el gobierno central
y los gobiernos descentralizados ( estatal, provincial y municipal). Conforme con el segundo, el
gobierno se compone de organismos del gobierno general, de organismos auxiliares y de empresas.
Tanto los gobiernos centrales como los estatales, provinciales y municipales, tienen organismos del
gobierno general, organismos auxiliares y de empresas.
Clasificación según el objeto del gasto
Los distintos organismos públicos necesitan adquirir diversos bienes y servicios para funcionar,
tales como servicios personales, arrendamientos de edificios, compra de estantes, adquisición de
escritorios, tinta, papel y demás materiales. Para comprar estas distintas cosas se establecen ciertas
sumas de dinero, identificándolas con los objetos a que se han destinado. La clasificación por objeto
del gasto ordena cada uno de los conceptos que se van a adquirir.
Su propósito principal es permitir el control contable de los gastos. Los conceptos de gasto son
uniformados para los distintos organismos públicos y el sistema de contabilidad fiscal controla que
ese dinero se gaste efectivamente con los fines a que se destinó. En suma, centra su atención en los
aspectos contables de las operaciones gubernativas procurando identificar el gasto incurrido en cada
comprada.
La clasificación por objeto del gasto es la base del llamado presupuesto tradicional, o presupuesto
enumerador del ítem. En este presupuesto los conceptos de gasto suelen desglosarse ampliamente,
como una expresión de la desconfianza que prevaleció durante toda una época entre el Legislativo y
el Ejecutivo y como una manera de hacer más completo el control contable de las operaciones
fiscales. En verdad esta clasificación significó un avance en su época, por cuanto permitió un mayor
control que hiciera posible evitar los desfalcos de fondos, las malversaciones, y en general el
manejo deshonesto del presupuesto. Además este sirve para establecer la composición de los gastos
públicos y determinar la estructura de la demanda gubernamental o del resto de la economía.
Permite ordenar e identificar sistemáticamente los usos que se le darán al dinero asignado a cada
programa y actividad. Por esto se debe identificar el tipo de bienes y servicios que se van a comprar
para cumplir los programas.
La clasificación del presupuesto por objeto del gasto tiene los gastos clasificados por grupo los
cuales son:
• Servicios personales
• Servicios no personales
• Materiales y suministros
• Maquinarias y equipo
• Adquisición de inmuebles
• Construcciones
• Transferencias corrientes
• Transferencias de capital
• Deuda pública
• Otros desembolsos financieros
• Asignaciones globales.
Clasificación económica de las transacciones del gobierno
Esta clasificación permite identificar cada renglón de gastos y de ingresos según su naturaleza
económica, y en consecuencia hace posible investigar la influencia que ejercen las finanzas públicas
sobre el resto de la economía nacional. La clasificación económica muestra la parte de los gastos
que se destinan a operaciones corrientes del gobierno y la parte de los gastos que se destinan a la
creación de bienes de capital que permiten ensanchar la capacidad instalada de producción de la
economía. También presenta el grado en que los servicios gubernamentales son prestados
directamente mediante la utilización de fondos invertidos por el propio gobierno en bienes y
servicios o indirectamente mediante subsidios y préstamos gubernamentales otorgados a otros
órganos encargados de prestar el mismo servicio.
La clasificación económica hace posible determinar el impacto de los gastos públicos sobre el nivel
de composición del producto nacional, así como sobre su distribución. En suma permite evaluar los
efectos económicos de los gastos público sobre el desarrollo económico y social, en la medida en
que está midiendo la inversión pública sobre la estabilidad monetaria, en la medida en que permite
mostrar el financiamiento y la política de subsidios al nivel de los precios. Esta se interesa
principalmente por ordenar las transacciones gubernamentales según la naturaleza económica de los
efectos que produce sobre la vida nacional.
