Está en la página 1de 10

1. PADRE NUESTRO EN LA CALLE (A.

Cubiella-F Viejo. CD Venid a mí)

Padre nuestro que estás en la tierra


desvelado por nuestros desvelos,
hoy tu nombre nos sabe a justicia,
nos sabe a esperanza
y a gloria tu reino. (bis)
Padre nuestro que estás en la calle,
entre el tráfico, el ruido y los nervios;
que se cumpla, Señor, tu palabra
lo mismo en la tierra
que arriba en el cielo. (bis)
PADRE NUESTRO, PADRE NUESTRO
NO ERES UN DIOS QUE SE QUEDA
ALEGREMENTE EN SU CIELO;
TÚ ALIENTAS A LOS QUE LUCHAN
PARA QUE LLEGUE TU REINO.
Padre nuestro que sudas a diario
en la piel del que arranca el sustento;
que a ninguno nos falte el trabajo,
que el pan es más pan
cuando ha habido esfuerzo. (bis)
Padre nuestro que no guardas nunca
contra nadie venganza o desprecio;
que te olvidas de ofensas y agravios
y pides que todos también perdonemos.
(bis)
2. EL VIÑADOR (Gabaráin)
Por los caminos sedientos de luz,
levantándose antes que el sol,
hacia los campos que lejos están
muy temprano se va el viñador.
No se detiene en su caminar,
no le asusta la sed y el calor.
Hay una viña que quiere cuidar,
una viña que es todo su amor.
DIOS ES TU AMIGO, EL VIÑADOR,
EL QUE TE CUIDA DE SOL A SOL.
DIOS ES TU AMIGO, EL VIÑADOR,
EL QUE TE PIDE FRUTOS DE AMOR.
Él te protege con un valladar
levantado en tu derredor,
quita del alma las piedras del mal
y ha elegido la cepa mejor.
Limpia los surcos con todo su afán
y los riega con sangre y sudor.
Dime si puede hacer algo más
por su viña el viñador.
Por los caminos sedientos de luz,
levantándose antes que el sol,
hacia los campos que lejos están
muy temprano se va el viñador.
Sólo racimos de amargo sabor
ha encontrado en tu corazón.
Dime si puede esperar algo más
de su viña el viñador.
3. TÚ REINARÁS (Tradicional. F. Moreau)
TÚ REINARÁS, ESTE ES EL GRITO
QUE ARDIENTE EXHALA NUESTRA FE.
TÚ REINARÁS, ¡OH REY BENDITO!
PUES TÚ DIJISTE: REINARÉ.
1. Tú reinarás toda la vida,
trabajaremos con gran fe
en realizar y ver cumplida
la gran promesa ¡Reinaré!
2. Tú reinarás, dulce esperanza
que al alma llena de placer.
Habrá por fin paz y bonanza,
felicidad habrá por doquier.
3. Tú reinarás, reina ya ahora
en esta tierra y población.
Libra del mal a quien te implora,
Danos , Jesús, tu bendición.
4. Tú reinarás en nuestra patria
la cuál será tu pueblo fiel.
Ruja Satán con fiera hazaña.
Viva Jesús, muera Luzbel.
5. Tú reinarás, dichoso eres,
dichoso pueblo con tal Rey,
será tu Cruz nuestra bandera,
tu amor será hoy nuestra ley.
4. HEMOS CONOCIDO EL AMOR (Matéu)
HEMOS CONOCIDO EL AMOR,
HEMOS PUESTO EN ÉL NUESTRO IDEAL.
Y SABEMOS QUE, AL UNIRNOS
EN EL NOMBRE DEL SEÑOR,
DANDO FUERZA A NUESTRA VIDA, DIOS
ESTÁ.
Cristo nos convoca para ser con Él,
signo de esperanza, signo de unidad.
Para hacer presente el amanecer
de una nueva vida que comienza ya.
Juntos proclamamos el amor de Dios;
juntos compartimos nuestro mismo pan;
siempre unidos como cuerpo del Señor,
juntos en la lucha, juntos al rezar.
Hemos descubierto que la vida es
sólo una mentira si el amor no está,
porque en el amor está viviendo Dios
como fuente eterna de felicidad.
5. SALMO 71: QUE EN SUS DÍAS
FLOREZCA LA JUSTICIA (L. Bedman-D. Cols)
Que en sus día florezca la justicia
y la paz abunde eternamente.
6. UN MILLÓN DE AMIGOS (Roberto Carlos)
Yo sólo quiero mirar los campos,
yo sólo quiero cantar mi canto,
pero no quiero cantar solito,
yo quiero un coro de pajaritos.
QUIERO LLEVAR ESTE CANTO AMIGO
A QUIEN LO PUDIERA NECESITAR.
*YO QUIERO TENER UN MILLÓN DE AMIGOS
Y ASÍ MÁS FUERTE PODER CANTAR (BIS).
Yo sólo quiero un viento fuerte,
llevar el barco con rumbo norte,
y en el trayecto voy a pescar,
para dividir luego al arribar.
Quiero crear la paz del futuro,
quiero tener un hogar sin muros,
quiero a mi hijo pisando firme,
cantando alto, sonriendo libre.
Yo quiero amor siempre en esta vida,
sentir calor de una mano amiga,
quiero a mi hermano sonrisa al viento,
verlo llorar, pero de contento.
Venga conmigo a ver los campos,
cante conmigo también mi canto,
pero no quiero cantar solito,
yo quiero un coro de pajaritos.

También podría gustarte