Está en la página 1de 10

ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441

(27 de febrero del 2018)

POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

EL CONSEJO SUPERIOR DE LA FUNDACIÓN UNIVERSITARIA JUAN DE CASTELLANOS


DE TUNJA EN USO DE SUS FUNCIONES QUE LE CONFIEREN LOS ESTATUTOS
GENERALES, Y

CONSIDERANDO

1. Que la Fundación Universitaria Juan de Castellanos es una "Institución Universitaria


de Educación Superior" según el Decreto 743 del 30 de abril de 1985 del Señor
Arzobispo de Tunja y las Resoluciones números 2085 del 24 de marzo de 1987 y
1904 del 5 de agosto del 2002 del Ministerio de Educación Nacional.

2. Que el Artículo 29 de la Ley 30 de 1992, literal d., faculta a las instituciones


universitarias para “Definir y organizar sus labores formativas, académicas, docentes,
científicas, culturales y de extensión”.

3. Que la propia Ley 30 de 1992 establece que “Son programas de postgrado las
especializaciones, las maestrías los doctorados y los postdoctorados”.

4. Que el Estatuto General (Acuerdo del Consejo Superior 272 de 2010), estipula en
su principio rector que la Institución “se empeña en la formación integral del hombre,
de acuerdo con los ideales cristianos expresados en los siguientes valores: vida y
amor, fe y esperanza, verdad y belleza, responsabilidad y libertad, justicia y trabajo”
(Art. 1º).

5. Que el propio Estatuto General (Acuerdo del Consejo Superior 272 de 2010)
indica, dentro de sus campos de acción, que “de acuerdo con su carácter
universitario, la Institución desarrolla sus programas de formación universitaria por
ciclos y formación avanzada en especialización y/o maestría y doctorado, una vez
reciba el reconocimiento y acreditación necesarias para ofrecerlas, previo el
cumplimiento de los requisitos legales” (Art. 7º).

6. Que el Proyecto Educativo Universitario (Acuerdo del Consejo Superior 220 de


2005), como carta de navegación de la Institución, establece el direccionamiento
para todas las acciones de formación que se emprendan.

7. Que el Estado regula las condiciones de calidad de los programas académicos de


pregrado y posgrado con base en lo establecido en la Ley 1188 de 2008 y sus
decretos reglamentarios.

8. Que el decreto 1075 de 2015 recoge la regulación nacional sobre la educación


superior y en sus artículos 2.5.3.2.7.3, 2.5.3.2.7.4, 2.5.3.2.7.5 y 2.5.3.2.7.6
establece la naturaleza de los programas de especialización, maestría y doctorado.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

9. Que la Institución ha venido consolidando sus posgrados en el nivel de formación


y que, por la acreditación de programas académicos, puede aspirar a ofrecer
programas del nivel de maestría, lo cual implica definir su política de posgrados para
precisar los lineamientos estratégicos para los programas de este nivel académico.

10. Que el Consejo Académico, en sesión del 20 de febrero de 2018, analizó el


presente texto y determinó avalarlo y enviarlo al Consejo Superior para su estudio y
aprobación.

11. Que el Consejo Superior, en sesión ordinaria del 27 de febrero de 2018, analizó
el presente texto y determinó aprobarlo.

12. Que, en virtud de lo anterior, el Consejo Superior

ACUERDA

ARTÍCULO 1º. APROBACIÓN. Aprobar la política de posgrados de la Fundación


Universitaria Juan de Castellanos, en los términos y condiciones que expresa el
siguiente articulado.

CAPÍTULO I: MARCO TELEOLÓGICO

ARTÍCULO 2º. NATURALEZA. Los posgrados se comprenden como programas


académicos en diversos niveles de formación que favorecen la profundización en un
área del conocimiento o el afianzamiento, en distintos grados, de las competencias
investigativas en un área del conocimiento.

ARTÍCULO 3º. OBJETIVO GENERAL. Establecer lineamientos de política para el


fortalecimiento de los posgrados de la Institución, con base en el desarrollo de la
ciencia, de la tecnología y de las artes y sobre la base de la normatividad del Estado.

ARTÍCULO 4º. ALCANCE. El presente Acuerdo rige para los posgrados de la


Institución en los niveles de formación establecidos en la normatividad nacional.

