Está en la página 1de 1

Cambio climático.

El planeta se está calentando y este calentamiento global es el resultado de las emisiones de dióxido de carbono
y otros gases de efecto invernadero, procedentes de actividades humanas incluyendo los procesos industriales,
la combustión mediante gasolina y los cambios en el uso de la tierra, como por ejemplo, la deforestación.

El clima de la Tierra se ajusta de forma dinámica y cambiante siguiendo un patrón propio de un ciclo natural. Sin
embargo, este patrón lo conforma un complejo sistema en el que tienen su función; la atmósfera, la tierra, el
océano, los sedimentos, el hielo, los organismos vivos, la tierra... Cualquier cambio en este sistema, ya sea de
forma natural o inducido por las actividades del hombre, produce un efecto: el cambio climático.

Causas naturales:
Existe un gran número de factores naturales responsables del cambio climático. Los más importantes incluyen los
movimientos de las Placas, los eventos volcánicos, las corrientes oceánicas, los cometas, el Sol...

Causas antropogénicas.
La actividad de los seres humanos tiene una influencia cada vez mayor en el clima y las temperaturas al quemar
combustibles fósiles, talar las selvas tropicales y explotar ganado. Las enormes cantidades de gases así
producidos se añaden a los que se liberan de forma natural en la atmósfera, aumentando el efecto invernadero y el
calentamiento global.

Gases de efecto invernadero.


Algunos gases de la atmósfera actúan como el cristal de un invernadero: retienen el calor del sol e impiden que se
escape fuera. Muchos de esos gases se producen de forma natural pero, debido a la actividad humana, las
concentraciones de algunos de ellos están aumentando en la atmósfera, sobre todo las de:

 Dióxido de carbono (CO2).


 Metano.
 Óxido nitroso.
 Gases fluorados.
 El CO2 es un gas de efecto invernadero producido principalmente por la actividad humana y es
responsable del 63% del calentamiento global causado por el hombre. Su concentración en la atmósfera
supera actualmente en un 40% el nivel registrado al comienzo de la industrialización.
 Los otros gases de efecto invernadero se emiten en menores cantidades pero son mucho más eficaces que
el CO2 a la hora de retener el calor y en algunos casos mil veces más potentes. El metano es responsable
del 19% del calentamiento global de origen humano y el óxido nitroso, del 6%.

Causas del aumento de las emisiones.


La combustión de carbón, petróleo y gas produce dióxido de carbono y óxido nitroso.

La tala de selvas tropicales (deforestación): los árboles absorben CO2 de la atmósfera y de ese modo ayudan a
regular el clima. Si se cortan, ese efecto beneficioso se pierde y el carbono almacenado en los árboles se libera en
la atmósfera y aumenta el efecto invernadero.

El desarrollo de la ganadería: las vacas y las ovejas producen gran cantidad de metano durante la digestión.

Los fertilizantes con nitrógeno producen emisiones de óxido nitroso.

Los gases fluorados causan un potente efecto de calentamiento, hasta 23.000 veces superior al producido por el
CO2. Afortunadamente, estos gases se emiten en cantidades más pequeñas y la legislación de la UE prevé su
eliminación progresiva.