Clasificación por funciones
Esta clasificación agrupa las transacciones del gobierno según la finalidad particular a que se
destinan. La finalidad se refiere a los distintos servicios prestados directamente o que sean
financiados por el gobierno. Su objetivo es presentar una descripción que permita informar sobre la
naturaleza de los servicios gubernamentales y la proporción de los gastos públicos que se destinan a
cada tipo de servicio.
La clasificación por funciones, en consecuencia, presenta los gastos gubernamentales con arreglo a
los objetivos inmediatos o a corto plazo a que se destinan, o sea, que no se consideran el impacto
que puedan tener a largo plazo y su incidencia en el crecimiento económico que puedan alcanzar. El
manual la define como un plan en el que se incluyen todas las clases de gastos establecidas por los
órganos políticos y que se relacionan en forma definida, con finalidades completas.
La clasificación por funciones cumple con la tarea de proveer al programador y al preparador
presupuestario de una visión acerca de los propósitos que el gobierno tiene en cada una de las áreas
de actividad.

http://www.monografias.com/trabajos13/clapre/clapre.shtml

1.1 Técnicas presupuestarias


En la orientación de un proceso de reforma presupuestaria es indispensable comprender el origen e
influencias que han tenido los sistemas latinoamericanos. En este sentido destacan:
. El sistema inglés, con la técnica del presupuesto por resultados (PxR).
- Los sistemas ibéricos (español y portugués) de los cuales se derivaron los denominados «presupuestos
tradicionales».
- El sistema francés con la técnica conocida como RCB tendiente a la presupuestación de entes sociales.
- Los sistemas estadounidenses que han generado las técnicas de presupuestos por programas (PxP),
sistemas de planeación, programación y presupuestación (PPBS) y el presupuesto base cero (PBC).
- El sistema holandés que ha generado el denominado presupuesto sobre una base comercial y,
- Los sistemas orientales entre los cuales destaca el presupuesto japonés (PZ).
TECNICAS PRESUPUESTARIAS
SISTEMA INGLES SISTEMA FRANCES SISTEMA HOLANDES
P x R RCB PC
Antilegal Social Comercial
SISTEMAS LATINOAMERICANOS
Legal Organizacional Empresarial
PEspañol
PPortugués PxP, PPBS, PBC PZ
SISTEMAS IBERICOS SISTEMAS E.U.A SITEMAS ORIENTALES
1.2 Evolución en las técnicas latinas
La forma en que se han ido adaptando las anteriores técnicas podrían resumirse de la siguiente manera:
a. En un inicio, los países latinoamericanos adoptaron las técnicas de presupuestación ibéricas y del
Vaticano (tratándose de algunas colonias del Caribe, la influencia fue del sistema Holandés).
b. Posteriormente, después de la Segunda Guerra Mundial, ante una Europa desbastada, con necesidades
urgentes de desarrollo y crecimiento, con insuficiencia de recursos, Francia, con apoyo del plan Marshall,
instrumentó los denominados Planes «Zogol».
c. La metodología «Zogol» constituyó la base de los modelos de desarrollo Cepalinos y de
centroperiferia, que tomaron como base la técnica del presupuesto por programas.
d. Después de la dé cada de los setenta, cuando se evidenció la denominada crisis del petróleo, y la
década de los ochenta, conocida como la década perdida, los países latinoamericanos buscaron nuevas
alternativas de gestión, a través de la adopción de técnicas como el presupuesto base Cero, el PPBS, el
presupuesto japonés y el presupuesto por resultados.
e. A finales de la década de los ochenta y a principios de los noventa algunos países l latinoamericanos
iniciaron el desarrollo de sus propias técnicas presupuestarias, que se han fundamentado en los
denominados modelos Neoliberales o de liberalismo social.
De lo anterior se puede deducir que América Latina se encuentra en el umbral de una etapa en la cual se
podría llegar a conformar una técnica presupuestaria propia de la región.