CAPÍTULO II: DE LOS PROPÓSITOS INSTITUCIONALES

ARTÍCULO 5º. PROPÓSITO CON LOS POSGRADOS. Al impartir posgrados, la


Institución buscará, ante todo:
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

1. Articular los niveles académicos de pregrado y posgrado y los niveles de


formación correspondientes para garantizar el desarrollo de valores, conocimientos,
habilidades y competencias

2. Responder creativamente a las necesidades humanas, sociales, científicas y


productivas de la región y de los países, susceptibles de ser abordadas desde la
profundización en las ciencias y en las disciplinas y mediante la investigación.

3. Fortalecer los procesos investigativos y de extensión para garantizar generación de


conocimiento acorde con las necesidades de las áreas que atiende la Institución y
beneficiar al medio en el que se desenvuelve.

CAPÍTULO III. DE LAS POLÍTICAS

ARTÍCULO 6°. POLÍTICAS ESPECÍFICAS. Determinar las siguientes políticas


específicas:

SECCIÓN I: POLÍTICA SOBRE ESTUDIANTES

6.1 Estudiantes de excelencia: Los posgrados de excelencia admiten a estudiantes


de excelencia. Nuestros posgrados seleccionarán a sus estudiantes de entre los
aspirantes más avezados, mediante un sistema riguroso que permita matricular a los
mejores para profundizar disciplinariamente (especializaciones), para desarrollar
competencias avanzadas en la solución de problemas o el análisis de situaciones
(maestrías de profundización), para desarrollar y fortalecer competencias en
investigación (maestrías en investigación) y, cuando la Institución pueda hacerlo,
para formar investigadores de las más altas calidades (doctorados).

SECCIÓN II: POLÍTICA SOBRE DOCENTES

6.2 Calidad docente. Uno de los elementos que asegura la calidad de los programas
de posgrado es la altísima calidad humana y académica de los profesores. Los
programas de posgrado buscarán la vinculación de los profesores nacionales e
internacionales con altos estándares de cualificación para su fortalecimiento
investigativo y científico en general. Los programas proveerán el número adecuado
de docentes y la formación y experiencia pertinente para acompañar la construcción
y socialización de trabajos de grado y tesis, teniendo en cuenta los campos
científicos a las cuales corresponda el programa y el nivel de formación. En todos los
casos, los programas sustentarán sus decisiones en los documentos propios del
programa.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

SECCIÓN III: POLÍTICAS SOBRE PROCESOS ACADÉMICOS

6.3 Procesos académicos y lineamientos curriculares. Los programas de posgrado


se caracterizan por implementar unos procesos académicos rigurosos centrados en
la profundización sobre el análisis y resolución de problemas y de contenidos
(especializaciones y maestrías en profundización) o en la investigación (maestrías de
investigación y doctorados). Los programas orientarán sus procesos académicos y
sus lineamientos curriculares hacia la cualificación para el desempeño laboral
(especializaciones), el desarrollo de competencias investigativas (maestrías) y hacia
el desarrollo y orientación, en forma autónoma, de procesos académicos e
investigativos (doctorados).

6.4 Articulación curricular vertical y horizontal. Los estudios posgraduales se


comprenden en relación intrínseca entre sí y con los programas académicos de
pregrado, espacio de fundamentación disciplinar e investigativa. La Institución
buscará la máxima articulación curricular vertical posible entre los niveles de grado y
posgrado y establecerá las secuencias necesarias para dar continuidad a los
programas de especialización en maestrías y, en cuanto la Institución lo pueda hacer,
en doctorados. Igualmente, favorecerá la articulación curricular horizontal entre
programas del mismo nivel para aprovechar los servicios y recursos de docencia,
investigación y proyección social de manera conjunta.

6.5 Flexibilidad Curricular. Una de las características de los estudios de posgrado es


su capacidad para superar las concepciones fragmentarias de las ciencias y para
admitir diversas formas de establecer la organización de los planes de estudios, su
impartición y la reconfiguración de los contenidos y problemas abordados. Los
programas se caracterizarán por la una flexibilidad tal que, como mínimo, ofrezca
diversas líneas de profundización (especializaciones y maestrías de profundización) y
de investigación (maestrías de investigación y doctorados), el uso de propuestas
académicas de otras organizaciones académicas o de universidades de reconocida
trayectoria y la ejecución de convenios de movilidad. En este último caso, las
maestrías de profundización establecerán y ejecutarán al menos un convenio de
movilidad de estudiantes y profesores y las maestrías de investigación y los
doctorados al menos dos convenios del mismo tipo.

