Está en la página 1de 5

Fábulas

Iván Andréyevich Krylov

Libro descargado de https://www.elejandria.com

Podrás encontrar muchos más clásicos de la literatura universal en nuestra web


Fábulas
Iván Andréyevich Krylov

Argumento
Colección de las diferentes fábulas publicadas por Iván Krylov

Pag. 2 de 5
Fábulas
Iván Andréyevich Krylov

Contenido

El cisne, el bagre y el cangrejo .............................................................................................. 4


El gato y el cocinero ............................................................................................................... 5

Pag. 3 de 5
Fábulas
Iván Andréyevich Krylov

El cisne, el bagre y el cangrejo

Un cisne, un bagre y un cangrejo a tirar de un carro se pusieron y los tres juntos se


engancharon de él; ¡Se afanan y se afanan mas el carro no marcha! La carga para ellos no
habría sido pesada: pero es que el cisne tira hacia las nubes, el cangrejo hacia atrás, y el
bagre para el agua. Quién de ellos es culpable, quién no lo es, no nos toca juzgar.

Sólo que el carro todavía está allá.

Cuando entre socios no hay acuerdo su asunto no ha de marchar bien,y antes saldrá de allí
un padecimiento.

Pag. 4 de 5
Fábulas
Iván Andréyevich Krylov

El gato y el cocinero

Cierto Cocinero, inteligente, dejó sus ollas y se hizo una corrida a la taberna (era de pías
costumbres y ese día conmemoraba a un compadre finado), y a cuidar de las lauchas lo que
había preparado dejó al Gato.

Pero al volver ¿qué ve? En el suelo restos del pastel; y Vaska el Gato en el rincón, detrás del
barrilito del vinagre, ronroneando y gruñendo trajina con el pollo.

“¡Ay, angurriento, ay, malhechor! le reprocha a Vaska el Cocinero, ¿Y no te da vergüenza, aun


de estas paredes? (Pero Vaska así y todo se afana con el pollo.) ¡Cómo! Siendo hasta ahora
un Gato honrado, te ponían como ejemplo de humildad y mira un poco... ¡ay, qué bochorno!

Qué han de decir ahora los vecinos: “¡Vaska es un taimado! ¡Vaska es un ladrón! Y a Vaska
no ya a la cocina, no hay que dejar entrar siquiera al patio, como a un lobo cebado a los
corrales: ¡es lo peor, es la peste, la llaga de estos lares!” (Y Vaska escucha, y come.)Tras
darle rienda suelta a sus palabras, mi orador no encontraba final a su sermón. ¿Y bien?
Mientras cantaba, el Gato Vaska dio cuenta del asado.

Pero yo a algunos cocineros mandaría llevar al paredón por que no gasten labia en vano
donde es preciso utilizar la fuerza.

Pag. 5 de 5

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)

También podría gustarte