EVOLUCION TECNICAS LATINAS
IBERICO PRESUPUESTO 2da. GuerraMundial
VATICANO TRADICIONAL Francia-PlanesZogol
HOLANDES COLONIASDEL CARIBE
E.U.A. PRESUPUESTO Cepal
VENEZUELA POR Dependencista
BRASIL PROGRAMAS Modelos Estructurales y
ECUADOR Centro Periferia
E.U.A
JAPONES PBC,PPBS Crisis del Petróleo
JAPONES PZ
INGLES PxR Década Perdida
CHILE Presupuesto Modelos Neoliberales
MEXICO Latino Liberalismo Social
1.3 Evolución del presupuesto en el Ecuador
El Ecuador muestra un desarrollo «sui generis» en lo que a técnicas presupuestarias se refiere. Al respecto
se podrían enumerar los siguientes hitos:
- Ecuador fue uno de los países pioneros en adoptar un presupuesto por programas, situación que lo llevó
a utilizar un presupuesto programático plurianual y una Ley Orgánica de Administración Financiera y
Control, que en su momento estuvo a la vanguardia al constituir en toda América Latina el primer
ordenamiento legal que articulaba los sistemas de presupuesto, tesorería, deuda pública, contabilidad y
control gubernamental.
- Sin embargo, tal vez por la abundancia de recursos provenientes del petróleo, por la crisis en los precios
de los hidrocarburos en los mercados internacionales y porque hasta ahora prevalece un modelo
monoexportador, se observó durante las décadas de los 70 y 80 un retorno gradual pero constante a las
técnicas de presupuestación tradicional.
- Como resultado de la crisis económica, social, fiscal y financiera, el Ecuador durante la década de los 90
ha emprendido una serie de medidas entre las que cabe destacar:
EVOLUCION DEL PRESUPUESTO EN EL ECUADOR
PIONERO DE PRESUPUESTO Presupuesto Programático
POR PROGRAMAS Presupuesto Plurianual
LOAFyC
BONANZA PETROLERA Retorno gradual al Presupuesto
CRISIS DEL PETROLEO Tradicional
MODELO
MONOEXPORTADOR Diagnósticos FMI, BIRF, BID
La actualización de los ordenamientos legales que regulan la gestión presupuestaria y,
Una serie de medidas que atacan limitantes estructurales, entre ellas, la reforma presupuestaria y la
expedición de la Ley y el Reglamento de Presupuestos del Sector Público.
Estos hitos conllevan a un reto de la modernización presupuestaria, que deriva de tres acciones
principales:
. En primer lugar, la adopción de una política de modernización que implica, entre otros elementos: la
generación de una reforma fiscal, la incorporación de un modelo abierto hacia el mercado externo y
procesos de desmonopolización en la función pública.
. La adopción de un plan de estabilización cuyo principal fundamento sea la disciplina fiscal.
. La conjunción de un marco legal que permita generar cambios sustantivos en las relaciones que se
establecen entre los diferentes agentes económicos públicos y privados. En este marco legal destacan:
- La Ley de Modernización del Estado;
- La Ley de Presupuestos del Sector Público; y,
− Los modelos de descentralización administrativa.

B.Principios.
Las citadas características del presupuesto tradicional o administrativo (instrumento de
control y fiscalización y perspectiva temporal anual) son consecuencia directa de los principios
inspiradores de esta fórmula presupuestaria, que no son otros que los principios
económicopresupuestarios
clásicos, inspirados en la teoría económica del liberalismo. Tales principios son:
1.Principios económico-financieros. Destacan los siguientes: limitación
cuantitativa del gasto público, equilibrio presupuestario anual,
neutralidad impositiva y deuda pública autoliquidable y a largo plazo.
2.Principios políticos. Se concretan en: competencia (o principio de legalidad),
anualidad, universalidad, unidad, especialidad y publicidad.
3.Principios contables. Son los siguientes: presupuesto bruto, ejercicio cerrado,
unidad de caja y especificación.