6.6 Acompañamiento estudiantil y tutoría académica. Los estudiantes de


posgrado requieren un acompañamiento especial y una acción tutorial de acuerdo
con el nivel de formación y con la modalidad de sus estudios (de profundización o
investigación) y la metodología de los mismos. La Institución dispondrá los
lineamientos específicos para los programas de posgrado y establecerá el marco
teleológico y los criterios de funcionamiento de la acción tutorial para los posgrados.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

En todo caso, y como parte de esta política, ninguno de los programas de posgrado
podrá postularse a la acreditación nacional o internacional del mismo sin asegurarse
de la debida implementación de estos dos aspectos.

6.7 Interdisciplinariedad y transdisciplinariedad. En el mundo contemporáneo, la


confluencia de las ciencias genera intercambios que producen enriquecimientos
mutuos lo que permite resolver los problemas reales en un ámbito inter y
transdisciplinario. Como expresión de esa realidad, los posgrados son escenarios
privilegiados para el desarrollo de estudios que implican más que la presencia de una
sola ciencia o disciplina. La Institución incentivará una estructura académica-
administrativa y una formulación curricular que permitan la gestión de programas
inter y transdisciplinarios.

6.8 Metodologías. Dentro de las actuales dimensiones educativas, las nuevas


metodologías de formación a través de procesos de autoaprendizaje se imponen con
rapidez en un mundo de alta movilidad y comunicación con el uso de herramientas
en línea. Una buena oferta de posgrados se imparten en metodología a distancia
tradicional y virtual, lo cual le plantea el reto a nuestra Institución de incursionar sin
demoras en la oferta de programas en estas metodologías, salvaguardando la calidad
académica en general y científica en particular.

6.9 De la extensión. La extensión se comprende como la integración de la


universidad con el medio (la cultura, la sociedad, la política, el mercado). La
Institución concibe la extensión como la tercera función sustantiva, mediante la cual,
unida a la docencia y a la investigación, se comunica con el Estado y con la sociedad,
especialmente en el ámbito local, regional y nacional, para recibir y aportar desde los
resultados de su construcción científica y tecnológica, sobre la base de los valores
del Evangelio. Por tanto, los programas de posgrado de la Institución mantendrán al
menos un programa o proyecto de proyección social dentro o fuera del territorio
nacional. Para tal efecto, destinarán parte de la dedicación docente de al menos un
profesor para el desarrollo del proyecto.

6.10 Programas posgraduales en convenio. La oferta de posgrados en convenio


con otras instituciones de educación superior o centros académicos y científicos de
reconocida trayectoria es un mecanismo válido para intercambiar experiencias de
generación, difusión y transferencia de conocimiento, suplir transitoriamente las
necesidades de investigación y de formación del cuerpo docente de la Institución,
establecer redes de conocimiento efectivas y, en general, para elevar la calidad y
cantidad de producción de conocimiento. Se privilegiarán aquellos programas en
convenio con los cuales, al menos parte de la producción investigativa se convierta
en patrimonio institucional, y se permita avanzar en la consolidación de los procesos
investigativos y/o en la cualificación de nuestros docentes.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

SECCIÓN IV: POLÍTICAS SOBRE VISIBILIDAD E INVESTIGACIÓN

6.11 Visibilidad nacional e internacional. Para las instituciones de educación


superior en el mundo, la visibilidad institucional tiene como una de sus fuentes
privilegiadas los programas de posgrado porque es allí donde la investigación ocurre
con mayor frecuencia y calidad. En nuestro país, la calidad es evidenciada, entre
otros aspectos, por la visibilidad de los programas en cuanto sus estudiantes y
docentes interactúan con autoridad en diversos escenarios y en redes del
conocimiento. Como consecuencia, sobre los programas de posgrado de la
Institución recaerá una carga importante de responsabilidad de la visibilidad
institucional y de los programas de niveles académicos y/o de formación inferiores.

6.12 Internacionalización. Por su propia naturaleza, los programas de posgrado


deben mantenerse al tanto de los desarrollos de punta de la ciencia, disciplina o
cuerpo de conocimientos al cual pertenece y hacer parte activa de dichas
transformaciones. Esta necesidad obliga a los programas a una actualización
permanente, a una revisión continua de sus planes de estudio y a la búsqueda de
reconocimientos internacionales que pueden pasar por colaboraciones
internacionales, programas con titulaciones conjuntas, dobles titulaciones y
acreditaciones, generación de patentes y procesos de innovación, producto de la
autorregulación y autoevaluación permanente, etc., que den cuenta de la alta calidad
de los mismos. Curricularmente, los programas de posgrado deben actualizar
permanentemente sus planes de estudio de acuerdo con las tendencias
internacionales y jalonar las tendencias del país de modo que, producto de su
excelencia, se facilite la homologación con programas extranjeros de reconocida
calidad y, en el caso de las maestrías de investigación y de los doctorados, tengan al
menos una titulación conjunta con una universidad extranjera. En el mismo sentido,
cada uno de los posgrados asegurará la exigencia de un alto nivel de segunda lengua
para sus estudiantes y dejará plasmada el requerimiento en los documentos propios
del programa. De otro lado, para favorecer la internacionalización de los programas y
dentro de ella la movilidad de estudiantes, las maestrías y doctorados promoverá el
ingreso de estudiantes extranjeros a cada cohorte, hará las gestiones necesarias para
otorgarles becas con el propósito de intercambio científico y académico, así como
para establecer acuerdos y convenios con universidades extranjeras que permitan la
movilidad de estudiantes y profesores de posgrado.

6.13 Investigación y creación artística y cultural. Para los programas de maestría


en modalidad de investigación y, cuando puedan impartirse, para los doctorados, la
investigación o la creación artística, según corresponda, es su núcleo vital. Desde
estos niveles de formación, más propiamente que desde los pregrados, brotan los
resultados de la investigación y, desde allí, se irradian hacia los demás niveles tanto
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

de posgrado como de pregrado. Para incentivar la investigación, los programas de


maestría (modalidad de investigación) y doctorado, cuando puedan impartirse,
deberán contar con una adecuada articulación de la investigación al programa y una
alta capacidad para movilizar recursos externos que aseguren publicaciones
científicas o académicas, producción de patentes y desarrollos e innovaciones
tecnológicas. Sin embargo, en las maestrías en modalidad de investigación deberán
incluir un porcentaje significativo de investigación en el marco de dicha modalidad
como expresión del interés institucional por esta función sustantiva. Las
especializaciones, por su parte, se atendrán a su función establecida en la legislación
colombiana. Las especializaciones, cuando sea el caso, y las maestrías en modalidad
de profundización, aplicarán e impulsarán la investigación aplicada como mecanismo
de intervención y solución de los problemas locales, regionales y nacionales. Los
trabajos de grado de las especializaciones –cuando apliquen, los trabajos de
investigación de las maestrías y, cuando corresponda, las tesis de los doctorados
estarán dirigidos a forjar o sostener el desarrollo integral de la región y del país,
mediante la innovación tecnológica, social y cultural.

Por otra parte, los estudiantes de especialización -cuando sea el caso-, de maestría y
de doctorado –en todos los casos-, deberán estar vinculados a un grupo de
investigación institucional, de acuerdo con las líneas de investigación que se
establezcan, garantizando para la dirección de trabajos de grado o tesis un número
apropiado de estudiantes por director, según el nivel de formación.

Como parte de la expresión del valor que la investigación tiene para las Maestrías y
Doctorados, la Institución dedicará al menos el 6% de los recursos del programa al
rubro de investigación, con destino exclusivo a la financiación interna de proyectos
de investigación.

SECCIÓN V: POLÍTICAS SOBRE MEDIOS EDUCATIVOS E INFRAESTRUCTURA

6.14 Medios e Infraestructura. La operación de los posgrados solo puede realizarse


adecuadamente cuando estos cuenten con medios educativos e infraestructura que
les permita soportar la docencia que les es propia, la obligatoria investigación y la
preparación y ejecución de la transferencia de conocimientos a la misma academia y
a las comunidades regionales y nacionales. La Institución, en el espíritu de su
responsabilidad académica y social, determinará la existencia de estas condiciones
para solicitar registros calificados nuevos y la viabilidad financiera para efectuar las
adecuaciones y/o construcciones requeridas y la adquisición y producción de
recursos.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

SECCIÓN VI: POLÍTICAS DE BIENESTAR UNIVERSITARIO Y GRADUADOS

6.15 Bienestar Universitario en Posgrados. El desarrollo humano es uno de los ejes


centrales de los procesos formativos de la Institución y los miembros de los
programas de posgrado no son la excepción. Es imperativo, institucionalmente y
para los programas de posgrado, establecer los mecanismos necesarios para
garantizar la existencia de acciones inclusivas de Bienestar Universitario, dirigidas a
estudiantes, docentes y administrativos de estos niveles de formación.