http://www.inap.map.es/NR/rdonlyres/732AD987-A9D3-44D4-A291-
D81BDAB62E1D/0/TecnicasdeElaboracionPresupuestaria_Casta%C3%B1eda.pdf
CONTROL Y EVALUACION
El control presupuestario está formado por un conjunto de acciones que
permiten medir y corregir la ejecución, con el objetivo de que se mantenga dentro
de los límites del presupuesto aprobado. Además se miden los resultados
obtenidos según los objetivos y metas definidas en los diversos planes
institucionales.
La evaluación presupuestaria es el proceso en el cual se analiza la eficiencia y la
eficacia de los programas, en cuanto a los ingresos y a los gastos originados en su
ejecución.
La evaluación presupuestaria sirve
para:
a. Retroalimentar el ciclo presupuestario en
curso.
b. Analizar las variaciones detectadas
mediante el control y determinar sus causas.
c. Analizar la ejecución presupuestaria.
• Evaluación y Seguimiento Presupuestario
La evaluación es la fase que comprende el acompañamiento de la
ejecución presupuestaria a través de la verificación de los resultados parciales que
se van obteniendo en un período de la programación de la ejecución
presupuestaria, así como su análisis al finalizar este período. La finalidad de la
evaluación es determinar el comportamiento de los elementos del presupuesto
para detectar las desviaciones en la ejecución, y en caso de ser necesario, aplicar
las medidas correctivas en forma oportuna. En este contexto, el seguimiento y
evaluación del presupuesto público comprende las siguientes fases:
• El análisis crítico de la medición de resultados físicos y financieros obtenidos y
los efectos producidos, en función de los objetivos, metas e indicadores de
gestión correspondientes.
• La recomendación de medidas correctivas que deberán tomarse con
respecto a la utilización de las asignaciones presupuestarias en el
ejercicio fiscal respectivo, a fin de ajustar la ejecución a las previsiones
de la programación vigente.
Evaluar la gestión implica medir sistemáticamente, sobre una base continua
en el tiempo, los objetivos alcanzados por las unidades administrativas o por las
unidades ejecutoras de los programas institucionales, comparar lo ejecutado con
lo inicialmente programado a fin de disponer de información para la adaptación de
decisiones más adecuadas en el momento oportuno. En consecuencia, para
evaluar la gestión del servicio público es necesario que previamente se defina la
misión institucional, en base de la cual se formularan los objetivos que orientaran a
corto, mediano y largo plazo la acción institucional y se determinen las metas de
productividad y de gestión. La evaluación de la gestión debe constituirse en una
actividad permanente, de tal manera que permita medir el logro de los objetivos,
según los parámetros previamente establecidos.
Los indicadores de gestión constituyen los instrumentos de medición de las
variables asociadas a las metas, por tal motivo pueden ser cuantitativos o
cualitativas1, y se refieren a mediciones relacionadas con la forma o modo en que
los servicios o productos son generados por las entidades públicas.
1 Silva García, Francisco, Gerencia Pública en el Ecuador, primera edición, Quito, 2000
La información que sirva de base para la elaboración de los indicadores de
gestión debe ser recolectada a un costo razonable y con garantía de confiabilidad
necesaria, en otras palabras, quiere decir que, los resultados deben ser
independientes de quien realizada la medición.
Los indicadores deben ser conocidos y accesibles a todos los niveles de la
institución, así como al resto de entidades del sector publico y en general a todos
los usuarios de los bienes o servicios, incluido la sociedad civil.
En resumen, la evaluación que se realiza a través de los indicadores de
gestión tiene como objeto conocer respecto de la productividad y calidad de los
servicios y productos de cada una de las unidades responsables del cumplimiento
de los objetivos y metas de las entidades y organismos del sector público.
Es necesario hacer notar que, las máximas autoridades institucionales son
las responsables de establecer los mecanismos administrativos necesarios para
llevar controles y registros de la gestión física y financiera de la ejecución
presupuestaria. Al Ministerio de Economía y Finanzas sólo le corresponde verificar
en el momento que estime pertinente la existencia y corrección de dichos registros
para pronunciarse al respecto.

http://www.espoch.edu.ec/Descargas/rectoradopub/3455ae_EVALUACION.pdf