6.16 Graduados. Los graduados son el testimonio vivo del éxito de los programas de
posgrado. La Institución compromete sus esfuerzos para realizar el
acompañamiento, seguimiento y medición del impacto de los graduados, pero,
además, para para impulsar, orientar y ejecutar y difundir la producción e
investigación de los graduados de cada uno de los programas de posgrado y,
finalmente, para recibir sus aportes en el marco de la autoevaluación y
autorregulación de los mismos. Por su parte, los programas de posgrado en sus
diferentes niveles, bajo la orientación y asesoría de la Oficina de Graduados,
colaborarán en el seguimiento de sus graduados y la medición de su impacto y, a
través de un plan, buscarán realimentar sus procesos con su experiencia humana y
profesional.

SECCIÓN VII: POLÍTICA DE AUTOEVALUACIÓN

6.17 Autoevaluación. La evaluación periódica con miras al mejoramiento continuo


es una práctica común entre los programas de posgrado de excelencia en el ámbito
nacional e internacional. Especializaciones, maestrías y doctorados establecerán sus
procesos periódicos de autoevaluación, los ejecutarán con la orientación de las
dependencias dispuestas para tal fin en la Institución, haciendo un análisis real de
sus condiciones académico-administrativas e incorporarán dichos procesos la
participación de profesores, estudiantes, directivos y personal técnico y
administrativo que permita obtener los planes de mejoramiento y realizar las mejoras
correspondientes en los tiempos oportunos.

SECCIÓN VIII: POLÍTICA SOBRE RECURSOS FINANCIEROS

6.18 Financiación. La Institución realizará las inversiones necesarias para el


sostenimiento y mejoramiento de sus programas de posgrado, especialmente para
sus programas de maestría en modalidad de investigación y, cuando aplique, para
los programas de doctorado, y velará porque sus programas de especialización y de
maestría, especialmente en modalidad de profundización, obtengan los puntos de
equilibrio financieros necesarios para la prestación del servicio.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

SECCIÓN IX: POLÍTICAS GENERALES

6.19 Priorización de posgrados. Los posgrados se conciben, en general, como una


expresión de la nueva dinámica de la ciencia que, permanentemente, genera nuevos
saberes, los cuales son recogidos en este tipo de programas para gestionar las
nuevas organizaciones y los sistemas de producción. En consonancia con las
tendencias mundiales, los programas de posgrado que privilegiará la Institución
serán aquellos que se adecúen al desarrollo de la misión institucional y que, a su vez,
le permitan cualificar los profesionales de la región, fortalecer el potencial
investigativo de los mismos y de la propia Institución, como servicio a la sociedad, y
cualificar su propio cuerpo docente.

6.20 Flexibilidad de la oferta. La formación posgradual es un mecanismo aceptado


para la generación de nuevo conocimiento, requisito para el desarrollo humano de
los pueblos y para la consecución de la calidad de vida. Consecuentemente, en
desarrollo de sus funciones sustantivas, la Institución orientará sus esfuerzos a la
diversificación de una oferta de posgrados flexible, pertinente y de máxima calidad.

6.21 Posgrados para necesidades futuras. El avance de las ciencias, de las


disciplinas y de los cuerpos de investigación obliga a las instituciones de educación
superior a tener prontitud y flexibilidad en la oferta de posgrados. La Institución
mantendrá como referentes de la oferta en estos niveles de formación una visión
prospectiva que le permita crear y ofrecer programas para las necesidades futuras,
no solo en sus denominaciones sino en sus marcos curriculares, e, igualmente, para
suspender su oferta cuando los requerimientos así lo ameriten.

6.22 Publicaciones. La difusión del pensamiento académico, cultural y educativo de


la Institución y, en especial, de la producción científica de los posgrados requiere de
la consolidación de mecanismos estratégicos que los eleven a escenarios nacionales
e internacionales. En tal sentido, la Institución debe implementar un plan institucional
de difusión del conocimiento que posicione y visibilice la propia institución y, en ella,
de forma especial sus posgrados, empleando para ello su propia Unidad Editorial y
otras dependencias y recursos que sean necesarios.

ARTÍCULO 7º. VIGENCIA. El presente Acuerdo del Consejo Superior rige a partir de
la fecha de su expedición y deroga las disposiciones del mismo o inferior rango que
le sean contrarias.
ACUERDO DEL CONSEJO SUPERIOR 441
(27 de febrero del 2018)
POR EL CUAL SE DEFINE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE POSGRADOS

PUBLÍQUESE, COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

Dado en Tunja (Boyacá), a los veintisiete (27) días del mes de febrero de dos mil
dieciocho (2018).

Mons. LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA ROSA P. AYALA BECERRA


Arzobispo de Tunja Secretaria General y
Presidente del Consejo Superior Secretaria del Consejo Superior